Mártir Guillermo Fernández Aguilera

Guillermo Fernández

Guillermo Fernández Aguilera (1874-1936), natural de Baena, fue de siempre persona de gran religiosidad, muy sociable. Viudo, vivía con su hija también viuda y madre de cuatro hijos, a los que Guillermo cuidaba como un padre.

Persona de gran cultura, era uno de los máximos colaboradores de su parroquia en la cual ejercía de sacristán, al tiempo que de organista. Fue fundador de la Banda de Música de Baena. Por todo lo anterior persona conocidísima en el pueblo.

Baena quedó en manos frentepopulistas desde el 18 de Julio de 1936 hasta el día 28 de ese mismo mes.

Nada más estallar la guerra, los frentepopulistas procedieron a detener a cuantos consideraban sus enemigos, entre ellos a los sacerdotes, monjas del Colegio e Iglesia del Espíritu Santo –que fue saqueado e incendiado– y paisanos como Guillermo Fernández por su sola condición de católico practicante. A todos los encerraron en una cárcel improvisada en el Convento e Iglesia de San Francisco, al tiempo cuartel general de los frentepopulista.

Sus captores obligaron a todos los presos a trabajar para ellos como sirvientes, recibiendo todo tipo de malos tratos, vejaciones y sufrimientos.

Baena en la época

El día 28, una columna nacional sitió el pueblo comenzando las operaciones para penetrar en él, ante lo cual, los frentepopulistas ataron a sus presos a las ventanas del Convento de San Francisco que venía siendo su prisión, utilizándoles a modo de «escudos humanos» con el propósito de hacer desistir a los nacionales de sus intenciones. Podemos imaginarnos la angustia de aquellas pobres gentes, entre ellos Guillermo Fernández, en momento tan trágico, no obstante lo cual los testimonios acreditan la serenidad y aceptación de su tan evidente como inminente final, así como los gritos de ¡Viva Cristo Rey! que proferían constantemente.

Iniciado el combate ante la negativa de los frentepopulistas a no resistir o a hacerlo previo dejar libres a los presos allí atados y utilizados de forma tan ignominiosa, Guillermo Fernández fue uno de los que murió a causa de los disparos. Tenía 63 años.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad