Mártires Francisco y Pedro Gómez Gil

Francisco Gómez

Francisco Gómez Gil (Hinojosa del Duque, Córdoba, 1883-1936) y Pedro Gómez Gil (Hinojosa del Duque, Córdoba, 1894-1936), hermanos, nacidos en el seno de una familia profundamente católica.

Francisco contrajo matrimonio con Atanasia de la Cruz Calero Díaz en 1919;  su profesión era “pintor”. Sólo tuvieron un hijo, Salvador, muriendo su esposa al dar a luz quedando el niño al cuidado constante del padre. Muy religioso. Miembro de la Adoración Nocturna y hermano de la Cofradía de Santa Bárbara. Vivía con su madre e hijo en una casa de su propiedad.

Pedro Gómez

Pedro se casó con María Jiménez Flores en 1925. Tuvieron un solo hijo, Carmelo. Estaba muy unido a su hermano mayor en su vida profesional y religiosa, destacando como fotógrafo.

El padre de ambos había sido carpintero, oficio que ambos hermanos desempeñaron, además de la pintura artística y escultura, dedicándose en especial a los motivos religiosos y la hechura de retablos para iglesias y andas para imágenes. La actual talla de la Virgen de Guía de Hinojosa del Duque es obra suya, sobre todo de Francisco. Eran muy conocidos en su ciudad natal por sus prácticas religiosas, colaborando estrechamente con la Parroquia de San Juan Bautista.

Virgen de Guía de Hinojosa del Duque

Hinojosa del Duque, el 19 de Julio de 1936, se decantó por los sublevados, y la Guardia Civil controló la localidad. Sin embargo, la llegada en los día siguientes de grupos armados de mineros frentepopulistas desde de Peñarroya-Pueblonuevo dio un vuelco a la situación. Ante lo que se veía venir, el 27 de Julio Francisco acompañó al coadjutor de la Parroquia de San Juan Bautista a retirar el Santísimo Sacramento del sagrario, consumiendo las formas para evitar su profanación.

El 15 de Agosto las milicias frentepopulistas tomaron definitivamente Hinojosa del Duque, comenzado las destrucciones y profanaciones de los templos, y la detención y asesinato de los sacerdotes y los Padres Carmelitas del pueblo.

Conscientes de lo que podía sucederles y sabiendo que sus vidas corrían peligro, Francisco se escondió, con otro hermano de nombre Ignacio, en un doblado de su casa. Y Pedro en la suya propia. Allí permanecieron un tiempo, siendo buscados en vano por los frentepopulistas dueños del pueblo, hasta el 3 de Septiembre en que fueron descubiertos y detenidos.

En la madrugada del 4 de Septiembre fueron conducidos a las afueras del pueblo siendo vil y cruelmente torturados sobre todo en sus brazos y manos que fueron destrozados a golpes, culatazos y martillazos porque sabían que habían sido las herramientas de tantas obras piadosas. Finalmente, llegados al paraje conocido como la “Dehesa del Espíritu Santo” o “Cruz del Palo” y tras intentar que blasfemaran, sin conseguirlo, fueron acribillados a balazos mientras ambos gritaban in extremis ¡Viva Cristo Rey! Fueron sepultados en un hoyo en el mismo lugar del asesinato. Francisco tenía 53 años y Pedro 41.


Una respuesta a «Mártires Francisco y Pedro Gómez Gil»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad