Mártir Florencia Caerols Martínez

Florencia Caerols Martínez

Florencia Caerols Martínez (Caudete 1890 – Játiva 1936). Debido a la humilde condición de su familia, sus padres se vieron obligados a trasladares en busca de mejores condiciones de vida estableciéndose en Alcoy (Alicante), donde desde muy joven Florencia Caerols tuvo que entrar en el mundo laboral como trabajadora de lo textil. No obstante, siempre encontró tiempo para llevar una vida muy comprometida con su parroquia como catequista, al tiempo que ejerciendo un empeñado apostolado sobre todo siempre muy preocupada porque tanto niños como ancianos y enfermos se bautizasen.

Llevaba una vida intensa de oración. Asistía a Misa todos los días. Pertenecía a la asociación de las Marías de los Sagrarios, a la Pía Unión misionera de Santa Teresita del Niño Jesús y algunas otras más. Era muy querida por su intensa labor caritativa.

Como trabajadora, se destacó como una líder dentro de la fábrica. Se ocupaba de dar formación social, humana y religiosa a todas sus compañeras. Fue elegida presidenta del sindicato femenino católico. Su actividad en el mundo laboral levantó contra ella gran inquina de parte de los sindicalistas marxistas y anarquistas, pues les restaba no pocos afiliados, al tiempo que la formación y trato que les daba era muy distinto al levantisco de ellos.

Iniciada la guerra, a principios de Septiembre de 1936 fue sacada de su casa por un grupo de frentepopulistas que la llevaron detenida, primero, al convento de las Esclavas de Alcoy convertido en cárcel, para, luego, trasladarla a la cárcel del partido judicial. Demostró siempre una gran entereza máxime cuando dejó bien claro a sus compañeros de presidio que consideraba seguro que al menos a ella la iban a matar de todas formas.

Efectivamente. Tras  cinco días en la cárcel del partido judicial, el 2 de Octubre fue llevada al paraje conocido como Rotglá de Corbera en el término municipal de Játiva y asesinada. Al secretario de este ayuntamiento sus verdugos le testimoniaron admirados que Florencia Caerols murió perdonándolos, encomendándose al Sagrado Corazón y gritando ¡Viva Cristo Rey! todo ello con una serenidad y presencia de ánimo impactante. Tenía 46 años.


4 respuestas a «Mártir Florencia Caerols Martínez»

  1. Evidentemente, se debería haber puesto placas , recordando la persecución y no la parafenalia hipócrita, sino , no se explica que el relativismo actual.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad