Muchos quiere más y lo pierden todo

Occidente se ha vuelto loco durante las últimas dos semanas. Los poderes fácticos intentan hacernos creer que no esperaban que los hechos se desarrollaran como se están desarrollando (aunque hicieron todo lo posible para que las cosas sucedieran como están sucediendo) y montan todo un gran espectáculo imponiendo sanciones al agresor, asegurando a la población que el agresor tarde o temprano cederá. Hay todavía un tercer aspecto del fenómeno: los mismos poderes quieren que la gente olvide que hace apenas veinte años ellos mismos asaltaron Yugoslavia/Serbia, usaron misiles con uranio empobrecido, bombardearon ciudades y dispararon contra civiles. Por supuesto, ese evento anterior fue una acción humanitaria mientras que el actual es un brutal acto de agresión; pero estamos divagando.

Occidente está muy equivocado sobre Rusia. Si los medios occidentales afirman que el pueblo ruso está en contra de la guerra o que el pueblo ruso está a punto de rebelarse y derrocar al presidente Putin, entonces están delirando o mintiendo descaradamente. La realidad es algo que se niega a obedecer nuestros deseos. El pueblo ruso se ha unido en torno a su presidente y sus autoridades; el pueblo ruso, a diferencia de los ciudadanos de los países occidentales, es patriota y está dispuesto a sacrificarse en defensa de su patria. ¿Sanciones occidentales? Occidente puede retirar negocios e imponer sanciones a los oligarcas rusos, lo cual es música para los oídos del pueblo ruso. De todos modos, les molestaba el dominio occidental y estarán más que felices de ver a los oligarcas eliminados de su sociedad. Los rusos ven las hostilidades como una repetición de la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945. Al contrario de lo que se ha hecho con la mentalidad colectiva occidental, las autoridades rusas bajo Vladimir Putin hicieron grandes esfuerzos para educar a los ciudadanos rusos en valores patrióticos. Los rusos van a ganar porque no les importa tanto el dinero como a Occidente. Ese es un gran concepto erróneo que tienen los occidentales sobre sus oponentes del Este.

Es Occidente el que no puede imaginar una vida sin dinero y lujos. Con o sin sanciones, las empresas occidentales tarde o temprano (apuesto a que antes) reanudarán sus negocios con Rusia porque, como todos en Occidente saben, “el dinero hace que el mundo gire”. Fue nada menos que el camarada Lenin quien dijo: los capitalistas nos venderán la cuerda con la que haremos un lazo para colgarlos. Y lo harán sin rodeos.

Sí, Occidente está listo para ir a la guerra con Rusia siempre que tenga a su disposición soldados ucranianos, polacos, rumanos, lituanos, letones o estonios. En el momento en que Occidente se quede sin esos soldados, sus líderes volverán a la mesa de negociaciones con el Kremlin. ¿Quieren alguna prueba? Aquí están.

Mig polaco

Hace unos días, los estadounidenses intentaron enfrentar a Polonia con Rusia al sugerir a Varsovia que enviara aviones MiG de fabricación soviética a Ucrania. Aunque las autoridades polacas suelen obedecer los deseos de Occidente, esta vez tuvieron dudas sobre la propuesta y respondieron que estaban listos para enviar dichos aviones a la base aérea estadounidense en Rammstein para que los estadounidenses pudieran pasarlos a Kiev. ¿Y saben qué? ¡Washington estaba fuera de sí del fastidio! Esperaban que el perro mordiera al oso, con el dueño del perro mirando apartado y esperando su momento.

Sólo imagínense. Varsovia envía los MiG a Ucrania, Moscú lo considera (¡y con razón!) un acto hostil y dispara un par de misiles contra objetivos seleccionados en territorio polaco. ¿Qué creen que haría Occidente? Sí, lo han adivinado. Occidente expresaría su gran indignación e impondría un conjunto de nuevas sanciones… por un tiempo.

Hablando del presidente Putin, quien, según los analistas occidentales, está a punto de ser derrocado por las personas más cercanas a él o por la nación, su nombre de pila es Vladimir, y Vladimir era el nombre del gran príncipe de Rus que unió a las varias tribus eslavas y las bautizó. Pasó a la historia como Vladimir el Grande. Lo más probable es que, les guste o no, Putin sea otro Vladimir el Grande.

La guerra actual significa el fin del mundo al que estamos acostumbrados. Estamos entrando en un nuevo período de guerra fría y una nueva división del mundo con Estados Unidos, Gran Bretaña y la Unión Europea por un lado, y Rusia y China por el otro. Este nuevo mundo consolidará los planes forjados por los globalistas del tipo de Klaus Schwab. O bien, el globalismo se reducirá al mundo occidental. Las reglas internacionales que todos los países han tratado de cumplir hasta ahora ya no son válidas para Rusia y, en consecuencia, tarde o temprano tampoco para los demás debido al efecto dominó. Asediado (acosado) por Occidente, Moscú ya no jugará con las reglas creadas por Occidente. ¿Por qué debería hacerlo?

Las sanciones funcionan en ambos sentidos. Rusia tiene mucho que ofrecer, ya sea petróleo, gas natural, metales raros y lo que sea. ¡Miren hacia atrás, al pasado! Los bolcheviques que tomaron las riendas del poder después de 1917 fueron odiados por Occidente. He aquí que los capitalistas no tardaron muchos años en reanudar los negocios con los odiados comunistas. De manera similar, después de la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética fue considerada como un imperio hostil y, sin embargo, y a pesar de eso, los negocios entre Occidente y los soviéticos continuaron como de costumbre. ¿Qué hay de China? Fue Taiwán el primero que recibió el apoyo de Occidente, pero de manera lenta, aunque segura, Washington cambió de rumbo, dejó a Taiwán a su suerte y reanudó los contactos con Pekín. Dado que, como se dijo anteriormente, el dinero hace que el mundo gire, los capitalistas codiciosos ayudaron a China a desarrollarse subcontratando casi toda su producción a los chinos. ¿Cree que va a ser diferente ahora con respecto a Rusia?

Cuando Rusia finalmente termine con Ucrania, ¿qué pensarán las élites de países tan pequeños como Lituania, Letonia y Estonia, todos ellos fronterizos con Rusia, sobre su seguridad y la determinación de Occidente para ayudarlos? Quisiera ver quién piensa realmente que la OTAN iría a la guerra con Rusia por Estonia o Letonia.

Ucrania ha sido explotada por empresas occidentales durante treinta largos años. Todos esos contactos con las democracias y el capitalismo no beneficiaron en nada al país. Sólo benefició a un puñado de personas que huyeron de Ucrania antes de las hostilidades dejando tirada a la población. Se rumorea que el presidente Zelensky está retenido en la embajada estadounidense en Varsovia, aunque a todos se nos hace creer que permanece en Kiev. ¿Cuántos apuestan porque el presidente Zelensky esté en Kiev, una ciudad que pronto quedará rodeada?

Occidente podría haber explotado aún más a Ucrania y burlarse de Rusia, pero simplemente se pasó de la raya. Precisamente como se describe en la fábula de Esopo donde una gallina que pone huevos de oro es asesinada por los codiciosos dueños. ¿La moral? Muchos quieren más y lo pierden todo. Ahora que Moscú está tomando medidas de represalia como cerrar los medios de comunicación que propagan las ideas occidentales y el estilo de vida occidental, Occidente ha perdido la cabeza de puente ideológica dentro de Rusia que ha mantenido durante treinta años. Occidente realmente pensó que estaba listo para acabar con Rusia. Las élites occidentales pensaron que Rusia se retiraría cada vez más de sus posiciones; realmente creían, como el disidente ruso Navalny, que el pueblo ruso estaba en contra de sus autoridades. Peor aún, ¡Occidente todavía piensa que los rusos obligarán a su presidente a rendirse porque, de lo contrario, la gente común se verá despojada de la oportunidad de comer hamburguesas en los restaurantes McDonald’s de Moscú y Petersburgo! Por supuesto que hay algunos dispuestos a cambiar su país por hamburguesas de jamón y queso, pero son sólo una ínfima minoría. La inmensa mayoría acostumbrada a la grandeza de Rusia no está dispuesta a venderla. Además, no les atraen los valores occidentales de los homosexuales casados ​​ni los muchos sexos que se inventan cada mes. Eso también es algo de lo que Occidente no es consciente. Recuerden también que millones de rusos tienen amargos recuerdos de la era de Yeltsin durante la cual el capitalismo al estilo occidental les prometió bienestar y en su lugar trajo pobreza, malestar y humillación. Esa es una gran razón por la cual el presidente Putin es apreciado por la gran mayoría de la población: puso fin al caos y trajo estabilidad. Si creen que los rusos sueñan con desfiles homosexuales en sus ciudades o soldados embarazadas en su ejército o los muchos pronombres de género, entonces es que deliran.

Hay una explicación más a todo lo que está ocurriendo. Occidente hizo todo lo posible para que Rusia y Ucrania chocaran con el mero propósito de debilitar a ambos países. Esta es la forma más segura de preservar la preponderancia occidental mundial, ¿no es así? Lleva a las naciones a la guerra en el momento en que veas que se han desarrollado demasiado y demasiado rápido. Estados Unidos logró su dominio mundial porque la Segunda Guerra Mundial causó estragos en las economías de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia y Japón, las potencias mundiales. Después del cese de las hostilidades, todos esos países necesitaron la ayuda estadounidense y sus dólares y se vieron obligados a aceptar casi todos los dictados de Washington.

Miren el mapa político actual del mundo. Irak, Siria, Libia, Afganistán, Ucrania, los países de la antigua Yugoslavia, los Estados que pasaron por una serie de todas esas revoluciones de color: están tambaleándose bajo los golpes de todo tipo de conflictos, guerras civiles, agitación social y la consecuente crisis económica. Colapso. ¿Qué país sale victorioso? Sí, claro, el que no ha estado directamente involucrado en el conflicto. Un caso clásico de dos perros peleando por un hueso y un tercero huyendo con él.

Rusia y Ucrania sufrirán bajas (muertos, heridos, desplazados); Ucrania tendrá su economía arruinada; Polonia ya está acomodando a un millón de ucranianos  (¡y aumentando!) que de alguna manera no quieren defender su país y demostrar sus derechos sobre él (si dices que las mujeres y los niños no participan o no deben participar en las hostilidades, piénsalo de nuevo); Varsovia tendrá muchos problemas con ellos. ¿Quién saldrá victorioso? Ya saben quién. La vicepresidenta Kamala Harris visitó Polonia para tranquilizar a los polacos con palmadas en sus espaldas en reconocimiento a la hospitalidad de Polonia hacia los ucranianos. Ella sabe que esos gestos funcionan con los polacos. Las élites supranacionales que odian a los países étnicamente monolíticos se frotan las manos de alegría. Por fin, Polonia, esta nación étnica y religiosamente monolítica, se está convirtiendo en una mezcla de polacos y ucranianos, de cristianos católicos y ortodoxos, para luego enfrentarse hábilmente entre sí como croatas y serbios si Varsovia no sigue la línea del partido occidental.


4 respuestas a «Muchos quiere más y lo pierden todo»

  1. La noticia de las Mierdas de Comunicación Occidentales de hoy es que Rusia está a punto de quebrar….
    Es posible pero esa quiebra va a arrastrar a bancos y países que inocentemente han apoyado las sanciones.
    Las sanciones son efectivas mientras Rusia no quiebre, cuando lo haga los perjudicados son los demás y, por supuesto, los pueblos que sufren las consecuencias de los aumentos de precios de la energía.
    Las Mierdas nos repiten con insistencia que la causa de estas subidas es la actuación de Putin en la guerra de Ucrania.
    ¿Sabían ustedes que mi íntimo amigo Sleepy Joe , PLANTA Biden, nada más llegar a la presidencia de la Casa Negra, firmó un decreto prohibiendo a las petroleras abrir nuevos pozos de gas y petróleo? La consecuencia fue a partir de enero de 2021 un lento pero constante aumento de los precios de los combustibles, que, la guerra de Putin ha acelerado, pero cuando termine esta contienda, los precios seguirán subiendo….
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací

  2. Que pierdan la esperanza los oligarcas criminales de la Alta Finanza mundial.A pesar de su criminal guerra economica a nivel mundial contra Rusia, AYER, RUSIA HIZO FRENTE A SUS PAGOS.
    El indecente sodomita Miguel Sebastian ayer en la Secta estaba entusiasmado ante esa posibilidad.Vean a lo que se dedicaba este repugnante sujeto.
    https://www.periodistadigital.com/periodismo/internet/20101120/financia-ministro-sebastian-videos-sodomia-zoofilia-juzguen-noticia-689401605284/

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad