Mártir Donato Rodríguez García (113)

Donato Rodríguez García

Donato Rodríguez García (Santa Olalla de Valdivielso/Burgos 1911 – Ruiloba/Santander 1937). Hijo de Diego Rodríguez Fernández y Basilia García Valderrama, que le criaron trasmitiéndole una profunda religiosidad.

Donato Rodríguez caminaba con muletas a causa de la poliomelitis que sufrió durante su infancia, enfermedad y secuelas que siempre asumió con una entereza y valentía dignas de encomio. Debido a ella ingresó en la Casa de Asilo de Burgos para estudiar música, arte al que era muy aficionado además de poseer gran talento natural. En 1934 recibió el diploma que le capacitaba para la enseñanza de piano por el Conservatorio Nacional de Música y Declamación. Llegó enseguida a director de la banda de música del Patronato de San José donde enseñaba solfeo e instrumentación, siendo muy apreciado por todos los alumnos que pasaron por sus manos debido a sus grandes dotes para la docencia, así como por su magnífico y bondadoso carácter, teniéndole muchos por su padre.

Valentín Palencia

En esos años y vicisitudes conoció al padre D. Valentín Palencia, con el que hizo gran amistad, formando parte muy activa de un nutrido grupo de jóvenes de quienes el citado sacerdote se instituyó en mentor y director espiritual.

Ya iniciada la contienda, y durante un viaje a Suances junto con D. Valentín Palencia y otros niños del Patronato de San José, el grupo levantó sospechas entre los frentepopulistas del lugar toda vez que por sus aspectos y forma de comportarse enseguida destacaron, motivo por el cual el Comité del Frente Popular ordenó la detención de todos ellos.

Sometidos el sacerdote y los jóvenes a cacheos, interrogatorios y amenazas, no dudaron en confesar su Fe y dar cumplido testimonio de ella. En un momento dado, a Donato Rodríguez uno de los frentepopulostas le descubrió un crucifijo que llevaba escondido, ante lo cual le espetó: “Si te quitas el crucifijo, no te mataremos”, a lo que Donato contestó con gran firmeza: «Jamás. Además no me importa porque quiero seguir la misma suerte que al parecer tenéis reservada a D. Valentín».

Sin más preámbulos, fue llevado al paredón junto con el sacerdote y tres jóvenes más del grupo y todos fusilados, aprovechando D. Valentín aquellos últimos momentos para bendecirles, asegurarles que su muerte era verdadero martirio y que Dios les recompensaría ciento por uno, por lo que debían estar alegres y contentos, todo ello en un ambiente de honda emoción, pero de gran calma y serenidad. Tenía 26 años.

Anterior // Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártir Donato Rodríguez García (113)»

  1. Cómo se descapitalizó España con estas personas excepcionales asesinadas a mansalva. y la desmemoria histórica ha sido de tal calibre que junto con el cura y rl protagonistas asesinaron a 3 jóvenes más, y no se conoce el nombre de estos otros tres jóvenes. Cuántos mártires sin nombre debido a la desidia, a la traición de echar tierra sobre ellos para taparlos, o a la estupidez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad