Mártires José y Antonio Toral Cascales

José Toral

José y Antonio Toral Cascales eran hijos de Antonio Toral Miralles y Amparo Cascales Moreno, siendo, respectivamente, el primogénito y el segundo de los seis hijos que tuvieron; ambos esposos eran personas de gran religiosidad. Los dos nacieron en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), José en 1912 y Antonio en 1914.

La familia era muy conocida en el pueblo por su acendrada catolicidad: asistencia frecuente a Misa, confesiones, devoción al Sagrado Corazón de Jesús y uno de los hijos más pequeños miembro de Acción Católica.

Los dos hermanos, por ser los mayores, ayudaban al padre en el negocio familiar: un comercio de paños de vestir para caballeros. Estuvieron muy vinculados a su párroco por motivos de fe y sincera amistad.

Antonio Toral

En la noche del Jueves al Viernes Santo de 1936 (9 a 10 de Abril), y mientras su otro hermano, Manuel, permanecía en Adoración ante el Santísimo en la Parroquia de Santa Bárbara del pueblo, ambos hermanos hicieron guardia en la puerta conscientes de las públicas malas intenciones de los militantes del Frente Popular. Efectivamente, en un momento dado se presentó un grupo de frentepopulistas con la intención de profanar la iglesia, lo que fue impedido por ambos hermanos con todas sus fuerzas, obligando a los profanadores a retirarse, los cuales lo hicieron no sin antes proferir insultos y amenazas contra ellos: «¡Lo pagaréis muy caro!».

El mismo 18 de Julio, ambos hermanos fueron detenidos en la casa familiar por un grupo de frentepopulistas, entre ellos algunos de los que en Abril habían salido con el rabo entre las piernas; aunque pretendieron también llevarse a Manuel, no lo pudieron hacer al encontrarse en Córdoba donde estudiaba.

Preguntados los captores del motivo por el que les detenían, la contestación no dejó lugar a dudas: «Por ser católicos».

Permanecieron en la cárcel del pueblo hasta el 14 de Octubre, día en que fueron sacados de ella, trasladados a Almagro y fusilados en el cementerio. Quedó acreditado que en esos últimos momentos, además de perdonar a sus asesinos, se dijeron el uno al otro: “¡Ánimo que nos vamos con nuestra madre!» –había fallecido unos años antes–, muriendo gritando: «¡Viva Cristo Rey!”. Tenían 24 y 20 años respectivamente.


2 respuestas a «Mártires José y Antonio Toral Cascales»

  1. Esta es la Memoria Histórica verdadera que Zapatero, Perro Sánchez y sus adláteres, con la complicidad de de A3 y otras televisiones y de colectivos como Jueces para el Comunismo quieren tapar para nunca más se sepa, y el que se atreva a destaparlo meterlo en la cárcel con el cuento del delito de odio y si es funcionario echarlo de la Función Pública.
    Todos los implicados en esta trama de falsificación son reos de falsedad.
    Dentro de 70 años dirán, como lo dicen ahora de la República del Frente popular stalinista, que esto que tenemos es el orden instituido, la legalidad republicana. Menuda «legalidad» era aquella de 1936 y menuda «legalidad» es esta de 2021.

  2. Cuando se dice «FUSILADOS», se debe poner «ASESINADOS» …,
    ya que el «Procedimiento Legal de la República», escrupulosamente ejecutada por el Bando Azul así se demuestra.
    Técnicamente el «FUSILAMIENTO» legal entre los años 1931 y 1939 era lo siguiente:
    Había una sorteo en la Compañía.
    Después al Pelotón asignado, otro sorteo …, ¡¡ nadie quería fusilar !!.
    La Escuadra premiada por el sorteo, quedaba indemne ante el resto del Regimiento ya que nadie sabía quienes eran.
    5 disparos al corazón, y por el Jefe de la Escuadra, el Tiro de Gracia, para evitar sufrimientos inútiles.
    Lo que queda fuera de este PROCEDIMIENTO se convierte en ASESINATO.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad