Marruecos superpotencia militar en nuestras narices

Un diplomático español destinado en Casablanca  (años 90) advirtió un día que habían desaparecido varias joyas de su mujer. Llamó al comisario con el que mantenía buena amistad. El funcionario se presentó en la casa, informándole nuestro diplomático que no se había tocado nada por aquello de no desvirtuar el escenario. El comisario pidió al diplomático que reuniera al personal marroquí de servicio en la casa que eran una cocinera, un chofer y un jardinero. Intercambió unas breves palabras con ellos en su idioma. Le pidió al diplomático que le llevara a su despacho, lo que también hizo la cocinera por indicación del agente. Nada más entrar en la estancia los tres, el comisario cerró la puerta y sin más preámbulo le soltó a la cocinera un puñetazo en la cara de tal calibre que la proyectó contra la pared. La cocinera, en el suelo, noqueada y chorreando sangre por la boca, balbuceó unas palabras. El comisario rogó al diplomático que le acompañara a la buhardilla de la casa y allí, tras un ladrillo, estaban las joyas. Entonces el comisario le dijo al diplomático que se llevaba a la cocinera a la comisaría donde la detendría dos o tres días. El  diplomático, horrorizado, percatándose de lo que le esperaba a la cocinera, le rogó que no lo hiciera, que se habían recuperado las joyas, que por su parte no había problema, que la cosa quedaba en nada. Entonces, el comisario, mirando despectivamente al diplomático, al tiempo que esbozaba una sonrisita sarcástica, le dijo: «No nos comprendéis».

Mohammed VI junto con su primogénito y heredero Hassan III

Marruecos tiene tomada una decisión de enorme calado no sólo militar, sino también político. Y es que cuando se es serio y se vela por los propios intereses ambas cosas van de la mano. La decisión es muy clara: fortalecerse para conseguir ser potencia militar hegemónica en la zona y en el mundo al que por razones obvias pertenece, a fin de sustentar su política pensando en el futuro, es decir, en el momento en que el actual sátrapa alauí desaparezca, de forma que se consolide su heredero y con él la monarquía, para lo cual precisará una victoria que le acredite ante su pueblo. Hassan II utilizó la absorción del Sahara, el sucesor de Mohamed VI tomará Ceuta y Melilla. Así, el mensaje será claro y diáfano para su propio pueblo, para sus «cocineras»: si esto hago y consigo con los de afuera –en particular España–, imaginaos lo que os puedo hacer a vosotros si no os sometéis.

Venimos dedicando varios artículos a seguir la trayectoria armamentística marroquí (AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ), no sólo por lo llamativo e injustificada de la misma, sino porque Marruecos es nuestro enemigo del Sur, y además amenazador, agresivo, decidido e importante, pese a que nuestros mediocres y estúpidos políticos o no se lo crean o, pero aún, prefieran optar por creer que no lo es. Y es que el comisario marroquí tenía razón: todavía no les comprendemos.

Dron de última generación con tecnología RQ4

El pasado mes de Octubre, Marruecos dio un paso decisivo en su carrera armamentística, así como en su decisión política. Rabat firmó con los EE.UU., ahí es nada, un acuerdo marco de diez años de duración por el que incluso adquirirá el novísimo caza F-35. El importe es astronómico, máxime para un país como Marruecos: 10.000 millones de dólares anuales. De esta forma, Marruecos se consolida como el mayor y mejor cliente de los EE.UU. en lo que a material militar se refiere de todo el Norte de África y buena parte de Oriente Medio. Además, Marruecos tendrá de parte de EE.UU. en África la exclusividad de los F-16 mejorados, los Cougars 6×6 y los misiles tierra-aire de largo alcance MIM-104 Patriot. Será también uno de los 22 países a los que EE.UU. proporcionará misiles aire-aire de alcance medio avanzado AMRAAM. Y para más abundancia, EE.UU. potenciará la industria militar marroquí, entre otras cosas transfiriéndole la tecnología necesaria para la fabricación de vehículos aéreos no tripulados de vigilancia y ataque, o sea, los más importantes y avanzados drones militares norteamericanos.

Lo anterior, además, supone una clara apuesta norteamericana por la continuidad y estabilidad marroquí, lo que deja entrever que no apuesta ni un chavo por la nuestra, por lo que busca «amigos» que sean de fiar, lo que a la vista está que la España de esta época no lo es ni parece que lo vaya a ser, lo que refuerza aún más a Rabat de cara al futuro, en la misma proporción que nos debilita a nosotros.

Además de lo anterior, hay que tener en cuenta el inteligente y eficaz uso y abuso que hace Marruecos de los «migrantes» subsaharianos y propios, con los cuales nos inunda, desnaturaliza, crea graves problemas sociales y… construye una «quinta columna» para cuando sea preciso; el restablecimiento del servicio militar obligatorio; el cordón económico que impulsa en torno a Ceuta y Melilla para asfixiarlas y… nuestra lamentable situación interna en todos los órdenes.

Que en España todo lo dicho se sabe, pues como ven no es un secreto, está claro, pero que por estos páramos andamos como andamos tampoco lo es, y no sólo nuestros políticos, sino también nuestros «aguerridos» militares cuyos mandos superiores siguen en lo que llevan desde hace décadas: «hacer la carrera», dar lustre a las poltronas y mucho postureo mientras afirman que «defienden» a España… en lugares cuanto más remotos mejor, al tiempo que se llenan los bolsillos de dietas.

Los conflictos, más aún las guerras, se ganan o pierden antes de empezarse, porque según se esté preparados así irán. ¿Quién gana un enfrentamiento, una batalla o una guerra?… quien menos errores y menos graves cometa y mejor aproveche los de su oponente comenzando por los previos al desencadenamiento de las hostilidades. El que tenga oídos que oiga.


7 respuestas a «Marruecos superpotencia militar en nuestras narices»

  1. Este autor B. Díaz del Castillo, y el Coronel D. José Mª Manrique (principalmente, pero en mucha menor medida también otros) y esta página de «El Español Digital» están alertando , gritando en el desierto una y otra vez, de la que se nos avecina, de la tragedia que se está gestando en España de una guerra de agresión que Marruecos está preparando contra España y contra las ciudades de España, y aquí todo el mundo mira para otro lado, empezando por el Rey que parece que lo que pasa en España ni le va ni le viene y que él mismo asume y acepta que le ninguneen y que cualquier día el Gobierno lo mande ir a por tabaco o a traer unos cafés y allá que é irá solícito, y las FFAA y todos los demás incluida la gente, porque esto a la postre a quien afecta de verdad es a la gente que tiene más papeletas de ser masacrados en un bombardeo que el Gobierno metido en sus bunkers de lujo.
    ES tremendo ver cómo se va gestando todo esto, y se ve venir con la perspectiva de años, y aquí no se hace nada. Se avecina el drama para España, como en 1898 con Cuba , Puerto Rico y Filipinas, y vamos a dar lugar al desastre, al nuevo desastre del 98, para luego llorar como lloramos entonces y como Boabdil lloró al perder Granada.
    Gracias al autor por tocar alarma con este artículo aunque sea una vez más predicar en el desierto, y gracias a El Español Digital, por publicarlo. Cuánta responsabilidad hay en los que por razón de sus cargos deberían evitar esto y están en la comilona decimonónica de Pedro J Ramirez.

  2. Desgraciadamente, presiento que todo lo que dice el autor, de una forma magistral, es verdad, la dura verdad…, que muchos españoles no quieren oír.
    Y también presiento que el todavía Rey no moverá un dedo -es una persona sin carácter, y como decía mi madre, una persona sin carácter no vale nada-, y la castuza política, falsa y traidora, que sufrimos, todavía menos.
    Con este DESGOBIERNO, o MALGOBIERNO, Ceuta y Melilla, y los islotes del Norte de África, ESTÁN PÉRDIDOS.
    ¡Y nos podremos dar con un canto en los dientes si conseguimos SALVAR LA ISLA DE ALBORÁN!
    Es lo que pasa cuando se tiene un gobierno de mierda, enemigo de España y de los españoles…

    1. Un Gobierno de mierda y lo que todavía es peor: una sociedad de mentecatos, donde «la imbecilidad social» es la regla general que define en toda su crudeza realidad y con total nitidez la sociedad española, y este Gobierno de mierda (que ojalá fuera sólo el Gobierno, pero que es mucho más empezando por el Rey y por todos los poderes e instituciones básicas del Estado son que se pueda salvar ni una sola) , y de tal sociedad basura tal Gobierno basura. Nosotros somos una minoría, el resto está inserto en la estupidez más absoluta aj nos a lo que se les viene encima.

    2. Observo que me he comido una parte del comentario y lo repito poniendo ahora la parte que por un lapsus he omitido:
      He querido decir que:
      Un Gobierno de mierda y lo que todavía es peor: una sociedad de mentecatos, donde «la imbecilidad social» es la regla general que define en toda su crudeza realidad y con total nitidez la sociedad española, y este Gobierno de mierda (que ojalá fuera sólo el Gobierno, pero que es mucho más empezando por el Rey y por todos los poderes e instituciones básicas del Estado son que se pueda salvar ni una sola), es la consecuencia y el reflejo de esta sociedad de mentecatos, y de tal sociedad basura tal Gobierno basura para representarla. Nosotros somos una minoría, el resto está inserto en la estupidez más absoluta ajena a lo que se les viene encima.

  3. ¡¡¡Pero si están a punto de robarnos cataluña y vascongadas e incluso galicia!!!! (eso ni con un millón de soldados marroquíes lo podrían lograr, al final simplemente nuestros enemigos externos se aprovecharán de un moribundo agonizante)… y aquí dentro en manos de nuestros peores enemigos 40 años.

    Es el enemigo interno, claro, pero la salida es difícil ya que el sistema partitocrático socialdemócrata masónico sin separación de poderes y con el poder en la cúpula de unos pocos partidos traidores es difícil de echar abajo, y además no está claro qué ó quién lo sustituiría. Es por todo lo anterior que sólo nos queda REZAR. Rezar y hacer nuestra pequeña parte… cada uno de nosotros somos una España en pequeñito, no ofendamos a Dios y cumplamos con nuestra misión en esta vida lo mejor que podamos… y que la Virgen María, el apóstol Santiago y todos los santos de nuestra historia intercedan por esta piel de toro, y que nuestro Señor Jesucristo se apiade de nosotros, Su España, a pesar de la terrible apostasía, aberraciones y traiciones de nuestro pueblo y de nuestra jerarquía durante los últimos 40 años.

    Hace 80 años fue así, y España finalmente se salvó… con muchos miles de mártires, héroes y caídos, pero se salvó por la ayuda de Dios. Recemos para que Dios no nos abandone, y nosotros por nuestra parte nunca le demos la espalda con ingratitud y olvido, más bien al contrario volvamos a Él con todas nuestras fuerzas.

  4. A pesar de la extraña carrera armamentística en la que está enfrascado nuestro incómodo vecino del sur (patrocinado todo -además- por nuestros mejores «amigos y aliados», como siempre), lo más inquietante para mí es la quinta columna que ya tenemos instalada en el suelo patrio. Y no me estoy refiriendo a la población de origen magrebí, como justamente podría pensarse, sino a los aproximadamente cuarenta millones de zombis (descontados los extranjeros) que conforman la sociedad española actual; con las debidas excepciones de rigor, por supuesto. Esa es la más poderosa «arma» de que dispone Marruecos en el momento presente, y lo que más me preocupa.

  5. Solo unas mínimas puntualizaciones:
    Usa (y la perfida Inglaterra siempre antes, así como Francia casi siempre), no ha sido JAMAS amigo nuestro.
    Y no solo peligran las Plazas y Peñones, TAMBIÉN CANARIAS, cuyas aguas ya nos han robado

    Y, ¿por qué no?, un pedacito o todo el Al-Andalus (menos Portugal sajonizado)

    Pero, dentro de lo terrorífico, cuanto antes se desencadene ese ataque, antes tendremos la oportunidad de defendernos de los enemigos internos (primero) y externos

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*