Mártires Cándido García y García y de Eusebio García y Rubio Manzanares (176)

Cándido García

Cándido García y García (Manzanares/Ciudad Real 1879 – 1936). Hijo de Eusebio García Sánchez-Cantalejo, propietario, y Francisca García Torres, casado en primeras nupcias con Rosa Rubio-Manzanares y Fernández-Caballero, de cuyo matrimonio tuvo dos hijos, Eusebio, y Francisca. Y en segundas nupcias con Francisca Juárez Capilla, de cuyo matrimonio no quedó sucesión.

Eusebio García

Eusebio Fernando García y Rubio-Manzanares (Manzanares/Ciudad Real 1906 – 1936). Hijo de Cándido García Torres y Rosa Rubio-Manzanares y Fernández-Caballero.

Toda la familia profesaba una profunda religiosidad, perteneciendo tanto padre como hijo a la Adoración Nocturna de Manzanares –Cándido había sido el fundador tal localidad–, militantes de Acción Católica, Cofrades de Ntro. Padre Jesús del Perdón, así como de otras entidades religiosas, dedicando mucho tiempo y recursos a obras de piedad.

Iniciada la guerra, se lanzanron los frentepopulistas del pueblo a una oleada de profanciones, actos vandálicos, detenciones y asesinatos, que indujeron tanto a Cándido como a su hijo Eusebio a huir del pueblo y esconderse.

Tras cinco meses ocultos, decidieron regresar a su hogar con la falsa esperanza de que nada debían temer ya.

Sin embargo, a los pocos días de estar de vuelta, fueron denunciados al Comité del Frente Popular, el cual ordenó su inmediata detención.

Tras una parodia de juicio, si es que incluso se puede calificar aquella mascarada de tal forma, fueron sentenciados a muerte.

Conducidos en ignominiosa procesión por el pueblo, por un grupo de milicianos y milicianas, al cementerio, fueron colocados al borde de una fosa abierta a los efectos, comenzando entonnces varias de las miliciansa a intentar provocarles con actitudes lascivas, tentándoles a caer en pecado carnal, no consiguiend de parte de ambos nada más que invocaciones y jaculatorias a los Sagrados Corazones de Jesús y María, y frases de perdón para aquellas mujerzuelas.

Fracasados aquellos intentos, recurrieron a forzarlos a blasfemar, así como a pisotear el crucifijo que Cándido tenía en sus manos, el cuala le fue arrebatado y profanado. Al no conseguirlo tampoco, y tras toda clase de mofas, burlas, insultos, golpes y otros escarnios, procedieron a la ejecución, empezando por el hijo, Eusebio, que ya para entonces había implorado varias veces el perdónde Dios para él y para sus asesinos, a quien un frentepopulista propinó un fuerte golpe en la nuca con la culata de sus fusil matándolo en el acto, cayendo de bruces en la fosa.

Tras ello le tocó el turno a Cándido, quien además del perdón a todos los presentes emitido a voz en grito, intentó besar las manos de alguno de los frentepopulistas que estaban más cerca, momento en que uno, por detrás, le propinó un culatazo en la cabeza, bien que no acabó con su vida, pero que le proyectó a la fosa cayendo, aturdido, sobre el cadáver de su hijo. Para acabar definitivamente con él, otro frentepopulista cogió una enorme piedra y la lanzó sobre su cabeza aplastándola completamente.

Cándido tenía 57 años. Eusebio, su hijo, 30.

Anterior // Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, UGT, PCE, CNT, PNV y ERC.


2 respuestas a «Mártires Cándido García y García y de Eusebio García y Rubio Manzanares (176)»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad