Ong,s y gobiernos traficantes de personas (I/III)

Las ONG,s son una asquerosa tapadera del tráfico de seres humanos y ariete para nuestra propia destrucción.

Nota.- Los rótulos del video coinciden con el texto del artículo

Durante dos meses de Noviembre de 2017, usando marinetraffic.com, hemos estado monitorizando los movimientos de los barcos propiedad de dos ONG,s. Usando datos de data.unhcr.org, hemos realizado un seguimiento de las llegadas diarias de inmigrantes africanos en Italia. Como resultado de todo ello, hemos sido testigos de una gran estafa y de una operación ilegal de tráfico de personas en el Meditarráneo.

Muy cerca Túnez; muy lejos Italia

Las ONG, los contrabandistas, la Mafia, en connivencia con la Unión Europea, han enviado a miles de ilegales a Europa con el pretexto de «rescatar» personas, y además con la yuda de la guardia costera italiana, que coordinó sus actividades.

Los traficantes de personas se ponen en contacto con la guardia costera italiana con anticipación para recibir ayuda y recoger su «carga». Los barcos de las ONG,s se dirigen al «lugar de rescate», incluso cuando los que se van a «rescatar» todavía están en Libia. Los 15 barcos que observados son propiedad o arrendados por ONG,s. Abandonan sus puertos italianos, se dirigen hacia el sur, se detienen al llegar a la costa libia, recogen su «carga» humana y toman rumbo  hacia Italia que es tá a 260 millas, cuando el puerto de Zarzis en Túnez está a solo 96 kilómetros del lugar de «rescate». Dichas Ong,s son: MOAS, Jugend Rettet, Stichting Bootvluchting, Médicos Sin Fronteras, Save the Children, Proactiva Open Arms, Sea-Watch.org, Sea-Eye y Life Boat.

La verdadera intención de las personas detrás de las ONG,s no está clara. No nos sorprendería si sus motivos fueran económicos. También pueden ser políticos. En el caso de la Ong MOAS, que tiene su sede en Malta, sus intenciones podrían ser también en parte evitar que los inmigrantes se dirijan a tal isla. MOAS está administrada por un oficial de la Marina maltesa conocido en Malta por su maltrato a refugiados. También es posible que estas organizaciones sean manejadas por ingenuos «benefactores» que no entienden que ofreciendo sus servicios están actuando como un imán para la gente de África y por lo tanto están causando más muertes, sin mencionar que sus acciones están desestabilizando a Europa.

Por más laudables que sean las intenciones de estas organizaciones, sus acciones son delictivas ya que la mayoría de estos inmigrantes no son candidatos a recibir asilo, por lo que terminarán en las calles de Roma o París y socavarán la estabilidad de Europa al aumentar las tensiones sociales por motivos raciales.

Hay que significar que la UE ha aprobado recientemente varias directivas que en buena medida protegen a los traficantes de personas contra su posible enjuiciamiento; en concreto, en una sección específica de una resolución de la UE titulada «Búsqueda y salvamento», el texto establece que «los capitanes de embarcaciones privadas y las organizaciones no gubernamentales que colaboran en los rescates marítimos en el mar Mediterráneo no deberían correr el riesgo de ser castigados por proporcionar dicha asistencia».

Durante los dos meses de nuestras observaciones, hemos calculado en al menos 39.000 los africanos contrabandeados ilegalmente a Italia, lo que se hizo con pleno consentimiento de las autoridades italianas y europeas.

Por último, GEFIRA ofrece un mapa de los lugares donde en los últimos años se han producido los «rescates» o «salvamentos», en el que se aprecia claramente como en la actualidad lo son en la propia costa libia.

 

 

 

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*