Moderados y extremistas

Tomo como referencia la editorial de El Mundo, de 1 de Julio: ‘La victoria de Le Pen es la cresta de la ola de un fenómeno europeo’. Que quede claro que esta editorial está en la línea de la gran mayoría de la prensa digital y de papel. Diría que es representativo de la opinión muy mayoritaria de los medios de difusión. ¿Qué se dice?

Habitualmente, se divide el mundo entre ‘moderados’ y ‘extremistas’, y yo me coloco entre los moderados, que se supone que es lo bueno. Por tanto, los ‘malos’ son los otros. Los ‘extremistas’.

Resulta que, durante años, la mayoría de políticos y medios de comunicación, han alertado a la población del peligro de los extremismos. Ahora me referiré a España porque el propio editorial -como todos- habla de ‘fenómeno europeo’ y porque, además, soy español y me preocupa lo que pasa en España.

En España, los extremismos se centran -principalmente, pero no exclusivamente- en Vox. Un partido de ultraderecha, con ramalazos fascistas, que es un verdadero peligro para la democracia. Resumiendo, Vox representa el ’extremismo’. En la otra parte, están los ‘buenos’, o sea los moderados. Concretando, socialistas, comunistas, golpistas, separatistas y filo terroristas. ¿Cómo es posible que haya millones de personas que crean esta melonada?

No queda más remedio que insistir y repetir. A ver si hay suerte. Las leyes educativas aplicadas, en España, han sido- todas ellas- socialistas, o socialistas y de sus socios. La mayoría del profesorado es progre, lo que incluye a socialistas, comunistas, catalanistas, vasquistas (o euskeristas) y antiespañoles varios. Todos ellos, sólo por poner un ejemplo entre cientos, se tragan entera la falsaria Leyenda Negra. Y esto es lo que transmiten a los estudiantes. La consecuencia es que, con lo que dicen, resulta muy difícil querer a España, tu patria. Mienten como bellacos enseñando, por ejemplo, que la conquista española de América, fue un genocidio. Lo normal es que los estudiantes se sientan avergonzados de su patria. Pero todo es una repugnante mentira. Abreviando. Una consecuencia de esta basura progresista es que los que defienden -defendemos- a España, somos ‘extremistas’. Si fuésemos de los ‘buenos’, de los moderados, criticaríamos- con vehemencia- el comportamiento cruel y sanguinario de los españoles en América.

Ya tenemos un primer paso en la buena dirección. Los que defendemos a España, su historia y su lengua, somos ‘extremistas’. De ahí que ‘los buenos’, los moderados, nos califiquen de ‘ultraderecha’.

Antes de seguir, quiero aclarar que todas estas idioteces/falsedades no serían posibles si la mayoría de los españoles tuvieran más madurez política y un poco más de cultura. No tragarían con tanta facilidad estas melonadas. Pero ahí está el sistema de educación/adoctrinamiento para facilitar el aborregamiento de las jóvenes generaciones. Que, en poco tiempo, votarán.

Además de la educación/adoctrinamiento, están las criadas mediáticas subvencionadas. No perderé el tiempo- ni ofenderé su inteligencia- tratando de mostrar que las ‘criadas mediáticas subvencionadas’ existen. Por supuesto que existen. Y saben lo que tienen que decir para que el ‘puto amo’ no se enfade, y corte las subvenciones.

Ahora, demos otro paso. Al final de la editorial mencionada, se dice: ‘A las fuerzas moderadas corresponde preguntarse por qué tantos ciudadanos desconfían de sus propuestas y cuál es ahora la receta para integrar a los extremismos’.

Preguntemos. ¿Por qué? Hay varios tipos de respuesta. Una de ellas dice: ‘La gente se ha dejado engañar por los cantos de sirena de la ultraderecha. Pero la solución no está en los extremismos, sino en la moderación que nosotros representamos’.

Otra respuesta dice, que sectores importantes de la sociedad -en este caso la francesa- se han cansado de la amenaza utilizada por ‘los moderados’, ‘¡Qué viene el lobo!, o sea, la ultraderecha. Están tan hartos de los ‘moderados’, que están dispuestos a ver qué cara tiene este lobo de la ‘ultraderecha’. Tal vez no sea tan malvado como dicen.  ¿Y por qué están hartos de los ‘moderados’?

Porque no solucionan problemas que les preocupan y les afectan. Por ejemplo, la inmigración ilegal e incontrolada, la inseguridad ciudadana, la pérdida de poder adquisitivo, los excesivos impuestos…

Las fórmulas habituales de los moderados para hacer callar a estas protestas, se reducen a lo siguiente: ‘racistas, fascistas, etcétera’. Pero esto ha dejado de impresionar a sectores importantes de la población. Esto sucede en Francia.

En España (‘este país’), el nivel madurez política es más bajo y el progresismo es más alto que en Francia, de modo que tardaremos más tiempo en reaccionar y superar el miedo a que los progres (los moderados) nos llamen ‘fachas’.

Recuerde, sólo es ‘extremista’, el que no respeta las reglas democráticas. No se deje engañar más por los supuestos ‘moderados’ y sus criadas mediáticas.


3 respuestas a «Moderados y extremistas»

  1. La subvención de los medios de comunicación, partitocracia, educación subversiva, plan Kalergi, es la bomba de relojería que la harán estallar con el efecto dominó de los impagos de deuda. Todos los países europeos esclavizados con el dinero-deuda, traición de sus gobernantes, los primeros en estallar, serán los del sur escalando a todo Europa. Hace tiempo que algunos lo venimos comentando, pero ya no tiene solución, es demasiado tarde para frenar esta catástrofe, es imposible de separar la banca comercial, de la inversora, arrastrará al abismo de los impagos, generando la imposibilidad de refinanciarse los países endeudados, provocando los recortes sociales y posible colapso social. Los que todavía creen que un partido político de la partitocracia les va a salvar, es que se han bebido el entendimiento y pecan de muy ingenuos por desconocimiento de como funciona el sistema económico, dinero-deuda y sus políticas otanistas sumisas a la FED. Los cambios de gobierno en todo Europa, solo cambia el collar al perro, hacer creer que va a cambiar algo, para que no cambie nada y siga su proceso de descomposición para seguir la entelequia de fortalecer el dólar fiduciario que se le acaba el recorrido. El euro fiduciario no puede existir sin el dólar fiduciario, por lo tanto, es una crónica de una muerte anunciada desde su principio de la comunidad europea. Para eso se les arrebató la divisa nacional a cada país europeo y darle la estocada en este tiempo de pan y circo que acabará muy mal.

    Saludos cordiales

  2. La antítesis revolucionaria/escoria Disraeli-Rothschild, cuenta con la típica masa alucinada de orcos; bien convencional roja, o moderna, compuesta por varias minorías calentadas al efecto, que encaja muy bien con lo de arco iris. Es la misma arma o como dicen sus Protocolos, ‘más útil antes que las bombas’… y sino que se lo pregunten al zar.
    Además, los amos suelen armar a esta banda de orcos odiadores, mientras procuran la indefensión de sus víctimas, sus enemigos. De eso se encargan sus lacayos masones de izdas y dchas que, además de fabricar a los orcos, acompañan su agresión/limpieza con el Sistema; establecido globalmente tras Yalta.

    Francia/GOF; es un clásico de los amos, pues a partir de su Revolución, se hicieron con Uropa y destruyendo al tiempo la España de ultramar y tomando las riendas de la peninsular. Ese foco de conspiración marrana no solo atañe al corral uro-pedo…sino a toda la zona en torno al Mare Nostrum, tan vital. Solo el Brexit permanece, simbólico, folclórico; anclado en la City.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad