Mongolia

En un rincón de Mongolia,

Viven la trola y el troll.

Démosles la enhorabuena:

Ella ha parido un mongol.

(En sentido general,

Que el género lo decide,

La criatura cuando quiera,

Ser trola, trole o… mejide).

 

Para Trola es su mongola,

Mas Troll piensa que es un gol,

Que le ha colado la Trola,

Pues juega bien de farol.

 

Y es que a la Trola le molan,

Vanidad, fama y charol,

Y por cubrirse de estolas,

Se enrolla al mejor postor.

 

(Antes que el Troll, su pareja,

Un Martínez-Bordiu fue.

Y hasta a bodas de su hermana,

Asistió cual su mujer).

 

Y es que roja como un sioux,

Y raspa y pija a placer,

No diría no a un Bordiu,

Por facha que pueda ser.

 

Que para darse pomada,

Sacar tajada y medrar,

Trola no ahorrará jugadas,

Ni principios que truncar.

 

(La Trola en la Cuatro ladra.

Todo es mentira es su lumbre.

《Mejode》 manda en la cuadra,

Que hace honores a su nombre).

 

Así que el Troll anda inquieto.

Sin certeza y convicción,

De que la cría sea un cuento,

Y de otro sea el… honor.

 

El Troll, Galán de apellido,

Aunque es todo un gran gañán,

Estridula algún berrido

En «AVECES» Cultural.

 

(Sí, sí: en el de Juan Tres Palos.

En el más conservador,

De los diarios que Franco,

No cerró… siendo traidor).

 

Pues el Troll Galán, molesto,

Por la criatura endosada,

A pachas con su cabestro,

La ha sacado en su portada.

 

(De Mongolia, no ABC,

No se vaya a molestar,

El abecista que piense,

que el Troll es al rey leal).

 

Y así, en su puta revista,

Ha mostrado a su bastarda.

El Adanti es el «artista»,

Que firma la tal cagada.

 

(Pues semejante simiente,

Sólo puede ser parida,

Por alguien que sólo miente,

Para ganarse la vida).

 

¿Y no será que la caca,

Que al Troll le coló la Trola,

Es hija de ese sudaca,

Que se entiende con su novia?


Una respuesta a «Mongolia»

  1. En esa cochiquera retoza un tal Gonzalo Boye, abogado de otro fulano llamado «Pigdemont», de naturaleza masónica el puerco de la cochiquera, y cagoncete el segundo.
    En un retrete sólo hay un producto, y por eso exhiben su mercancía. Pero mejor se la quedan para ellos y que con ella se limpien la boca.

    Abogados Cristianos, y el IPSE ya han anunciado medidas legales por atentado contra los católicos e incitacion al odio, es decir, art. 510 del Código Penal y ss. Con la exigencia en la demanda del cierre de esa Cloaca de Satanás.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad