Los verdaderos «Estados gamberros»

Algunos atribuyen a Henry Kissinger la creación del concepto de «Estado gamberro», que otros denominan «Estado canalla» (rogue state), según la cual lo sería aquel Estado que, por sus prácticas agresivas, torticeras y vulneradoras de las más básicas normas internacionales, provoque inestabilidad regional, conflictos e incluso guerras buscando beneficiarse a costa de otros. Al parecer, Kissinger se refería en su momento a la Francia de Napoleón, pues es en su tesis doctoral dedicada a Metternicht donde dicen que aparece por primera vez tal concepto, bien que como tal tesis la realizó en 1957, parece que en realidad, aunque sin nombrarla, tiraba contra la Alemania de Hitler.

En la actualidad, tan ambiguo como resbaladizo concepto define a los países con regímenes dictatoriales o autoritarios que practican el terrorismo, vulneran los derechos humanos e impulsan la proliferación de armas de todo tipo. Si unimos ambas descripciones, podemos concluir que, con independencia del régimen político, un «Estado gamberro o canalla» es aquel que por sus actuaciones es una amenaza para la paz en su entorno o en el mundo. De acuerdo con lo dicho, y por mor de la supremacía imperialista que hoy por hoy siguen ostentando los EEUU, los cuales se han arrogado la potestad de emitir carnets de decencia o de gamberrismo según su criterio, Washington tacha de gamberros y canallas a Rusia, Irán, Corea del Norte, Afganistán y Siria; en su día también lo hizo con el Irak de Sadam Hussein y a la Libia de Gadafi.

Pues bien, si volvemos a la mejor definición de «Estado gamberro o canalla», es decir, aquella según la cual tales apelativos deben ser aplicados a los países y/o regímenes que vulnerando las normas internacionales, practicando el terrorismo,violando los derechos humanos, impulsando la proliferación de armamentos, provocando conflictos e incluso guerras y todo con el único fin de beneficiarse, no cabe duda de que estamos hablando, sobre todo, de… los propios EEUU, de los demás miembros de la OTAN, y de Israel, y ello porque basta echar un vistazo a la historia de después de la II Guerra Mundial –si fuéramos más atrás también–, para concluir que los citados son en realidad los verdaderos «Estados gamberros o canallas». Y podríamos añadir que Kissinger, si fue quien primero definió tal concepto, es asimismo un gamberro y un canalla, porque cuando ocupó tan altas responsabilidades en la política norteamericana cumplió con todas y cada una de las premisas para poderle asignar dichos apelativos.

Bases de la OTAN en torno a Rusia

Los EEUU y la OTAN, entre las décadas finales del siglo XX y las que llevamos del XXI han provocado y/o intervenido directa o indirectamente en conflictos y guerras cuyo terrible balance es de 385.000 víctimas civiles y cerca de 38 millones de desplazados. Entre algunas de las guerras más sonadas en las que han intervenido están los 17 años de la de Vietnam, que terminó además en una bochornosa derrota (hoy Vietnam vive en paz y prospera); Yugoeslavia, cuya disgregación se hizo a costa de Serbia de siempre aliada de Rusia y cuya capital Belgrado fue bombardeada sin parar durante dos meses y medio y todo ello además contra resoluciones expresas de la ONU; la invasión de Irak, buscando unas armas de destrucción masiva que se sabía y se dijo por activa y por pasiva que no tenía –entre 2001 y 2003 el gobierno estadounidense hizo 935 declaraciones falsas sobre Irak, 260 de ellas directamente por el Presidente Bush (según un estudio conjunto de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y el Fondo Estadounidense para la Independencia del Periodismo)–; los 20 años en Afganistán, que terminaron saliendo a uña de caballo de él dejando a los mismos que dijeron que iban a echar; la Primavera Árabe, que derribó varios gobiernos legal y democráticamente elegidos eliminando de facto prácticamente todos los enemigos habituales de Israel; Siria, que ha quedado destruida y troceada habiéndose comido Turquía –miembro de la OTAN– buena parte de ella; y ahora Ucrania, utilizada sin ninguna conmiseración como puching ball para impedir el renacer de Rusia, cortar de raíz las tentaciones de los países europeos occidentales de desligarse parcialmente de los propios EEUU y acaparar por parte de éstos la mayor parte posible del mercado energético del cual se están beneficiando de manera exponencial gracias a lo dicho y al repugnante tiranozuelo y perfecto títere ucraniano. Si a lo dicho unimos que la industria armamentística norteamericana es el motor principal de tal país, por lo que la proliferación de armas de todo tipo es su gran negocio, que cuando le ha interesado no ha dudado en impulsar golpes de Estado para colocar o quitar a su antojo gobiernos y dictadores, que tampoco ha dudado en practicar el terrorismo –último caso el atentado contra los gasoductos Nord Stream– y que cuando le viene bien vulnera los derechos humanos sea a través de sus lacayos, sea directamente entre muchos en Irak con el escándalo Abu Ghraib, y que ya sabemos que «EEUU no tiene amigos, sino sólo intereses» (John Foster Dulles dixt) por lo que en política internacional incumple lo firmado antes o después (no disolución de la OTAN en 1991, expansión de ella al Este, los acuerdos de Minsk fueron sólo una treta para ganar tiempo según Merkel y el ucraniano Poroshenko), creemos tener aún más razón al afirmar que son los EEUU el principal Estado gamberro y canalla que existe sobre la faz de la Tierra, la mayor amenaza para la paz mundial actual, desde hace décadas y futura si no cambia la cosa.

De Israel para qué hablar no sólo en su zona, ahí está el asunto palestino sin resolver a pesar de las resoluciones de la ONU, sino también porque el lobby sionista es de siempre la mano que mece la cuna, la que amamanta, la que adoctrina y la que en definitiva mueve a los EEUU que no dan un paso que no sea previa decisión de él.

Si observamos la práctica totalidad de los conflictos y guerras en vigor, de una forma u otra, más o menos, directamente o a través de terceros, observamos que en todas y cada una de ellas está la zarpa estadounidense, así como en los cambios globalistas que nos imponen, bien que con la colaboración de nuestros dirigentes de todo color, porque parece que no hay ni uno que no se someta, consciente o inconscientemente, por activa o pasiva, de buen o de mal grado, con beneficio o sin él, a ellos.

PD 1.- Mientras los EEUU y la OTAN grita indignados contra la invasión rusa de un país soberano como es Ucrania, no es que callen, sino que van más allá y apoyan de palabra y de obra la de Marruecos en el Sahara vulnerando las resoluciones de la ONU y las sentencias del Tribunal Internacional de La Haya.

PD 2.- Observen como poco a poco los EEUU y la OTAN calientan un nuevo conflicto ahora con China por medio de Taiwan.


4 respuestas a «Los verdaderos «Estados gamberros»»

  1. AMÉN.

    En el caso concreto de Estados Unidos y SUS DIFERENTES GOBIERNOS, yo distingo entre lo que es efectivamente la sociedad estadounidense y SU REPÚBLICA (más o menos, democrática) y el llamado imperio anglosajón. Entre las potenciales víctimas de este último, incluyo a los propios norteamericanos. No pocos ciudadanos de aquel país, piensan lo mismo o algo parecido.

  2. El imperio anglo sajón es equivalente al romano, en cuanto a cultura dominante, donde el huésped marrano/sionista medra. USA, el Reino Unido son y el resto de los países anglo sajones creen gobernarse a si mismos, pero se equivocan o quieren equivocarse, porque solo tienen la suerte o la desgracia de vivir donde los amos, donde reina el mal, y desde donde se extiende al resto del mundo. El cristianismo doblegó aquel primer imperio, haciéndolo suyo a través de los humildes mártires gracias al Cristo como dijo Daniel, convirtió a muchos. Y como dijo Daniel, y el propio Cristo, eso no volvería/volverá a pasar porque todo va a ir a peor hasta el final del tiempo de las naciones (independientes).
    El socialismo, en último término comunista, siempre se ideó y financió desde el capital, desde la avaricia y el predominio de los que se tienen por elegidos de antemano, lo que les permite utilizar cualquier medio. Es su auto engaño contagioso, vivimos una mentira que crece como bola de nieve monte abajo.

  3. estados hundidos la puta de israel. vertedero de criminales pobreza y reemplazo etnico. el 33% son europeos el otro 33 hispanos y el otro 33 son negros. las estadisticas etnicas son una farsa y una mentira. hay muchisimos mas negros e hispanos que lo que dicen las estadisticas oficiales. los ‘blancos’ ya han sido sustituidos por negros. drumpf es un borracho puta de israel. en estados hundidos todo esta controlado por israel. educacion mariconaza y adoctrinan lgbt mariconadas y culto a los negros y a sus amos la mafia judiada y antieuropeismo. lobby pedofilo y reemplazo racial total. estados hundidos la puta de israel no tiene ni soberania y es un basurero acabado. tasas de crimen y pobreza increibles. un puto basurero de mierda totalmente controlado por israel. tan cobardes y vendidos como en china comunista. drumpf el borracho lameculos de la mafia y amos israelies. y biden el viejo pedofilo lider del lobby maricon pedofilo. estados hundidos la puta de israel es peor que un chiste muy malo. muchos paises americanos no llegan al nivel de crimen, violencia y podredumbre que tiene estados hundidos de israel, Jewsa. un vertedero totalmente acabado desde hace decadas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad