Mártir Pedro Hijas Sánchez (150)

Pedro Hijas Sánchez

Pedro Hijas Sánchez (Oropesa/Toledo 1903 – 1936). Hijo de Pedro Hijas y Águeda Sánchez.

Estudiante de farmacia (cuando estalló la guerra le quedaba tan sólo una asignatura para licenciarse). Desde hacía algún tiempo ayudaba a su padre que regentaba Oficina de Farmacia de Oropesa, labor en la que se destacó enseguida por su eficacia, grandes conocimientos y natural bondad a la hora de atender y aconsejar a los que allí acudían en busca de remedios para sus dolencias, de tal forma que era tan buen trabajador, que se bastaba para llevar prácticamente sólo la farmacia, dado que su padre era muy mayor.

Era asimismo persona de gran piedad, de Misa y comunión diaria, así como ferviente en el rezo del Rosario dos o tres veces al día. Siempre llevaba el escapulario de la Virgen del Carmen de la que era gran devoto. También del Beato Alonso de Orozco, que tanto se veneraba en Orpesa. Soltero, no se le conocía novia. Miembro muy activo de la Acción Católica del pueblo.

Un día de Junio de 1936, un vecino de Oropesa, de nombre Octavio y de profesión veterinario, que siempre se manifestaba ante todos mostrando su anticlericalismo y odio a Dios, estando en uno de los bares de la plaza del Ayuntamiento, y ante un grupo grande allí congregado, tiró un crucifijo al suelo, lo pisó y escupió, mientras decía: “Dios no existe”. De entre todos los presentes, los menos optaron por callar, los más por seguirle la chanza blasfema. Pero sobre todos ellos, se alzó de repente la voz de Pedro Hijas, que casualmente estaba allí, quien recogiendo el crucifijo del suelo afeó a Octavio su conducta de manera firme, dando testimonio de la Fe con valentía sin par. Abochornado el tal Octavio respondió: “Serás de los primeros en caer”.

Cuando estalló la guerra, los frentepopulistas de Oropesa se lanzaron a una vorágine de detenciones, saqueos y crímenes. Ante tal situación, Pedro Hijas se escondió durante unos de días en la buhardilla de la casa de sus padres que estaba vacía  –el matrimonio se había marchado al ver lo que ocurría–, pues Pedro Hijas sabía que nada sino su detención podía esperar de aquellos.

Sin embrago, y como quiera que los frentepopulistas le buscaban intensamente, el 28 de Julio lograron dar con él, deteniéndole y llevándole al Ayuntamiento y luego a la cárcel del pueblo en ignominiosa comitiva zarandeado por los insultos, escupitajos y golpes de la turba.

En la madrugada del día 30 le sacaron de la cárcel, no sin que antes pudiera decir a su amigo Daniel Robledo, detenido también: “Me llevan a matar. Vete a ver a mi padre, si sales vivo, y dile que muero pensando en Dios y en él, y en mis hermanos”.

Trasladado en un vehículo a las afueras del pueblo, en la carretera hacia Madrid, pararon en el denominado Prado de los Álamos y donde le bajaron. Durante todo el trayecto, Pedro Hijas fue rezando, agarrando con una mano el Rosario y con la otra su tan apreciado escapulario de la Virgen del Carmen.

Ya en tierra, se quitó las gafas diciendo: “Prefiero morir sin ver nada, para poder rezar y no distraerme”.

Sin embargo, sus asesinos no tenían pensado darle una muerte rápida, sino todo lo contrario. Así que, entre risas y burlas, comenzaron a asestarle puñaladas en aquellas partes del cuerpo que no eran decisivas a efectos de causarle la muerte. Mientras eso ocurría, Pedro Hijas no dejó de perdonarles y gritar ¡Viva Cristo Rey!, agarrando su escapulario cada vez con más fuerza.

El total de puñaladas asestadas fue de 40, acabando con él finalmente de un tiro en la nunca. Su cadáver fue trasladado al término de Calera de Chozas donde quedó abandonado. Tenía 33 años.

Anterior // Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártir Pedro Hijas Sánchez (150)»

  1. No perdono porque NO soy Sacerdote.
    Ni Olvido Ni Perdón.
    Hay que organizar la 3ra Cruzada contra el INFIEL.
    El INFIEL NO es un ciudadano de la Hispania Tingitana.
    El INFIEL ES un …, ¡Ya lo sabeís!.
    ¡Viva Pedro Hijas Sánchez!

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad