Mártires Emilio y Francisco García Pareja

Emilio y María Asunción

Emilio García Pareja (1881 – 1936), nació en Zaragoza (su padre era Capitán destinado en la capital maña). Era el segundo de dos hijos, el primero de los cuales, Francisco, se ordenó sacerdote. En 1885 la familia se asentó definitivamente en Córdoba. Emilio contrajo matrimonio en 1918 con Mª Asunción Villegas Arroyo, aunque no tuvieron hijos. Maestro de profesión, debido a que los recursos familiares eran escasos, realizaba otros trabajos ocasionalmente.

Emilio García Pareja fue apresado el 21 de Julio de 1936 por un grupo de frentepopulistas en Bujalance, a donde se había trasladado nada más estallar el Alzamiento al objeto de acompañar y proteger a su hermano Francisco que era coadjutor de la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción y capellán de las Carmelitas Calzadas del Convento de San José de dicha localidad.

Fue el 1 de Agosto cuando algunos de sus carceleros le exigieron, entre insultos y golpes, que escupiera y pisoteara un crucifijo, a lo cual Emilio se negó rotundamente. Entonces, para intentar obligarle, los milicianos frentepopulistas trajeron a su hermano sacerdote al que pusieron ante él y en medio de un nutrido grupo de presos –entre ellos varios clérigos– y, allí mismo, delante de todos, le cortaron los brazos con un hacha al mantenerse Emilio en su negativa de profanar del crucifijo. No contentos con tan brutal proceder, le dieron los brazos a Emilio obligándole a cargar con ellos llevándolos bien en alto y visibles mientras todo el grupo de presos era trasladado en procesión hasta la cercana localidad de Cañete de las Torres, donde al llegar todos ellos, los dos hermanos también, fueron fusilados. Emilio tenía 54 años.


15 respuestas a «Mártires Emilio y Francisco García Pareja»

  1. ¿por qué será que sobre esto de amputarle los brazos a dolor y a hachazos al hermano clérigo del protagonista no se habla nunca ni en la televisión, ni en los centros educativos, ni se reúne el Senado nunca ?, y de todo lo demás, real o inventado, lo tenemos hasta en la sopa.
    ¿Por qué será?

  2. Don Kevlar Steiner …,
    la respuesta a su pregunta no la tiene el Papa actual …,
    posiblemente la respuesta la tiene Benedicto XIII, «Estar en sus trece» . Papa Luna.
    Los Héroes María Asunción y Emilio, nunca en esta Tierra Bendita de Dios, estarán en el Altar que se merecen. Honor y Gloria a nuestros Héroes.
    Y sobre todo estar «atento» al ataque de la «Hydra Demoniaca».

    1. Y la van a imponer, eso delo por hecho. Se trata entre otros objetivos de volver a asesinar, miserablemente una vez más, esta vez a manos de unos degenerados cobardes como es la generalidad del desecho social que se ha encaramado al poder en España, a víctimas como Emilio y Francisco, para hacerlos desaparecer después en el olvido, como quieren hacer desaparecer las pruebas documentales de los crímenes y desafueros de aquella gentuza, de la que ellos presumen ahora de ser sucesores, por el procedimiento de declarar nulos los procedimientos que las Auditorías de Guerra instruyeron tras la victoria por las armas sobre ellos. Que ese es el objetivo de la dispersión del fondo documental del Archivo de la Guerra de Liberación de Salamanca, iniciado por el Imbécil y seguido sin pestañear por Marrano, que ahora piensan continuar con la destrucción de los legajos que conserva, todavía, el ejército amaestrado de ganapanes carreristas que se han apañado.
      Se trata, ni más ni menos que de violencia política contra más de la mitad de la población, que los que la perpetran disfrazan con un supuesto pacifismo que no se les cae de los morros y que les es fácil disimular a sus autores, porque, como dice Kevlar Steiner en otro comentario de este medio, los españoles ganamos en estupidez a los mismos alemanes, que ya es decir. A los alemanes, que han admitido socialmente como la cosa más natural del mundo asumir la culpa colectiva que, con exclusivos fines de dominio y contra toda norma positiva o natural, su élite política ha extendido sobre ellos, generalizando la que los vencedores declararon sobre sus antepasados inmediatos a los que derrotaron.
      Aberración antinatural y antijurídica, que los alemanes toleran haciendo -con la panza llena-, como que no se dan cuenta de lo que supone haber sido declarados los nietos responsables colectivamente por los hechos de sus abuelos, que eso es lo que significa «Tätervolk»; pero que tiene una explicación, si se quiere, en que su élite dominante será una clase de criminales sin conciencia como son, -y como la Ferkel, ¡cómo no premiada por el rey de España!, se ha encargado de demostrar con hechos-, pero la integran fulanos, el que menos con un par de doctorados de los de verdad, que no dudan en expulsar de su círculo y con deshonor al que le pillan copiando sin citar debidamente una simple línea de su tesis.
      Mientras que en España, y ahí está la diferencia que nos da la primacía en esa especie de carrera por el galardón de la estupidez que tan ufanos portamos, quien está abiertamente llevando a la nación a la insignificancia, prólogo que será sin duda de su destrucción, es una auténtica piara de gentuza, mezcla de pícaros, listillos y vividores semianalfabetos, forajidos en su mayoría ¡que aceptan gustosos el papel de mamporreros en la UE de las mayores bandas de narcotraficantes del mundo!, desecho social todos además de pervertidos, los que han impuesto la tontuna más estúpida del comportamiento social colectivo que se conoce en el mundo, y que a través de la inconsciencia lleva, entre otras cosas, a la degeneración moral más absoluta y, sobre todo, a la destrucción de la propia nación que -muchos españoles son así de gilipollas-, se permiten despreciar cuando es lo único de valor que tienen.

  3. Nuestros mártires están gozando de Dios en el Cielo y ya no podrán fusilarlos nunca más.
    A nosotros nos queda el honor de volver a ser los nuevos mártires de estos Gobiernos criminales, nazis y asesinos.
    Íñigo Caballero
    DOnostiarra y carlista desde que nací

    1. Lo de «nazis», señor D. Íñigo Caballero, creo que reconocerá que es un exceso por su parte, algo así como si hace una película de romanos y les coloca un Rolex en la muñeca a César.
      No sé por qué extraña razón a los comunistas y anarquistas, es decir a los rojos, hay que llamarlos «nazis», con lo fácil que es llamarlos por su nombre, que es anarquistas, comunistas o rojos. Por cierto, los «nazis», los de verdad, en esta cruzada de liberación, nos estaban ayudando de dos maneras:
      – la primera con material y con hombres que arriesgaban su vida y morían por España, porque usted en sus comentarios siempre dice que es Donostiarra, y como tal debería de saber que varios pilotos alemanes de la gloriosa Legión Cóndor tuvieron que lanzarse en paracaídas al ser derribados sus aparatos en las tierras que a usted le vieron nacer, y al llegar al suelo la chusma que usted llama «nazis» pero que en realidad eran rojos, los lincharon hasta matarlos y dejarlos irreconocibles.
      Si usted cuando va a un restaurante y quiere un filete no pide una maceta ni una escobilla del water poco hecha, sino que pide un filete para que no haya sorpresas, llame a las cosas por su nombre, más que nada para no insistir en el lavado de cerebro y hacerle el juego a los de siempre, porque estamos políticamente donde estamos precisamente por no haber librado la batalla cultural a los enemigos de España y la Civilización Cristiana.

      1. – la segunda manera de ayudarnos (que me la he comido), sujetando entre otros paises a Francia para que no interviniera directamente con su enorme ejército en nuestra guerra del lado del Frente Popular dela República. Lo que de haber ocurrido habría inclinado la balanza a favor de los rojos.

      2. Los nazis eran profundamente anticristianos y sobre todo anticatólicos. No tenían escrúpulos (nitzcherianos y ateos), eran imperialistas racistas (eso es un hecho) y lograron que en su país no quedara piedra sobre piedra porque sus justas demandas se convirtieron en imperialismo de quitar su país a otros pueblos. Esto lo tenemos que tener claro, aunque totalmente de acuerdo en que la propaganda bolchevique, progresista y masónica han convertido «nazi» en el único insulto, cuando decir «bolchevique» ó «comunista» es igual de deleznable, y no necesita añadirse nada. Incluso la historia del PSOE (partido guerra civilista y con una historia criminal) dá de sobra para usar el nombre de ese partido como un insulto.

        Sí, la Alemania nazi ayudó al alzamiento y al bando nacional, al bando bueno, pero como una estrategia política dentro del contexto pr- bélico de la Europa de entonces, y su ayuda fue pagada por Franco entre otras cosas con el Wolframio, y con dinero de la época. Fue una ayuda con contraprestación. Además en esos años el gobierno nazi era simplemente un fascismo al estilo alemán con mucho apoyo popular y un gran éxito económico, no se habían producido los crímenes y el imperialismo posterior (Hitler nunca quiso liberar Rusia del comunismo, sino conquistarla, expulsar a los eslavos y quedarse la tierra robándola para su sueño expansionista e imperialista alemán, por cierto basado en algo tan absurdo y anticristiano como la superioridad intrínseca de la raza aria… comparemosló con la conquista, civilización y evangelización de América por parte de España.

        Cuando se reunieron en Hendaya, a Franco no le gustó nada Hitler, no hubo «química» y el caudillo dijo que le parecía un actor que representaba un falso papel. Quería meter a España en el horror de la guerra y Franco no se dejó.

        No nos cegemos por la progaganda de los vencedores durante la post guerra mundial para quitarle gravedad al horror nazi (a pesar de la manipulación y las exageraciones del relato posterior, típicas de todo bando vencedor). Los frutos que dió el nazismo están claros, aunque haya que tener en cuenta que la mitad del bando vencedor era la unión soviética asesina de Stalin, incluso peor en varios sentidos que el mismo nazismo (aunque ambos son diabólicos e imágenes del anticristo).

        En cuanto a que «comunista» es un insulto por sí mismo y no hace falta añadirle «nazi» (justamente sus enemigos), completamente de acuerdo.

        1. Es usted D. Fernando un pozo de sabiduría, se ve que ha estudiado a fondo el tema, se ha documentado, ha asistido a las clases de Historia de los centros de enseñanza del tardo franquismo preparatorios del discurso liberal de la Transición, y no se ha perdido ni un solo documental de TVE-2.
          Sí es verdad, el Cristianismo estaba muy perseguido en Alemania, de hecho la División Azul no pudo celebrar ni una sola misa bajo el temor de que los hicieran fusilar por ello. A León Degrelle, General de la División SS Walonie, y Jefe del Movimiento Católico Rexista belga le ocurrió lo mismo, hasta que no se estrelló al final de la guerra con su avión en una playa de San Sebastián, y encontró refugio en España no pudo ir a misa ni mostrarse como católico practicante.
          Menos mal que ganaron los buenos, y le dieron asilo de impunidad en sus paises a los que habían perpetrado el tremendo holocausto de la persecución religiosa en España, pero solo para convertirlos luego en buenos cristianos, sin ningún género de dudas. Desde entonces el Cristianismo va de una victoria grande a otra aún mayor y nunca ha gozado de tan buena salud como a partir de 1945 y hasta el momento presente que recogemos todos sus frutos.
          Enhorabuena, es usted un As de la Geopolítica mundial, así da gusto, yo creo que muy por encima de Pío García Escudero y Adolfo Suárez. Me descubro.

          1. Kevlar, te aseguro que no soy políticamente correcto ni sigo el bien pensar de la 2 (más bien malpensar), no precisamente, y tampoco los bodrios manipulados del canal Historia. Mis fuentes (me gusta la historia militar) son de todo tipo, e intento que no sean fuentes manipuladas, que me asquean. Soy antiliberal y tradicionalista. Me gusta la verdad, y sobre todo la Verdad con mayúsculas (que es Jesucristo).

            Me pones de ejemplo la división azul y a León Degrelle (ambos extranjeros), pero también había muchos capellanes católicos en la werhmacht, ejemplos hay muchísimos. Como dije, Pio XII firmó un concordato antes de la guerra que Hitler más o menos respetó, porque unos 20 millones de alemanes eran católicos, en algunos lander con inmensa mayoría.

            El tema de estos comentarios es «nazi» como insulto, y si los nazis (porque obviamente era Hitler el que decidía) nos ayudaron en la guerra civil. Como a veces existe la tentación de pensar que los nazis no eran tan malos porque la propaganda de la postguerra tiene a su vez manipulaciones y exageraciones (un bando era buenísimo y el otro era malisimo etc) entonces se puede uno pasar al otro lado y pensar que los nazis no eran tan canallas como en realidad eran (no hablo del pueblo alemán, de su ejército o de la circunstancias que rodearon al fenómeno nazi en los años 30, sus ideales, etc), sino a lo que realmente era el nazismo, sus frutos terribles y su nihilismo socialista-nacionalista ateo y supremacista. Demostraron quienes eran cuando empezaron a perder su guerra imperialista. Fueron unos criminales sin escrúpulos, y cuando quieras hablamos de los del otro bando, una cosa no quita la otra.

      1. Le respondo aquí porque debajo de su comentario no me sale pestaña para poder hacerlo, así que lo hago debajo de este otro comentario suyo aunque no tengan nada que ver con el primero.
        Vuelvo a descubrirme antes sus conocimientos. Hay un aforismo en Derecho que dice que hay que oir a las dos partes. ¿además de a la COPE, ha oido algo de la otra parte? Debería empezar por ahí.
        Yo estoy en desventaja, en España es delito hablar de este tema, la famosa libertad de expresión de las democracias, para mí sería delito para usted no. Cuando deje de serlo entonces lo vemos, mientras tanto hay dos errores de concepto que se le escapan:
        – en el 23F de España hasta dentro de no sé cuantos años no se desclasificarán los documentos relativos al 23F. Y con el 11M lo mismo. Eso significa que si la versión oficial del 23F fuera la verdadera no habría que esperar 100 años (o los años que sean) para que sean de libre acceso, para conocer la verdad, si la verdad fuera la dicha, no haría falta esperar, si hay que esperar es que una cosa es lo que pasó y otra la versión oficial para la masa aborregada. Con la 2ª guerra mundial ocurre algo muy similar, los aliados tienen bajo llave una gran masa de documentación que prohíben que vea la luz. Está claro que si esa documentación les diera la razón a ellos no la tendrían escondida, al contrario, la airearían a todas horas como hacen con todo lo demás.

        – La segunda cuestión es que los autores de la manipulación histórica en España son los mismos autores de la desmemoria histórica de lo sucedido en los años 30 y en la 2ª Guerra Mundial (aquí está la primera trampa, reducir aquella Alemania a la Segunda guerra mundial, cuando Alemania no se limita a aquella guerra y la guerra les fue impuesta, lo mismo que la España de Franco no se reduce al a guerra civil, fue mucho más y la guerra le fue impuesta por las ciscunstancias), sin embargo en España tenemos claro que esa Leyenda Negra y esa desmemoria histórica es falsa en el caso de España, pero nos la creemos a pies juntillas, LA MISMA, de los MISMOS AUTORES, cuando es la referida a Alemania. Parece mentira que se pueda ser tan tonto, pero esa es la realidad.
        Creo que se pasa usted de ingenuo, no puede ser que una misma cosa sea mentira respecto de nosotros y verdad respecto del resto, cuando los autores son los mismos, los reyes de la mentira y de la falsedad que incluso le ponen a las leyes el nombre contrario a su verdadero contenido.

        Quizás debería oir menos a la COPE, y al exMinistro del PP García Margallo, y empezar por enterarse de la película, por ejemplo empezando por leer DERROTA MUNDIAL, de Salvador Borrego, para empezar:
        https://ia800801.us.archive.org/17/items/DerrotaMundialSalvadorBorregoE/Derrota%20Mundial%20-%20Salvador%20Borrego%20E.pdf

        Y luego puede seguir por «los crímenes de los Buenos» de Joaquin Bochaca :
        https://aaargh.vho.org/fran/livres4/Bochaca-Crimines.pdf

        o la serie de libro de «La cara oculta de la Histortia moderna» de Jean Lombard, en 4 tomos:
        Tomo 1:
        http://documentos.morula.com.mx/wp-content/uploads/2013/09/TDDI-LA-CARA-OCULTA-DE-LA-HISTORIA-MODERNA.pdf

        Tomo 2:
        http://documentos.morula.com.mx/wp-content/uploads/2014/01/La-Cara-Oculta-de-la-Historia-Moderna.II_.pdf

        Tomo 3:
        http://documentos.morula.com.mx/wp-content/uploads/2014/04/LA-CARA-OCULTA-DE-LA-HISTORIA-MODERNA-III.pdf

        Tomo 4:
        https://ia801701.us.archive.org/23/items/la-cara-oculta-de-la-historia-moderna-tomo-4-jean-lombard/La%20cara%20oculta%20de%20la%20historia%20moderna%20Tomo%204%2C%20Jean%20Lombard.pdf

        No se puede estar a favor de la Verdad y defender la mentira, y la verdad es que a partir de 1945, los enemigos de la Religión y de la Patria, (los verdaderos enemigos, no los inventados hipócritamente), ya no tienen quien les pare los piés y la descristianización del mundo va a pasos agigantados y de forma exponencial, y esto es un hecho objetivo empíricamente constatable, todo lo demás son novelas para engañar a los incautos.

        1. Yo hablaba de la palabra Nazi como insulto. Detesto a los nazis por anticatólicos y enemigos de Cristo, además de criminales. Hitler y el resto de la cúpula eran muy anticristianos, socialistas estatalistas, nacionalistas radicales y racistas. La lectura favorita de Hitler era Nietzche y shopenhauer, ambos enemigos de Cristo y nihilistas ateos y anticristianos. Hitler era profundamente anticristiano y quería un imperio supremacista alemán por encima del derecho a existir de otros pueblos.

          Detesto el comunismo asesino y canalla, lleno de vileza y vacío de espíritu, gobernado por criminales tan abyectos como Stalin y Lenin, muchas de cuyas técnicas por cierto copiaban los nazis. El comunismo es diabólico y una imagen del anticristo, como también lo fue a su manera el nazismo.

          Aborrezco igualmente los bombardeos masivos criminales de los aliados anglonorteamericanos contra la población civil alemana y japonesa (entre otras), colmada con las dos bombas atómicas innecesarias y evidentemente crueles.

          Soy católico y creo en el reinado social de Cristo como la única forma política que funciona y que es legítima a los ojos de Dios. Franco la aplicó y el resultado fue espectacular.

          1. D. Fernando usted tiene una empanada mental de padre y muy señor mío.
            No tiene ni idea de la personalidad de los personajes, repite los mantras que ha impuesto el enemigo para satanizar y desacreditar al contrario cuando los anticristianos son ellos. Está usted intoxicado por la propaganda enemiga, es victima del lavado de cerebro , del monopolio cultural de la extrema izquierda campando a sus anchas sin oposición durante 50 años sin solución de continuidad. Los engañados como usted son los que permiten al enemigo escalar a las almenas, como los Obispos rojos, y los «cristianos de base» que de cristianos no tienen nada, igual.

        2. Dicho lo anterior creo que los millones de niños abortados tienen el mismo derecho a vivir que todos los muertos anteriores, por lo que el sistema masónico de la cultura de la muerte actual también es genocida y asesino.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad