Nueva Yersey: otro escándalo episcopal sodomítico

mm

¿Quiénes son los protagonistas de fotografías tan explícitas como las que adjuntamos a continuación?

Pues son Dulibber G. González y Marcin Bradtke.

¿Y los de las dos siguientes?

Pus sí, efectivamente, son los mismos y son sacerdotes; vamos, curas.

P. Marcin Bradtke

El padre Marcin Bradtke nació en Polonia y creció allí. En 2007 ingresó en el seminario de Cracovia, donde permaneció hasta 2014. Llegó a Estados Unidos hacia finales de tal año y fue ordenado diácono en mayo de 2015. Como diácono, Bradtke fue asignado a la parroquia de San Vicente Mártir en Madison, y después de su ordenación, a la de Nuestra Señora del Lago en Esparta (Nueva Yersey), donde sigue en la actualidad.

P. Dulibber G. González

El padre Dulibber G. González llegó a los Estados Unidos a fines de 2015. Vivió en la Casa Bartimeo en Boonton mientras estudiaba inglés en Rutgers y completó estudios de teología en el Holy Apostles College and Seminary en Cromwell, Connecticut, en 2017. Ya como diácono fue asignado a la parroquia Our Lady Queen of Peace en Branchville, y después de su ordenación sacerdotal en 2018, a la de San Antonio de Padua en Passaic, en la que permaneció sólo unos pocos meses, siendo trasladado a Santa Teresa en Succasunna, supuestamente tras descubrir el párroco de San Antonio de Padua su relación sodomítica con el Padre. Bradtke.

Mons. Serratelli

Los explícitos selfies fueron enviados a Mons. Arthur Serratelli, obispo de la diócesis, y a varios miembros de su curia el 21 de Noviembre de 2018. Hasta la fecha, no sólo no ha habido reacción de parte del obispo, sino que los padres Bradtke y González permanecen en sus respectivos cargos. Eso sí, ambos, tras hacerse públicas las fotografías y la noticia eliminaron sus respectivas cuentas de facebook… ¿había en ellas más fotos o pistas de su sodomía?

Así pues, de nuevo un escándalo sodomítico, no de pederastia, ojo, que como ya se demostró no es el caso en la Iglesia, es la sodomía.

Pero como en otros anteriores, no se dejen engañar, pues el escándalo no lo dan tanto los dos curas sodomitas como el obispo Serratelli que los sostiene y encubre, incluso a pesar de las pruebas. Porque ovejas negras tiene que haber y las hay en todas la familias, porque la tendencia del hombre al pecado está impresa en él desde su nacimiento. El escándalo surge cuando descubierta la oveja, no se la aparta; cuando detectada la manzana podrida, no se la saca del cesto. Ahí, ahí está el escándalo. Peor que los dos curas sodomitas, que ya es decir, es el obispo Sarretelli, porque malo es que los dos curas no tengan el valor de marcharse por donde vinieron –están entre nosotros, pero no son de los nuestros–, pero mucho peor es que el obispo no los largue con viento fresco. ¿Por qué? Pues hay que empezar a pensar que tal vez porque a Serratelli le va la marcha, tal vez pierda aceite y le guste la acera de enfrente… ¿o no?

Datos básicos: Church Militant

Compartir

2 thoughts on “Nueva Yersey: otro escándalo episcopal sodomítico”

  1. Luego claman contra la Iglesia porque algunos curas tengan sexo con menores y cometan escándalos de ese estilo, pero no les parece mal que grupos LGTBi hagan presión y trabajen por rebajar la edad de consentimiento sexual en menores en los países y apoyen el sexo con menores. ¿Qué tendrían que decir si se diera a conocer a todo el mundo qué tanto por ciento de curas que cometía estos escándalos era homosexual?

    1. Estimado amigo: totalmente de acuerdo. Y los católicos aumentando el nivel de recaudación por la «X», apoyando la crisis actual. Incomprensible. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*