Mártires Serafín y José García Librán (179)

Serafín García Librán (Hereruela de Oropesa/Toledo 1911 – Pedro Bernardo/Toledo 1936).

José García Librán

José García Librán (Hereruela de Oropesa/Toledo 1909 – Pedro Bernardo/Toledo 1936).

Hijos de Florentino García y Gregoria Librán. Criados en una familia profundamente religiosa, hasta el punto de que José se hizo sacerdote.

Serafín estudiaba medicina en Madrid. El estallido de la guerra le pilló en Hereruela de vacaciones, llegando al poco al domicilio familiar su hermano José huyendo de Gavilanes, donde ejercía su ministerio, debido a las amenazas que recibía desde el mismo 18 de Julio.

Al comprobar que también en Hereruela el ambiente se hacía irrespirable, ambos hermanos marcharon a refugiarse a casa de una amiga de la familia, Marcelina Vega, en la localidad de Pedro Bernardo.

Pero al poco de llegar, y enterado el Comité frentepopulista de la presencia de José, por su condición de sacerdote dieron orden de detenerle.

Llegado el 14 de Agosto de 1936 un nutrido grupo de frentepopulistas a la casa, detuvieron a José indicando a Serafín que él no les interesaba por lo que podía marcharse. José requirió entonces a Serafín para que se marchara “Sálvate tú, Serafíny cuéntale a nuestros padres y a todos nuestros hermanos que muero en la fe de Cristo por sacerdote y cristiano”. A lo que Serafín, con gran entereza contestó: “Hermano mío del alma, yo no me voy de tu lado”.

Cogidos ambos hermanos, fueron llevados al lugar conocido como La Cuesta de Lancho, donde fueron sometidos a crueles torturas durante largo rato punzándoles con cuchillos e hiriéndoles con hachas intentando que apostataran sin conseguirlo; el informe forense da fe de su tremendo calvario. Finalmente, ambos hermanos, agonizantes y abrazados fueron rematados de varios disparos en sus cabezas, no sin antes gritar en un ya tenue suspiro: «¡Viva Cristo Rey!», lo que dejó perplejos a sus asesinos.

Serafín tenía 25 años, y José 26.

Anterior // Siguiente

NOTA.- Esta serie está dedicada a los mártires de la persecución anticatólica entre 1936 y 1939 del Frente Popular, coalición marxista-leninista revolucionaria formada por el PSOE, UGT, PCE, CNT, PNV y ERC.


Una respuesta a «Mártires Serafín y José García Librán (179)»

  1. Quienes no tengan vocación de mártires, sino de soldados -como es el caso de quien esto escribe- deben tener el firme propósito de, en situaciones similares, mandar al infierno a cuantos más asesinos les sea posible.
    Luego, por si acaso y si fuera necesario, ese momento de contrición que da un alma a la salvación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad