Los presupuestos que a nadie le importan

Desde el final de la II GM, nunca en Europa occidental un gobierno había aprobado los presupuestos con la ayuda simultanea de comunistas, secesionistas y terroristas. Pasó ayer en España.

El aspecto presupuestario de la cuestión a nadie le importaba, todo el mundo sabía que su aplicación es imposible para salir de la crisis económica en la que nos encontramos. Sí eran la herramienta necesaria para ganar tiempo en el poder a cambio de concesiones inconfesables por parte de Sánchez, que por enésima vez a intentado engañar a los ciudadanos y si no lo ha conseguido ha sido gracias a sus aliados políticos.

Este gobierno ilegítimo en su origen, por su engaño preelectoral, sigue aprovechando la emergencia sanitaria para secuestrar nuestras libertades constitucionales. Tres han sido los ataques a nuestra convivencia y a nuestra existencia como nación.

El primero se ha dirigido contra nuestros hijos, al impedir a los padres la libre elección de los centros donde quieren llevar a sus hijos “los hijos no son de los padres” aseveraba la ministra del ramo, que además pretende integrar a niños con necesidad de atención especial en los centros sin esa especialización, lo que ocasionaría marginación social para las familias más desprotegidas.

El segundo ha sido contra nuestro idioma común: el español. Como si atacándole el bable, el vasco, el catalán o el castúo fueran a adquirir una mayor universalidad. Sí se facilita que los niños de esas regiones además de no sentirse libres en los recreos de sus escuelas tengan cercenadas sus posibilidades de comunicación y los de menos recursos económicos sean unos buenos paletos hasta el día de su muerte.

El tercero ha sido el cerco sobre el CGPJ, que consumaría el control sobre la magistratura que se inició con el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General, a las ordenes del gobierno como declaraba el presidente, ufano de todo el poder que acumulaba. Los españoles que le vimos pudimos comprobar que la idea que tiene Sánchez sobre la democracia, estaba muy alejada de la que nosotros tenemos desde nuestra más tierna infancia.

Resulta evidente que el camino político emprendido por el gobierno de coalición es rupturista con la legalidad vigente y que cercenando derechos fundamentales quieren hacer la Constitución inservible. Por ello los que defendemos a la nación española tenemos en la defensa de la Carta Magna la mejor herramienta jurídica para evitar el objetivo propuesto por los comunistas.

A la ilegitimidad de origen señalada hay que sumar la de gestión. El gobierno no puede vulnerar ni la letra ni el espíritu constitucional, al hacerlo está dando un golpe de Estado. La Transición fue una labor de todos para alumbrar un sistema democrático, basado en la tolerancia, la libertad y el Estado de Derecho y no debemos permitir que unos arribistas, algunos dirigidos desde el exterior y la mayor parte sumidos en la corrupción y el medro personal traten de arrebatarnos nuestra identidad, nuestra nación y nuestra libertad.

Rebelarse contra la deriva gubernamental es una obligación para todo patriota. Oponerse al golpe de Estado, no es darlo es defender la Constitución y aunque esta necesite retoques, hoy por hoy es el mejor elemento jurídico que tenemos para evitar una república chavista. Nuestra lucha y resistencia a la tiranía del Poder sí que es legítima.


3 respuestas a «Los presupuestos que a nadie le importan»

  1. Es evidente que por la vía d ehecho, vamos hacia un cambio de régimen.
    Que nos deparará el futuro, no lo sé, pues no soy adivino, pero tengo los peores augurios.
    A corto o medio plazo, veo la separación de Cataluña y el País Vasco de España, pero eso sí, no sin antes exigir una «independencia subvencionada», como diría don Amando de Miguel…

  2. Magnífico artículo. Yo recomendaría a estas gentes que, como dice Carmen Maura, no parece que se hayan leído un libro entero en su vida, que se lean sólo un artículo de nuestra Constitución, solo uno, el número 8, que dice textualmente:
    Artículo 8.
    Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.
    Sras.y sres, he leído bien?
    INTEGRIDAD TERRITORIAL Y ORD.CONSTITUCIONAL… echo de menos al Rey Felipe IV en estos tiempos tan borrascosos.

  3. También me gustaría que me volvieran a explicar algunos conceptos de 1º de Derecho, ya que hay varios juristas entre los ministros de este desgobierno.
    Conceptos como » legalidad y legítimidad» o como «fraude de ley» , o como se llamaba cuando se utiliza una ley contraviniendo el espíritu por y para el que fue dictada.. En fin, algunas juristas «expertitudas» parece que ese día no fueron a clase ni tampoco a la clase de lengua,. Yo me considero también muy ignorante y poco preparada y por eso no me atrevo a gestionar las vidas ajenas.. Pero esta gente que nos controla, me dan vergüenza ajena, por no decir, repugnancia. Esa está en el diccionario Sra., Calva, que lo he mirado. No quieran hacer al pueblo más ignorante que ustedes, se lo ruego. Con todo su poder, que les hemos prestado el pueblo, Intenten hacer de nosotros mejores personas, mejor preparadas para el futuro y sus conciencias, si es que las hay, les dejarán dormir tranquilos. Si no, antes o después, el imsomnio les traerá arrepentimientos nocturnos por sus deplorables actuaciones.. Un sueldazo de ministro no vale tanto como una vida inocente. Esta en sus manos trabajar para el bien así como dimitir si se saben de sobra incapaces para encomienda de tal calibre. Si solo uno dimitiera después de lo que llevamos viendo tantos meses, ese tendría todo mi respeto. Ojalá pero creo que no. Poderoso caballero es don dinero… Y como envilece a algunos señores, sras..

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad