Mártir Mariano Mullerat Soldevila (77)

Mariano Mullerat Soldevilla

Mariano Mullerat Soldevila (Santa Coloma de Queralt 1897 – Borges Blanques 1936). De padres muy religiosos, quedó huérfano de madre muy joven. Estudió medicina en Barcelona. De carácter muy decidido y valeroso, fue épica su contestación al Dr. Fuset cuando éste, en plena cátedra, negó la virginidad de la Inmaculada; el debate degeneró en discusión entre los alumnos que finalmente terminó en pelea resultando Mariano Mullerat herido de cierta consideración.

Concluida la carrera con matrículas de honor, se estableció en Arbeca (Lérida), en donde se casó al poco tiempo, formando una familia profundamente católica en todo; nunca comenzó a comer sin bendecir, rezando además en común diariamente el Santo Rosario. Comulgaba frecuentemente y hacía regularmente ejercicios espirituales. Pertenecía a varias cofradías. Procuraba siempre que sus enfermos más graves recibiesen los últimos sacramentos.

Fue alcalde durante siete años, cambiando la fisonomía moral y material de Arbeca. Persiguió la blasfemia, entronizó el Sagrado Corazón de Jesús en el Ayuntamiento, asistió siempre al frente de la corporación municipal a las solemnidades religiosas, hizo refundir las campanas de la torre de la parroquia y defendió enérgicamente a los sacerdotes de las mofas de la gente ya muy contaminada por el marxismo.

Hallándose enfermo de gravedad su padre, no dudó en ir a su lado y permanecer junto a él en todo momento prodigándole toda clase de cuidados y ayudándole a bien morir «Más que un hijo, parecía un sacerdote; más que un médico de dolencias corporales, parecía un médico de dolencias espirituales. Verdaderamente, tenía alma de misionero» (P. Carreras, sacerdote de Zaragoza).

Estallada la guerra se puso manos a la obra para salvar y ayudar a las H.H. Dominicas de su localidad, así como a otras religiosas de pueblos cercanos. Por toda su trayectoria, de sobra conocida, era consciente, y así lo decía a familiares y amigos, de que sería de los primeros en ser asesinado, lo que asumía incluso con alegría martirial manifestando que llegado el momento moriría gritando «¡Viva Cristo Rey!». Antes de salir de su domicilio, y ante un Crucifijo, rezaba siempre la oración para la buena muerte.

Foto firmada por Mariano Mullerat

En la madrugada del 13 de Agosto de 1936, fue detenido en su casa por una turba de no menos de sesenta frentepopulistas, despidiéndose de sus familiares con un último beso a la imagen del Santo Cristo que presidía el salón de su casa.

Junto con otros cinco, fueron todos cruelmente maltratados recibiendo una paliza brutal incluso con golpes de culata de fusil que dejaron a Mariano Mullerat maltrecho y desfigurado. Aún así, en medio de los golpes y dolores no dejó de aconsejar a los demás «Recemos a Dios que las horas de nuestra vida están contadas» entonando el Confiteor a voz en grito.

Como pudo, aún encontró la manera de rogar a sus torturadores por los enfermos que atendía y quedaban desamparados, pidiendo que se los pasarán a su amigo el Dr. Galcerán.

Más aún, porque en un momento, cuando uno de los frentepopulistas le propinaba golpes con una pistola, ésta se disparó hiriéndole, lo que observado por Mariano Mullerat le impulsó a intentar curarle como pudo aún teniendo las manos hinchadas y la visión oscurecida por los golpes y la sangre que le brotaba de casi todas partes.

Llevado en una camioneta al kilómetro 3 de la carretera de Borges Blanques, antes de bajar de ella exhortó a sus compañeros a rezar el Acto de Contrición y a perdonar a sus verdugos. Sin más dilación fue fusilado, pero como no llegó a morir, sus captores le rociaron con gasolina y le prendieron fuego aún vivo, oyéndosele entre los estertores de la agonía decir «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu» y un ¡Viva Cristo Rey! bien que ya apagado y balbuceante. Tenía 39 años.

Anterior  //  Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártir Mariano Mullerat Soldevila (77)»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad