Moción de censura contra… VOX

Mañana comienza la moción de censura de VOX contra el infame desGobierno del Frente Popular redivivo. Muchas cosas se podrían decir, pero no habría suficiente espacio en internet. Vayan y basten por nuestra parte las siguientes.

A nuestro entender, VOX ha rizado el rizo. Ha jugado a ser aprendiz de brujo. Ha olvidado que los experimentos se hacen con gaseosa. También, que no todo vale. Que se debía a los que le votaron, a los que convencidos, a medio convencer o guiados de sus iniciales propuestas querían al menos no quedarse con la mala conciencia de que no dieron una oportunidad cuando parecía que podría haberla después de tantas décadas de desierto, se subieron a su tren en la estación de las últimas elecciones generales, pero por las mismas se van a bajar en la siguiente; y es que las estaciones están tanto para subirse como para bajarse. Porque no van a votar, como muchos hacen, con la nariz tapada.

Una moción de censura no se presenta sólo cuando se va a ganar, sino también y casi más para dejar en total evidencia al Gobierno cuyo desbarre sea evidente incluso para no pocos de los que le votaron. Sabiendo cómo es el PP y más aún su comportamiento hacia el propio VOX, no debió ni siquiera avisarle, mucho menos mendigar su apoyo, como lo ha hecho, pues estaba claro que nunca ni iba a tenerlo ni lo tendrá salvo que no le quede otra; y aún así será tan puntual y falaz, que una vez metido el PP en cualquiera de los gobiernos, olvidará lo prometido. Porque el PP (UCD-AP-PP) es el verdadero, único y gran problema de España por ser la parte esencial, la piedra angular del “Sistema”, de la alternancia (de Cánovas a Sagasta y viceversa), que no alternativa. Nunca, además, ha ganado unas elecciones, sino que es el PSOE quien por simple desgaste coyuntural las ha perdido.

Asumir la ocurrencia de Sánchez Dragó (de trayectoria vomitiva) de que sea Ramón Tamames (si cabe aún más repugnante) quien defienda la moción de censura, lo que le convierte de facto y de repente, aunque sea sólo por unos minutos, en líder de VOX, así como en candidato de VOX a la presidencia –todo ello por la gracia del dedo sin ser del partido y por ello sin que nadie de él le votara– sólo cabe en cabezas desvariadas por los efectos de algún tripi. Defender tal despropósito con argumentos tan estúpidos como vienen haciendo una vez que la cosa les ha estallado en las napias, es además un insulto a la inteligencia de aquellos de sus votantes que la tengan; es, incluso, pura traición. Es obligatorio para el líder del partido que presenta una moción de censura defenderla; es su irrenunciable obligación. Es, también, el momento cumbre que sirve para que propios, contrarios y ajenos comprueben su categoría, su nivel y su calidad en todo. Es, además, el escaparate del partido donde debe mostrar, al menos con palabras, qué es y qué defiende. También de lo que caso de ganarla, o si llegara al Gobierno, defendería y, mejor aún, haría.

Nada tiene que ver Tamames con los votantes de VOX, ni con lo que este partido venía diciendo defender hasta ahora, sino todo lo contrario. Por eso es imposible que defienda en la moción los ideales que, hasta el momento, y aunque no siempre con hechos, decía defender VOX. Su discurso, filtrado por uno de sus amigos (¿o él mismo?) a un medio tan sectario como antiespañol, no sólo ha dejado la moción hueca y dado a los demás la oportunidad de preparar los suyos de respuesta (o ni siquiera contestarle pues no hay mayor desprecio que la falta de aprecio), sino que a los votantes de VOX que no se dejan contaminar por el borreguismo de los de otros partidos a los cuales permiten todo tipo de dislates, les queda claro que dicho discurso lo podría firmar y leer Feijóo y con más brío por aquello de la menor edad. Y es que el discurso de Tamames es de principio a fin radicalmente pepero. Por otro lado, que VOX confiese que no tiene a nadie, ni siquiera a Abascal, capaz de defender la moción da mucho que pensar y deja aún más que desear.

La perorata que va a soltar Tamames, salvo que por la filtración –¿interesada?– la cambie y en mucho, se limita –eso sí, tras darse vaselina a sí mismo hasta agotar el frasco–, a repetir cual loro parlanchín las obviedades que dicen los medios todos los días, no aportando nada nuevo, y mucho menos propuestas concretas verdaderas. Es tan “academicista”, o sea, tan políticamente correcto, que aburre hasta a las vacas. Tanto, que no sólo no llama a las cosas por su nombre, sino que incluso las maquilla: evitando llamar a las cosas por su único nombre posible en estos momentos, es decir, utilizando vocablos como aborto, crimen, eutanasia, adoctrinamiento, degeneración, depravación, anti-España, inconstitucional, dictadura, traición, robo, corrupción, y cualesquiera otros que en cada caso son los únicos posibles para definir lo que viene haciendo este desGobierno que es netamente marxista, revolucionario, nostálgico de las chekas y de los “tribunales populares” cual lo que es: redivivo Frente Popular idéntico o incluso peor que aquel otro (apelativo y concepto que tampoco utiliza Tamames). Incluye, además, falsedades históricas monumentales como son que en nuestra Cruzada 1936-39 no hubo ni buenos ni malos (¿?), que todos cometieron atrocidades (¿?), que la Tra(ns)ición fue y sigue siendo el modelo (¿?), que estamos en una democracia (¿?), que… ¿Y entonces por qué estamos así y peor que vamos a estar?

En realidad, la moción debería aprovecharla VOX no tanto contra Sánchez y sus secuaces de toda ralea y de tan baja estofa, sino contra el Partido Popular. Sí, efectivamente. Porque la moción y su discurso de defensa de la misma deberían sacar los colores a los peperos que son, desde hace cuatro décadas los culpables de que el Frente Popular esté donde esté y más que va a seguir estando con la ayuda, repetimos, del PP. El discurso debería centrarse en poner en evidencia a los Fraga, Aznar, Rajoy, Casado –¿existió?– y Feijóo, así como a sus aborregados votantes, porque son la causa; el PSOE y sus aliados de siempre son sólo el efecto. El discurso debería ir contra ese contubernio que el PP tiene desde que nació con los enemigos de España entre los cuales está él y además en lugar destacado; y a las pruebas de todo tipo nos remitimos. Por eso, porque no lo va a hacer, y porque a los otros les resbala lo que diga Tamames, la moción de censura que debería centrarse en el PP pasa a serlo contra VOX

Cuando se tienen, si es que se tienen, unos valores, unos principios y más aún una fe, ni por una vulgar moción de censura se les puede traicionar, porque de hacerlo en lo más mínimo se pierden para siempre y sin remedio.


13 respuestas a «Moción de censura contra… VOX»

  1. Con la «zelenskiada», Vox dejó claramente manifiesta su verdadera esencia y el nivel político que podemos esperar de ese partido: MÁS DE LO MISMO.

  2. Una muestra más del desbarre y taradez rampante que se ha convertido en un clásico de «este pais»,que unos supuestos conservadores(más falsos que un duro de madera)utilicen a un amigo de asesinos comunistas…para aumentar su manifiesta descridibilidad y confirmarla una vez más.
    Todo ello ,lo aberrante,normalizado…faltaría más…

  3. Es tan certero el artículo en el fondo y en la forma, que huelga glosarlo.
    Si acaso recordar el viejo refrán:
    “El que con niños se acuesta, excrementado alborea”
    Que para la ocasión podría formularse:
    “Quien con ancianos (demenciados de soberbia y oportunismo) se acuesta, desprestigiado alborea”
    Me ha gustado el símil del vagón.
    Pero bajarse de un vagón, sin posibilidad de subirse a otro, por no haberlo, es perder el tren.
    La única solución estaría en que un viajero, bajándose del tren, se subiera a la máquina… obligando al maquinista a “tomar agujas” para cambiar una dirección que lleva directamente al descarrilamiento.
    Mi felicitación al autor por tan lúcido análisis.

  4. No exageremos, lo del Cid fue peor
    no encontraron repuesto y lo sentaron muerto sobre el caballo
    claro que todavía quedan 24 horas queda pues la posibilidad de que Babieca se lleve a otro jinete “don” Ramon
    España … esa comedia

  5. Los seis colores de la partidocracia del parchís, ya están aquí los juegos del hambre televisados, la cortina de humo para subyugar a todo imbécil que cree en la partidocracia. De algoritmos va la cosa y de ceguera que alimenta estos juegos del hambre. Precisamente el comentario que hice en el artículo de la Guardia Civil, va como anillo al dedo sobre este espectáculo, va absorbiendo las fuerzas del estado a desaparecer. Si amigos, la soberanía nacional ha sido subyugada en su totalidad, la traición desde el 78 llega a su culminación hoy día. LA QUE SE AVECINA, título de la serie española, es la analogía de los juegos del hambre actuales de la degeneración, sumisión, hacia el exterminio y esclavitud, grado 33 del MALIGNO.

    Las masas nunca han sentido sed por la verdad. Se alejan de los hechos que no les gusta y adoran los errores que les enamora. Quien sepa engañarlas será fácilmente su dueño; quien intente desengañarlas será siempre su víctima.

    Gustave Le Bon

    La batalla final es inminente, pero solo los hombres de HONOR la podrán comprender, aprovechar su última oportunidad de conocerse a sí mismos, recordando quienes son y trascender el velo de la muerte de este mundo de locura.

    Saludos cordiales

  6. Toda la Verdad y nada más que la Verdad. Excelente síntesis de la situación política de España a la que hemos llegado con esta maraña de partidos políticos.

  7. Extraordinario el artículo, y extraordinario el enfoque del planteamiento de dónde radica el problema.
    VOX apareció enarbolando la bandera contra la «derechista cobarde», como reacción contra la misma, y contra los «naricomplejines» del PP pero ellos mismos se han convertido también en esta ocasión en derechista cobarde y en maricomplejines exactamente iguales a los del PP cuando en lugar de plantear la moción de censura llevando a Abascal como candidato propuesto a la Presidencia del gobierno, lo que han hecho es incurrir en la cobardía de la derechista cobarde y en el complejo de los maricomplejines y plantear la moción proponiendo a unhistorico del Partido Comunista de Santiago Carrillo y La Pasionaria.
    Es para que la cúpula de VOX se lo hagan mirar.

    Uno de los principales defectos de VOX es que la mayoría provienen del PP, lo cual haber militado en el PP ya dice bien poco, y como consecuencia de ello carecen por tanto de una verdadera doctrina nacional y esto se nota cuando aceptan o dan por buenas cosas que son totalmente inaceptables, como ponderar y aplaudir la actitud del Rey cuando ésta es en realidad vomitiva, o el atraco a la democracia que supone que en las elecciones los recuentos de votos no se hagan como manda la Ley sino dejando los resultado a lo que buenamente salga de las empresas al servicio del PSOE, que VOX en este tema se ha desentendido de exigir que se cumpla la Ley electoral, lo cual equivale a aceptar el pucherazo y el fraude a la democracia.

    Y luego está, como muy bien apunta el artículo, la incongruencia de mendigar constantemente el pacto con el PP, cuando la razón de ser de VOX no es ningún pacto con el PP, sino justo lo contrario, desenmascarar el pacto permanente de identidad política durante 40 nefastos años entre PP y PSOE que ha llevado a España a la ruina en la que se encuentra a todos los niveles. No se puede criticar al PP al mismo tiempo que se me diga y se aspirar a ser su escudero y pactar con él, mucho me os tras la experiencia de lo que en realidad supo e ese pacto, como se ha demostrado en Andalucía, en Madrid y en Castilla-León.

    La gente no vota a VOX para que el candidato sea Ramón Tamames,, ni vota a VOX para sostener gobiernos gobiernos del PP que sean un calco idéntico de los Gobiernos del PSOE, porque si la gente quisiera que votando a VOX en realidad siguiera gobernando el PSOE a través del PP, votaría al PP o al PSOE,en lugar de a VOX, si votan a VOX es para que haya un cambio, no para que VOX vaya lsmiendoke las votas al PP.
    La responsabilidad de VOX es muy grande pirque si engaña a su electorado, como ha venido haciendo el PP sin solución de continuidad y demuestran que son más de los mismo, tendrán que enfrentarse al juicio de la Historia en el mismo saco que el PP, es decir que el PPSOE, y pir tanto corresponsales en su alícuota parte de la destrucción de España.

  8. VOX ha cometido muchos pecados capitales.
    De tanto repetirlo (o, a lo peor, antes) cree que este sistema (Constitución, Rey, Democracia Liberal) es bueno y lo ha llegado a asumir como ideal. Es decir, se ha convertido en el enemigo.
    Ha mirado para otro lado con ocasión de los pucherazos electorales (el obligado recuento manual incluido). Es decir, se ha convertido en el enemigo.
    Ha mirado disimuladamente para otro lado en las agresiones de Marruecos (aguas, invasiones, avalanchas, guerra comercial). Como mucho, se ha vuelto «blandito».
    Ha ignorado las agresiones inglesas de esa pérfida que ya no es Uropa, sin mentar el Breixit. Blandito/traidor.
    Aplaude la (apenas no declarada públicamente) guerra contra Ucrania. Traidor «atlantista-sionista» (por ahí hace mucha agua vox).
    Sigue jugando al despiste con el genocidio del Covid, con Streisman en primera fila. Cómplice.
    ¿Le parece poco aderezo a acoplarse con un rojo-ayornado (aggiornado)?
    Dios salve a España (a pesar de tanto mal español)

  9. La idea de presentar a un candidato en las antípodas del pensamiento de Vox es genial por estrafalaria y disparatada, pues no se trata de ganar la moción, algo imposible, sino de poner en evidencia a un desgobierno mafioso, inmundo y antiespañol. El candidato de la primera moción fue Abascal, el líder natural, y fue presentada por un negro, o mulato, para restregar a la basura roja la tan burda como reiterada falacia del racismo de Vox. Obviamente, cuando los votantes de la chusma socialista son tan borregos, sectarios, descerebrados y miserables, es imposible que cambien su voto, lo cual tampoco es la intención de Vox.
    Criticar, por tanto, que no se presente Abascal de candidato, es absurdo; si lo hiciera, se lo criticaría por haberlo hecho la primera vez sin éxito. No seamos hipócritas ni ventajistas. De lo que se trata es de retratar de nuevo a este desgobierno infame y de movilizar al votante descontento de la pp hacia Vox y desmovilizar (provocar la abstención) del votante asqueado de la escoria socialista e incluso de la mugre infecta podemita. Vaya por delante que a mí tampoco me convence en absoluto Tamames, antes al contrario, pero no adelantemos acontecimientos. En cualquier caso, y por desgracia, este país no tiene remedio, como bien sabemos al menos los que leemos este excelente periódico y algún otro de la Resistencia patriótica auténtica, pero a Vox no se le podrá echar en cara que no lo haya intentado todo por tumbar a estos hijos de perra sarnosa que nos están arruinando y destruyendo desde el poder, lo cual tampoco quiere decir que yo crea que no son parte del engranaje partitocrático mafioso, pero si hay que aliarse con el Diablo para vencer al enemigo, se hace; ya habrá tiempo de romper el pacto después de haberlo derrotado.
    ¡Arriba España!

    1. En efecto, Tamames es un ariete contra Sánchez y parece que no se ha entendido que no es el candidato de VOX. Tan sencillo es de entender que si la moción tuviera posibilidad de salir adelante, Tamames no sería el candidato. Por otra parte, ya se sabe que no hay peor astilla que la que sale de la propia madera. Han buscado un economista rojo, contra otro economista rojo. El primero con una formación académica muy superior al segundo, que sólo ha demostrado ser un farsante.

      Pero en la réplica, que la habrá, será Abascal quien responda a un presidente fraude, y lo hará sin limitación de tiempo. Y ya no será un rojo atacando a otro rojo, sino ese conservador patriota atacando a los enemigos de España que sin razones y todavía menos medios se han apoderado de ella.

      Y en esa réplica también se tendrá que mojar Feijoo, el mismo que va a ser el continuador de las políticas antinacionales de la ultraizquierda, tal como bien claro han dejado esos del PP al afirmar que no van a derogar aberraciones legales como la surgida de ese ministerio del hembrismo. Bien claro lo han dejado afirmando que van a seguir apoyando la mafia LGTBI. No hacen falta lecturas muy en profundidad para saber que el PP va a seguir la ruta de la Agenda 2030.

      Ahora bien, VOX es un partido político, otro más del Sistema pero con algunos contenidos e intenciones distintas, en esa línea de Meloni en Italia, y para llevar a cabo su programa necesita aunar voluntades, porque ya se dirá que otra alternativa viable, realista hay.

      La política es el arte de lo posible. Y sí bien esta moción no tiene posibilidades de salir adelante, si es una bomba de relojería para dentro de unos meses.

      1. Impecable. En efecto, ¿qué otra alternativa hay?, ¿que de repente y como por arte de magia, el aborregado, sumiso, cretino y aterrado Pueblo español despierte en masa y salga a millones a la calle a llevarse por delante a esta piara de malnacidos?. Seguro, tanto como que yo soy la reencarnación de Marx, Lenin, Stalin, Mao Tse Tung y Fidel Castro juntos. Mal que nos pese, ojalá que no, sólo queda Vox. Por eso hay que apoyarlos a muerte, y si entre todos logramos salvar España, ya habrá tiempo para pensar en el siguiente paso que consistiría en acabar de una vez para siempre con la partitocracia corrupta, mafiosa y antiespañola, si Vox resulta no ser lo que parece.
        Un saludo.

    2. Si a mí la moción de censura no me parece mal sino bien, lo que me parece mal es que el propio Abascal se minusvalore como para presentar a otro candidato como es Tamames, cuando el que se tiene que postular es él mismo, y con el PP le ocurre lo mismo, a lo único que aspira es a pactar con el PP y facilitar un gobierno del PP, que en definitiva es ser el escudero del PP, cuando esto no es lo que quiere la gente que vota a VOX, que no es pactar con el PP ni facilitar ningún Gobierno del el PP, la gente lo que quiere, que es además lo que necesita España, es que VOX combata al PP y que dé el mensaje de que no facilitará ningún Gobierno del PP porque es lo mismo que el PSOE y si la gente quiere votar al PP que los vote pero que luego no se lamenten porque si no dan los números al PP y la extrema izquierda vuelve a formar Gobierno, pues que lo forme, antes un gobierno de la ETA directamente que uno del PP, porque el PP es el que ha llevado a que la ETA , el separatismo Catalán y la extrema izquierda no sólo hayan llegado a las instituciones sino que gocen del monopolio del discurso cultural e ideológico. A ver si nos vamos enterando que el verdadero enemigo de España es el PP y la masa social que apoya al PP, que son los que sostienen a la extrema izquierda y son los que impiden y están estorbando para combatir a ésta.
      Y eso de que lo «estrafalario y disparatado es genial», esa afirmación será así en Marte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad