Nuevo atentado de los obispos contra la única y verdadera Fe

La ONU, esa organización que nació en 1945 ya globalista y con acendrada raíz masónica –los redactores de su Carta fundacional eran masones públicamente reconocidos empezando por Eleanor Roosevelt, viuda del que fuera presidente de los EE.UU.– celebró el pasado 4 de Febrero el «Día Internacional de la Fraternidad Humana», festividad instituida el año pasado y que a partir de ahora se celebrará anualmente. Hasta aquí, incluida la palabrita «fraternidad», nada nuevo bajo el sol globalista y de inspiración masónica; masones, haberlos haylos y no pierden oportunidad para asomar la patita… discretamente, claro.

Pero hetenos aquí que el Vaticano, Papa Francisco I a la cabeza, se unió de inmediato a dicho evento con mensaje en vídeo incluido (AQUÍ) en el que soltó una perorata vacua, plena de sus acostumbradas simplezas, carentes de sustancia y poco o nada evangélicas.

Los logos del pie de la foto lo dicen todo, además del lema

Pues bien, como no podía ser de otra forma, nuestros obispos, o sea los pastores de nuestra Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana en España, siguiendo su ejemplo, pero yendo más allá para que no se diga, se sumarán a semejante anticatólica celebración el próximo 16 de este mismo mes en un «conclave» en el salón de actos S. Isidoro del edificio Sedes Sapientiae (C./ Manuel Uribe, 4), en Madrid, junto con mahometanos y judíos, pues además del ínclito cardenal Omella participarán Isaac Benzaquén y Mohamed Ajana presidente de la Federación de Comunidades Judías de España y secretario de la Comisión Islámica de España, respectivamente.

Por favor, el último en salir de esta Iglesia que definen como «de salida» que apague la luz; y tan de salida, como que no va a quedar nadie… bueno, excepto los obispos a no ser que… los echemos a correazos como Nuestro Señor a los mercaderes del templo.

Lo peor del caso es que con ello, nuestros pastores asestarán un nuevo golpe a nuestra Santa Fe colocándola al mismo bajo nivel de las que no lo son, o sea de las como mucho simples creencias, que no fe, musulmana y judía; y como por otra parte viene haciendo el Vaticano desde Juan Pablo II, que fue quien inició tan aberrante costumbre con el «rezo por la paz» en Asís, actos repetidos por Benedicto XVI y por Francisco I que constituyen la prueba de que la Santa Sede aboga por caminar y enraizar en el mundo un sincretismo ateo y anticatólico, muy probablemente también diabólico. Todo ello un despropósito, una vergüenza y un bochorno.

Nuestros pastores, cada día menos «nuestros» por su mal hacer, siguen desbarrando más y más por haber perdido la fe y consiguientemente haberse mundanizado y dedicarse a revolcarse en el lodo; y no contentos con llegar al fondo del pozo se dedican ahora a escarbar en vez de intentar salir de él por la única salida posible que es trepar hasta su boca de entrada, pero claro, eso cuesta.

El 16 de Febrero, si Dios no lo remedia o lo hace un buen terremoto, veremos de nuevo esa imagen hiriente hasta el dolor físico de unos obispos, custodios de la única y verdadera Fe, la católica, celebrando un acto netamente pagano, absurdo, inservible y estúpido, junto a representantes de creencias falsas como la musulmana y judía –y además ambas pertinaces perseguidoras de la Iglesia–, en aras de una pretendida «fraternidad universal» imposible sin la conversión del mundo a nuestra Santa Fe, al tiempo que dando la espalda a Aquél que lo dio todo en una cruz por nuestra salvación y al que hoy más que nunca en la historia se le persigue y escupe sin que nuestros pastores muevan un dedo, sino todo lo contrario, porque de predicar el Evangelio y además hacerlo en su totalidad ni hablar que bien saben que… les llevaría a la cruz y hasta ahí podríamos llegar.

PD.- Además pecarán gravemente porque con su nefasto ejemplo confundirán aún más si cabe a las ya de por sí confundidas ovejas que, por ello, se dispersarán aún más, ya no sólo por estar como sin pastores, que también, sino porque los pastores en realidad se han convertido y se comportan como lobos con piel de cordero, lo que es mucho pero.


6 respuestas a «Nuevo atentado de los obispos contra la única y verdadera Fe»

  1. Este lúcido artículo resultará, no obstante ininteligible, para quien no conozca el origen de la masonería y su finalidad.
    Para algunos es la acción luciferina en el Mundo.
    Pero para mí, sin descartarlo completamente, tiene una explicación mucho más humana o terrenal.
    La masonería es el instrumento de cierta “creencia” para que bajo el señuelo de la “fraternidad humana” todos los pueblos de la Tierra contribuyan a que uno de ellos alcance, finalmente, el objetivo para el que se cree elegido….

  2. Al celebrar nuestra Santa Misa, al llegar al Sanctus, el sacerdote pronuncia las palabras «Bendito es el que viene en el nombre del Señor…»
    Está clarísimo que estos obispos y cardenales NO VIENEN EN NOMBRE DEL SEÑOR.
    Es gravísimo que tanto desde el Vaticano como de la Conferencia Episcopal se promueven estos encuentros MASÓNICOS de «fraternidad universal» en el mismo sentido de la declaración de derechos humanos de la ONU, del lema de la Revolución francesa «Liberté, Égalité, Fraternité» y que no podía ser de otra manera de esta panda de maricones y masones, mal llamados obispos.
    ¿Es que no hay UNO SOLO que levante su voz contra todo este desatino?
    Confiaba en un obispo y pido a Dios que se revuelva contra esta gentuza
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací

  3. Javier Navascues escribió un artículo sobre una visión acerca de Lutero en el infierno publicada aquí en El Español Digital y del que hago un resumen y posteriormente un comentario complementario al presente artículo:

    En 1883 Sor María Serafina Micheli, fundadora del Instituto de las Hermanas de los Ángeles, pasaba por Eisleben, ciudad de Sajonia. Sor María tenía por deseo ir a una iglesia para orar y hacerle una visita a Jesús Sacramentado.
    Después de caminar por algún tiempo, finalmente, encontró una, pero las puertas estaban cerradas. A pesar de ello, se arrodilló en las gradas para hacer sus oraciones. Pero, como era de noche, no se dio cuenta que estaba arrodillada delante de una iglesia protestante, y no en una Católica.
    Mientras oraba, se apareció el Ángel de la Guarda y le dijo: “Levántate, porque esta es una iglesia protestante”. Y añadió: “Yo quiero que veas el lugar donde Martín Lutero está condenado y la pena que paga en castigo de su orgullo”.
    Luego de estas palabras vio un horrible abismo de fuego, en el cual eran atormentadas una innumerable cantidad de almas. En el fondo de aquella vorágine, vio a un hombre, Martín Lutero, que se distinguía entre los demás condenados: estaba rodeado de demonios que lo constreñían a estar de rodillas y todos, armados de martillos, le clavaban en la cabeza una gran estaca.

    Sí Sor María Serafina Micheli viviese y tuviese la visión actualmente -NO DUDO- que viese, acompañando a Lutero, a Roncalli, Montini, Wojtyla, Ratzinger y Bergoglio.
    También considero que su Ángel de la Guarda le impediría asistir o entrar en cualquier Iglesia antaño católica profanada por estos satánicos y sus seguidores (obispos y sacerdotes) sin previo Acto de Desagravio. El humo de Satanás cubre prácticamente todo el orbe.
    Pregunta a Juan Cruz ¿Considera Vd. conveniente que un fiel católico asista a la Misa actual celebrada por estos demoledores fieles seguidores de Satanás? Estamos en tiempos difíciles y hay que mojarse. ¿Cuál es su opinión?

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad