Los «Premios Goya» al servicio del agitprop marxista… como siempre

Los «Premios Goya» del cine español son, desde su creación, un contubernio dominado por la extrema izquierda –en España toda la izquierda es extrema desde siempre– como una herramienta más de propagar su inmunda ideología, siempre fracasada, allá donde se implantó, entre ríos de sangre y toneladas de miseria. Los Goya 2021 no sólo no podían ser otra cosa, dadas las circunstancias, sino mucho más, o sea, ya sin careta alguna; si es que alguna vez la tuvieron.

Esta fotografía de promoción de Las niñas lo dice todo

Vistas las principales películas de los Goya. Obviamente, los premios mainstreams no recompensan al cine sino a los mejores discursos:

LAS NIÑAS: alegato feminista anticlerical donde se demuestra que las familias sin hombres son menos tóxicas. Además, una chica de Barcelona ayuda a las paletas de Zaragoza a ser libres, a fumar, a cuestionar el sistema y escuchar rock radical vasco proetarra de los 80 y 90.

ADÚ: emotiva cinta sobre lo buenos buenísimos que son los menas y el drama de los que vienen en pateras contra los malos que son los policías y lo cuñaos y gandules que son los de la valla de Melilla.

AKELARRE: película de época donde en las vascongadas todas las doncellas viven libres en el campo (como en una comuna hippie colorida) y donde el Rey manda a los inquisidores a quemarlas por brujería porque creen que ese idioma raro que hablan (el vasco) es fruto de Satanás.

SENTIMENTAL: Dos parejas organizan una cena en casa y acaban hablando de lo bonito que es ser de izquierdas (en serio, dicen literalmente esa frase), de las bondades de las orgías, de la legalización de las drogas, que todos los hombres heteros deben probar sexo anal y de la represión de los orgasmos femeninos.

Mira que hay cosas interesantes y creadores españoles que no conoce ni el tato (principalmente jóvenes independientes) que les dan cien mil vueltas a cualquier cosa de estas, pero nada. Viva el discurso de siempre… por trigésima vez.

En fin. Feminismo actual, represión del estado español, bondades de ser de izquierdas, welcome refugees, policía=mala, vivan las drogas, estado fascista y Black Lives Matter.

PD.- El «ilustre nazareno» Antonio Banderas fue el organizador, guionista y presentador. No se engañen, su cofradía no le dará de baja.


2 respuestas a «Los «Premios Goya» al servicio del agitprop marxista… como siempre»

  1. Esta es la consecuencia de que desde los años 70 (por no decir desde los 60 ó incluso desde los 50) el enemigo tiene el monopolio de la producción cultural y en particular de la producción audiovisual de cine y televisión. No existe un cine nacional ni un cine cristiano, porque el que se presenta como tal, como «Un Dios prohibido» o «Encontrarás dragones» en realidad es pura basura en estado óptimo de putrefacción, peor aún que el cine de extrema izquierda declarado, porque por lo menos éste no va disfrazado.
    Es más, no descarto que el documental que se está financiando por suscripción popular para luchar contra la Leyenda Negra anti-Española titulado «España, la 1ª globalización», con guión en todo o en parte de la profesora Dñª Elvira Roca Barea («Imperofobia y leyenda negra», «Fracasología»), no descarto, y milagro será que no suceda, que contenga no pocas concesiones al sionismo y al discurso angloamericano o incluso la discurso de la extrema izquierda en alguno de sus aspectos. Milagro será. El que quiera contribuir a ese proyecto, puede hacerlo en esta enlace: https://primeraglobalizacion.es/2021/01/14/espana-la-primera-globalizacion/
    Yo tengo intención de hacerlo aunque sea con una cantidad pequeña, pero soy consciente de que algún chasco me llevaré al ver el resultado.

    El pasado 2 de febrero 2021, el Español Digital publicaba un artículo sobre el nuevo documental que se había realizado dedicado a la figura de Fernando II el Santo. Si el lector no lo ha visto, merece mucho la pena verlo.
    Creo que este es el camino, producciones cinematográficas de calidad, en principio modestas como ésta, con pocos actores y escenas muy simples, pero buscando poco a poco la realización de películas y series en toda regla. Es la única manera de invertir este monopolio de 50 años para 60 en las producciones cinematográficas de todas clases al servicio de la anti-España sin ninguna producción de contrario. ¿El por qué la Iglesia teniendo de sobra los recursos para tener una productora de cine cristiano de verdad no lo ha hecho, es algo, que viendo cómo son casi mejor que no exista esa producción porque para prostituirla mejor que no haya ninguna, basura como «Un Dios prohibido» o «Encontrarás dragones», son la prueba evidente de ello.
    Tomarse en serio la necesidad imperiosa de una producción de cine nacional, entrando en conversaciones con los creadores del documental sobre Fernando III el Santo, y aunando fuerzas con otros (como los creadores de la película sobre Garabandal, aunque éstos, sacando al Ministro Fernández Díez demuestran su escasa formación política), para un proyecto común, como punto de partida para que al menos se realicen dos producciones al año, resulta fundamental si queremos invertir aunque sea mínimamente el monopolio del que goza la extrema izquierda y la perversión sexual organizada (valga la redundancia).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad