Los políticos son usufructuarios de España, pero no propietarios

Estamos observando, estupefactos, como una banda de delincuentes políticos, e incluyo entre ellos a los peperos, en el papel de tontos útiles, que se están repartiendo lo que queda de España, como si de una herencia se tratase.

Pero da la casualidad de que nuestra Patria, que permanece unida desde hace más de cinco siglos, no es propiedad suya, sino nuestra, y al decir nuestra me refiero a los españoles de origen, no a todos los okupas que han venido en los últimos años, en número de millones de personas, y a los que regalamos la nacionalidad española, como si fuera un cromo para niños…

Una nación que no se respeta a sí misma, no puede pedir respeto a nadie, pues el reconocimiento hay que ganárselo, con seriedad y seguridad jurídica, algo de lo que carece la España actual.

El enemigo está dentro.

Los políticos, organizados en partidas, son los principales enemigos del pueblo español, y como el Conde don Julián, han abierto las puertas de la Patria a los invasores.

La situación es dantesca.

Los contribuyentes tenemos que mantener con nuestros impuestos a esos millones de extranjeros, y personas a las que se ha regalado la nacionalidad española, y que disfrutan de nuestro estado de bienestar, que están vaciando de recursos, sin que muchos de ellos contribuyan al levantamiento de las cargas.

Luego cuando va un español de origen a pedir ayudas sociales, se le dice que si tiene familia, que les pida a sus familiares, como si los parientes tuvieran  la obligación de mantener a los que estén en peor situación.

Es decir, lo que se da a los extranjeros, se está negando, al tiempo, a los españoles.

Los españoles hemos vuelto a la Edad Media: somos los pecheros que tenemos que mantener todo este despilfarro del cada vez más escaso dinero público, con una población envejecida, que yo no contribuye, sino que tiene todo el derecho a recibir la justa compensación por las aportaciones de toda una vida, mientras que los inmigrantes pasan a ser los nuevo Hidalgos de España, con todos los derechos, pero sin ninguna obligación tributaría…

Lo mismo sucede con el principal activo de nuestra Patria, esa Seguridad Social que generalizó el régimen franquista.

Tras más de tres meses de estancia, a pensión completa, en un gran hospital, he visto cómo hay alrededor de un veinte por ciento de los pacientes que son extranjeros, y que muchos de ellos, según confesión propia, no han trabajado nunca en España, o sus aportaciones son ínfimas, pese a lo cual se les trata no igual, sino mejor, que a los españoles de origen.

Los españoles no somos racistas, ni lo hemos sido nunca, pero las bandas de políticos, organizados en partidos y partidas, algunas realmente organizaciones criminales, nos van a acabar volviendo racistas.

La casta política cree que España es suya, que son los propietarios de la Patria, pero no son conscientes –o sí- de que ellos son unos simples usufructuarios de las propiedades y bienes del Estado, que son de todos los españoles, y tienen el deber de administrarlos, con la probidad propia de un buen padre de familia, como se dice en Derecho.

Y qué lejos están de actuar así la mayoría de ellos.

Habrá que exigirles cuentas, tanto por la vía política como penal, en el bien entendido supuesto de que, hoy por hoy, el poder judicial es incapaz de oponerse a los desmanes de los políticos con mando en plaza…

Hoy tenemos, por ejemplo, a un presidente del gobierno, concediendo subvenciones por más de setecientos mil euros, a la empresa familiar de sus padres, es decir, suya en el futuro.

O contratando a su mujer como “catedrática” de la Universidad Complutense de Madrid, ella que sólo tiene un triste diploma en marketing, en uno de esos centros privados que te envían el diploma contra reembolso de su importe…

O un tal Ábalos, ex ministro, que se ha hecho millonario apropiándose de fondos públicos de su ministerio para comprar trece millones de mascarillas a China, ¡a más de tres euros por unidad!.

En fin, termino ya, que me está subiendo la tensión.

https://www.graueditores.com


12 respuestas a «Los políticos son usufructuarios de España, pero no propietarios»

  1. Así es.
    Los políticos se creen los amos de la correspondiente administración pública, pero no son más que nuestros empleados.
    Y hasta que el pueblo no empiece a exigirles responsabilidades, las cosas no cambiarán.

    1. Sí, en las siguientes elecciones gewnerales, autonómicas o locales.
      Los diputados o senadores lo son por 4 años, y la mayoría o las alianzas contra natura que sufrimos en España, con separatistas, terroristas d Eta, etc., son las que conforman el gobierno.
      Pero la gente no escarmienta, y siguen votando a la PSOE, a Unidas Podemos (Joderos), etc., y cuándo acaben arruinaod en país, volverá al poder el PP, que actuará sólo con criterios económicos -y a veces ni eso-, hasta que a las siguientes elecciones sean echados otra vez or la izquierda.
      Desgraciadamente, España NO TIENE SOUCIÓN, y es hora ya de decirlo, con toda claridad.

  2. Tanto los REPUGNANTES politicastros como sus amos de la puta sinagoga de Satanás, que son los que MANDAN de verdad, están convencidos de que, uno, ellos, son nuestros AMOS; y dos, nosotros, somos vulgar GANADO estúpido, ignorante y cobarde al que pueden PASTOREAR como y cuando quieren.
    Y tienen buenas razones para pensarlo, por cierto.

    Quien, cuando dichos TIRANOS MASÓNICOS convocan elecciones, aún va a votar, es un MASOQUISTA que MERECE todo lo que le hagan.

    Por cierto, por si alguien aún no se ha enterado, el PLAN, tras las próximas elecciones generales, es conformar lo que ellos llaman un Gobierno de «concentración» o de «unidad nacional», es decir, un Gobierno MÁSÓNICO que termine de convertirnos en ESCLAVOS.

    Como el Partido Pútrido (PP) y el PSOE conformen un Gobierno con la MAYORÍA de DIPUTADOS del Congreso, que Dios nos pille confesados; pues dichos MASONAZOS TRAIDORES se verán con legitimidad para hacer lo que les dé la puta gana.

    Obviamente, estoy hablando de eso que los hijos de la viuda denominan el «gran reinicio» y el consiguiente Nuevo Orden Mundial; o sea, la ESCLAVITUD total y absoluta, el régimen del ANTICRISTO.

    ¿Queréis escupir en la cara a aquéllos que, uno, han DESTRUIDO vuestro país, y dos, llevan casi dos años tratando de ARREBATAROS todos vuestros DERECHOS con la excusa de un ridículo virus GRIPAL…?. Bien, pues NO vayáis a votar nunca más.

    Y tanto da lo que digan los GILIPOLLAS del sistema que afirman que debemos votar por cojones.

    NO con mi voto.
    Y punto.

  3. Hace muchos años que decidí NO VOTAR y no voy a cambiar.
    Enhorabuena por el artículo y por los comentarios, incluido el magnífico – por supuesto – de CRUZADO.
    TODOS los partidos corruptos, masónicos, incompetentes, asesinos o cómplices de ellos, no se merecen a los españoles.
    NO a las falsas vacunas y NO a los políticos.
    Gracias a todos y pedir perdón si a alguien le he ofendido
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací

    1. Estoy de acuerdo con lo que usted expone, ¿pero cómo piensa cambiar las cosas no votando A LOS MENOS MALOS, es decir, a VOX…?
      ¿Usted cree que van a cambiar las cosas, simplemente, poniendo comentarios en los diarios digitales?

        1. «Mejor un comentario que con suerte llegue a cientos de personas y que tal vez estas remitan a otros cientos de personas que no hacer nada.»

          Por supuesto.
          Despertar conciencias -en Internet, o donde sea- es mil veces más EFECTIVO que votar a MASONAZOS TRAIDORES financiados y dirigidos por la puta sinagoga de Satanás.

          Esto último, llevamos poniéndolo en práctica durante casi medio siglo. Y mira adónde nos ha llevado: a la puta ESCLAVITUD.

          Como dije ayer, NO con mi voto.

      1. «¿Cómo piensa cambiar las cosas no votando A LOS MENOS MALOS, es decir, a VOX…?.»

        Si la pregunta es para mi menda, decirte que yo NO aspiro a cambiar absolutamente nada.
        Me conformo con NO convertirme en CÓMPLICE del DEMONÍACO sistema que me AVASALLA y PISOTEA continuamente.

        Dicho de otro modo, NO me da la puta gana ponerme el collar de perro yo mismo.

        Por cierto, lo del «voto útil», está más sobado que las tetas de la moños.

        A otro perro con ese hueso. Conmigo, no funciona.

        A los vaCUÑAOS de Vox -por supuesto, a sueldo del SATÁNICO sionismo globalista-, que les voten sus putas madres.

        Punto pelota.

  4. Los políticos, junto con todos sus compinches necesarios (los votantes), han hecho de España algo semejante a un gigantesco resort (cada día más visitado por «turistas» extranjeros), que ya tiene poco parecido con el concepto tradicional aplicado a nuestra Patria como estado soberano. Probablemente, amparado en el secreto, eso mismo era lo que se pretendía construir desde la llegada del nuevo régimen: un colosal centro vacacional, para propios y extraños, que nada tuviera que ver con la peligrosa idea de España como nación UNA-GRANDE-LIBRE.

    ¿Lo habrán conseguido?

    1. «Los políticos, junto con todos sus compinches necesarios (los votantes), han hecho de España algo semejante a un gigantesco resort.»

      Yo, más bien, diría un gigantesco BURDEL. El burdel de la MASÓNICA Unión anti-Europea.

      Por cierto, los ex-pañoles, más que votantes, son voTONTOS. Y del culo, además.

  5. Yo ya he dejado de sentirme compatriota de los votantes y de los que no votan ,CULPABLES de
    imponernos éste RÉGIMEN,o, sistema piramidal de SACAMANTECAS TOXICOS que nos EXPLOTA ,ARRUINA E HIPOTECA ,como si fuéramos sus animales en propiedad.Ya estoy en modo ,»sálvese quien pueda «y que RECIBAN su merecido esas mayorías de imbéciles, tarados ,alienados y TELEDIRIGIDOS.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad