Lutero y su mundo, por Elvira Roca Barea

Todo sobre Lutero, el gran heresiárca, cabeza de la primera gran revolución contra Dios y la Iglesia, que de «reforma» no tuvo nada.


2 respuestas a «Lutero y su mundo, por Elvira Roca Barea»

  1. Dice la anglófila:
    «La verdad… No voy a decir que nos hace libres, porque eso no es cierto…». Cierto, si se refiere a la verdad cotidiana, con minúsculas. Se equivoca, si se refiere a la Verdad( y solo hay una ), que si nos hace libres, sin ninguna duda. ¿Y, que es la Verdad?, el Reino. El que de verdad, busca al Padre( a la Verdad ), termina encontrándole; porque el Padre le encuentra antes, y desde siempre; nunca mejor dicho.

    Lutero fue un marrano precursor del sionismo; es decir, de emplear a los judíos como carnaza en beneficio de los judíos marranos; de la élite usurera que dice representar a todos los judíos. En la línea de los futuros( por entonces )Protocolos; con una hipocresía sin límites, se hizo pasar por un fraile católico agustino, tachando de marranos a los( católicos )españoles. O sea, y como pasa con esta basura( y sus excrecencias )hoy igualmente, tachan al prójimo( a sus víctimas )de lo que ellos son y hacen; lo peor. Le faltó tiempo para empezar a encizañar todo junto con sus compadres en el resto de Uropa; la antigua Cristiandad romana.

    No por casualidad, como dice Buhigas, el gnosticismo/protestantismo de Lutero sirvió de inspiración al nazismo, en la persecución, ( haciéndoles el juego )como antítesis necesaria, de los judíos. Siendo así que, no fue Herzl el verdadero fundador del sionismo antijudío, sino Lutero, que en 1543 ya proponía acciones muy represivas contra los judíos; aunque tampoco, porque es una vieja constante, pasando por Zebi. Es decir, contra los judíos de a pie y contra el Cristo; típico. El marrano internacional se encargó de que todo cuadrase, la tormenta perfecta, a la que se apuntaron rápidamente los que podían sacar partido, como los príncipes alemanes. No hay que olvidar que por allí recaló igualmente la dinastía sefardí de lo Rothschild, y que allí los mayores de Weishaupt infiltraron las mayores universidades cristianas de jesuitas.
    El marrano siempre fue un bloque bien conjuntado, aun en medio de su dispersión. Promotor del humanismo al servicio de la destrucción de la Cristiandad, justo cuando la Católica España rompía sus cadenas( y extendía la fe a los confines del orbe), las que le puso el marrano siglos antes.

    Las monsergas de Lutero no son originales, pues se repiten como el ajo los gnosticismo seculares con sus sacrificios humanos de todo tipo. Zebi, Lutero, Marción, Mani, etc.; las manoseadas herejías todo igual; la misma basura que llega a nuestros días corregida y aumentada.

    Buhigas pg104, Los Protocolos:
    Max Weber en «La ética protestante y el espíritu del capitalismo» afirma que el Calvinismo( otro que tal baila )armoniza a la perfección con los intereses comerciales. Por eso lo considera el impulsor del Capitalismo( liberaloide ); es decir del Mammonismo. Los intereses del marrano impulsaron esa religión que llevaba al trabajo sumiso y a la explotación deshumanizada( si no se le frena con el Cristianismo )del genero humano; lo que se llama Capitalismo salvaje( que será, ya es en el pseudo comunismo Chino; lo que gobierne en realidad a los borregos en nombre del pueblo; es decir, la granja/explotación humanoide atea/esclavista ).

    Carlos I(1500-1558). ¿Quién estaba detrás de la corrupción de la oligarquía alemana que rechazó a su hijo Felipe(1527-1598), rechazando así la recién conseguida unión de los dos imperios cristianos/cristianizantes( católicos ) materializada en su padre( el potencial y el establecido )? No por casualidad fueron separados ambos en la sucesión de Carlos; momento clave, donde el marrano no podía faltar/fallar. Como no falló con su exabrupto Lutero(1483-1546). O cuando la Cristiandad se convirtió en la pagana Uropa tras la Guerra de los 30 años, todos contra el Cristo, ramera francesa incluida y con la invitación estelar del turco . Punto de inflexión histórico y de la humanidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad