¡Me vais a comer la goma!

Me he distinguido durante mi vida en ser una persona respetuosa con todos aquellos que ni piensan como yo, ni participan en mis aficiones y gustos. Pero ante el ataque despiadado, insultante, burdo, lleno de odio a España y sus tradiciones más inveteradas, me rebelo.  Y lamento ser tan borde como vosotros, los únicos que creéis que tenéis patente de corso para amenazar, insultar y aun encima os tenemos que reír vuestras “gracietas”. Pues ahí os va vuestra propia medicina.

Esa banda que conformáis Mas Madrid sois una pandilla de  vagos, vividores, asnotazos, badulaques, bobos, bolos, cenutrios, chorras, idiotas, Y a mayor abundamiento, ignorantes, catetos, adoquines, analfabetos, borricos, ignaros, paletos, incompetentes, incultos, mostrencos, zopencos, zoquetes, malvados, malnacidos, hijoputas y comunistas.

Me declaro un seguidor empedernido y defensor  de la FIESTA MAS ESPAÑOLA: LAS CORRIDAS DE TOROS. Eso es lo que os jode. ANTIESPAÑOLES. OS CIEGA EL ODIO A ESPAÑA.

Y sobre todo quiero ser LIBRE, sin que una banda de sucios desahogados como vosotros me dicten lo que tengo que hacer, pensar, comer o lo que me tiene que gustar.

Ahí os dejo unas frases de dos personalidades, que a lo mejor, por sus gustos, los incluís en la “Fachofera” esa, con la que sueña el profanador, esposo de la conseguidora de sustanciosas prebendas para sus amigotes, ya que sois unos cretinos, estultos,  imbéciles,  majaderos, mastuerzos, memos, necios, y más simples y tontos, que Abundio, que dio la vuelta al mundo, quedo de segundo y participó él solo. ¡E insoportablemente cursis!

“El duende en los toros adquiere sus acentos más impresionantes porque tiene que luchar, por un lado, con la muerte, que puede destruirlo; y por otro lado, con la geometría, con la medida, base fundamental de la fiesta. El toro tiene su órbita; el torero la suya. Y entre órbita y órbita, un punto de peligro donde está el vértice del terrible juego. Se puede tener musa con la muleta y ángel con las banderillas y pasar por buen torero, pero en la faena de capa, con el toro todavía limpio de heridas y en el momento de matar, se necesita la ayuda del duende para dar en el clavo de la verdad artística.

El torero que asusta al público con su temeridad en la plaza no torea, sino que está en ese plano ridículo, al alcance de cualquier hombre, de jugarse la vida; en cambio el torero mordido por el duende da una lección de música pitagórica y hace olvidar que tira constantemente el corazón sobre los cuernos. Lagartijo con su duende romano, Joselito con su duende judío, Belmonte con su duende barroco y Cagancho con su duende gitano, enseñan, desde el crepúsculo del anillo, a poetas, pintores y músicos, cuatro grandes caminos de la tradición española” Federico García Lorca.

“Verás, cuando se va a los toros por primera vez, y yo fui a los 7 años, se va porque alguien te ha ilusionado, como es mi caso, yo fui ilusionado, pero obligado por mi padre y mi tío, que eran grandes aficionados… ja,ja,ja ¿sabes la condición que me puso mi tío?… Pablo,- me dijo- si quieres ir con nosotros a los toros, y vas a tener que ir quieras o no, bonito es tu padre, antes tienes que ir a misa…y a misa me fui, claro.

Te decía, la primera vez vas sin saber lo que vas ver, pero la segunda, la tercera y ya todas las demás vas porque “aquello” te gusta. Es verdad que en mi caso coincidieron dos cosas desde el principio: Una que desde que entré en la plaza y vi el jolgorio de la muchedumbre me quedé impresionado, como al salir el primer toro, me di cuenta que aquello era como una modelo, las modelos que mi padre utilizaba para sus obras.

Y eso serían para mí siempre los toros, una modelo de la que copiar la fuerza y el movimiento (salida de chiqueros y arranque en sus embestidas del animal), la belleza y la agilidad etérea (capote desplegado y figureo del banderillero), la dignidad humilde (el choque brutal contra los caballos), los colores (el amarillo del albero y la sangre del toro, rojo y gualda como la bandera de España), la brega de los peones (lo más parecido al servilismo de la clase trabajadora),el miedo encubierto (la del matador al tomar la espada de verdad), el erotismo (al citar el Maestro de frente y al rozar con sus partes el cuerpo del animal hasta manchar el traje de luces con la sangre de la fiera), el canto de alegría de los ojos (si ha cortado orejas o rabo) o la tristeza del fracaso (en esos tristes momentos siempre recordé a mi amigo Casagemes, abandonado por su amor), o el orgasmo de “cuspis” (la hora de matar). Y segunda que como espectáculo no hay otro que se le iguale. Te aseguro que aquella misma noche llené un cuaderno con mis primeros dibujos taurinos. Por eso no entiendo ni entenderé a los antitaurinos. Ser antitaurino en España es ser antiespañol. Porque los toros son la Fiesta Nacional por excelencia y por ello habría que correrlos a gorrazos.” Pablo Ruiz Picasso

Estáis muy crecidos y chulescos. Pero creo que con los aficionados a la tauromaquia vais a pinchar en hueso. Por mucho que amenacéis que vais a educar a vuestros hijos para que se coman  vivos a los hijos de los que llamáis, putos pijos, porque les gustan las corridas de toros. Como decía Picasso. ¡Cuidado! No os vayamos a correr a gorrazos.

A mí de momento me vais a comer la goma.

Y emocionado, ufano y henchido de españolismo proclamo a los cuatro vientos aquella extraordinaria poesía del irrepetible Manuel Machado

Una nota de clarín    

desgarrada,

penetrante,

rompe el aire con vibrante

puñalada…

Ronco toque de timbal.

Salta el toro

en la arena.

Bufa, ruge…

Roto, cruje

un capote de percal…

 

Acomete

rebramando, arrollando

a caballo y caballero…

Da principio

el primero

espectáculo español.

 

La hermosa fiesta bravía

de terror y de alegría

de este viejo pueblo fiero…

¡Oro, seda, sangre y sol!”


15 respuestas a «¡Me vais a comer la goma!»

  1. Enhorabuena. Companys -golpista y asesino- era un gran aficionado y a menudo iba de Barcelona a Madrid a ver festejos en Las Ventas. Otro asesino -Himmler- casi se desmaya en una corrida durante su visita a España en 1940..

  2. El toro bravo representa a la naturaleza y el torero que consigue torearlo y resignarlo, representa al espíritu sobre la naturaleza. El espíritu ancestral de España, el valor, el camino del héroe, reflejado en el imperio español donde no se ponía el sol, es la fuente espiritual que nos quieren cerrar, castrar, por eso lo atacan tanto. El temor que tienen los generadores de leyendas negras, es nuestro gran despertar por reconquistar nuestro ancestro que nos hizo grandes y universales.

    Saludos cordiales

  3. No estoy de acuerdo con usted en una afirmación: yo soy muy española, amo a la patria intensamente con sus defectos y sus virtudes, como ama uno a sus padres , y , en estos tiempos , me preocupa mucho su Ser o No Ser pues creo que corre peligro con el tremendo ataque de los antiespañoles. Pero, a mí no me gusta la fiesta de los toros y , de verdad , no me diga que no soy española por eso. Reconozco el valor del torero y la belleza y potencia del toro. Pero no me gusta ver ese espectáculo, me da pena y tristeza, no lo puedo evitar. No se lo tome a mal, yo no estoy en contra de ustedes los aficionados a los toros. Sólo pido que no me digan que por eso no soy española pues quiero a mi Patria como el que más. Un saludo.

  4. ! Muy bueno, Calin ! Siempre estaré orgulloso de tenerte desde hace tantos años como vejo amigo y camarada. ! Viva la Fiesta Nacional ! y ! Viva España !

  5. CALIN Y MACHADO MUY BUENOS, CON TALENTO Y REFINADOS, NO PUEDO DECIR LO MISMO DE PICASSO.

    CALIN, ADMIRO TU LEALTAD Y TU VALOR.

    AMO A ESPAÑA, PERO NO ME GUSTAN LOS TOROS. AUN ASI, ME GUSTO TU ARTICULO Y TE COMPRENDO.

    VIVA ESPAÑA.

    UN ABRAZO

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad