Militares españoles en Letonia haciendo… qué

EE.UU. y su filial, la OTAN hacia la invasión de Rusia

Leemos unas declaraciones del jefe del contingente español en Letonia, lugar en el que nuestras FFAA están implicadas en una de esas misiones en el exterior impresentables, absurdas, innecesarias, mercenarias, inconstitucionales y que en nada nos benefician.

El citado jefe, cuyo nombre omitimos porque da igual, pues es más de lo mismo, o sea, peor, dice que en Letonia lo que hacen las fuerzas españolas es “Disuadimos preparándonos para defender” en el seno de la misión de la OTAN denominada Presencia Avanzada Reforzada decidida en 2014. La excusa, vulgar y burda donde las haya, para tal operativo fue, según dijeron, el supuesto temor de los países bálticos y Polonia a que Rusia fuera a por ellos tras cuando ésta, entonces, se anexionó Crimea.

“La misión tiene dos componentes principales: disuasorio y defensivo. Ambos están íntimamente relacionados. Como siempre resalto, disuadimos preparándonos para defender”, recalca ufano el oficial español y se queda tan ancho; por cierto, antes, desde Comandante a Coronel, ambos incluidos, siempre fueron “jefes”, ahora, por el contrario, los han degradado a “oficiales” sin que ninguno haya ni pestañeado.

¿Quién amenaza a quién?

“Sin poder entrar en detalles, le diré que tenemos una disponibilidad permanente, especialmente los componentes del «battle group» y las unidades logísticas de apoyo” remacha el oficial, que añade por si hasta ahora fuera poco lo que ha salido por su boquita de piñón “Evidentemente seguimos con interés militar la preparación de las unidades rusas, que llevan a cabo sus programas de instrucción y adiestramiento al igual que otros ejércitos. En otros planos, como el de ciberdefensa, sabemos que los rusos son particularmente activos, y eso lo hemos tenido en cuenta en nuestra preparación, con diversas medidas destinadas a minimizar el impacto de estas actividades sobre las nuestras, pero también cuando planeamos y ejecutamos ejercicios aquí en Letonia”.

Pues bien, veamos:

  • Rusia se anexionó Crimea por diversos motivos, entre otros, porque su población es rusa en su inmensa mayoría población que bien se encargó de ello Stalin en su momento, pues era un tirano, pero de tonto ni un pelo; además, dicha población deseaba tal anexión más que la lluvia. También la anexión se debió, por supuesto, a evidentes e imperiosas necesidades estratégico-militares, léase salidas al mar despejadas todo el año. Y si entonces Rusia no tenía razones para ello, aquel fue el momento de hacérselo ver, lo que nadie hizo salvo las típicas pataletas, luego ahora a hecho consumado y consentido, chitón.
  • ¿Miedo los bálticos y polacos a que Rusia se los anexione? O sea, les invada. Pero… ¿Quién en su sano juicio puede pensar que es igual Crimea a dichos países? ¿Quién puede ser tan idiota? ¿Este Teniente Coronel? Parece que sí. ¿Alguien que no sea subnormal puede creer que Rusia puede estar interesada en expandirse por la fuerza al Oeste en estos tiempos? Lo que ocurre es que el supuesto temor de tales países no es más que la excusa elaborada por la OTAN –organización que debió disolverse cuando lo hizo el Pacto de Varsovia que fue la razón de su existencia–, es decir y más en concreto de los EE.UU., para acosar por ese flanco al oso ruso y no dejarle levantar cabeza, o sea, no dejarle ejercer de la potencia asiática-europea que no cabe duda que por múltiples razones le corresponde ser. Así, lo que en realidad hace nuestro flamante oficial y sus subordinados es servir a los intereses norteamericanos, o sea, que son mercenarios, cipayos, para entendernos.
  • El contingente total de la OTAN en Letonia, en cuanto a fuerzas de tierra, es de 4.500 miembros de todas las naciones habidas y por haber, aportando España 350, más 6 carros Leopard y 14 vehículos Pizarro. ¿Cree alguien, ni siquiera el Tte. Col. de marras, que dicha fuerza puede disuadir y defenderse de alguien como el oso ruso por muchas carencias que hoy tenga? Pues no, evidentemente no. Basta con que dicho “animal” se tire una mínima ventosidad y verán dónde acaba tan flamante contingente militar.
  • ¿Rusia nos ha amenazado? ¿Nos ha atacado? Porque el lenguaje que emplea nuestro oficial –vuelvan a leerlo, por favor– es propio de un conflicto directo y abierto entre dos naciones, entre dos fuerzas militares, entonces… ¿Estamos en guerra con Rusia? ¿Cuándo se declaró? ¿Por qué motivos? ¿Bajas? ¿Reclutamiento masivo? ¿Por qué tenemos que disuadirle? ¿Ha dado muestras evidentes de malas intenciones contra España? ¿Y contra otros?
  • Vuelvan a ver los mapas del despliegue de la OTAN y verán que todo él rodea y amenaza a Rusia. Entonces ¿No estaría justificado que fuera Rusia la que tuviera temor de una invasión por parte de la OTAN, o sea, de Occidente, máxime cuando hay dos grandes y terribles precedentes como fueron la invasión napoleónica y la alemana?

Y podríamos añadir más, pero para qué. De la veintena de misiones militares en el exterior actualmente activas, algunas desde hace muchos años lo que hace dudar de su eficacia –comenzaron llamándose “de paz” y ahora ya no lo son, lo que hace pensar que puedan ser de guerra–, sólo tres o cuatro a lo sumo están justificadas por servir directamente a nuestros intereses nacionales y de seguridad, las demás son todas cipayas, mercenarias, punta de lanza de ingerencia en asuntos internos de otros países, de acciones de influencia, de agresiones solapadas, al servicio de intereses que ni nos van ni nos vienen, ni entendemos,  y de las que nada sacamos ni vamos a sacar, a excepción de nuestro oficial y otros que se divierten jugando a los soldaditos, los emolumentos sustanciosos que cobran por ello, el impulsar sus carreras y… cualquier día vernos metidos en un fregado sin ton ni son.

Por el contrario, no vemos ya no un sólo Leopard o Pizarro por Barcelona, Alsasua, Guipúzcoa, etc., o sea, por España, sino menos aún a un oficial de uniforme por sus calles; pongamos por caso este “aguerrido” Teniente Coronel. Lo que sí vemos es la continua afrenta a España en España, a nuestros más sagrados símbolos, tradiciones y héroes españoles vilipendiados por anti-españoles en España, y a españoles atemorizados por todo lo anterior sin que nadie les defienda de agresiones directas, acciones revolucionarias y de guerra contra ellos y España en España, y todo sin que las FF.AA. que se dicen españolas se sientan aludidas e, impasibles, marchen a… Letonia –y otros lugares a cual más exótico– a «disuadir y defender», incumpliendo aquí con su más sagrada misión, con la que les da sentido y es razón única de su existencia que es la defensa de la independencia, soberanía, unidad e integridad de España, y sin que tampoco exijan, a quién sea, que cumpla con las suyas.

Compartir

2 thoughts on “Militares españoles en Letonia haciendo… qué”

  1. España se ha convertido en una «prostituta» al servicio de intereses extraños.
    Y, lo peor, sus hijos están orgullosos de los
    magníficos «trabajos» que hace su madre.
    Como ejemplo, estamos celebrando actualmente el quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. Magallanes lo haría en espíritu, supongo, porque su cuerpo quedó enterrado en las Filipinas; y, además, no era esa la misión inicial de aquella expedición.
    Pues bien, ¡hasta los portugueses!, que hicieron todo lo posible para el fracaso de aquel importantísimo viaje, se nos suben a las barbas casi sin recibir respuesta por parte española. Muestra evidente del estado de indignidad y postración en la que este país se encuentra sumido.
    Cuarenta años de traiciones, mentiras y cobardías en cantidades industriales, no pueden pasar sin producir amargos frutos abundantemente. Y se mire donde se mire, aparecen las mismas inmundicias.
    Para llorar…

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*