No, no se puede comparar el Nacional-Socialismo con el marxismo o con el comunismo

«A la democracia se la define como el gobierno del pueblo. Esto quiere decir que el pueblo tiene la posibilidad de expresar sus pensamientos o deseos. Al examinar este problema más de cerca vemos que el pueblo no tiene convicciones propias sino que éstas le son presentadas. Pero la pregunta capital es ¿quién determina o fija la convicción del pueblo? ¿Quién guía al pueblo?, ¿quién educa al pueblo?
Realmente en estos países mal llamados democráticos (porque no son democráticos) reina el capital, es decir que unos pocos cientos de hombres que poseen riquezas incalculables disponen de las riquezas para su beneficio económico y controlar al Estado y al pueblo a través del uso y reutilización del capital, esta es en realidad su definición de libertad. Y estos capitalistas primero se crean su propia prensa, y LUEGO HABLAN DE LIBERTAD DE PRENSA, cuando en realidad estos periódicos tienen un dueño que en todos los casos es el financiero. Y es el dueño y no el redactor el que dirige la política del periódico, si el redactor intentara escribir algo que no interesa al dueño éste lo despedirá al día siguiente.
Esta prensa es absolutamente esclava y sumisa al carácter canalla de sus propietarios. ESTA PRENSA MANIPULA LA OPINIÓN PÚBLICA y esta opinión pública se movilizará y será dividida en partidos políticos.
ESTOS PARTIDOS NO SE DIFERENCIAN EN NADA, SON TODOS LO MISMO.” (A. Hitler)

Comparar el Nacional-Socialismo con el marxismo o con el comunismo es como comparar un huevo con una castaña, mejor, y de una forma más gráfica, no se puede decir.

El “nazismo” como tal no existe, ni los nacionalsocialistas alemanes se llamaban a sí mismos nazis, se llamaban a sí mismos nacionalsocialistas para enfatizar los componentes de su ideología. “Nazi” es un calificativo despectivo inventado por la propaganda antifascista para referirse a la Alemania Nacional-socialista, algo parecido a los calificativos “facha” o “comunista de mierda”, pues no existe la ideología “facha” ni la ideología “comunista de mierda”.

Konrad Heiden

El término «nazi» es un epíteto político cargado negativamente inventado en la década de 1920 por el periodista judío y miembro del Partido Socialdemócrata (SDP) Konrad Heiden, como propaganda contra el NSDAP y el nacionalsocialismo. La palabra es una variante del apodo de los miembros del SDP que en ese momento solían llamarse Sozi (abreviatura de Sozialisten ). El término nazi también tenía una connotación negativa añadida, ya que asimismo en el dialecto austro-bávaro, era sinónimo de idiota, vagabundo o campesino. En la actualidad, al vocablo “nazi” se le atribuyen directamente cualidades tan malvadas, al margen de sus verdadera intenciones y personalidad, sólo por razones de propaganda, lavado de cerebro y guerra psicológica, de forma que ningún ser humano vivo pueda aceptar para sí tal estereotipo fraudulento.

El utilizar los términos “nazi” y “nazismo” incluso para compararlos con el marxismo es ya una muestra o bien de desconocimiento o bien de premeditada intoxicación/participación en la propaganda anti-alemana, y desde esa intoxicación no se puede hacer una valoración objetiva e imparcial.

Sentado lo anterior aportaré una serie de reflexiones sobre la Alemania N-S (sujetas siempre a las limitaciones legales imperantes en España a la hora de tratar sobre este tema), pues hay datos que avalan aquello de que, como ocurre en las películas de espías y policíacas, “cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia”.

1.- En primer lugar: la afirmación sobre la pretendida similitud que parece que existe ya en el nombre de ambos movimientos, es decir, que socialismo marxista y nacional-socialismo llevan ambos el nombre común de “socialista”, no es cierta.

Tal argumento resulta absurdo, porque es como si se dijéramos que la Falange Española de las JONS y la ideología de José Antonio es lo mismo que la UGT y CCOO (Comisiones Obreras) porque ambas ideologías llevan el nombre de “sindicalistas”, ya que la ideología falangista es Nacional-sindicalista al igual que los sindicatos UGT y CCOO son sindicalistas.

Aparte de que semejante argumento resulta obviamente no válida, es que pierde de vista que mientras en España el término “socialista” tiene una connotación y un significado puramente izquierdista y marxista, no así en Alemania donde el marxismo no se consideraba verdadero socialismo, sino que éste, el socialismo marxista, lo había tergiversado por lo que era preciso alejar al socialismo de los “socialistas”. El término «socialista» tenía un significado más “social”, más “al servicio del pueblo”, del bien común, y precisamente para definir un movimiento social, es decir al servicio del pueblo, pero sin perder, como hacía el marxismo, su sentido patrio y nacional ni caer en el internacionalismo de éste, el Movimiento se llamó Nacional-socialista: “Nacional” por su patriotismo y sentido de amor a Alemania, y socialista por la articulación de los poderes del Estado no al servicio de ninguna clase dominante ni de ningún interés extranjero (como es el caso de España), sino al servicio del pueblo, esto es, del bien común.

Es decir, lejos de parecerse en el nombre es que hasta en el nombre el movimiento de Hitler expresaba las diferencias con los partidos socialistas burgueses internacionalistas y marxistas.

2.- En segundo lugar: en cuanto a que el Nacional-socialismo tiene en común con el marxismo el hecho de haber dado lugar a un gran número de víctimas en sus intentos de alcanzar o mantenerse en el poder poniéndose de ejemplo el Museo del Holocausto no es cierto.

Rebatir esta afirmación se rebate sin dificultad, pero claro, con las prohibiciones legales que hay en España a la hora de hablar sobre este tema, legalmente no se puede hacer con toda libertad sin tener encima a la Fiscalía del odio lo que es un caso único, porque los que defienden, por ejemplo, a Simón Bolívar –genocida de españoles y de todos los que entonces fueran fieles a España–, o los que hacen apología de los crímenes del comunismo (“arderéis como en el 36”), esos no tienen nada que temer no ya por negar estos crímenes, sino por defenderlos abiertamente, porque hay libertad para todo, hasta para los más criminales, menos para aportar datos históricamente incuestionables sobre aquella Alemania; dentro de nada también estará prohibido defender a Franco, lo que se ha tipificado como delito, en fraude de ley naturalmente, por lo que este solo dato ya debería hacer pensar.

Pues bien, a diferencia del Liberalismo que llegó al poder mediante el Terror de Madamme Guillotina cortando cabezas por motivos raciales (es decir por el mero hecho de ser noble, de pertenecer a un grupo social basado en la sangre como era la aristocracia), o unos años antes mediante la Revolución norteamericana que se inició con el Motín de Boston y una larga guerra contra Gran Bretaña, o a diferencia del bolchevismo, con la Revolución soviética de 1917, el asesinato de los zares y de toda su familia y una larga guerra civil entre «rojos» y «blancos», Hitler llegó al poder de una forma incruenta, mediante unas elecciones democráticas que a pesar de ser el enemigo a batir por todos (como hoy lo podemos ver en Francia con Marine le Pen, que en la segunda vuelta de las presidenciales todos los partidos se coaligan contra ella, o en Italia con la candidata italiana, o podemos verlo también en España con VOX) ganó por goleada.

Es más, la mera participación legitima del partido de Hitler en aquel escenario político estuvo jalonada por toda una serie de constantes agresiones y de ataques terroristas por parte de las partidas de malhechores comunistas contra los militantes y simpatizantes del partido de Hitler, que dejó un rosario de nacional-socialistas asesinados cobardemente, sin contar otros actos criminales protagonizados por los comunistas como el asesinato de policías honestos o el incendio del Reichstag.

Horst Wessel

El caso más conocido, de entre los muchos que hubo, es el de Horst Wessel, que dio nombre al Himno N-S (Horst Wessel Lied), asesinado en fecha tan temprana como el 23 de febrero de 1930, pero fueron muchos más: Hermann Schmidt y Otto Streibel asesinados a cuchilladas cuando asistían a un acto en la ciudad de Wöhrden el 7 de marzo de 1929 ante la pasividad de la policía; Edgar Steinbach y Heinrich Gutsche asesinados por pistoleros comunistas el 7 de junio de 1931 cuando regresaban de asistir a un discurso de Hitler en la ciudad industrial de Chemnitz –además de ellos resultaron heridos de bala otros varios más–; Hans Mallon miembro de las Juventudes Hitlerianas asesinado el 3 de septiembre de 1931; Herbert Norkus miembro también de las Juventudes Hitlerianas asesinado con 15 años el 24 de enero de 1932 (cuyos asesinos huyeron a la Unión Soviética), y un larguísimo etcétera tanto en Alemania como en territorios todavía no incorporados al Reich y donde los de origen alemán eran asesinados impunemente.

Al hablar de los crímenes de Hitler para llegar al poder, lo que se hace es blanquear las agresiones y los ataques terroristas que los N-S sufrieron por parte de los violentos, intolerantes y antidemocráticos grupos izquierdistas y comunistas, muchos de ellos delincuentes profesionales o a sueldo de la Kominter; al igual que hoy día en las agresiones que sufren los simpatizantes y asistentes a los actos de VOX, podemos ver la realidad de quiénes son los violentos y los que van a agredir a los contrarios, y vemos que son los comunistas y los separatistas los que van a los actos de VOX a lanzar piedras, a reventar sus actos y a agredir a sus asistentes, muchas veces ante la pasividad de la Policía y por supuesto de la Fiscalía del odio mirando para otro lado.

Han tenido que pasar 40 años desde los actos políticos durante la Transición de Blas Piñar y Fuerza Nueva, e inventarse los teléfonos móviles que permiten grabar de un modo inmediato las imágenes y transmitirlas para que se pueda ver en los actos de VOX quién vienen a agredir a quién y desmontarse la gran mentira de la Transición cuando se pintaba a los de FN como violentos, cuando esta falsa imputación era totalmente injusta, lo que ocurría es que a diferencia de los liberales de VOX, los militantes de FN repelían las agresiones, y si un grupo de comunistas atacaba un puesto de venta o una pegada de carteles de FN, con una superioridad de los comunistas a su favor de 5 a 1 como mínimo y aun así salían escaldados, luego en la prensa al día siguiente, los periodistas corruptos y vendidos al comunismo que entonces eran prácticamente todos, presentaban el suceso como un “ataque fascista”, cuando la realidad era a la inversa, y allá que picaban en el engaño los jueces de la época y por supuesto la gente que era engañada y politizada con estas noticias falsas.

Han tenido que pasar 40 años, y gracias a los posibilidades de grabación de imágenes y videos de los teléfonos móviles, para que el fraude no se pueda seguir sosteniendo respecto de las agresiones que sufre VOX. Al culpar a los N-S lo que en realidad se está haciendo es blanquear a los grupos violentos comunistas QUE ENTONCES COMO AHORA eran los que venían a agredir y a asesinar a los contrarios. De nada sirve escribir un libro sobre el comunismo si luego se incurre en este tipo de trampas y de meteduras de pata y se le hace el juego a la propaganda comunista.

Hitler ni para alcanzar el poder ni para sostenerse en él tuvo que recurrir al terror. La versión oficial del Holocausto no pertenece a esa época sino a las postrimerías de la Alemania N-S, y dentro de la situación desesperada de una situación de guerra total contra Alemania, no de sus inicios ni de su desarrollo en tiempos de paz. Una cosa que prácticamente todo el mundo desconoce, simpatizantes de la Alemania N-S incluidos, es que el recurrente tema de los judíos, en la actualidad magnificado hasta el punto de que la Alemania de Hitler se identifica únicamente por esta cuestión, ocupaba una pequeñísima parte en la Alemania N-S cuya labor se centraba en promocionar el arte, las políticas sociales, (las conquistas de Franco en este punto están tomadas de la Alemania N-S), el engrandecimiento de la nación en todos los ámbitos, la regeneración de Alemania (Berlín a la llegada del poder era considerada la meca de la prostitución y de la degeneración y se la comparaba en este aspecto con la antigua Babilonia), la formación de una juventud sana y de provecho, y un largo etcétera. Hoy el desconocimiento que hay de aquella realidad reduce aquella Alemania al tema de los judíos.

Ernst Leitz II dueño de la fábrica Leica

Si Alemania hubiera tenido la mentalidad belicista que hoy se le imputa no habría dejado ir a personajes como Albert Einstein para que contribuyeran a crear la bomba atómica con la que masacrar, como se masacró, en Hiroshima y Nagasaki. La Alemania de entonces se centraba en levantar el nivel de vida de su pueblo que tan mal lo había pasado en las etapas anteriores. Las famosas cámaras Leica no sólo eran un símbolo de la técnica alemana, sino que eran también el exponente del nivel de vida de los alemanes, porque significaban capacidad adquisitiva para adquirirlas y tiempo de ocio para hacer uso de ellas y disfrutarlas.

Trabajadores alemanes de vacaciones a bordo del “Wilhelm Gustloff”

Mientras los trabajadores alemanes gozaban de vacaciones pagadas en una flota de barcos de lujo como el “Wilhelm Gustloff”, en España, en la España de la 2ª República, de la Pasionaria, Azaña y Largo Caballero, los niños se criaban en la calle, descalzos y con el culo al aire. El sueldo de los españoles no daba ni para alimentar a una familia, mucho menos para comprar una Leica. La familias españolas, salvo las clases altas, vivían hacinadas en casas de vecinos donde una familia de varios hijos se apretujaba en una o dos habitaciones, con un cuarto de baño común para todos los vecinos que con frecuencia se reducía a un lavabo sin agua corriente y a un agujero a modo de wáter. Por supuesto sin ducha, ni agua caliente ni nada de las comodidades que empezaban a ser comunes en Alemania para todas las clases sociales.

En el régimen alemán, sus ciudadanos gozaban de plena libertad (a años luz de la situación que se padecía en España con la 2ª República), podían salir y entrar libremente de Alemania, cosa que no estaba permitida para los ciudadanos soviéticos o de otros regímenes comunistas. Alemania jamás construyó un muro para que sus ciudadanos no pudieran huir. Los alemanes vivían con total libertad y cuando las políticas N-S a favor del pueblo empezaron a dar sus frutos, cosa que no tardó con un Estado al servicio de su gente, el pueblo alcanzó un alto nivel de vida muy por encima de cualquier país del mundo a pesar de la situación de ruina social que se encontró y de la que partió, y que no tardó en atajar de una forma casi milagrosa. De ahí la popularidad de Hitler y su prestigio entre las gentes de todas las capas sociales sin distinción. También por esta razón fue destruida aquella Alemania.

En cuanto al Holocausto, sabido es que en España es delito negar la versión oficial de este tema que está erigida como dogma de fe y religión oficial del sistema que no admite prueba con contrario (las pruebas están igualmente fuera de la Ley no porque sean falsas, sino precisamente porque no está permitido sostener algo que contradiga la religión oficial y por eso se prohíben), y en el que todos han de creer bajo amenaza de cárcel. A esto le llaman “democracia”, y estos son los que se llenan la boca con la palabra “tolerancia», pero la postura es totalmente dictatorial e intolerante. Esto no tiene comparación con ningún otro pueblo, sólo éste goza de tal privilegio.

Ernest Zündel

Por lo anterior, me referiré exclusivamente, para conocimiento del lector y que cada cual piense –cuidado con opinar– lo que quiera, a la existencia de la prueba pericial que para el juicio que se llevó a cabo en Canadá contra Ernest Zündel por editar un libro negando el Holocausto, efectuó en 1988 el ingeniero norteamericano experto y fabricante de cámaras de gas Fred Leuther, quien llegó a unas conclusiones de carácter científico que plasmó en 1989 en lo que se denominó “El Informe Leuther” (del que luego haría una segunda versión más amplia, el llamado “Segundo informe Leuther”), que fueron ampliamente confirmadas y corroboradas con otro peritaje posterior efectuado en 1993 por el químico Germar Rudolf y que recibió el nombre de “Informe Rudolf”. Como reacción a estas evidencias científicas, no se tomó la decisión de formar un equipo de los más afamados científicos de países neutrales, como por ejemplo Suiza y otros países, y repetir ante sus ojos los peritajes de Leuther o Rudolf, sino que ante los resultados del estudio que en 1990 había llevado a cabo el Instituto Forense de Cracovia (Polonia) y que habían sido incapaces de refutar al Informe Leuther y explicar por qué en la supuestas cámaras de gas no había restos químicos de los supuestos gaseamientos, lo que se hizo fue prohibir los informes, elevar la versión oficial del Holocausto a un dogma o religión oficial y meter en la cárcel al que se atreva a contradecirla. Repito: que cada cual piense lo que considere.

David Irving

Se ha metido en la cárcel a historiadores y personalidades muy importantes (que los medios han venido silenciando mientras engañaban a sus audiencias diciendo que en sus países no había presos políticos) no sólo alemanes y austriacos sino también de países enemigos de Alemania como fue el caso del historiador inglés David Irving por su obra “Pruebas contra el Holocausto”, y en España una decena de personas son acusadas de este delito todos los años, mientras la Fiscalía del odio sufre de sordera crónica cuando a Ortega Lara le gritan “ETA mátalo”, sin embargo para estas cuestiones está especialmente motivada y suele incluso pedir más pena que la propia acusación particular.

¿Es esta la forma de defender la verdad?

Es mentira que en España no haya presos políticos, y más que va a haber porque las nuevas leyes de falsificación histórica que tipifican como delito decir algo positivo de Franco llenarán las cárceles de presos que sólo pueden tener la consideración de políticos, pero que la propaganda del sistema calificará a su antojo, para maquillarlo, como ocurre desde hace años con el delito de odio por el que injustamente se acusa de odio a los que precisamente sufren el odio.

Paul Rassinier
Arthur R. Butz

Mucha gente desconoce que entre los autores que han alzado la voz para negar la versión oficial del Holocausto se encuentran antiguos prisioneros de campos de concentración alemanes como el historiador socialista francés y miembro de la Resistencia, Paul Rassinier, que estuvo preso en el Campo de Buchenwald en 1944, o incluso de historiadores judíos como Arthur R. Butz. Prácticamente son estos últimos los únicos que pueden hablar sin acabar en la cárcel.

Norman G. Finkelstein

Solo están a salvo del largo brazo de la represión los propios autores judíos, que su actitud de honestidad les honra, como el citado Arthur R. Butz que niega el Holocausto en su libro “La Fábula del Holocausto”, o el también judío Norman G. Finkelstein que en su libro “La industria del Holocausto. Reflexiones sobre la explotación del sufrimiento judío” critica y denuncia que todo esto del Holocausto se montara para contrarrestar la mala imagen de Israel tras las guerras árabes-israelís, y que se ha convertido en un enorme negocio para obtener reparaciones de guerra, pensiones y pingues beneficios de todo tipo.

Yo no estaba allí en los campos de concentración, -ni el autor tampoco-, así que nosotros lo único que tenemos son opiniones formadas a través de los testimonios de otras personas, pero hay tres cosas que tengo muy claras, y son:

• Que resulta curioso que los únicos crímenes que interesan son los que se le imputan a Alemania y sirven para politizar a la gente en propaganda antifascista. El resto de crímenes no interesan a nadie, y sobre ellos se puede decir lo que se quiera.
• Que este tema se utiliza para desacreditar a una militancia que está en la lucha por la Civilización Cristiana y la salvación de España cuyo honor y cuyas aspiraciones son incompatibles con la imagen falsa o no falsa del abuso sobre personas cautivas en campos de concentración, que en el fondo se utiliza como un mero pretexto, y en la medida que sirve para hacer creer que esta militancia por la defensa de la Patria aspira a esa imagen estereotipada, cuando las motivaciones están en la otra punta, falsea en el momento presente porque se convierte en una forma de fraude para desacreditar a la oposición a los enemigos de España,
• Y la tercera cosa es que el testimonio de los enemigos de aquella Alemania que son los mismos que se posicionaron como enemigos de España y de la Civilización cristiana, es un testimonio no fiable, porque son los creadores de la Leyenda Negra contra España, y lo que no es de recibo es lo que hacen los “derechistas” españoles, que es decir que la Leyenda Negra antiespañola es mentira pero al mismo tiempo creerse a pies juntillas y de los mismos productores la Leyenda Negra antialemana. No parece muy lógica ni muy congruente (ni tampoco muy fiable) esta postura.

Parece que esta versión es muy hipócrita y voy a dar algunas razones:

La primera hipocresía es que los aliados no se preocuparon lo más mínimo de esa pobre gente (muchos de ellos) a la que los aliados manipularon y arrastraron a la guerra, internada en campos de concentración, ni durante la guerra ni después de ella. Los judíos y no judíos de los campos de concentración han interesado después para a través de ellos, instrumentalizándolos, hacer guerra psicológica y de propaganda para mantener politizada a la gente. Los judíos han sido utilizados como los negros de Norteamérica o de África, que se han utilizado para fines políticos pero no por ellos mismos sino para promover la descolonización y con ella el poner las bases de la destrucción de los pueblos europeos. Los flujos migratorios de África son prueba evidente del fracaso de la descolonización de África auspiciada por los EEUU a través de la ONU para entrar a saco sobre los recursos naturales de estos países, donde lo que se buscaba no era la libertad de esos pueblos ni su bienestar (basta ver qué ha sido de los Saharauis desde que los EEUU y Marruecos consiguieron expulsar a España del Sahara, o del África negra, Guinea Ecuatorial incluida), sino el expulsar a las Administradores de las metrópolis europeas para poder entrar los EEUU y sus grandes lobbys empresariales a saco sobre los recursos naturales de esos países sin el estorbo y las limitaciones legales que habrían impuesto tales países Europeos.

Algunos de los barracones del Campo de Concentración de Mittelbau-Bora tras el bombardeo

Un ejemplo de lo que digo (que los internados en los campos de concentración no importaban lo más mínimo para los magnates de los aliados) ocurrió el 3 de abril de 1945 cuando la aviación británica bombardeó la ciudad alemana de Nordhausen, en el centro de Alemania, el 75% de la ciudad quedó arrasada y con ella también el Campo de Concentración de Mittelbau-Bora, (un subcampo de Buchenwald que en parte funcionaba como enfermería) donde murieron cerca de 2.000 prisioneros.

Después del bombardeo, los prisioneros supervivientes fueron evacuados y huyeron con los alemanes a otro subcampo cercano (el Campo de Harzungen), que estaba a una 2’5 km. de distancia.

Una semana después las tropas estadounidenses capturaron Nordhausen, y la masacre del bombardeo aliado fue utilizada por la “inteligencia” norteamericana como prueba visual del «holocausto» en la propaganda aliada. Las imágenes de Nordhausen fueron de las primeras en transmitirse para demostrar que las personas estaban siendo «exterminadas».

Nordhausen

Los norteamericanos colocaron los cuerpos en fila y los fotografiaron para utilizar las imágenes con fines propagandísticos. Posteriormente se publicaron en varios periódicos estadounidenses, incluido la revista “Life” el 21 de mayo de 1945 con el titular: «Los cuerpos de casi 3.000 trabajadores esclavos en Nordhausen».

Martin Broszat

Las personas muertas durante el bombardeo aliado en Nordhausen también se usaron más tarde como “evidencia” durante los juicios de Nuremberg. Una película fue filmada por trabajadores cinematográficos judíos de Hollywood en nombre del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Esta película documental, “Campos de concentración nazis”, se proyectó en Nuremberg el 29 de noviembre de 1945. Simultáneamente con la secuencia que muestra Nordhausen, el narrador dice: «Al menos 3.000 presos políticos murieron aquí a manos brutales de soldados de las SS”. Todo lo cual fue descubierto y denunciado por el historiador Martin Broszat (y otros investigadores) en 1970 (M. Broszat, “Studien zur Geschichte der Konzentrationslager”, 1970). En 1945 tal denuncia podría haberle costado el patíbulo. Descubrimientos como este contribuyeron a que se prohibiera cuestionar la versión oficial o aliada de la Segunda Guerra Mundial como modo de tapar los crímenes de guerra cometidos por los aliados, porque esta es una de las funciones que cumple el dogma de la Segunda Guerra Mundial, tapar un montón de crímenes cometidos por los aliados.

El “Cap Arcona” en llamas

Otro caso es el del barco de pasajeros alemán “Cap Arcona” ocurrido el 3 de mayo de 1945 atestado de internos que habían sido evacuados del campo de concentración de Neuengamme huyendo del avance soviético sobre Prusia Oriental. Ese día bombarderos británicos atacaron varios barcos de pasajeros alemanes (claramente identificables como de pasajeros por su falta de armamento y por su estructura y diseño de la cubierta, sus chimeneas y todo lo demás) en la bahía de Lübeck: los barcos eran el «Cap Arcona», el «Thielbek» y el buque hospital «Deutschland». A bordo del «Cap Arcona» y del «Thielbek» había, como se ha dicho, miles de prisioneros que habían sido evacuados previamente del campo de concentración de Neuengamme. Los aviones británicos los atacaron en repetidas oleadas no con un bombardeo de altura sino con sus cañones y cohetes a corta distancia hundiendo al “Cap Arcona”, incendiando al «Thielbek», que no tardó en hundirse también, y dañando muy gravemente al «Deutschland» a pesar de estar marcado como barco hospital. Los aviones ingleses no contentos con ello ametrallaron a la gente que trataba de nadar y mantenerse a flote en unas aguas que estaban a 5º de temperatura tan solo. Fallecieron más de 7.000 prisioneros. Para tapar este crimen de guerra los ingleses se inventaron todo tipo de mentiras, incluida que los barcos habían sido hundidos por los propios alemanes, a pesar de que además de los más de 7.000 prisioneros entre los muertos también había muchos civiles y marinos alemanes, y a pesar de que el testimonio de los pilotos ingleses, como Allan Wyse, ya obraban por escrito, y admitían que no sólo habían disparado contra los barcos sino también contra las personas en el agua, “que fue horrible, pero que era la orden que tenían y la cumplieron, porque así era la guerra”.

Vladimir Konowalow

La masacre de estos barcos no fue la mayor si la comparamos con las que sufrieron los barcos también alemanes “Wilhelm Gustloff” torpedeado en las frías aguas del Báltico el 30 de enero de 1945 y donde murieron casi 10.000 refugiados alemanes, la mayoría mujeres y niños, que es la mayor catástrofe marítima de la Historia (en el Titanic, que por razones de propaganda es el más conocido, perecieron 1.514); el “Goya”, un buque hospital atestado de refugiados alemanes que como el “Wilhelm Gustloff” huían del avance soviético, fue torpedeado por el submarino soviético comandado por el judío Vladimir Konowalow, el 16 de abril de 1945, pereciendo más de 7.000 personas; y el barco de refugiados “General von Steuben” hundido el 10 de febrero de 1945 donde perecieron unas 4.000 personas. Como en el caso del “Goya” y del “Wilhelm Gustloff” el ataque se hizo de madrugada para dificultar toda posibilidad de salvamento.

El “Wilhelm Gustloff” torpedeado, partido en dos y hundiéndose

Los cuatro mayores desastres marítimos de la Historia, (“Wilhelm Gustloff” , “Goya”, «Cap Arcona» y “General von Steuben”), los cometieron los aliados, y no verán a nadie llamarles asesinos, ni que sea delito de odio defender a los aliados.

Por otra parte no se podía estar machacando las redes de comunicación y de distribución de alimentos y suministros de Alemania, prácticamente las 24 horas del día, sus depósitos, sus fábricas, sus ferrocarriles, hasta colapsar por completo el país, y pretender que esto dejaría famélicos únicamente a los alemanes y no también a los prisioneros que los alemanes tenían a su cargo alimentar. Hasta ese momento los judíos y demás prisioneros de los campos de concentración alemanes sólo contaban para el alto mando aliado como “carne de cañón”, con lo cual esa imagen que se dieron a sí mismos los aliados como defensores de los judíos, (a los que muchos odiaban abiertamente), y de otros prisioneros de campos de concentración, fue una mera pose teatral, tremendamente falsa e hipócrita, para engañar a los incautos y dárselas de salvadores de la Humanidad, que representan este papel mientras arrojan a las naciones a la guerra y las masacran, es algo que les va de perlas a los angloamericanos, en esta guerra y en todas las demás.

Curtis LeMay

La segunda hipocresía es que los propios altos mandos norteamericanos, entre ellos el General norteamericano Curtis LeMay, tienen reconocido que “Si nosotros hubiéramos perdido la guerra, todos nosotros hubiéramos sido juzgados como criminales de guerra”.

Esas palabras lo que significan en la práctica es que Alemania fue culpable porque perdió la guerra, y que si los aliados no fueron juzgados por criminales de guerra no es porque no cometieran tales crímenes sino porque la victoria les garantizó la impunidad, (en un Tribunal como el de Nuremberg que era juez y parte), que es una cuestión bien diferente y que está muy lejos del discurso “moral” que se ha vendido desde 1939 de que los aliados son “los buenos” que representan a la Humanidad. El que hace la Ley hace la trampa y el que hace la trampa es un tramposo.

Prisioneros alemanes

– La tercera hipocresía es el trato infernal que los aliados dieron a sus prisioneros y cautivos, a los que ni siquiera les otorgaron barracones sino que los mantuvieron a la intemperie y sin una manta con la que protegerse, muriendo a miles por hipotermia o por falta de asistencia sanitaria básica. El Libro del canadiense James Bacque “Otras pérdidas” (AQUÍ) puede abrirle los ojos a más de uno que en estos temas todavía no se ha enterado de que los Reyes Magos son los padres.

Japoneses en un campo de concentración estadounidense

Nadie diría al verlos acusar a los alemanes, que los norteamericanos metieron en campos de concentración a su población de origen japonés solo por motivos raciales, les infringieron un trato implacable y los privaron de sus derechos por tal motivo.

Y después de la guerra el trato que los aliados dieron a los prisioneros de guerra y a las personas encarceladas sólo por motivos ideológicos o simplemente por simpatías hacía la Europa que combatió al comunismo, fue implacable con una diferencia: cuando ya tenían la guerra ganada, y tal dureza no se podía justificar de ninguna forma.

James Bacque

Por ejemplo, la orden de Eisenhower de prohibir que los prisioneros alemanes pudieran recibir ninguna clase de alimentos ni de ayuda ni de la población civil ni de los soldados norteamericanos, prefiriendo tirar la comida sobrante del Ejército de los EEUU a la basura antes que darle estas sobras a los prisioneros alemanes que morían a cientos todos los días, como ha tenido ocasión de denunciar el historiador canadiense James Bacque en su libro “Otras pérdidas”, y el trato atroz cometido con ellos. O el trato dado por los soviéticos en los campos de Siberia, o los linchamientos públicos de “colaboracionistas” en los países “liberados” ya ni hablamos. En Gibraltar llegaron a fusilar a un estudiante por pintar una svástica en un pupitre, acusándolo de espía.

Prisioneros alemanes en Rusia
Soldados rusos acosando a una alemana en plena calle

De la violación de mujeres ni hablamos, la fama la tienen los soviets en la toma de Berlín en 1945, (donde fueron violadas entre 4 y 80 años más de un millón de mujeres y niñas alemanas) y en los territorios por ellos ocupados, pero esa fama tapa la realidad de las violaciones de ingleses, franceses y norteamericanos, en Italia, Francia, Países Bajos y sobre todo Alemania. El corresponsal de guerra australiano Osmar White, que acompañó a las tropas estadounidenses durante la guerra, escribió: que los norteamericanos tenían prohibido confraternizar con los alemanes, pero que un famoso General norteamericano (¿Bradley, Eisenhower, Patton?) hizo el “chiste” de que “copular sin conversación no es confraternizar”, y hubo muchísimas violaciones, además de no se tomaron medidas contra los culpables.

Robert L. Eichelberger

En el teatro de operaciones del Pacífico, el General norteamericano Robert L. Eichelberger dejaba que sus tropas abusaran de las mujeres y hasta de las niñas japonesas. Todavía no he oído yo a nadie alzar la voz contra estos atropellos a mujeres cometidos por los aliados no de forma esporádica, sino violaciones en masa y con total impunidad y desprecio por las víctimas.

Y luego las deportaciones en masa de alemanes sufriendo todo tipo de maltratos y muriendo a miles por el camino. (AQUÍ).

Dos mujeres violadas y tres niños, asesinados por soldados soviéticos

Los que tanto hablan y hacen películas sobre los alemanes pero callan sobre los crímenes aliados en realidad son cómplices de los mismos porque no lo hacen para denunciar los crímenes (si fuera así denunciarían TODOS los crímenes), sino que en la medida en que con una mano exageran y magnifican los de un bando y con la otra tapan los del otro bando, su labor no es legítima sino falsaria porque pretende dar la falsa imagen de presentar un bando de criminales como puro de toda culpa, mientras que cargan las tintas sobre el otro de una forma interesada, por razones no de Justicia sino de propaganda.

Ilia Ehremburg

El propagandista soviético Ilia Ehremburg, judío y criminal de guerra ya en Barcelona en la guerra de España como agente de la propaganda soviética durante la guerra civil, conminaba en 1945 en sus proclamas al Ejército rojo que asediaba Berlín a entrar en Berlin y violar a las mujeres alemanas que, efectivamente, fueron violadas y abusadas en masa.

La cuarta hipocresía es el fraude que supone que los crímenes no les importan a los enemigos de Alemania lo más mínimo, se utilizan hipócrita y únicamente como pretexto para manipular los sentimientos de la gente corriente y teledirigir su pensamiento político. Es como cuando el PSOE acusa de corrupción al PP, y monta hipócritamente la moción de censura contra Rajoy, no lo hace porque ellos estén en contra de la corrupción, que son ellos los reyes de la corrupción y a corrupción no hay quien les gane, sino para engañar a los 60 millones de tontos de baba que hay en España (sí, sí, somos 47 millones de habitantes y no 60 pero algunos son tan tontos que valen por 3 y por más y por eso hay que contabilizar 60 millones en total). Lo hemos visto con la moción de censura a Rajoy con este pretexto, y luego acto seguido les cae encima la condena de los EREs de Andalucía, y ya la corrupción no cuenta para nada, incluso tienen la jeta de decir que los condenados, ya por sentencia firme, son personas honorables. ¿Dónde quedó el paripé y el teatro de la lucha contra la corrupción? Los tontos son los que se dejan engañar y les hacen el juego.

Con esto de los crímenes pasa lo mismo, los rojos ni se molestan en negar sus crímenes, para ellos el asesinato forma parte de su actividad política normal (el terrorismo es una actividad criminal de la izquierda al 99’99%), ellos nada tienen que temer ni de la Fiscalía del odio ni de un sistema judicial procomunista montado en España sólo para perseguir a los de un color.

La quinta hipocresía es que en la 2ª Guerra Mundial, que provocaron los aliados, primero con la declaración en 1933 de que los judíos declararan la guerra a Alemania, después con el pretexto de la guerra con Polonia donde los aliados le declaran la guerra a Alemania por la libertad de Polonia, (pero no a la Rusia de Stalin que también invade Polonia por el Este), y luego resulta que Polonia queda al final de la guerra dentro del Telón de Acero comunista, en esta guerra murieron más de 70 millones de personas, y sin embargo las únicas que cuentan son las víctimas judías, sean los 6 millones de la propaganda oficial o los 300.000 que fija la Cruz Roja Internacional, lo que está claro es que en los medios cuentan más la minoría de judíos que el resto de víctimas, lo que da idea del poder de la propaganda sobre la objetividad de las cifras. Además todos los internados en los campos alemanes son considerados unos santos, todos ellos eran inocentes y su estancia era injusta, todo ello sin tener acceso a los expedientes para ver por qué estaban allí. Todos no eran inocentes ni unos santos, el criminal de guerra en la guerra de España, Hans Bleimer, era un canalla, ese de santo tenía poco, y escapó de un campo para venir a España a matar cristianos. Francisco Largo Caballero, el Lenin Español, asesinó de José Antonio, responsable de la entrega de las reservas de oro de España a Stalin, y asesino de tantas y tantas personas en España, estuvo interno en un campo de concentración alemán hasta que fue liberado en 1945, ese muy santo no era. Esa generalización de que todos los prisioneros eran muy buenos y los alemanes muy malos, sin entrar a valorar caso por caso, es tremendamente injusta sin ver los motivos por el que cada uno estaba allí, y esto rige para los prisioneros de cualquier nacionalidad y condición.

Brigadistas internacionales en España

– También habría que decir que muchísimos de los brigadistas internacionales que vinieron a España eran judíos, y nadie se ha atrevido a estudiar qué participación tuvieron estos brigadistas judíos en el tremendo holocausto de la persecución religiosa en España, porque se sabe que en ella participaron los brigadistas considerados generalizadamente, pero sin concretar si eran judíos o no. El Museo del Holocausto está muy bien, pero no se puede ser hipócrita, porque un museo del holocausto cristiano en España durante la guerra civil podría dar otra imagen de los judíos, como lo da la historia de la Edad Media (cuando los judíos se acercaban a los campos de batalla para comprarle a los moros los cristianos vencidos y cogidos prisioneros, no para devolverlos a sus hogares, como habrían debido hacer si de verdad hubieran sido tan españoles como los cristianos, sino para revenderlos como esclavos en los mercados de Al-Andalus o del norte de África), o las propias conferencias que conferenciantes judíos dan para justificar la piratería contra los galeones españoles durante los siglos XVI y XVII, que son para oírlas de sus propias bocas, están publicadas en YouTube y al alcance de cualquiera, por ejemplo AQUÍ.

Hiroshima

Por otra parte, buena parte de los medios de comunicación que arrastraron a las naciones a la guerra con sus noticias sensacionalistas, y buena parte del Gobierno de los EEUU y otros, que provocaron la guerra, que ayudaban descaradamente con la Ley de Préstamos y arriendos (Lend-Lease Program) a Gran Bretaña y a Stalin mucho antes de provocar a Japón para que les atacara en Pearl Harbour y poderse meter en la guerra ya abiertamente, y que lanzaron las bombas atómicas contra el Japón no por razones militares (porque militarmente la guerra la tenían ganada ya y con Japón pidiendo la paz con el único requisito de no destronar al emperador), sino para experimentar sus efectos sobre la población civil, y dentro de ella, la población civil cristiana, porque las ciudades elegidas se hicieron por su presencia católica en ellas, eso no está en el Museo del Holocausto, pero es una realidad que fueron políticos y científicos judíos los autores del holocausto nuclear (Openheimer, Einstein, Leó Szilard, Edward Teller, Eugene Wigner, etc), aunque quien se atreva a decirlo pueda perder su trabajo. El Museo del Holocausto no me sirve como ejemplo mientras no incluya los crímenes que ellos han cometido a lo largo de la Historia y que están cometiendo en el momento presente por ejemplo contra la población palestina a la que les están robando sus tierras y desahuciándoles sus propias casas, aunque de esto no se hagan películas sensacionalistas, o la guerra organizada en Siria y el exterminio de sus comunidades cristianas, o en Ucrania, o la actual venta de armas a Marruecos para que con esas armas pueda Marruecos destruir las ciudades españolas y masacrar sus poblaciones, en la guerra que Marruecos viene preparando contra España.

Y podría seguir hasta aburrir tratando este tema.

3.- En tercer lugar, sobre la comparación entre los Marxistas y los Nacional Socialistas, pues, hombre, para comparar a Carlos Marx y a los marxistas con los N-S hay que tener “valor”. Carlos Marx era un vago que dejó literalmente morir a tres de sus hijos de hambre por no trabajar. Y Lenin vivía del dinero que le daba su madre sin dar palo al agua, y como ellos todos los demás (lo podemos ver hoy mismo con los dirigentes de Podemos y del PSOE, que son alérgicos al trabajo y a ganarse la vida honradamente), con el carácter esforzado y trabajador de los nacional-socialistas, es que la cosa no tiene ni punto de comparación posible. Como no la tiene la juventud alemana de la época, pacíficos pero valientes (como después demostraron en la guerra haciendo frente a los angloamericanos en desventaja de 50 a 1 y aun así infligiéndoles las mayores pérdidas que los ejércitos aliados sufrieron en toda la guerra incluyendo todos los frentes), cuyos rostros nobles evitan cualquier comparación, con la juventud banal, materialista, vacía y degenerada de las sociedades izquierdistas.

Hay que tener “valor” para pretender equiparar a lo uno con lo otro cuando lo otro es la antítesis moral, estética y ética de lo uno.

4.- En cuarto lugar, los puntos programáticos de los partidos e ideologías están muy bien pero en política el movimiento se demuestra andando y lo que demostraron las políticas públicas que puso en marcha el Gobierno N-S es que las mismas estaban al servicio del pueblo, no de los banqueros, ni de los especuladores, ni de los potentados, ni de intereses extranjeros, como ocurre en España.

Que los alemanes fueran para aquel gobierno lo primero, y que la nacionalidad se basara en la raza alemana y no como ocurre en España que llega una marroquí o una subsahariana embarazada en una patera y da a luz en España y ese niño se considera español cuando no tiene sangre española, podrá resultar incomprensible en España, que a tontos no hay quien nos gane, -como no sea los nuevos alemanes del momento presente-, que los pisos de VPO y las pagas de 1.500 € que les negamos a los españoles se las damos a manos llenas a los inmigrantes (pero a los que no trabajan, porque los que se esfuerzan por trabajar honradamente en el campo –a veces explotados por empresarios sin escrúpulos– y que se hacinan en cobertizos ruinosos o en tiendas de campaña, para esos no hay dinero para adecentar esos lugares y construirles unas moradas como Dios manda, y darles un lugar digno donde dormir y descansar entre jornada y jornada de trabajo, sino que a esos se les abandona a su suerte, con esto pasa como con otros extranjeros, el turista japonés educado al máximo que en su ingenuidad le roban en el metro de Madrid su pasaporte y su dinero y queda a su suerte en un país extranjero sin hablar su lengua, sin dinero. etc., ese extranjero no interesa a nadie, el que interesa a las autoridades rojas es el extranjero que sea maleante), y que metemos a los inmigrantes que el Rey de Marruecos lanza sobre las Canarias en hoteles de 4 estrellas y luego un volcán entra en erupción en esas mismas islas Canarias y a la gente que pierde su casa por la lava, la hacinamos en un polideportivo a dormir en el suelo en una colchoneta, porque para ellos no hay hoteles de 4 estrellas que valgan.

Nosotros que les damos a los contrabandistas y especuladores de Gibraltar localidades como Soto Grande para que se construyan mansiones que en Gibraltar no podrían por falta de espacio, vivan en la opulencia sin la estrechez de su colonia, y con todas las infraestructuras españolas a su servicio, contribuyendo con ello a sostener nosotros mismos la colonia que padecemos; o que les reconocemos en España a los judíos más derechos que a los propios españoles porque los delitos que ellos pudieron sufrir (a pesar de que hace 70 o más años que no sufren ningún tipo de persecución) no prescriben nunca, mientras que los que sufren los españoles mucho más recientemente como el fenómeno terrorista, sí, y esto ocurre en la propia España, donde te vas de vacaciones o sales a hacer la compra y en ese rato se te meten en tu casa y no sólo te quedas sin ella sino que si encima le cortas el suministro de agua o electricidad para no pagarles encima los recibos de lo que despilfarran, el juez te mete a ti en la cárcel, porque estas son las leyes de mierda que durante 40 años los diputados han estado haciendo en España con la complicidad de los medios de comunicación que han silenciado en lugar de alertar a la población de los que se estaba gestando.

En un país donde no hay Justicia, como es España, que las leyes están montadas para beneficiar a los delincuentes y perjudicar a las clases medias y al ciudadano pacífico y corriente, puede chocar que en Alemania sí las hubiera y no se toleraran a los indeseables, como sí se hace en España donde sólo los especuladores del suministro eléctrico se están forrando usurariamente a costa de los españoles mientras el Rey está que no sabe no contesta respecto de ningún problema de España, y el Gobierno trabaja al servicio de los especuladores, que suben los precios de la luz no una vez sino a diario y sin solución de continuidad.

Con este panorama puede sorprender que en el Programa N-S lo primero fueran los alemanes, y los alemanes no eran los que se naturalizaban alemanes como se podían naturalizar de otro país porque en realidad ellos eran internacionalistas, sino que los alemanes eran los que tenían sangre alemana, (que no tiene nada que ver con la patochada del pelo rubio y los ojos azules que enseñaban los profesores ignorantes y politizados hasta las orejas de mi época de estudiante).

Jesse Owens

5.- En quinto lugar, la falsa imagen de “racismo” como desprecio a otras razas no se sostiene si se tiene en cuenta el testimonio del emblemático atleta norteamericano Jesse Owens, en las Olimpiadas de Berlin de 1936, corroborado después por sus hijas y por su nieta.

La propaganda anti-alemana ha venido presentando durante décadas la victoria del atleta norteamericano de raza negra Jesse Owens en el triple salto de longitud, que le arrebató la medalla de oro al saltador alemán Lutz Long como una humillación de las (supuestas) “tesis raciales” alemanas (callando que Alemania ganó en estas Olimpiadas más medallas que ningún otro país). La Propaganda anti-alemana ha venido durante décadas vendiendo la moto absurda de que Owens “humilló las tesis raciales” de la Alemania de Hitler y que éste se negó a darle la mano porque era negro. Con estas patrañas se preparaba a la opinión pública para odiar y desacreditar a Alemania y ponerla en su contra de cara a la guerra que se estaba maquinando contra ella. Y con esta patraña se le ha estado lavando el cerebro a la gente durante décadas. La verdad es muy diferente. En las Olimpiadas de Berlín de 1936 Owens conectó e hizo una gran amistad con el atleta alemán Carl Ludwig (22 años, natural de Leipzig), más conocido como Lutz Long.

Jesse Owens y Lutz Long

A diferencia de lo que ocurría en los EEUU de Franklin Delano Roosevelt, donde los negros no podían subirse al mismo autobús que los blancos, ir a los mismos colegios o compartir sala de cine, en las Olimpiadas de Berlín de 1936 los deportistas de las naciones participantes, entre ellos los de EEUU, se alojaron en bungalows agrupados por países participantes, sin distinción de raza. En el caso de los norteamericanos era la primera vez que deportistas blancos, negros y mestizos se hospedaban juntos.

Porque el racismo de la ideología N-S no se basaba en el desprecio de las otras razas, sino que dicho racismo se orientaba en el sentido de considerar que la raza es un elemento esencial de la Nación, y en consecuencia el Estado N-S tenía el afán de velar porque ese elemento racial que define al pueblo, no se perdiera ni se malograra (como está ocurriendo ahora en España, en Alemania y en media Europa), pero sin que ello significara odio o desprecio hacia los demás Pueblos (ya que los demás pueblos deberían tener este mismo afán de preservar su propia identidad). Así lo pudo comprobar el atleta norteamericano de raza negra J. Owens en las Olimpiadas de Berlín de 1936.

Acostumbrado al racismo grosero de su país (que nada tiene que ver con el de la ideología N-S) donde los negros eran abiertamente discriminados y sufrían todo tipo de abusos (algo incompatible con el sentido ético de Honestidad y Justicia del Estado N-S), Owens se encontró en Alemania un trato de respeto, de cordialidad y de admiración, tanto por las autoridades como por los ciudadanos corrientes, como jamás había experimentado hasta entonces AQUÍ.

Jesse Owens y Lutz Long

La gente lo aclamaba, le daba la mano, le pedía autógrafos o que permitiera fotografiarse con él. Alojarse en un hotel de blancos, subirse a un autobús, sentarse en un restaurante o en una terraza, o sacar una entrada para un cine era algo que Owens tenía prohibido en su propio país, y que en la Alemania de Hitler podía hacer con total naturalidad, sin que nadie reparara en ello.

La propaganda anti-alemana de EEUU ha querido presentar a este atleta como ejemplo de americanismo “antinazi“, que vapuleó las teorías de “superioridad racial» (?) de la Alemania de Hitler (como si la valía de una raza se basara en su capacidad de correr o saltar, según esta propaganda entonces las liebres o los gamos tendrían superioridad racial sobre las personas), sin embargo nada más falso. Entre ambos atletas (el alemán y el americano) jamás existió dicha rivalidad, ni siquiera en el plano deportivo, ya que en la película Documental “Olimpia“, de Leni Riefenstal, sobre estas Olimpiadas, podía verse (en las versiones actuales la escena ha sido censurada) –y más en los 400 kilómetros de metraje que la cineasta alemana rodó del acontecimiento deportivo–, cómo el saltador alemán, en plena competición, y tras dos saltos nulos del americano que amenazaban su descalificación si fallaba el tercero, enseña al norteamericano (que todavía no es su amigo, la amistad vendrá a raíz de este gesto) cómo tenía que saltar (el norteamericano talonaba mal) para evitar la descalificación y mejorar su salto, sin importarle que tales enseñanzas podían costarle a él la medalla de oro como así ocurrió (lo que da idea de su generosidad). Owen era un corredor (de hecho gracias a él el equipo norteamericano ganaría la carrera de 4 x 100 metros), por sus cualidades naturales, pero técnicamente era pésimo, carecía de técnica, de modo que las indicaciones técnicas del alemán le permitieron corregir errores y mejorar mucho su salto. Cuando Owens, acto seguido, batió el récord olímpico, Luz Long se abalanzó sobre él para abrazar a su amigo, con más entusiasmo que si hubiera ganado él mismo. Entre ambos atletas surgió una profunda amistad que perduró toda la vida.

Owens jamás criticó a la Alemania de Hitler, al contrario, cuando se le preguntó, siempre puso de manifiesto que allí lo trataron mejor que en su propio país, (incluso en sus memorias afirma que el Führer le hizo un gesto amistoso con la mano desde el palco tras ganar los 100 metros del que hay constancia documental, y en una entrevista para el periódico norteamericano The Pittsburgh Press en 1936, a su vuelta a los EEUU, aclaró que las informaciones que se estaban dando no eran ciertas, que Hitler sí le había felicitado y le había estrechado la mano al coincidir en el interior del Estadio olímpico), y de hecho en ocasiones solía comentar con tristeza que mientras en Alemania había sido recibido e invitado por el propio Hitler, y había recibido además una felicitación escrita del canciller alemán, en cambio, en su país, su presidente Roosevelt, en plena campaña electoral, invitó a una recepción en la Casa Blanca sólo a los atletas blancos temeroso de que si invitaba a los negros le restara votos, por lo que no sólo no invitó a Owens, sino que tampoco le remitió ninguna felicitación por escrito.

Un pequeño incidente con el Presidente del Comité Olímpico Internacional, el francés conde Baillet-Latour, que manifestó públicamente que era contrario al protocolo olímpico que Hitler hubiera felicitado y entregado las medallas a dos atletas alemanes tras ganar sus respectivas pruebas, determinó que en lo sucesivo Hitler se ciñera al protocolo y no felicitara a ningún atleta (ni blanco ni negro), lo que fue aprovechado por la propaganda anti-alemana para decir que Hitler se había negado a felicitar a Owens porque era negro y porque su victoria era una humillación(?) para Alemania. Hago notar el contenido abiertamente despreciativo y racista del argumento de la prensa anti-alemana metiendo permanentemente cizaña.

En su libro autobiográfico “The Jesse Owens Story” (1970), Jesse Owens (que murió en 1980) desmintió la versión oficial de la propaganda anti-alemana, y reconoció públicamente que Hitler no lo despreció (parece ser que incluso fue invitado a una comida), de lo que dan fe los titulares y las fotografías de los periódicos nacional-socialistas alemanes que se publicaron mientras discurrían las Olimpiadas, que elogiaban y eran totalmente positivos hacia Owens.

Durante la guerra, el atleta alemán, Lutz Long, murió tras el desembarco norteamericano en Sicilia. Owens, profundamente agradecido a su amigo (de él dijo que: “Se podrían fundir todas las medallas y copas que gané y no valdrían nada frente a la amistad de veinticuatro quilates que hice con Lutz Long en aquel momento”) se hizo cargo de su hijo Kai una vez terminada la guerra y lo trasladó con él a EEUU donde cuidó de él durante algún tiempo. Una bonita historia de amistad y nobleza que nada tiene que ver con la falsa imagen que la propaganda cizañera anti-alemana ha querido imponer, manipulando y ensuciando la verdadera historia. Lamentablemente lo que llega a la opinión pública es la falsa imagen que por razones de guerra psicológica impone la propaganda anti-alemana y el monopolio de la industria cinematográfica y los medios de comunicación a su servicio. Y personas que se creen “nazis“ sin serlo, como los “skin head“, caen en la trampa y adoptan actitudes no de la verdadera Alemania de Hitler, sino de la caricatura falsa que sus enemigos han querido imponer de ella para calumniarla.

En una sociedad tremendamente clasista y materialista como la de los EEUU del Presidente Roosevelt, la grandeza de una persona sólo se media por su fortuna económica, -de ahí que los banqueros judíos, los especuladores de toda índole, y otros grandes potentados fueran el vértice de la pirámide social de ese país-, para esa sociedad abominablemente mercantilista, Owens sólo era “un negro“ de una familia pobre (sus abuelos habían sido esclavos en Alabama), de modo que después de las Olimpiadas, Jesse Owens volvió a su trabajo de botones en el Hotel Waldorf-Astoria de Nueva York, y a divertir a los ricos haciendo carreras en un hipódromo compitiendo corriendo a pie contra un caballo, completamente ignorado, máxime si su testimonio no contribuía a echar leña al fuego de la calumnia y de la guerra contra Alemania.

Las familias de Owens y del alemán Lutz Long no perdieron nunca el contacto. Las hijas de Owens y su nieta Dortch Owens han mantenido la veracidad de lo ocurrido frente a la propaganda, y la amistad con el nieto de Lutz Long, Kai Long, de ahí que estas personas no aparezcan en los medios, porque en las falsas democracias “el que se mueve no sale en la foto“.

Conclusión: cuando se compara nacionalsocialismo con marxismo se sirve a los intereses de la propaganda comunista, a través de la cual se han gestado las leyes falsarias de desmemoria y manipulación históricas, y la recientemente aprobada de represión anti-Democrática, y en la medida que se sirve al discurso malintencionado de la izquierda se apoya, por ejemplo, la moción de censura de Rajoy cayendo en la trampa del discurso falsario del PSOE contra la corrupción, cuando el PSOE es el rey de la corrupción, y en cuanto llegó al poder hace del despilfarro y la corrupción su seña de identidad, como así ha sido porque estaba cantado salvo para los ciegos. Hay quienes imitan al Presidente del Gobierno y se quitan la corbata para ahorrar energía sin caer en la cuenta de que al Presidente del Gobierno le importa un pito ahorrar energía, ni quitarse la corbata contribuye ni mínimamente a ello, y después de decir semejante tontería para engañar a los incautos coge un helicóptero para recorrer 20 km que podría hacer perfectamente en coche si no fuera porque es un mentiroso compulsivo al que sólo creen y le hacen el juego los idiotas.

Todo lo dicho es mi punto de vista. No pretendo sentar cátedra, pero tampoco comulgar con ruedas de molino, y esto es lo que se puede decir en las actuales circunstancias cuando no hay libertad para hablar de estos temas, y por tanto hay que ceñirse para no contravenir las leyes persecutorias.


46 respuestas a «No, no se puede comparar el Nacional-Socialismo con el marxismo o con el comunismo»

  1. INTERESANTÍSIMO, don Kevlar. Lo cual no significa mi completo acuerdo con todo lo expuesto en este largo artículo.

    Me agradaría conocer su opinión, relativa al proceder de las autoridades alemanas actuales, en relación con la guerra de Rusia «contra» Ucrania. Sin duda que ello tiene algún enlace con el contenido de su escrito.

    Un saludo.

    1. Me adelanto a Kevlar allanando el camino a su respuesta. No es tan difícil de investigar los procederes de las autoridades alemanas actuales, solo hay que investigar quien es el dueño de la deuda alemana, es quien toma las decisiones y los demás obedecen, pasa lo mismo en España y demás países europeos.

      Saludos

    2. D, Jesús,
      tengo un conocimiento muy limitado sobre la guerra de Ucrania y la cuestión que plantea del proceder de las autoridades alemanas actuales en relación con esta guerra, no sé exactamente a qué “proceder” se refiere, usted puede estar pensando en un hecho concreto que yo desconozco y/o yo no caer en la cuenta y responder otra cosa.

      El primer Gobierno anti-alemán del mundo es la propia Alemania actual. Esto se ha visto muchas veces en acontecimientos de todas clases, pero uno de los más evidentes fue el ocurrido hace unos 3 años cuando en unas navidades hubo una ola de violaciones de muchachas alemanas en plena calle cometidas por «refugiados» musulmanes de Siria (o de Estado Islámico que habían estado matando cristianos en Siria para ser más exactos, y luego acogidos como falsos “refugiados” en toda Europa) y ocurrieron dos hechos que retratan a la Alemania actual y sus autoridades:
      – la Policía no intervino ni para proteger a esas muchachas ni para prender a los violadores, porque eran muchos y no se atrevieron con ellos, porque muchos de ellos iban armados, para tampoco usar armas de fuego con ellos .
      – los medios de comunicación silenciaron primero y cuando no podían acallarlo más, suavizaron lo ocurrido con el argumento de no beneficiar a la ultraderecha con estas noticias. Es decir que los medios en Alemania (y en España y otros países ocurre lo mismo, piense en las elecciones presidenciales en Francia todos contra Marine Le Pen) no están para suministrar información veraz sino para perjudicar en lo posible a la ultraderecha. Esta es la prensa “libre” y la «libertad de prensa» con que las falsas democracias se llenan la boca.

      Este suceso retrata a la autoridades Alemanas.

      En el caso de la guerra de Ucrania, en sus inicios, hace 6 meses, recuerdo en una comparecencia pública del Ministro de Asuntos exteriores norteamericano Antony Blinke con el Primer Ministro Alemán Olaf Scholz que el norteamericano sin haberlo hablado antes con el Primer Ministro alemán anunció la noticia de que el nuevo gaseoducto que Alemania acababa de construir para llevar directamente el gas desde Rusia a Alemania sin pasar por Ucrania y que iba a ser inaugurado en pocos días, el americano anunció que ese gaseoducto no iba a entrar en funcionamiento.
      La sorpresa del Primer Ministro alemán resultó evidente porque saltaba a la vista que el alemán se enteraba de esa decisión en ese preciso instante y por las palabras que acababa de pronunciar el Ministro (Secretario de Estado) norteamericano Antony Blinke.
      El despotismo de los norteamericanos fue de tal magnitud que ni siquiera disimularon para aparentar una decisión consensuada entre ambos países o ambos gobiernos, sino que directamente el norteamericano decidió por su cuenta, unilateralmente, que Alemania después de la enorme inversión que había hecho para construir ese enorme gaseoducto, no iba a inaugurar el gaseoducto porque el gas se lo iba a comprar Alemania (y toda Europa) a los Estados Unidos 3 ó 4 veces más caro a como lo estaban comprando a Rusia. La guerra de Ucrania tiene muchas motivaciones ninguna de ella buena, pero una de ellas es hacerse los americanos con los contratos de suministro de su gas natural vendido a Europa mucho más caro que lo vendía Rusia y Argelia. Ningún Gobierno se ha negado, pero si lo hubieran hecho posiblemente se habrían producido accidentes aéreos donde los gobiernos que se hubieran negado habrían muerto accidentalmente, o se habrían organizado revueltas como las que sufría Franco o como precedieron a la guerra de Siria. Bonitos son los americanos para estas cosas.
      El americano se quedó tan fresco y el Primer Ministro Alemán Olaf Scholz se quedó con la boca abierta.
      Este suceso es solo la punta del iceberg, pero que demuestra quién manda en Alemania o hasta qué punto Alemania hace lo que le dicen los EEUU sin ni siquiera contar con ella.
      Alemania es un país ocupado desde 1945, y aunque formalmente la represión no conlleva fusilar y ahorcar alemanes todos los días, como pasaba en 1945-46, entre otras cosas porque les han lavado el cerebro y domesticado a los alemanes y ahora son esclavos sin necesidad de cadenas ni de alambre de espino, pero sí dejaba claro la escena quién manda en Alemania. En España desgraciadamente pasa igual.

      Yo creo que la guerra de Ucrania el dato más importante que aporta y que hemos podido observar en relación con la Segunda Guerra mundial es como se ha arrastrado a todo el mundo a la guerra, los medios de comunicación han reaccionado todos a la vez como si hubieran respondido a una señal , y como una sola voz se ha linchado a Rusia y se ha decidido sacrificar a Ucrania y a su población, sus familias, sus hombres, sus mujeres y sus ciudades, como carne de cañón. No debió de ser muy diferente cuando se arrastró a todo el mundo a la guerra en la 1ª guerra mundial y también en la 2ª guerra mundial contra Alemania.

      Si se fija los medios de comunicación aparentemente son cadenas cada una con su nombre que las diferencia, pero han reaccionado todas a la vez y de la misma forma: de cabeza a la guerra y a apoyar a Zelensky.

      La gente de Ucrania ante lo que se venía encima han salido huyendo para la frontera a ponerse a salvo, y a lo varones de 18 años o más los han parado en la frontera y los han obligado a darse la vuelta y los han militarizado en contra de su voluntad porque su voluntad era salir del país con sus padres y familia. En esta ocasión nadie, absolutamente nadie ha hablado de la libertad ni de los derechos humanos, ni de objeción de conciencia, ni de “no a la guerra”, ni nada, sino que como de lo que se trataba es de hacerle el juego a los americanos sionistas, no hay libertad que valga y se ha separado a chavales de 18 años de sus padres que huían de la guerra, y sin ninguna formación militar se les llevado al frente, porque el Presidente del país ha decidido él con sus hermanos norteamericanos que la nación ucraniana tiene que inmolarse para defender los intereses del sionismo en la zona. Y allá que todos los tontos, arrastrados por este ambiente que se ha creado al efecto sin una voz disonante que se atreviera a denunciar y a alertar sobre esta locura, se han lazado a la guerra contra Rusia, como si la guerra fuera un juego. Ahora 6 meses después los muertos se cuentan por miles, las familias destruidas, las ciudades devastadas, Ucrania es una nación de viudas y de localidades arrasadas, pero eso no importa, como no importaban los más de 70 millones de muertos que iba a generar la 2ª guerra mundial incluidos los soldados americanos que murieron en Pearl Harbour y luego en Normandía y en Guadalcanal, lo que interesa es meterse en la guerra a cualquier precio, al precio de dejar una nación como es Ucrania devastada por décadas (luego vendrán los contratistas americanos a hacer negocio y reconstruirla). Y por supuesto masacrar a los rusos en lo posible, porque cuando se trataba de destruir columnas de blindados rusos, y matar a sus soldados, eso se presentaba en los medios de comunicación como una fiesta.

      El clima bélico que se creó, sin más opción posible que la guerra contra Rusia, sin que hubiera ni una sola voz que tratara de defender otras opciones que no la guerra total de Ucrania contra Rusia, manipulando a todos:
      – A los ucranianos que se dejaron arrastrar a la guerra sobre la base de un falso patriotismo cuando el verdadero patriotismo ucraniano debería haber mirado por lo que le convenía a la Nación Ucraniana, que no era ser usados como carne de cañón, ni estar en primera fila con unos misiles extranjeros para ser los primeros en llevarse una torta en caso de guerra, y que si los sionistas de Estados Unidos querían hacer la guerra interpuesta contra la Rusia de Putin que no se somete al discurso degenerado de la Agenda 2030 que lo hagan con su propia gente y no usando a Ucrania como carne de cañón mientras los magnates norteamericanos están tan rícamente en sus despachos con aire acondicionado contando fajos de 100 dólares o jugando al golf, mientras los ucranianos descubrían la realidad de la guerra a la que tan a la ligera se habían apuntado arrastrados por el fraude de ese falso patriotismo con el que habían sido engañados de forma colectiva.
      – En un país como España, donde el patriotismo brilla por su ausencia, que a mariquitas y a “pacifistas” no hay quien nos gane, de la noche a la mañana se llenó de banderas ucranianas, y de centros de ayuda a la guerra. Ni uno solo por la paz, todos recogiendo suministros para la guerra.
      – Un montón de gente yéndose en sus propios coches a la frontera con Polonia a recoger refugiados y llevárselos a su casa, y tres meses después ya estaban arrepentidos porque una cosa es la novedad y el lavado de cerebro de la tele y otra sostener con tu sueldo a una familia al completo a la que hay que comprarle de todo, desde las compresas a todos lo demás. Pero la locura que se generó llevó a la gente a lazarse en plancha a hacerse el salvador. A lo mejor un poco de sensatez y de sentido común y alertar las consecuencias que una guerra como la que estaba planteando Zelensky, de guerra total como si Rusia estuviera llevando una guerra de exterminio, cuando estaba muy lejos de esta actitud, hubiera sido más beneficioso para Ucrania y para las familias ucranianas hoy llenas de luto por los seres queridos que ya han muerto absurdamente para hacerle el juego a los angloamericanos.
      – Algunos Generales españoles saliendo por televisión, prestándose al discurso sionista contra Rusia, había uno creo que con bigote que ese era tonto desde que nació, pero había otros generales que se veían más capacitados y daba pena cómo estaban entregados a la causa americana, demostrando con ello su nula formación en guerra anti-subversión, cuando estaban totalmente entregados al discurso de la propaganda angloamericana. Si ahora tuviéramos la guerra de Cuba de 1898 la mitad o más del Ejército ex Español muy posiblemente se cambiaría de bando y se pasaría con los norteamericanos y en contra de nuestras propias fuerzas. Como si lo viera. Tal es el lavado de cerebro que nuestros militares tienen con la OTAN y con los americanos, todo el día hablando inglés y actuando como unos seguratas del NOM que se han olvidado de servir a España.
      – El papel de Polonia agitando a la guerra y luego la provocación de la entrega masiva de armas a Ucrania que sólo la sensatez de Rusia ha evitado que esto derive en una guerra global, porque esas cantidades ingentes de armamento que están provocando una gran mortandad entre las filas rusas es una causa más que justificada para que otro país con menos paciencia hubiera respondido en consecuencia. En este sentido Rusia está siendo más «prudente», pero que con prudencia no se les para los pies a los belicistas de Washington y Wall Street

      Todo este clima de guerra y de acoso total contra Rusia, y de imponer a Ucrania en contra de sus propios intereses nacionales una resistencia total de Ucrania aunque se inmole y desaparezca, y el papel belicista de Polonia utilizada ahora como entonces por los angloamericanos para provocar una guerra a mayor escala, recuerda mucho lo que debió ser el clima que estas mismas fuerzas crearon para arrastrar al mundo a la guerra total contra Alemania. Y este clima al que se han prestado todos sin que nadie rompa una lanza en defensa de la sensatez y de la paz, me parece la cuestión más destacable de similitud entre la guerra de Ucrania y la guerra de exterminio contra aquella Alemania.

      1. Para completar su excelente exposición a la respuesta de la inquietud de Jesús, el objetivo real detrás de la guerra de Ucrania, aparte de intereses económicos, territoriales y de haber expoliado sus reservas de oro, era empujar a Rusia, hacer acuerdos con China, dominada por los Rotchiilds, dejar a Europa expoliada, sumisa a la OTAN y preparar la guerra contra Irán.

        Europa no la dejan despertar, desde España hasta Rusia, el imperialismo anglosajón sionista capitularía. El sionismo es la parte ideológica central que balancea al liberalismo de ala derecha y el comunismo de ala izquierda a su son de su música, pero detrás de esta cortina, se esconde un plan terrorífico para toda la humanidad, que puede ser sacrificada en un ritual a gran escala. Si se usan las armas termonucleares, significa que hay un pacto cultural de, por medio, zonas de muchos países a extinguir en su agenda.

        Saludos

  2. Impresionante análisis del Régimen N-S y del Holocausto (¿o se dice holocuento?).
    Difícil encontrar algo mejor. Al menos yo no he conseguido hacerlo.
    De descubrirse, Herr Kevlar.
    ¡Enhorabuena!
    Y otra muy efusiva al Editor/maquetador

  3. En cualquier caso, tanto en lo tratado por este artículo como en muchos otros hechos históricos diferentes, impresiona la pavorosa efectividad que ha logrado el imperio anglosajón en el manejo y difusión de todo tipo de mentiras.

    Dice el Evangelio que el diablo es mentiroso y padre de la mentira, luego…

  4. Fantástico trabajo y magnífico artículo que vale tanto como un auténtico informe sobre la patraña a la que tan adeptos son los asesinos y ladrones piratas hijos de la gran etc., sus primos del otro lado del Atlántico y ambos dos coreados por los niños cantores de sión. Sus maravillosas obras las estamos viendo ahora a diario. Las prodigiosas obras de la OTAN y sus cipayos, entre los que nos encontramos y felices de serlo, por cierto. En la que compartimos, por tanto, su cobardía en el arte del atentado de falsa bandera y su maestría en el arte del crimen de guerra ejecutado con disimulo por el MI6, antes en Siria y ahora en Bucha por ejemplo; compartimos igualmente la ejecución sumaria de soldados prisioneros rusos tras, en no pocos casos, torturarlos; y compartimos alegremente también con la OTAN su utilización de escudos humanos, tal y como sus esbirros Ukronazis hcieron en Mariúpol, donde asesinaban a esos mismos civiles sin contemplaciones por el mero hecho de salir a buscar agua del sótano donde los habían obligado a permanecer tras echarlos de sus pisos para convertirlos en puestos de tiro; compartimos pues sus hazañas, las hazañas de la OTAN, en esa ciudad mártir, con más del 80% de sus habitantes de origen ruso, en la que sus «francotiradoras», tan celebradas por sus medieros en sus asquerosos medios, disparan al niño que en lugar de correr, como le gritan los soldados chechenos testigos de la escena, duda y vuelve a tirar del brazo de la madre, muerta de un certero balazo, que el cree que se ha caído y al que los soldados ven como le vuela la cabeza…la francotiradora de AZOV, esos «héroes» entronizados por los cerdos y marranas de la prensa llamada «occidental», que arrinconados en la ratonera de la siderurgia el Azov lloriqueaban como nenazas diciendo a través del satélite de Musk: «extraernos de aquí», como hacéis en las películas les faltó decir. Por cierto que los «Ukronazis» [a los que en Alemania, y no el gobierno precisamente sino alemanes comunes y corrientes que del tema algo saben, los llaman Sumpf (sumidero, letrina)] tienen de «nazis» lo mismo que de socialistas, -como dicen los lameculos anglos de los libergilís que tanto prosperan en esta desgraciada Ex-paña-, tenían los nacionalsocialistas de los 30′, que nunca, por cierto, abolieron la propiedad privada y si en cambio dotaron al trabajador de derechos y servicios que ahora mismo espantan a esos «liberhijosdeputa lameculos anglos», que es su verdadera denominación, adoradores del libre comercio que aplauden el robo mondo y lirondo a sus legítimos dueños rusos de todo lo que tengan en el extranjero y ordenen sus amos anglos se les robe. Liberidiotas españoles, dignos descendientes de aquel cobarde mamarracho de Portela Valladares, adeptos todos a llenarse la bocaza del respeto a la ley cuando no son más que adeptos a la del embudo, a la del «trae pacá» que yo te administro que tú no sabes, que es la base teórica del proceder de los piratas que en la faena están de ver si logran hacerse con el corazón de la tierra que es el de la Santa Rusia.
    Lo de Owens es tan real como emocionante y su propia familia, creo que fue su nieta, con motivo de esa mierda del «black lies matter» le cortó el vuelo a una de la perras medieras que trató de sacar a relucir el cuento de nuevo, diciendo públicamente que su abuelo jamás olvidó el trato que le dispensaron en la Alemania de 1936, donde se le acogió como un gran campeón y en una ciudad como el Berlín de entonces podía moverse libremente sin tener que soportar el desprecio y las humillaciones de las que era objeto en su propio país. Y por supuesto que el Führer le saludó, cosa que ahora hasta los mierdas de los medieros alemanes admiten porque no lo pueden negar.
    ps.- Por cierto que tengo por ahí una fotografía que vale más que mil palabras. En las gradas altas del estadio olímpico, dos atletas negros estadounidenses presenciando las pruebas junto a dos oficiales SS de uniforme, la escena es como corresponde que sea, cuatro ciudadanos relajadamente sentados que presencian unas pruebas deportivas ni más ni menos. Que me enseñen a mi un documento gráfico similar o lejanamente parecido tomado en USA por entonces. En USA o en Inglaterra ya puestos.

    Alguien dice por ahí que sería interesante conocer la reacción del actual gobierno alemán. Yo se la digo yo. Esa reacción sería la propia del palafrenero que ha actuado en Ucrania por cuenta de su amo con la misma obediencia que un perro y cuya actuación, entonces durante el primer golpe (2005, hablo de memoria) y luego en el famoso Euromaidan de 2014, ha dado como resultado, primero, un intento de genocidio contra la población ucraniana de origen ruso, ejecutado en parte con más de 16.000 muertos incluidos casi 200 niños, y no concluido gracias a la operacion especial de Moscú, con una guerra en marcha que para empezar condena a gran parte de Europa a la pobreza, controlada e impulsada por los anglos como es natural, y corriendo con los gastos la UE; y segundo, nada de lo que la Cancillería en Berlín decide carece del visto bueno de Washington y, para más inri, Londres, y lo que ya hiceron con Serbia, vaciando sus arsenales de la antigua RDA para armar a Croacia tras reconocerla para provocar la guerra y dejar aquello partido en cachos, como ensayo general de lo que sueñan los anglos con hacer en Rusia; ahí está Kosovo de almacén de tránsito para las armas que el payaso Celedonski recibe . Eso es la Alemania de hoy donde existe un control y una censura más férrea que la que existió del año 33 al año 45, fecha desde la que está ocupada esa nación y al paso que van sin esperanzas de dejar de estarlo.

  5. Excepcional artículo que merece ser leído, releído y estudiado, y que trata temas que van mucho más allá de lo que se anuncia en el título.
    Ahora bien, aunque en la mayoría de cuestiones se puede estar de acuerdo, creo que en el controvertido tema del Holocausto hay una serie de terribles hechos históricos innegables que son imputables al régimen nacional socialista de Hitler y que no pueden ser negados, y que por sí solos suponen una condena de ese régimen, a pesar de sus otros seguramente aciertos y bondades.
    Pero,(por sólo poner un ejemplo), el que se obligara a familias enteras a abandonar sus casas, sus hogares y que fueran llevadas a la fuerza a otros lugares situados a cientos de kilómetros, en condiciones infrahumanas, y que una vez allí -aún y prescindiendo de lo que pasara y de la cantidad de afectados (lo cual ya es mucho prescindir)-, sufrieran enfermedad y muerte, sólo este hecho de una crueldad inaudita, históricamente irrefutable, sería suficiente para no poder disculpar ese régimen. Ninguna de esas miles, cientos de miles de personas fueron allí por su propia voluntad, ni habían cometido nada malo que las hiciera merecedoras de tal destino.

    1. De acuerdo. Ahora bien, ese «tal destino» fue exactamente el que le esperaba y finalmente corrió la población alemana que, por millones, vivía entonces desde el Volga hasta los Cárpatos, y de allí, pasando por parte de lo que luego fue Yugoslavia, hasta Könisberg, ahora el Kaliningrado que, por cierto, ya se ha pedido Polonia.
      Saludos.

      1. No creo que sean dos hechos comparables. Ese injusto trato hacia la población alemana es igualmente condenable. Pero, a mi parecer, nada puede disculpar el Holocausto y el proceder de Hitler, y eso desacredita por completo a su partido, aún a pesar de sus logros positivos.

        1. ¿Injusto trato? Los asesinatos indiscriminados contra los alemanes, con episodios de una crueldad inaudita comenzaron en Silesia y la Pomerania, o sea Polonia, bastante antes de 1939 y se redoblaron en ese área justo antes de la invasión de esa nación; a la que, por cierto, el mismo Churchill llamaba la «Hiena de Europa», y por algo sería como bien estamos viendo hoy. Esos asesinatos, robos y violaciones se detuvieron por razones obvias hasta que la ofensiva rusa tomó cuerpo, y en el curso de la cual, hasta llegar Zukov a Berlín, lo que hubo fue un exterminio predeterminado y fríamente ejecutado contra los millones de alemanes que poblaban las zonas que Alemania perdía definitivamente. Las salvajadas, en Bohemia, por ejemplo, hubo quien filmó a los ejecutores armados que no eran soldados rusos sino civiles, comunistas y no comunistas entre ellos, pasando y repasando con un camión sobre decenas de cuerpos de vecinos alemanes tirados sobre una carretera -vivos o no-, en medio de la juerga de otros que los animaban a seguir con el carrusel; esas crueles canalladas, no fueron producto de la mente del Dr. Goebbels, como afirmaban en Londres, sino la realidad diaria que en medio de un caos espantoso y una huída a la desesperada sufrieron civiles alemanes, mujeres, ancianos y niños, que no eran en absoluto combatientes y a los que se masacró en medio de sufrimimentos terribles sin la menor compasión y para los que, por lo que veo, sigue sin haber ni una palabra de piedad. Al contrario que con los innombrables, que esa es la única diferencia.

          1. Sólo intento remarcar que ese trato injusto, execrable, abominable (ponga usted el calificativo que quiera, y yo lo suscribiré) contra la población alemana, no hace desaparecer la realiidad del horror de lo sucedido en el Holocausto, se le dé a éste la magnitud que se quiera, pero irrefutable históricamente, y que es consecuencia directa de uno de los dos régimenes políticos de los que trata el artículo. Cordialmente.

        2. D. Miquel,
          en ocasiones las cosas innegables no son lo que aparentan, usted es muy libre de aceptar tan ciegamente las cosas «innegables», yo no puedo hablar de este tema porque no quiero acabar en la cárcel en un pais donde no vas a la cárcel ni por robarle la casa a otro en su ausencia, ni por ponerle una bomba a un Comandante pero si en este tema dices lo que no les conviene a los que dominan el mundo y la Fiscalía, vas a la cárcel.
          Ir a la cárcel de una forma tan tonta resulta absurdo, aunque hay mujeres alemanas de 80 años que ahora mismo están cumpliendo condena en Alemania por negar lo que usted da por fijo, porque ellas quieren dar testimonio de lo que defienden, Esto las honra pero es un error darle ese gusto a personas sin escrúpulos como son los que llevan a personas a la cárcel por este motivo, mientras los de signo contrario pueden decir lo que quieran hasta que echan de menos que en España no se haya guillotinado a ningún rey,

          Como le digo no puedo comentar nada a ese respecto, pero sí le recuerdo que la pomada y los apósitos Linitul van muy bien para las quemaduras, así que puede usted poner la mano en el fuego por lo que quiera, incluso por los 100 años de honradez del PSOE.

          En la guerra de Siria resultaba innegable que los americanos combatían contra Estado Islámico. Después los papeles de WikiLeaks y los prisioneros que los rusos cogieron a miembros de la CIA asesorando a Estado Islámico demostraron que en contra de lo que decía la televisión, los americanos estaban financiando a Estado islámico. En la tele lo innegable es que los americanos combatían a Estado Islámico, la realidad iba por otro lado.

          Para los rojos resultaba innegable que el Gobierno del Frente Popular era el gobierno legítimo porque había salido de las urnas en las elecciones de febrero de 1936. Después se ha sabido que los rojos no ganaron aquellas elecciones sino que falsearon las actas y amenazaron con violencias a los interventores etc. para hacerse ilegítimamente con el poder,
          Qué tontos los americanos que resultando innegable todo lo que ellos dicen tengan bajo llave y declarados secretos los documentos que incautaron en Alemania durante la 2ª Guerra mundial y los suyos propios que no podrán ver la luz hasta dentro de muchos años. Qué cosa más rara que tapen esta documentación que sin duda y de forma innegable les dará la razón a ellos en todo lo que dicen. Sin dudar.

          Después de la guerra unos 14 millones de alemanes fueron deportados de Prusia Oriental y los Sudetes, maltratados de forma feroz y en condiciones tan deplorables que más de un millón murieron por le camino,
          ¿Qué tienen los deportados por Alemania (en momentos de guerra) para que merezcan todo y los deportados alemanes por los aliados (en momentos ya de paz) no merezcan nada?
          Demos por hecho los crímenes que se le imputan a Alemania, ¿Por qué Alemania es asesina por sus víctimas pero los aliados no lo son por las suyas? ¿Cuál es la razón objetiva para esta diferencia de actitud?
          Si algún psiquiatra pudiera explicarlo.

          1. D. Kevlar, como en otras ocasiones, felicitarle por su artículo y comentarios, pero en este tema del Holocausto y la responsabilidad del régimen nacional socialista, aunque realmente hay versiones interesadas, manipulaciones, medias verdades, etc., que desvirtúan la realidad, hay también “hechos históricos irrefutables, innegables”, de los cuales sólo he sugerido una situación sin entrar en detalles, pero que es suficientemente significativa y que no puede ser ignorada si queremos hacer un análisis objetivo. Y añadiré: para mí, es bastante como para condenar a ese partido.

        3. Miquel:
          ¿Por qué «nada puede disculpar el Holocausto y el proceder de Hitler, y eso desacredita por completo a su partido, aún a pesar de sus logros positivos», y sin embargo el holocausto cometido por los aliados Stalin + EEUU + Gran Bretaña sí se disculpa y no se desacredita en absoluto estos paises ni esos regímenes?
          ¡Será por crímenes!.

          Algo más tiene que haber en juego que los propios crímenes (será por crímenes!!) cuando unos crímenes no se disculpan y desacreditan y otros no provocan el menor efecto.

          Ese «plus» que hay en juego se llama lavado de cerebro, guerra psicológica, instrumentalización de los sentimientos de la gente, manipulación, llámelo como quiera, pero va más allá de los propios crímenes cuando no todos los crímenes tienen el mismo efecto, en usted mismo sin ir más lejos.

          1. D. Kevlar, veo que mantiene usted la costumbre de atribuirme gratuitamente opiniones, pensamientos o valoraciones sobre hechos de los cuales yo no he manifestado nada ni he hecho referencia alguna. Dice usted: “… cuando no todos los crímenes tienen el mismo efecto, en usted mismo sin ir más lejos”.
            El que no haya comentado nada sobre los crímenes del comunismo y de quienes estaban detrás de ellos, y de los crímenes cometidos por otros países, no debe usted interpretarlo como si creyera que no existieron o que no desacreditan igualmente a esos partidos y países. Son igualmente condenables; y gracias a artículos como el suyo, y también a los de otros autores serios y veraces, podemos ir conociendo la verdad de diferentes episodios de la historia.
            Ahora bien -y vuelvo al tema de mi primer comentario- en su muy documentado artículo, que además realiza grandes aportaciones, no se puede olvidar, ni se puede minimizar, lo que supone el hecho gravísimo, históricamente irrefutable, del Holocausto, y esto debe formar parte de la biografía de ese partido. A partir de aquí, cada uno, en su valoración personal de tal acontecimiento, puede considerar si eso es suficiente como para condenar a ese partido o no. Y, por supuesto, el mismo razonamiento cabe aplicar al otro partido. Saludos.

          2. D. Miquel:
            respondo aquí a su comentario de más abajo, (o de más arriba si este cae debajo del suyo) porque en ese comentario no me da la página la pestaña de respuesta para poderle responder.
            Disculpe si lo he «ofendido» con mi respuesta, cuando he dicho que:
            “… cuando no todos los crímenes tienen el mismo efecto, en usted mismo sin ir más lejos”.

            Y usted me ha reprochado «la costumbre de atribuirme gratuitamente opiniones, pensamientos o valoraciones sobre hechos de los cuales yo no he manifestado nada ni he hecho referencia alguna».

            No lo he dicho por decirlo, sino de un modo totalmente objetico, lo he dicho porque usted ha dicho que:
            «hay también “hechos históricos irrefutables, innegables”, de los cuales sólo he sugerido una situación sin entrar en detalles, pero que es suficientemente significativa y que no puede ser ignorada si queremos hacer un análisis objetivo. Y añadiré: para mí, es bastante como para condenar a ese partido.»

            Condena a ese partido, y también condena al Comunismo, pero si tenemos en cuenta los crímenes no basta con condenar a esos dos partidos y esos dos sistemas sino habrá que condenar a todos los demás, y en especial a esos regímenes que cuentan con una mayor actividad criminal, o es que los americanos y los ingleses son mancos a la hora de matar a gente (incluso por motivos racistas), y usted habla del N-S y del Comunismo pero nada dice de los sistemas liberales de partidos políticos en manos del poder financiero. Y si los condenamos a todos, habrá que ponerlos por orden, de mayor capacidad criminal a la de menos, y en mayor capacidad criminal el N-S no es el primero, ni aún dando por válida la cifra de 6 millones, y yo creo que el Comunismo tampoco, no obstante su más de 120n millones que se blanquean por la propaganda rebajándolos a 1000, sino que la medalla de oro se la llevan los sistemas liberales, y los N-S serían los últimos (aun dando como verdad lo que usted dice que es irrefutable).
            Y mi comentario viene porque usted los pone a los N-S los primeros y además sus crímenes son los únicos irrefutables, los demás no importan para la opinión pública que se moviliza según la televisión la excita con unas cosas y la inhibe con otras, y claro para el genocidio norteamericano contra el pueblo filipino despues de robarnos las Filipinas en 1898, para eso la televisión no excita lo más m¡ínimo.

            Mi comentario se justifica porque usted insiste en que la versión oficial es irrefutable, se podrá discutir otras cosas pero no esto que no admite duda posible, y yo a esto no le puede responder más de lo que ya le he respondido, pero aceptémoslo como válido: el holocausto es irrefutable (se ha tenido que acudir a la cárcel para mantenerlo «irrefutable», y a prohibir que se pueda investigar y cruzar datos como los anuarios de población antes y después de la guerra, y otras cuestiones, pero aceptémoslo a efectos de este razonamiento).
            El sistema politico de la Alemania N-S hay que rechazarlo por este holocausto. ¿Cuántos holocaustos llevan ingleses y americanos a lo largo de la Historia?, no me refiero cuando entregaban mantas infectadas de viruela a las familias amerindias para exterminarlas en el siglo XVIII, que si eso lo hubiéramos hechos los españoles qué no se diría de nosotros, como lo hicieron los ingleses, se corre un tupido velo y nadie dice nada ni se hacen películas de esto. tampoco me refiero a Enrique II de Francia, hijo de Francisco I, que resultó herido en un ojo en un torneo por el conde de Montgomery y el cirujano, Ambroise Paré, antes de tratar de curar ese ojo, se le entregaron varias personas para que las utilizara como conejillos de indias y les operara a lo vivo los ojos, sin tneer ningun padecinmiento, solo para coger un pooco de práctica antes de decidirse a actuar en el ojo del rey, de esto no se habla nunca, los pobres súbditos franceses, qué no se diría si esto lo hubiera hecho Felipe II, pero como fue Enrique II de Francia este hecho, que demuestra la crueldad por una parte de los gobernantes franceses y por otro el estatus de indefensión de sus súbditos, ni aparece en los libros de texto, ni hay películas sobre ellos ni jamás sale a relucir porque lo único que interesan son los datos para lavar el cerebro a la gente contra España y todo lo que representa y contra Alemania y todo lo que representó. Me refiero al siglo XX. ¿Cuánto gente llevan asesinados los angloamericanos en lo que llevamos de siglo, y a cuántos países han invadido por todo el globo?
            ES que hablar de «Holocausto» en mayúsculas y en singular ya es no contar las cosas como son, por mucho que consideremos irrefutables los crímenes alemanes, porque holocaustos ha habido muchos, los enemigos de Alemania se han irrogado el monopolio del holocausto por razones de marketing y de propaganda, pero ha habido muchos holocaustos a la largo de la Historia, pero sin remontándonos a las razzias de exterminio de los otomanos en la Europa Mediterránea, (que también) sino circunscribiéndonos al siglo XX y lo que llevamos del XXI. La Primera Guerra Mundial era la guerra que iba a acabar con todas las guerras, y cuente todas las guerras que ha habido desde entonces. Qué ha pasado con el genocidio armenio, que como esta pobre gente no tiene el poder que tienen otros a nadie le importa. ¿Qué ha pasado con los rifeños bombardeados con napalm por Hassan II Y su padre Mohamed V en los años 50 con ayuda de los frenaceses?, a quien le importan esos moros que no sirven para hacer propaganda contra España. A quien le importa la complicidad del Gobierno Francés en el terrorismo de ETA y cuando los empresarios españoles iban a Francia a pagar el impuesto revolucionario para que no los mataran a ellos y a sus familias, y ello con la complicidad de las autoridades francesas al máximo nivel, Valéry Giscard d’Estaing, Presidente de la República Francesa incluido, ñluego invitado a los actos del PP y aplaudido en los actos del PP por una masa de borregos que son los principales culpables de que España haya caido en manos de sus peores enemigos, sin embargo todo el protagosnismo de criminal y de sinverguenza se lo lleva el Doctor Goebbels o Hitler y sin embargo Valéry Giscard d’Estaing está libre de todo reproche,
            Qué ha pasado con la guerra de hace dos años de Nagorno Karabaj donde los armenios sin provocación previa han sido masacrados por los drones de Azerbayan-Turquía-Israel y EEUU, y no pasa nada, la ONU no ha dicho nada, (porque la ONU está para «descolonizar» lo que le interesa a EEUU-Israel-Gran Bretaña, valga la triple redundancia, para descolonizar las Malvinas, o Gibraltar la ONU ni está ni se le espera) imagínese si es otro pueblo el que lo hace.
            Piense en Iraq, piense en las primaveras árabes que de «primaveras» sólo han tenido el nombre porque se han destruido naciones enteras para asegurarle a Israel su superioridad militar sobre ellas.
            Piense en Siria, y en las comunidades cristianas exterminadas por los grupos criminales islamista sostenido con dinero de los EEUU y del pais innombrable. Quién se acuerda del holocausto de las comunidades cristianas de Siria degollados en masa los hombres y la<s mujeres en las plazas publicas mientras que Hillay Clinton se frotaba la manos, y el Vaticano ni está ni se le espera para condenar públicamente a EEUU y al país innombrable. Si no es por Julian Assange (por cierto dónde están los que se manifiestan por la prensa libre dejando a Julian Assange que los EEUU lo encarcele por sacar a la luz sus actividades criminales) y la publicación de los papeles de WikiLeaks, y si no es por el Ejército Ruso que capturó a miembros de Estado Islámico armados con armas americanas junto a asesores de la CIA que los entrenaban, no se habría sabido la implicación de los EEUU en el auge de Estado Islámico y de que EEUU estaba armando a este grupo criminal mientras en la tele lo que se decía era justo lo contrario.
            Ya hemos condenado al partido de Hitler, todos unos asesinos, usted lo firma sin dudar, ¿y los demás qué? y no me diga que los demás también , porque de los demás nunca se habla y habría que hablar de ellos mas que de nadie y en primer lugar porque desde 1945 ya no le podemos echar la culpa a Hitler de nada pero ¿cuántas guerras ha habido desde 1945 hasta ahora ?
            Muerto Hitler y destruida aquella Alemania, si todo lo que se decía de ambos era verdad, era para que ya desde entonces muerto el perro se acabó la rabia y no hubiera habido ninguna guerra, pero claro el san Benito de belicista se colgaron a Alemania (en las dos guerras la 1ª y la 2ª guerra mundial), pero los verdaderos belicistas que además han hecho de la guerra un gran negocio, siguen llevando la guerra y la destrucción a un montón de naciones por todo el globo y sin que nadie rechiste o se tendrá que atener a las consecuencias.
            Por el artículo de Blas Piñar de hace unos días, publicado en esta página, nos hemos enterado que en 1966 hubo un referéndum en el Sahara y la población saharahui votó que quería seguir siendo española. ¿Por qué en esta ocasión no se respetó la voluntad popular?, con qué derecho los EEUU asesinaron al Presidente del Gobierno D. Luis Carrero Blanco como primer pasa para luego organizar la marcha verde y empezar a mover los hilos para robarnos el Sahara, en perjuicio de aquellas gentes que se dejaron engañar por el Frente Polisario, amenazándonos con una guerra.
            ¿A quien le conviene que en lugar de hablar de esto que es lo que nos afecta estemos hablando de los alemanes y de lo que los americanos quieren presentar como aquella Alemania para tapar sus crímenes y sus latrocinios que no paran, porque en Hispanoamérica dignatario que quiere terminar con la usura americana dignatario que tiene un accidente aéreo, y luego en la lista de paises terroristas están todos menos los tres principales que deberían encabezar la lista, pero como la lista la hacen ellos, ellos no aparecen.
            Se habla mucho del Comunismo (cuando el comunismo estuvo desde el principio sostenido por los financieros de Wall Street y por los EEUU, antes y después de la 2ª guerra mundial, pero durante aquella guerra ya con todo descaro), y de los alemanes, y de sus sistemas políticos, pero ¿por qué no se habla del sistema de ingleses y americanos, y de sus partidos, porque hagamos números cuánta gente ha matado los partidos comunistas (insisto apoyados por los americanos) y los que ha matado el N-S (en una guerra de exterminio contra ella) y lo comparamos con los que han matado los yanquis y el primer puesto es para los angloamericanos.
            Por qué el partido de Hillary Clinton no lleva el San Benito que sí lleva el partido de Hitler cuando el de Hillary Clinton ha hecho más "méritos" para ser calificado de partido criminal y belicista.

            En la medida que usted pone el foco de lo "irrefutable" en Alemania, y como mucho también, pero menos, en el Comunismo, pero calla respecto de los máximo ejecutores de holocaustos (tras salir España de Filipinas en 1898 por la acción de robo de los EEUU y su red de avariciosos financieros que no se ven saciados nunca de riquezas y de dinero cometieron un genocidio sobre la población filipina de más de un millón de personas, que les hizo ver a los Filipinos el error de haberse dejado embaucar por los EEUU contra España, de ahí también que en Filipinas se guarde más que en otros muchos países que formaron parte de España un recuerdo imborrable, en comparación con el trato recibido de los americanos) es por lo que yo he hecho ese comentario. Y en la medida que usted lo "irrefutable" ni siquiera se plantea como posibilidad el ponerlo en cuarentena a ver qué hay de verdad, pues lo mismo.

            Es España se asesinan cada años unos 130.000 a 140.000 niños al año mediante abortos. La Ley del Aborto es del año 1985.
            De 1985 al momento presente van 37 años. Si multiplicamos 37 años no por 140.000 abortos al año, sino vamos a poner 100.000 solamente, hace un total de 3.700.000 (tres millones setecientos mil niños asesinados), eso tirando por lo bajo. Sin embargo nadie llama criminal ni al PPSOE ni al sistema político que padecemos en España, ni a los jefes de Estado y de Gobierno que ha tenido España mientras se cometía y comete este genocidio legalizado por los imperantes y su séquito contra la población más indefensa, como es el caso de un niño que se está gestando en el seno de su madre que luego lo va a matar arrastrada por el clima social pro-genocidio de niños que hay en España. Todo el foco de criminal para el Doctor Goebbels, pero para el sistema criminal que hay ahora mismo en España, para eso nada.
            El hecho de poner a los N-S como ejemplo de nada ya es hacer trampas a la vista de lo criminales en grado superlativo que son todos los demás que interesadamente señalan a Alemania para que nadie se fije en que ellos tienen las manos manchadas de sangre en mayor medida. Eso aún en el peor de los casos que se trate a Alemania, para qué le voy a contar en el mejor.

          3. En respuesta al comentario del 28 de agosto de 2022 a las 5:40 pm de D. Kevlar:

            Reitero lo ya expresado anteriormente: el que no trate otros temas y me centre en uno concreto para condenarlo, no quiere decir que no los condene también, (o que los alabe). En este caso concreto de los comentarios a articulos, en este formato de diario, la omisión sobre ellos no debería interpretarse como una postura favorable (o desfavorable) a ellos. Este proceder sería un defecto en el caso de un artículo, una tesis, un libro, etc., pero no en un comentario cuya intención básica era precisamente poner un contrapunto a su estupendo artículo. Saludos.

  6. Acabo de leer el artículo, por cuestiones de administrar el tiempo se me pasó hasta este momento. Solo puedo decir, para completar el buen resumen de Kevlar Steiner, que a Adolf Hitler le falló su toque interno hacia DIOS sin saber que estaba entablando su combate nada más y nada menos que contra los principales adoradores de Satanás en la Tierra. Tal vez pudiera corregirme alguien de la idea que tengo de Hitler por su afición al ocultismo que tal vez fuese el motivo de sus nefastas decisiones en el transcurso de la guerra. En el resurgimiento militar, es de todos conocidos que en la aviación de la Alemania Nacional Socialista no existió en el comienzo de la guerra el bombardero «estratégico» por considerarse inapropiado en un conflicto por su gran inexactitud, cosa que si estaba presente en USA y R.U. de cara a su utilización sin importar daños colaterales o, más bien, daños civiles exprofeso. Otros pequeños detalles NO belicistas por parte de Hitler, fue el tratar de no humillar al R.U. con el no aprovechar el cerco a los restos del ejército expedicionario británico en Dukerque. Y, el más costoso, no haber aprovechado la «tirria» de la población rusa hacia los comunistas, pues si hubiese practicado una guerra de liberación de los rusos contra los comunistas considero que hubiese sido muy factible y rápido quitarse del medio a Stalin. Si nos fijamos en la actual actitud de Putin en Ucrania vemos que justamente hace una guerra de liberación de la sociedad de la que hoy está situada en el mapa físico de Ucrania para contar con el pueblo a su favor. Eso fue un craso error de Hitler con Rusia, el no hacerlo.
    Hitler levantó a Alemania de forma impecable en la paz, solo le falló no haber contado con DIOS como sí hizo Franco. Con respecto a la deformación de los hechos de aquel entonces, decir que es ejercida por la misma propaganda satánica actual en el resto del mundo, lo estamos empezando a vivir sus desastrosas consecuencias en nuestras propias carnes ¡y lo que nos espera! Por lo menos a corto plazo. Decir que será pasajero y que los protagonistas en la ejecución de toda esta maldad juntos con sus «inductores espíritus inmundos» serán apartados.

    1. Un último apunte y es sobre el tema del holocuento:
      A comienzos de 1917 cuando los británicos no tenían claro el desarrollo del conflicto en curso, es más que posible que alguien hiciese una proposición a cambio de que entrase en la guerra USA (7 Abril 1917). Esa entrada en la guerra implicaría el firmar La Declaración Balfour (2 de noviembre de 1917) fue una manifestación formal pública del gobierno británico durante la Primera Guerra Mundial, para anunciar su apoyo al establecimiento de un «hogar nacional» para el pueblo judío en la región de Palestina, que en ese entonces formaba parte del Imperio otomano. La Declaración fue incluida en una carta firmada por el ministro de Relaciones Exteriores británico Arthur James Balfour y dirigida al barón Lionel Walter Rothschild, un líder de la comunidad judía en Gran Bretaña, para su transmisión a la Federación Sionista de Gran Bretaña e Irlanda.
      Para la aplicación de este proyecto del establecimiento de un estado de Israel era conveniente tener una justificación para justificar (valga la redundancia) la expulsión de los palestinos de sus tierras. Esa justificación fue el holocuento. Incluso dentro de la Iglesia Católica el satánico Wojtyla equiparaba, en su trabajo de demolición de la Palabra de DIOS, Tradición Católica y la verdad histórica, el Holocausto nazi con el aborto. Leon Degrelle escribió a este embustero de la inexactitud de lo que afirmaba.
      Es decir, el tema del holocuento como el tema de la DOMINACIÓN y EXTERMINIO vienen de largo. Una planificación de esta envergadura solo puede estar dirigida por un ser de gran inteligencia y maldad como lo es Satanás y sus dementes seguidores humanos.

      1. Estimado Kevlar Steiner
        Cuando digo que a Adolf Hitler le falló su toque interno hacia DIOS me refiero tanto desde su perspectiva personal como su proyección en el exterior.
        Me explico: Entiendo que Hitler está considerado como católico de nacimiento, desconozco que efectivamente estuviese bautizado como tal, incluso estándolo su vida transcurrió como la de un católico no practicante: no era muy conocido por su asistencia a la Misa dominical, o por la celebración de sacramentos (por ejemplo: Confesión, Eucaristía), pero sí por su matrimonio por lo civil con Eva Brown, de su suicidio, de su orden expresa de incineración,… . Sin contar las sesiones de ocultismo en que pudiese haber participado. Es decir, no era un Francisco Franco o un Primo de Rivera por su estilo de vida.
        Aquí en España el termino Cruzada fue literal: en defensa de la Iglesia y de la Patria (Todo por DIOS y la Patria). Incluso en el ejército se realizan Misas de campaña ya fuera antes o después de una batalla. Es famosa en todo el orbe la foto de Yagüe arrodillado en el momento de la Consagración en la Misa de acción de gracias en la Plaza de Cataluña de Barcelona el 28 de enero de 1939 celebrada por la liberación de esta ciudad.
        De ofrecer, no puedes ofrecer todo un país (sea Alemania o cualquier otro) a un dios que no sea al único DIOS existente y ese DIOS es Católico. No existe otro. Entiendo que Hitler no lo hizo.
        Hitler luchó por el pueblo alemán de forma formidable pero fue ajeno a DIOS.
        Evidentemente, Hitler no tuvo como objetivo perseguir a la Iglesia y a los cristianos como sí hacen los comunistas (uno de los brazos armados del satanismo).
        Echo en falta el no tener Hitler en su programa a DIOS.
        Echaré un vistazo al libro. GRACIAS.

  7. Me parece oportuno aportar tres frases sabias, para que murmure en la sangre y pueda comprenderlas más allá de la psique, donde reside la verdad, para el espíritu libre.

    «El mundo natural es un mundo de guerra; el hombre natural es un guerrero; la ley natural es diente y garra. Todo lo demás es un error. Existe una condición de combate en todas partes. Nacemos en un conflicto perpetuo. Es nuestra herencia, al igual que fue herencia de generaciones anteriores».

    Ragnar Redbeard

    Sobre la realidad
    Debemos recordar que los principios o nudos de nuestro cerebro están ahí; sólo los des-cubrimos. Ese descubrimiento es producto de la voluntad instintiva, o sea, es a priori de todo entendimiento; al descubrirlos, viene luego el proceso de esquematización. Las relaciones que se establecen entre los principios, esos enlaces entre Nudos, son los espacios de realización y su esencia es la semántica y su substancia es energética, o sea, es lo que constituye la realidad humana.
    Hay que resaltar que la calidad del principio, es decir, la comprensión o potencia pasiva del principio, está directamente relacionada con el criterio patrón, que es a posteriori de todo conocimiento; es algo heredado y varía de un hombre a otro… Creer que tomamos elecciones en las realidades de la vida es falso; más bien elegimos lo dado. Ya está puesto allí; allí nos movemos: el conocimiento se da en los enlaces, en las relaciones que establecemos se mueve el pensamiento; es el espacio de realización hacia la entelequia o perfección de El Uno. Afuera somos Nos los que nos movemos entre los nudos o principios; es nuestra realidad o realización hacia un futuro mejor, hacia un tiempo perfecto que es el más grande engaño del Rey del mundo…

    Afuera somos los enlaces y eso constituye la realidad-realización de nuestras vidas.

    Quinto⚡️

    «La forma más profunda de desesperación es elegir ser otra cosa distinta de uno mismo».

    Kierkegaard

    Saludos cordiales

    1. Tomo nota del sitio web que cita, el cual merece ser conocido y estudiado, ya que aporta otra visión complementaria a la difundida habitualmente. He entrado a leer el artículo de Pedro Varela titulado “El caso Ana Frank”. Aunque no he leído el resto de los muchos otros artículos, yo no me atrevería a afirmar, tal como se desprende de su comentario, que “ahí se encuentra la verdad”. Creo más prudente y ajustado a la realidad aventurar que ahí hay información a tener en cuenta y que contribuye a lograr una idea más cercana a la realidad histórica. Al menos, esa es la conclusión después de leer el artículo citado.
      El defecto muy generalizado entre la práctica totalidad de autores de uno y otro signo, como ocurre en el caso del Sr. Kevlar, es que destacan una serie de aspectos y omiten o minimizan otros. Por otro lado, existen hechos históricos innegables, y luego existen también hechos dudosos, opiniones diversas, valoraciones personales, etc.
      El que cientos y miles de personas de ascendencia judía de todas las edades y condiciones, que no habían cometido delito alguno, es decir, personas inocentes, fueran objeto de un trato discriminatorio, perseguidos, recluidos a la fuerza, obligados a dejar sus casas, enviados a campos de concentración… y que en esas condiciones encontraran la muerte, aunque sólo y únicamente hubiera sido por contraer enfermedades, eso ya constituye un mínimo que no creo que nadie en su sana razón se atreva a cuestionar, y que por sí solo es suficiente como para culpabilizar a los responsables de ese partido político y a todo aquel que se sumó libremente a este proceder. Esto, señor mío, y muchísimo más, es lo que se conoce como Holocausto o Shoah, y calificarlo de “holocuento” es faltar a la verdad. Cordialmente.

      1. Dice:
        «…El que cientos y miles de personas de ascendencia judía de todas las edades y condiciones, que no habían cometido delito alguno, es decir, personas inocentes, fueran objeto de un trato discriminatorio, perseguidos, recluidos a la fuerza, obligados a dejar sus casas, enviados a campos de concentración… y que en esas condiciones encontraran la muerte, aunque sólo y únicamente hubiera sido por contraer enfermedades, eso ya constituye un mínimo que no creo que nadie en su sana razón se atreva a cuestionar, …»
        Eso NADIE lo NIEGA.
        El tema por el que se culpa a la Alemania de Hitler es la de existir una orden de exterminio masivo (-de la que no existe ni una sola copia en una sociedad en que el papeleo era una forma básica de dejar constancia cualquier actividad o existencias, máxime en la administración alemana-).

        Si considera holocausto a lo por Vd. mencionado de aquellos judíos que decidieron permanecer en Alemania después de emprenderse una expulsión de los mismos -y en zona ocupada en la guerra- los cuales se usó como mano de obra y que murieron por enfermedad, accidente, edad,…, a lo que añado por mi parte, muerte por bombarderos aliados, muerte por inanición por fallar los suministros en la última etapa de guerra, muerte por el sadismo de muy determinados carceleros,… todo lo anterior no se puede negar. Según su concepto de holocausto ESO SÍ ES REAL.

        No voy a entrar en el tema de asesinato en cámaras de gas y posterior incineración de 6.000.000 de detenidos, pues es algo que si de forma objetiva (científicamente) ha sido refutado por diversos historiadores con los pertinentes exámenes (documentación, testimonios, físicos,…) y que por dicha versión han sido condenados a prisión. No voy a decir ni mu.
        Pero si voy a entrar en lo que justamente está sucediendo actualmente y es algo que si se ajusta de alguna manera a lo que podríamos llamar un HOLOCAUSTO GLOBAL con lo del tema COVID, imposición forzosa de inoculación una sustancia que hacen llamar vacuna, imposición mascarillas, restricción de movilidad incluido el confinamiento en domicilio e incluso CAMPOS DE CONCENTRCIÓN de los NEGACIONISTAS y anti pinchazos, destrucción economía, identidad de las naciones, contaminación atmosférica, aguas, alimentos, manipulación climática, radiación iónica, … en que de forma parecida se persigue a todo aquel que presenta estudios, pruebas, terapias,… contra lo establecido e impuesto por los gobiernos (sobre todo occidentales).
        ¿Cómo es posible que en una sociedad libre condenen a prisión por cuestiones científicas?

        No identificar una actuación de DOMINIO y EXTERMINIO correctamente está demasiado generalizado. El no tener claro los conceptos es igualmente muy común y extremadamente peligroso. Es lo que tiene el bombardeo constante de «cuentos chinos».

        1. D. Eugenio, pero es que ese mínimo que como usted bien dice “eso NADIE lo NIEGA”, es ya de por sí gravísimo. Me parece que no somos conscientes de lo que ese mínimo supone. Si obligar por la fuerza a decenas de miles de personas inocentes (entre ellas, a niños, mujeres, ancianos, familias enteras) y encerrarlas en decenas de campos de concentración (es decir en cárceles de grandes dimensiones, con lo que esto supone en cuanto a condiciones de vida), por el simple hecho de su ascendencia; sin juicios, sin expectativas de poder salir de ellos, sujetos al hambre, a las enfermedades, al daño psicológico… Este mínimo (que sólo recoge una parte del total de acciones gravísimas) y que efectivamente “nadie en su sano juicio lo puede negar”, porque es una verdad irrefutable, este mínimo es un acto que sólo puede ser calificado de criminal (“crimen de lesa humanidad”, si usted quiere), y que es directamente imputable a un dirigente, a su partido político y a quienes colaboraron o consintieron. Y este mínimo, para mí, es ya genocidio, Holacausto o Shoah, pero que la terminología no nos oculte lo esencial.

          1. Nadie, yo por lo menos, está diciendo que no sea gravísimo obligar por la fuerza a decenas de miles de personas inocentes (entre ellas, a niños, mujeres, ancianos, familias enteras) y encerrarlas en campos de concentración.
            Yo solo estoy diciendo que el motivo por el que se culpa a la Alemania de Hitler es la de existir una orden de exterminio masivo y del asesinato en cámaras de gas y posterior incineración de 6.000.000 de judíos, algo que de forma objetiva (científicamente) ha sido refutado por diversos historiadores con los pertinentes exámenes (documentación, testimonios, físicos,…) y que por dicha versión han sido condenados a prisión. Añado ¿Cómo es posible que en una sociedad libre condenen a prisión por cuestiones científicas?
            Sí Vd. es tan consciente de la gravedad de que encierren en ghettos (barrios en las ciudades con los límites bajo control) y en campos de trabajo a judíos en época de Hitler hace unos 80 años, supongo que será mucho más consciente del “encierro” domiciliario reciente QUE PADECIMOS TODOS -afectó a la sociedad en occidente- por un pretexto sanitario ficticio, paseo permitido a los perros pero no a los niños, inoculaciones obligatorias incluso a bebés, ir con las fosas nasales y boca tapados,… … … –no voy a entrar en detalles porque me llevaría muchísimo tiempo y dispone, por el momento, de un montón de grupos que así lo denuncian- y que coincidentemente los que de forma científica presentan discrepancias van teniendo todo tipo de trabas: pérdida de trabajo, censura, multas, caídas por la ventana,… Y vuelvo a preguntar: ¿Cómo es posible que en una sociedad libre se persiga por cuestiones científicas?
            Entiendo que ante esta situación Vd. deberá estar aterrado.
            Por otra parte expone una actuación (la de Hitler) que obligó a encerrar a la comunidad judía y no expone –aunque solo sea por curiosidad ante tamaña gravedad de los hechos- los motivos que le llevaron a tomarla.

          2. Respuesta al último comentaio de D. Eugenio:

            Para no dispersarme con otras cuestiones ajenas al tema central, no comentaré nada sobre la situación Covid a la que usted hace referencia.
            Sólo tres breves apuntes a su comentario. 1. En cuanto a la inexistencia de órdenes de exterminio, le recuerdo la existencia de las actas de la “Conferencia de Wannsee”, de enero de 1942, documento a tener en cuenta. Pero, ¿qué mayor testimonio y prueba que las facilitadas por quienes fueron víctimas sobrevivientes de aquel horror? 2. Considero injusto que se actúe en contra de personas que opinen en contra de la versión oficial. 3. Preguntarse por los motivos que pudieron influir para que Hitler actuara de la forma en que lo hizo, es sin duda, legítimo y necesario. Ello puede explicar o aportar luz a sus decisiones, pero ¿puede justificarlas? A mi parecer, NO.

          3. Miquel dice: 30 de agosto de 2022 a las 11:05 am
            Para no dispersarme voy a ser lo más breve posible y centrarme en que algunos denominan la SOLUCIÓN FINAL. Dicha orden tendría que estar firmada u ordenada por Adolf Hitler y, que yo sepa, no se tiene conocimiento de tal documento y que NO fue ni publicitada o de dominio público (lo de los ghettos y campos de trabajo SÍ era vox populi pero lo de ejecución NO en un momento que había muertos por todas partes, incluidos entre la población civil por los devastadores bombardeos). El documento al que Vd. hace referencia se atribuye a Reinhard Heydrich como también se atribuye a Adolf Eichmann en 1940 el Plan Madagascar para trasladar a la población judía de Europa a la colonia francesa y en ella la idea sería una expulsión a ese país, lo cual sería darle otra “solución”, es decir hay “más de una solución”. Todos los documentos determinantes deben analizarse a fondo para cerciorarse de su autenticidad y de saber si su contenido era a título personal o de proyecto o de realmente de una orden de ejecución y ya en el tema de ejecución de qué forma, donde y por quienes (Hacer un inciso con el tema de pruebas documentales como pudo ser, por poner un ejemplo más conocido- el Diario de Ana Frank escrito realizado por diferentes personas y utilizando para escribir, en parte de sus hojas, un bolígrafo –inexistentes en su época-).
            Es justamente en este último detalle de ejecución –forma, donde, quienes y por que quienes- donde empiezan a surgir los grandes interrogantes: No hay una sola orden, el método empleado – el pesticida Zyklon B- era de manipulación compleja, requería mucho tiempo en su ejecución, mucho espacio y características especiales de hermeticidad del local para su uso “humano”. A lo que hay que añadir el tema de la incineración de los cadáveres que haría aún más caro dicho método de genocidio, igualmente llevaría su tiempo y en detrimento de emplear la energía (carbón o leña) más necesaria en otros usos. ¿Por qué no un fusilamiento al uso y el posterior entierro en mega fosas comunes? ¿Para ahorrar munición y no dejar pruebas? ¿6.000.000 de víctimas? Suena y muy mucho a relato prefabricado. Vuelvo a repetir todos aquellos que presentaron objeciones a esto del supuesto holocausto (ya sea por testimonios, por pruebas de índole forense en este supuesto genocidio, etc.) han tenido graves problemas aún no siendo estos objetores pertenecientes o simpatizantes al régimen Nacionalsocialista.
            Dice: “Pero, ¿qué mayor testimonio y prueba que las facilitadas por quienes fueron víctimas sobrevivientes de aquel horror?” Es que justamente algún que otro superviviente lo niega. Por ejemplo Paul Rassinier, miembro de la Resistencia francesa fue prisionero de los campos de concentración nazis en Buchenwald y Mittelbau-Dora, niega el tema del Holocausto una vez terminada la guerra y, a partir de entonces, empezaron sus problemas.
            Siento curiosidad por saber los motivos que le hizo mover a Hitler para actuar por el tema de los ghettos judíos. Sería: ¿tener conocimiento del Plan Kalergi, Protocolos sabios de Sion, conocimiento de un supuesto plan de inoculaciones masivas con fines de DOMINACIÓN y EXTERMINIO, reducir la humanidad a 500 millones de esclavos excepto a los listillos de turno, inminente implantación de un sello en la mano y en la frente,…? Como no soy adivino y no me gusta aventurar hipótesis – y para más inri con riesgo de multa o similar para peor-, lo dejo en ¿?
            La interpretación de los hechos se realiza de distinta forma por las personas ¿el motivo? ¡A saber! Hay quienes creen en la necesidad de inocularse una supuesta vacuna, y otros no entre los que me encuentro. Ante un mismo hecho –el del pinchazo- me siento NEGACIONISTA. Por mi parte doy zanjado el tema.
            ADIÓS.

  8. Ningún Juez saca una conclusión sin oír antes a ambas partes :
    todo lo que hay es lo dicho de forma interesada por una de las partes que no se caracteriza, – precisamente-, por su veracidad y honestidad pero no hemos escuchado a la otra parte.
    Se ha creado un relato cojo y yo no calificaría de irrefutable el discurso de unos sin escuchar a los otros que nos podían aclarar muchas cosas, pero han sido asesinados y nos han privado de lo que sabían y podían decir al respecto. No sé en esta, pero muchas veces las cosas no son como parecen.
    Nos podríamos llevar muchas sorpresas si tuviéramos acceso a unas imágenes que no tenemos, a unos expedientes que no nos han dejado ver, y a una información que nos ha sido negada. Porque en 1946 lo irrefutable era que la masacre de Karyn la habían cometido los alemanes, y así fueron acusados por los soviets con todo descaro. Muchas pruebas, muchos testimonios han sido impedidos y abortados por la represión de la posguerra, las torturas, los ahorcamientos, las palizas, los asesinatos,…. hay testimonios y pruebas que se han perdido para siempre, pero hay otra documentación que no se ha perdido ni ha sido destruida, el día que haya libertad para verla y deje de estar bajo llave tendremos una visión más fiel de la realidad, aunque haya cosas que ya nunca sabremos, porque lo que podrían dar luz o han sido asesinados o han quedado tan horrorizados de lo que les pudieran hacer que se han deshecho de las pruebas que tenían y se han metido debajo de la cama para evitar represalias. Se han ido al otro mundo sin decir ni mu miles o millones de personas, después de 70 años sin libertad para hablar y publicar mucha gente ha desaparecido por la edad y con ellos se ha perdido su testimonio. Tal como vamos es muy posible que llegue un día que el relato que prevalezca sobre el terrorismo de ETA , por poner un ejemplo, o sobre la persecución religiosa, sea el que escriba BILDU, el PSOE y ETA, y cuando llegue ese día y se haya retirado del mercado y de las bibliotecas los testimonios de lo contrario, y hayan muerto los que vivieron en los años 70-80 los asesinatos terroristas, es muy posible, tal como van las cosas y las leyes de falsificación histórica, que resultarán hechos «irrefutables» e incontestables que los etarras fueron las víctimas del terrorismo y los guardias civiles, policías y militares y esposas de ellos que murieron asesinados, desaparezcan de la Historia u ocupen el papel de villanos en esta historia. El día que llegue ese día quizás el que posea de sus abuelos esa foto de un policía asesinado a tiros en un garage y junto a su cadáver tendido en el suelo el de su joven esposa asesinada también a su lado y estando embarazada, le dé miedo poseer ese libro donde se reproduce esa foto y lo destruya por temor a que le cojan el libro y lo interroguen y lo torture y lo encarcelen pir criminal de poseer ese libro y todos actúen al respecto con «tolerancia 0».
    No faltarán los Miquel que defienda lo irrefutable de este discurso que acabe de desplazar y suplantar al que nosotros conocemos, cuando ya no quede nadie que lo sepa o que esté dispuesto a ir a la cárcel por decirlo.

    1. Comparto su opinión de que ha habido y sigue habiendo una descompensación (por darle algún nombre), ciertamente interesada, en el tratamiento del tema que nos ocupa. Eso no invalida que lo que sí ha salido a la luz pública (los hechos a los que me refiero) sea irrefutable, dada su evidencia incontestable. ¿Pueden haber más cosas que las sabidas hasta ahora? Seguramente; pero eso es especular con suposiciones.
      En cuanto a que la realidad histórica española pueda ser tergiversada en un futuro próximo, no tengo duda alguna, puesto que ya lo ha sido y sigue siendo en la actualidad con acontecimientos pasados y recientes. Pero, en todo caso, alguien que se fundamentara en esa falsa visión de la realidad, aunque utilizara el apelativo de “Miquel, no reflejará el parecer de quien suscribe estas líneas. Saludos.

      1. «Durante los 75 años que han pasado desde el final del gran evento que cambió la historia conocida como la Segunda Guerra Mundial, solo se ha escuchado una narración del gran conflicto. Es una historia que los arquitectos del Nuevo Orden Mundial han implantado en las mentes de tres generaciones posteriores.
        Cada medio de adoctrinamiento masivo ha sido aprovechado para la tarea de entrenar a las masas obedientes en cuanto a cuál debe ser la visión adecuada de este evento.
        La academia, los medios de comunicación, la educación pública, la publicación de libros, los documentales de televisión, las películas de Hollywood, los clérigos y los políticos de todo tipo cantan la misma canción. La letra es familiar:
        «Dirigidos por Adolf Hitler; Alemania, Italia y Japón intentaron esclavizar al planeta. Los «chicos buenos» de la «comunidad mundial», liderados por Franklin Delano Roosevelt y Winston Churchill, se unieron y los detuvieron. Literalmente, no parece pasar un día sin algún tipo de referencia mediática a esta narrativa incompleta y simplista; una historia que ignora tan convenientemente las décadas anteriores de historia crítica que condujeron a la Segunda Guerra Mundial, omite información vital de los años reales de la guerra y fabrica mentira tras mentira tras mentira.
        De hecho, la «historia oficial» equivale a una mentira fabricada de dimensiones tan enormes que la mente humana tendrá dificultades para procesar la verdad real del gran evento, sin importar cuán convincente sea.
        ¿No es hora de escuchar una melodía diferente? al menos para su consideración? ¿Nunca ha tenido al menos curiosidad por saber cuál era
        «el otro lado de la historia de la Segunda Guerra Mundial»?
        Si es así, debería echar un vistazo a ‘La mala guerra’, una cronología épica muy ilustrada que le transportará a mediados del siglo XIX; y luego lo guiará en un emocionante viaje de «usted está allí» durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. Bien escrita, entretenida y meticulosamente documentada, ‘La mala guerra’ es única por su capacidad para condensar tanta historia real en solo 245 páginas ricas en ilustraciones que llaman la atención. Pero tenga cuidado. Su visión del mundo puede que nunca sea la misma.»

        MS King
        (La mala guerra La verdad NUNCA enseñada sobre la Segunda Guerra Mundial)

        https://ia902302.us.archive.org/24/items/the-bad-war-the-truth-never-taught-about-world-war-ii-by-m-s-king-z-lib.org/The%20Bad%20War%20The%20Truth%20NEVER%20Taught%20About%20World%20War%20II%20by%20M%20S%20King%20%28z-lib.org%29.pdf

        1. «¿No es hora de escuchar una melodía diferente? al menos para su consideración? ¿Nunca ha tenido al menos curiosidad por saber cuál era «el otro lado de la historia de la Segunda Guerra Mundial»?».

          Si esas palabras van dirigidas a mí, le diré que sí, y que desde hace cierto tiempo esa es una de mis ocupaciones en relación al tema del Holocausto.

          Tomo nota del libro que cita. Saludos.

          1. Níquel, esas palabras no van dirigidas a usted, va todo el texto entre comillas pirque es la contraportada del libro que dice el autor dirigida no a usted sino al lector potencial de ese libro.

    2. En respuesta al comentariodel 30 de agosto de 2022 a las 2:39 pm de Eugenio:

      Efectivamente, hay hechos (objetivos) y hay también interpretación de estos hechos , y es importante saber diferenciar estas dos realidades. Yo me estoy refiriendo siempre a los primeros.

        1. Espero que se cumpla su vaticinio. Intento en lo posible evitarlas, pero no a cualquier precio. En el período de confinamiento por el Covid estuve a punto de recibir varias.

      1. D. Miquel:
        los hechos objetivos puede que no sean tan objetivos, los hechos irrefutables puede que no sean tan irrefutables. Si usted parte del hecho inamovible de que son objetivos y de que son irrefutables a lo mejor ahí puede estar el problema, porque eso es como empezar a leer un libro por la página 258, y no por el principio.
        Lo que ha pasado ni usted ni yo lo hemos visto, nos fiamos de lo que nos dicen.
        Nos han engañado en todo pero en esto no, es una postura que prejuzga, que parte ya de una posición, para llegar al nacimiento de un manantial, hay que subir más arriba, no hay que empezar a leer los libros por la página 258 sino desde el principio, y desde el principio las cosas pueden ser como usted cree que sucedieron o puede ser que se lleve una sorpresa. Si no acepta esta posibilidad ni como hipótesis está prejuzgando, y prejuzgar es causa de nulidad de pleno Derecho.
        Evidentemente si parte de una posición ya creada todo lo que se oponga a esa posición es inaceptable, la cuestión es si no estará cometiendo un error partiendo de esas verdades inmutables que no digo que tengan los pies de barro porque está prohibido decirlo, pero que pudiera ser, que lo tuvieran, y en ese caso todo su razonamiento se caería como un castillo de naipes.
        Por otra parte no pierda de vista que el debate no se da en el bando contrario, a los rojos les da igual sus crímenes, ellos achacan crímenes a los demás hipócritamente, como el PSOE puede reprochar la corrupción al PP, no es por la corrupción misma, que a corrupción no hay quien le gane al PSOE, es por engañar al electorado, que lo engaña incluso cuando la corrupción del PP es cierta, porque no la denuncia para nada bueno sino para tomar el poder y cometer el triple de corrupción que el PP, entonces el discurso, aunque fuera cierto lo que se achaca es un fraude en sí mismo, porque no pretende la regeneración política sino desacreditar al PP para gobernar ellos y robar ellos, que es una cuestión bien distinta. No sea como la Diputada canaria Ana Oramas, que mucho criticar al PSOE pero pica siempre y siempre lo apoya, y lo apoya para el MAL, no para el BIEN.

  9. D. Kevlar: Sí, pero no es ese mi caso. Yo no parto de una posición previa al respecto, sino que llego a esa conclusión a posteriori, después de haber recogido información a favor y en contra, y de haberla valorado. Y ese proceder se actualiza constantemente ante nuevos datos.
    Se trata en definitiva de intentar mantener una independencia de criterio, examinar las cosas sin prejuicios y sin estar condicionados por ninguna ideología ni partido político, con la sola finalidad de encontrar la verdad de las cosas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad