Mártir Isidro Almazán Francos (136)

Isidro Almazán (de joven)

Isidro Almazán Francos (Málaga del Fresno/Guadalajara 1888 – Aravaca/Madrid 1936). Hijo de Francisco Almazán Peñafiel, labrador, y de Ana Francos Rodríguez. Isidro recibió desde muy pequeño una profunda y sólida formación religiosa que conservó y acrecentó hasta su muerte.

Cursó estudios en el Instituto General y Técnico de Guadalajara, del que obtuvo el título de Maestro Elemental en 1908, a los 20 años de edad, comenzando de inmediato a ejercer la enseñanza, su gran pasión. Persona de gran inteligencia y capacidad, así como muy activo, ejerció su profesión en todo tipo de escuelas, escribió innumerables artículos en defensa de la dignidad de los maestros y de la infancia en periódicos de Guadalajara y Madrid, también de tirada nacional, con el pseudónimo de El maestro Palmeta. Colaboró en El Debate, dirigió la revista Atenas, escribió libros, dos de ellos dedicados a la formación de maestros, y otros dirigidos a los opositores a escuelas entre los que destacaron Libro del opositor a Escuelas (Antero Concha 1912, Guadalajara) y La Formación de Maestros (Gráficas Alpinas, 1930. Madrid). Asimismo, creó y dirigió la institución de formación «Divino Maestro» y el Grupo Escolar Menéndez Pelayo de Madrid. Tuvo también una destacable participación en el Instituto Pedagógico, una alternativa católica a la Institución Libre de Enseñanza y llevó a cabo una intensa actividad dentro de la Confederación Nacional Católico-Agraria. Era el Presidente Nacional de los Maestros Católicos de España.

Isidro Almazán

Persona extremadamente caritativa, amaba profundamente a su prójimo. Asimismo, poseía una gran valentía, pues a pesar de lo enrarecido del ambiente en que tuvo que desarrollar su labor, siempre dio la cara y testimonio de sus creencias, principios y fe. Muy valiente para los años que políticamente trascurrían en la España de 1930. Cuando España caminaban ya sin freno hacia la debacle, su frase más habitual a los suyos era: «Hay que morir de algo y entre hacerlo de una pulmonía en la cama o dar la vida por un ideal, prefiero lo segundo». Llevaba una vida de gran austeridad.

No se le conoció novia. Debido a su devoción católica, ingresó como novicio de la orden franciscana en sus últimos años de vida, aunque no llegó a tomar sus votos por su delicado estado de salud.

Tras iniciarse la contienda, y debido a lo señalado que le tenían de siempre por lo dicho de sus múltiples actividades, el 27 de Agosto de 1936 se presentó en su domicilio un nutrido grupo de frentepopulistas que lo detuvieron, lo llevaron a Aravaca, en las cercanías de la capital madrileña, y sin más lo fusilaron en su cementerio. Tenía 48 años.

Anterior // Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártir Isidro Almazán Francos (136)»

  1. Espero que este excelente – como todos los otros – trabajo de Juan, lo lean los actuales redactores, periodistas y director del miserable El Debate, ahora denominado El Censor…
    Gracias a Juan
    DIOS, PATRIA y REY LEGITIMO

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad