Mi familia, nuestro piso y mis periquitos

Recuerdo mi Papi, que él solito trabajando nos crio a cuatro hijos, compró el piso familiar y nos llevaba a nuestro pueblo de Granada cada mes de julio, cantábamos felices en el Simca 1.000 durante el viaje de más de 12 horas hasta nuestro pueblo en la costa del mediterráneo, dejábamos con cariño nuestro piso en Getafe bien cerrado, solo dos ventanas en partes opuestas de la casa con las persianas algo subidas y las ventanas abiertas para que ventilara, se quedaba nuestro hogar algo triste durante 20 días, ya que hasta nos llevábamos los periquitos, siempre alguna vecina se quedaba encargada de regar las plantas que quedaban en espera de la familia.
Recuerdo especialmente cuando volvíamos a nuestro hogar decir a mi mamá:  Nuestro pisito.

Era una vivienda bastante amplia para los cuatro niños, mis papás y la «Abueli», que bonito una familia tan grande; nunca me faltó cariño.

En el país del Señor del bigote, también había familias numerosas, y también tenían sus hogares , allí eran otras costumbres y por lo visto con cada hijo nacido el crédito para la casita con jardín delante y huertecito atrás se reducía, y así  claro, como nosotros, se formaban grandes familias; no sé si allí tendrían periquitos también?

Donde no se si habría periquitos es en Libia, eso pilla muy lejos y no sé si esos  pajaritos se conocían allá , quizá tuviesen otro tipo de pajaritos en sus casitas, ya que el régimen del Coronel Gadafi hacia como el Señor del bigote daba un piso por familia y con cada hijo el crédito del piso de reducía un 25 %, supongo que las familias Libias serían también como la mía, de cuatro hermanos Papá, Mamá, y la abuelita .

Estoy teniendo una pesadilla y no sé si habrá periquitos hoy en las casas;  Me han contado un cuento del futuro que decía cosas muy feas:  dice ese cuento que a estas Naciones les llevaron la Democracia y pasaron a ser solo Países; dice ese cuento que los han prohibido -los periquitos prohibidos , que cosas más raras-. Y encima esos niños no tienen hermanitos, a veces ni hay hijitos en las casas, en ese cuento que leo en mi pesadilla dice que ahora se estila tener un perro o un gato… Que pena , ya no hay niños como cuando yo era el Rey de la casa, ya que era el pequeñito; de todas formas yo no sé dónde jugarían los hermanos ya que también ese cuento dice que los pisos no son como el de mis Papás, dice que ahora los pisos no se pueden comprar y que le ponen a la gente unos artículos en la prensa comentando las ventajas de vivir pisos de 25 metros cuadrados.

Que cuento más feo, estoy deseando que se me quite esta pesadilla y despertarme en Casa de mis Papás, en nuestro Piso con todos mis hermanos y la Abueli… , y mis periquitos!


3 respuestas a «Mi familia, nuestro piso y mis periquitos»

  1. Nosotros, eramos 4,padre madre hermana y yo. Y a veces mi abuela materna. Seat 6000,lueho Simca, 1000 y estudios y colegios, y vacaciones en el pueblo 2 meses, y piso alquilado «congelado»…

  2. De cuando todo iba de bien en mejor; y parecía lo más normal del mundo. Ahora es cuando realmente lo valoro; cuando lo veo cada vez más lejano e irrepetible.
    Esa España fue como ponerse de cero a cien en tres segundos; no dio tiempo a más porque esa generación expiró, en gran medida por el covid y demás amenazas exteriores. Mientras pueda dar mi opinión y testimonio, lo llamaré Paraíso franquista o similar( Franco y esa media España ); de cuando la gente( normal )iba sonriendo por la calle en gran medida.

    Hoy no hay que ser un lince para ver que todo va de mal en peor desde la transición, reconversión incluida. Cosa que se ha acentuado hasta límites galacticos con las plandemias y sus agendas; plan Kalergi incluido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad