Mártir Bartolomé Blanco Márquez (100)

Bartolomé Blanco Márquez

Bartolomé Blanco Márquez (Pozoblanco 1914 – Jaén 1936) Huérfano de madre a los 4 años, quedó también huérfano del padre a los 12, viviendo con sus tíos, debiendo entonces dejar la escuela para comenzar a trabajar como sillero.

Cuando en Septiembre de 1930 llegaron al pueblo los salesianos, Bartolomé Blanco comenzó a frecuentar el oratorio, ayudó como catequista y creció en su formación intelectual, cultural y espiritual. En 1932 se fundó en Pozoblanco la Juventud Masculina de Acción Católica, de la que fue secretario. En enero de 1934 en Madrid conoció a Ángel Herrera Oria, futuro Cardenal, quien le facilitó su participación en el Instituto Social Obrero madrileño. Esto le permitió viajar junto a otros compañeros por Francia, Bélgica y Holanda para conocer de cerca las diferentes organizaciones obreras católicas. Nombrado delegado de los sindicatos católicos en la provincia de Córdoba, fundó ocho secciones.

El inicio de la guerra le cogió haciendo el servicio militar en Cádiz. En un permiso volvió a su localidad natal, donde los cambios de la contienda hicieron que finalmente fuera detenido el 18 de Agosto de 1936 por los frentepopulistas dueños ya del pueblo, los cuales conocían de sobra su activismo católico de siempre. El 24 de Septiembre fue trasladado a la cárcel de Jaén.

El día 29 fue sometido a una parodia de juicio en el que se defendió con la elocuencia que le era innata, afirmando su condición de obrero, pero también la de católico. Debido a su capacidad oratoria, así como a su condición de obrero, durante aquella mascarada sus «jueces» intentaron ganárselo para la causa del Frente Popular, lo que no lograron, dejando siempre en evidencia Bartolomé Blanco la absoluta incompatibilidad del marxismo-leninismo revolucionario de tal movimiento ideológico con el catolicismo.

En prisión, y sabiendo que estaba sentenciado, escribió a sus familiares varias cartas. Entre ellas deslizó frases que aún hoy son icónicas: «Sea esta mi última voluntad: perdón, perdón y perdón; pero indulgencia que quiero vaya acompañada del deseo de hacerles todo el bien posible. Así pues, os pido que me venguéis con la venganza del cristiano: devolviéndoles mucho bien a quienes han intentado hacerme mal»; “Jóvenes somos y por lo tanto no podemos quedarnos inactivos; católicos y por lo tanto no podemos ver con indiferencia las innumerables injusticias de la sociedad moderna… Somos jóvenes, jóvenes católicos que no podemos contentarnos con escuchar una misa y dar algunos centavos a los pobres”.

Pero de entre todas, destaca sin duda la que escribió a su novia, Maruja, que aconsejamos leer entera AQUÍ, principal motivo por el que regresó a Pozoblanco cuando la situación allí no era nada halagüeña, en la cual le decía, entre otras cosas: “Quiero pedirte solamente una cosa: que en recuerdo del amor que hemos tenido, el uno por el otro…, te ocupes de la salvación de tu alma como objetivo principal, porque así podremos encontrarnos en el cielo por toda la eternidad, donde nadie nos separará”.

En la mañana del 2 de Octubre, cuando iba camino del lugar de su ejecución, se descalzó según dijo «Para ir como Jesucristo fue al calvario».

No quiso que le vendaran los ojos. De pie, junto a una encina, abrió los brazos en cruz, perdonó a quienes lo iban a asesinar y gritó con enorme fuerza un ¡Viva Cristo Rey! que prácticamente enmudeció el ruido de la descarga que acabó con su vida. tenía 21 años.

Anterior //

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártir Bartolomé Blanco Márquez (100)»

  1. Muchas gracias Sr. Cruz por dar a conocer la vida de Nuestros Mártires Españoles, grandes ejemplos para todos, sus vidas que entregaron por los demás nos une a Dios con mayor firmeza. Que grande el alma del Beato Mártir Bartolomé Blanco Márquez!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad