Omella Vs Calderón

José Andrés Calderón

El pasado 12 de noviembre un grupo de católicos decidieron, en mitad de las protestas de Ferraz, rezar el Santo Rosario. Su responsable, Jose Andrés Calderón, nos explicó que el motivo principal de esta decisión radicaba en la defensa de la unidad católica de España y reivindicar el papel de los católicos en la vida pública. (AQUÍ)

El lunes 27 recibió el organizador del Rosario una comunicación del Delegado del Gobierno de Madrid en la que se le prohibía el rezar en la vía pública. Calderón, al entender que un católico debe hacer caso omiso a “prohibiciones manifiestamente tiránicas”, desobedeció las órdenes gubernamentales y oró en las escaleras del Santuario del Inmaculado Corazón de María. Como contrapartida, se encuentra todavía a la espera de que le lleguen una o varias multas por incumplimiento de la ley de seguridad ciudadana.

El Cardenal Omella, tras ser preguntado en el Nuevo Economía Forum, sobre lo que ha sucedido en Ferraz respondió: “Luego las personas que rezan y que piden, yo que sé lo que pide cada persona en su conciencia… allá ellos y sus grupos. |…| Lo que no vamos a hacer es batallas políticas y batallas de hacer caer gobiernos. Nosotros propondremos valores que hay que defender y ya está. |…| Eso es lo propio de un cristiano y un ciudadano democrático”.

El 15 de diciembre Jose Andrés Calderón decidió mandar una carta al Presidente de la Conferencia Episcopal explicando todo lo que había sucedido en el Rosario y las razones que les llevan a ir cada tarde a Ferraz. Calderón escribió que “uno no debe tener nunca miedo a hacer algo cuando sabe que es lo correcto. No se puede tener temor a las consecuencias derivadas demostrar tu amor a la Virgen María y a Jesucristo”. Expuso al Cardenal que “los católicos debemos, más que nunca, estar unidos para defender la Verdad y el mensaje de Dios”. AQUÍ

El Cardenal Omella ha decidido contestar al joven católico. Este es el contenido íntegro de la carta:

“Apreciado D. Jose Andrés

Agradezco enormemente su carta. Quiero que sepa que respeto las decisiones de las personas y grupos que actúan en conciencia para rezar, reunirse, reflexionar, etc.

El sentido de mis palabras, a las que usted alude, no era otro que la afirmación de que la Iglesia, en cuanto institución, no tiene la misión de destituir Gobiernos, sino de ser canal de diálogo para construir un mundo justo, libre y en paz, donde quepan todas las opciones democráticas.

Le felicito por vivir la fe en profundidad y con todas las consecuencias. No pretendo juzgar ni condenar las decisiones que se toman en conciencia delante de Dios.

Cuente con mi aprecio por su persona. Le ruego que no deje de rezar por mí; yo lo haré por usted.

Con todo afecto,

Cardenal Juan José Omella”.

Las palabras del Cardenal las ha valorado José Andrés con agradecimiento:

Agradezco de todo corazón el envío de la carta y la felicitación que es extensible a todos los que acuden a Ferraz para rezar a la Madre de Dios. En estos momentos tan convulsos debemos estar unidos en Cristo y en la Virgen María. Más que nunca y por encima de todo, hay que defender la Verdad que nos fue revelada, aunque volvamos a ser solamente doce.

En conciencia continuaré acudiendo a Ferraz para rezar por la unidad de España como bien moral. Es necesario fomentar la dimensión comunitaria y pública de la oración para conseguir el triunfo del Bien, la Verdad y la Belleza frente a las ideologías disolventes que pretenden construir un mundo sin Dios. No hay mayor orgullo que profesar públicamente nuestra Fe. Cuente con mis oraciones para que el Espíritu Santo le guíe siempre”. 


4 respuestas a «Omella Vs Calderón»

  1. OMELLA DICE UNA COSA, Y HACE OTRA…
    Está «encamado» con el PSOE, como toda la jerarquía eclesiástica española, más preocupados por sus Palacios, sus vechículos de alta gama, las subvenciones a los colegios concertados, la asignación del Estado a la Iglesia, la X en la declaración de la renta…, que otra cosa.
    ¡Quedo claro durante la pandemia, también llamada plandemia, que la práctica totalidad de las Iglesias permanecieron cerradas a cal y canto, y la mayoría de los sacerdotes, «desaparecidos»!
    CUÁNDO MÁS FALTA NOS HACÍAN A TODOS.
    Feliz Navidad, amigos, y que el Niño Dios nos ayude a echar a Pedro Sánchez y su banda criminal en 2024.
    Que así sea.

  2. Lo único que pido a Dios es que me conceda el privilegio de ver caer a todos estos miserables criminales totalitarios y antiespañoles, esta chusma degenerada, vil, inmunda y despreciable. Y también quiero contemplar cómo el Bien derrota al Mal, aunque sea desde el Más Allá.
    Feliz Navidad y Feliz Año a toda la gente de bien y valiente, en especial a El Español Digital y a sus seguidores.

  3. Omella como masón (o progre; por su rango me inclino por lo primero) que es, está en no mostrar signos religiosos en público, como todos ellos. Hipocresía al por mayor, porque lo que pretenden es acabar con el Cristianismo. El despotismo ilustrado, todo para el pueblo pero sin el pueblo; que al final es una mentira como una montaña. Porque no es para el pueblo, sino contra él. Y el que se quiera engañar que se engañe por mucho mandil que se ponga.

    Habrá masones despistados de grados inferiores que se creen cristianos, incluso alguno católico… ni pajolera idea… Hay otros que se creen lo del rollo laico y la mala influencia de la superstición religiosa; permisible si es musulmana anticristiana, pero intolerable si es cristiana de verdad/católica. Y están los amos anglo sionistas, marraneen como masones o no; que llevan veinte siglos, desde que los romanos les echaron de Israel, intentando cambiar a las gentes que allí por donde pasan si o si; odio cerval al Cristo que han transmitido a sus excrecencias masonas de izdas y dchas, a sus sectas protestantes pseudo cristianas; los labradores arrendatarios asesinos de turno, que echaron a perder al pueblo elegido y están en lo mismo con el de los caminos.

    «Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad que está sobre un monte. Ni se enciende una lámpara y se pone bajo el celemín, sino que se coloca sobre el candelero, para que dé luz a todos los de la casa. Que brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas y glorifique a vuestro Padre, el de los cielos.»

    «No les tengáis miedo: pues nada hay oculto que no haya de ser descubierto, ni secreto que no haya de ser conocido. Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a la luz, y lo que oís al oído, proclamadlo sobre las terrazas. No temáis a los que matan al cuerpo, pero no pueden matar el alma…»

    «A todo el que me confesare delante de los hombres, lo confesaré Yo delante de mi Padre, el de los cielos: a quien me negare delante de los hombres, Yo lo negaré delante de mi Padre, el de los cielos».

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad