Osoro, Omella y Parolín, el trío de la bencina, y los católicos en política

Durante este fin de semana ya pasado se ha celebrado en la sede del CEU en Madrid el II Encuentro Internacional de Políticos Católicos, promocionado por Osoro y la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos, con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer, con objetivos tan virtuales, ambiguos, buenistas y estúpidos como los siguientes: «Una cultura de encuentro en la vida política para el servicio de nuestros pueblos» y «Un diálogo fraterno y constructivo que, en sí mismo, muestre cómo el Evangelio facilita la posibilidad de pensar diferente, respetarse mutuamente y descubrir juntos el bien común y un futuro mejor para todos, especialmente para las personas más vulnerables». O sea, más de lo mismo… que es igual a peor. Pero claro, otra cosa no podía ser viniendo de donde viene y participando en él, como ponentes principales, los siguientes:

  • Osoro y Omella, tal para cual y ambos para nada bueno

    El cardenal Osoro, sobre el cual creemos que está todo dicho. Recordemos sólo que cometió la fechoría, demostrando su falta de caridad, entre otras cosas, no sólo de colaborar activamente en la profanación de la sepultura de Franco, sino que además impidió a la familia enterrarle en la que poseen en propiedad en la catedral de la Almudena; los constantes escándalos económicos del arzobispado madrileño indican que o no controla nada o… ¿estará pringado? Y para qué esa devoción ideológica por Bergoglio, su mentor, que sigue dispersando ovejas a toneladas.

  • El cardenal Omella, peor aún que Osoro, porque a lo de aquél une su profesión de fe separatista que le ciega, con la que envenena a sus ovejas, esa «fe» que ha destruido, desplazado y sustituido en Cataluña a la única Fe verdadera; además de que con ella peca y pecan quienes la siguen contra el cuarto mandamiento que obliga a honrar a la madre patria que es España.
  • Parolín y Carmen Calvo el día en que acordaron la profanación de la sepultura de Franco

    El cardenal Parolín, Secretario de Estado del Vaticano, muñidor activo y entusiasta de la profanación de la sepultura de Franco, hecho d que no tiene parangón ni antecedente en las historia de la Iglesia, ni tampoco de la Humanidad, alineándose con los enemigos de Dios y de la Iglesia, repugnante acto del que la Iglesia tendrá algún día que arrepentirse y pedir perdón públicamente si quiere lavar semejante mancha, además de desagraviar a los agraviados, porque sin las tres condiciones no habrá perdón.

  • Ana Paula Siquiera, diputada del Brasil; conocida en su casa.
  • Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, costarricense, en 1998 presidente de su país y en 2002 de la OEA, cargo del que dimitió en 2004 acusado de corrupción, siendo condenado a cinco años de prisión, bien que luego ganó los recursos, aunque las pruebas en su contra fueron siempre admitidas como buenas; y es que tal vez lo de la «justicia» a los políticos esté tan mal por ahí como por aquí.
  • Antonio López-Istúriz, profesional de la política, pepero hasta las trancas… para qué decir más, pues ello implica abortista, homosexualista, cobarde, traidor, etc., o sea, todo un ejemplo de católico.
  • Rocco Buttiglione, ministro con Berlusconi y ex-vicepresidente del Parlamento italiano, quien, con motivo del debate sobre el aborto en Argentina, país al que se desplazó a tales efectos, dijo algunas cosas como: «Es difícil negar que el fruto de la concepción es un ser humano. De todos modos, el principio de precaución dice que si hay una razonable duda de que una acción haga daño a la salud o la vida de un hombre, esta acción es ilícita”, “Otros dicen que hasta que el sistema nervioso no está desarrollado no se es persona, sería como reconocer la licitud del asesinato de alguien que no sufre”, “¿Hay que tomar como voluntad válida cualquier cosa que la mujer diga?”; de un católico deseamos más, mucho más, cuando se trata de combatir el mayor y peor de los genocidios conocidos como es el asesinato en masa de los más inocentes e indefensos.
  • Wilhelm Hofmeister, presidente de la Fundación Konrad Adenauer, radical europeísta, o sea acérrimo partidario de la UE tal y como está diseñada actualmente y por ello partidario de la desaparición de las identidades nacionales –¿excepto la alemana?–, del que, al menos, eso sí, recogemos que mostrara —rara avis— en su día públicamente con un artículo en el Frankfurter Allgemeine Zeitung su desacuerdo con la decisión de la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein sobre Puigdemont, al considerar Hofmeister que los medios de comunicación alemanes no conocían los detalles de lo que había ocurrido en Cataluña, y que, por ello, habían aceptado los postulados separatistas, añadiendo que «Cuando los historiadores describan en el futuro el declive de la Unión Europea hallarán su origen en el comportamiento de Alemania frente al separatismo catalán”.
  • José Antonio Rosas, fundador y director de la Academia Latinoamericana de Líderes Católicos (¿No sería más correcto «Hispanoamericana»?)… o sea, un espabilado que, eso sí, ha sabido crear y consolidar su hueco para ganarse la vida sin producir nada, porque eso de dedicarse a la «formación de líderes políticos católicos» lo dice todo.
  • Luis Felipe Bravo Mena, político mejicano de esa maraña de país donde nadie sabe muy bien qué, ni cómo, ni por qué, ni cuándo, ex-embajador ante la Santa Sede; claro que también lo fue por España el ateo Francisco Vázquez.

Así pues, todo un plantel de «católicos» del momento, a la usanza, de sacristía, incluidos los clérigos, es decir, tibios, pusilánimes, buenistas, políticamente correctos, de los que nunca rompen un plato, de los que nos están llevando a donde estamos y pero que vamos a estar, porque no defienden y predican el Evangelio en toda su extensión, sin tapujos ni medias tintas, con un sí, sí, o no, no, como hizo Nuestro Señor… por eso acabó donde acabó y por lo contrario éstos están donde están; esa es la gran diferencia.

Porque si quieren formar y tener católicos en política, como debe ser y en todos los sentidos, la cosa es muy fácil: sólo tienen que enseñarles y exigirles que promuevan leyes inspiradas en la secular doctrina social y moral de la Iglesia, al tiempo que se opongan radical, pública y directamente a toda aquella que no se le ajuste… con ello acabarán en la picota, pero habrán ganado el Cielo si es que quieren ir a el, claro.


20 respuestas a «Osoro, Omella y Parolín, el trío de la bencina, y los católicos en política»

    1. SS, hipócritas y necios, en todo caso, son aquéllos que les hacen caso. Ellos, lo que son, es MALVADOS -con mayúsculas-.

      Siento dar malas noticias, pero, desde 2013, estamos viviendo lo anunciado por la santísima Virgen María en Fátima, en 1917, es decir, la GRAN APOSTASÍA dentro de la Iglesia Católica, así como el gran CISMA.

      Como fue revelado entonces por nuestra bendita Madre celestial, el Cuerpo místico de Cristo está siendo DESTRUÍDO desde DENTRO por la MASONERÍA eclesial.

      Ahora, hay DOS Iglesias: una, la del FALSO PROFETA, es decir, la del anti-Papa «Francisco» y sus mariachis. Y dos, la Iglesia Remanente, el Resto fiel; cuyos integrantes conformarán la primera generación en la Nueva Tierra gobernada por Cristo y su santísima Madre.

      Estamos viendo tiempos BÍBLICOS. De hecho, éstos, son los últimos tiempos, antes de la Parusía (Segunda Venida).

      Sé que muchos no lo acaban de entender; pero pronto lo entenderán. Concretamente, durante el Gran Aviso. Por cierto, Aviso, éste, anunciado por la Virgen en San Sebastián de Garabandal (Cantabria), entre 1961 y 1965.

      Quien no sepa de lo que hablo, y quiera saberlo, que pinche en el siguiente enlace. Se trata de El Libro de la Verdad, redactado por la profetisa católica irlandesa «Maria Divine Mercy», por orden de Dios, hace tan sólo unos pocos años (pdf): http://jesushabla.org/downloads/El_Libro_de_la_Verdad_Vol1.pdf

      1. Es un error cargar toda la culpa sobre Bergoglio: él meramente es consecuencia de lo previo. Y lo previo es una serie de heresiarcas manifiestos que dispusieron el camino para la llegada de un Bergoglio. ¿O vamos a creer que Juan Pablo II es ese santo súbito que la Neoiglesia quiere hacernos creer?

        1. Cronos, lo que es un auténtico ERROR -con mayúsculas-, es tratar de justificar al profetizado FALSO PROFETA del Apocalipsis de San Juan. Punto.

          Por cierto, lávate la boca antes de hablar de San Juan Pablo ll; quien, para tu información, está en el Cielo. Y, cuando Dios se lo ordena, se le aparece a la profetisa católica madrileña Manoli.

          Por cierto, para tu información, lo que la MASONERÍA eclesial le hizo en 2013 a Benedicto XVl, es decir, ECHARLE a patadas del Vaticano, antes, trató de hacérselo a San Juan Pablo ll. Pero, éste, RESISTIÓ hasta que Dios se lo llevó con él.

          Deberías leer el libro «El último Papa», escrito por el Padre Malachi Martin.

          Cuando lo hayas hecho, no volverás a rajar del Papa al que la mismísima Virgen María PROTEGIÓ cuando la SINAGOGA DE SATANÁS intentó ASESINARLO en el ´81.

  1. Obispos y Cardenales, el 60% masones y homosexuales tapando los casos de pedofilia en la Iglesia, ¿por qué será?
    Fíjense que en todos los casos de pedofilia SOLO hay NIÑOS, nunca NIÑAS, porque todos los pedófilos son MARICONES…
    A los independentistas les ha salido otra oveja negra, el obispo de Solsona… enamorado de una escritora de novelas satánicas, al parecer. ¿Qué nos va a contar la Conferencia Episcopal Española nido de cobardes, descreídos, vendidos a los pro-vacunas y globalistas?
    Y por qué el Papa Francisco no se atreve ya a excomulgar a Sleepy Joe Biden, en apariencia presidente de USA por su reciente salida en defensa de los derechos al aborto de las ciudadanas de Texas, cuyo supuesto derecho al asesinato de niños NO ha sido autorizado por el Supremo de Estados Unidos?
    Íñigo Caballero

    1. Caballero, el IMPÍO «Francisco», NO es Papa, sino anti-Papa. De hecho, se trata del DESTRUCTOR de la Iglesia al que San Juan, en el Apocalipsis, llama «falso profeta».

      El ÚLTIMO Papa, antes de la Parusía, se llama Benedicto XVl. Éste, es el ÚLTIMO Papa (Gloria Olivae) de la lista de 112 de San Malaquías, así como el KATEJÓN profetizado por San Pablo.

      Pedro el Romano, en contra de lo que muchos creen, es San Pedro (el Apóstol de Cristo, y fundador de la santa Iglesia Católica). Cuando el Katejón (Benedicto) muera -que me temo que va a ser pronto-, las Llaves, volverán a las manos de Pedro, el pescador de almas, en el Cielo.

      Pd.: «Francisco» NO consta en el anteriormente citado listado de San Malaquías por la sencilla razón de que Dios NO le considera Papa.

      1. Disiento de su fe ciega en el herético LIBRO DE LA VERDAD, uno de los más vergonzosos camelos seudotradis de la actualidad. No lo digo yo: incluso una entidad tan segura como la RIES ubica dicha «remanente» en las fronteras de lo católico.
        De hilar más fino, podríamos decir que el último Papa válido fue Juan XXIII.

        1. Normal, que disientas, FARISEO HIPÓCRITA. Es evidente que tú NO has sido bendecido ni con el Don de la Fe ni, por supuesto, con el del Discernimiento.

          Por cierto, quien niega a los profetas de Dios, niega a DIOS. Que no se te olvide nunca.

          Ah, y VERGÜENZA debería darte defender a ese TRAIDOR de Juan XXlll, quien convocó el NEFASTO Concilio Vaticano ll. Que fue lo que ha llevado a la Iglesia a su actual y LAMENTABLE estado TERMINAL.

          Más te valdría volver a esconderte debajo de la piedra de la que has salido, escorpión repulsivo. Tú, tienes de cristiano lo que yo, de comunista.

          1. No voy a discutir con un energúmeno de su calaña, iluminado de tres al cuarto. Siga en su confusión fideísta, Dios sabrá distinguir a los Suyos.

        2. Claro que no vas a discutir conmigo, fantoche patético. Bien que sabes tú que NO estás capacitado para ello.

          A mí, me vas a dar tú lecciones de religión… Tú, que eres justo eso que nuestro Señor llama un SEPULCRO BLANQUEADO. ¡Hasta ahí podíamos llegar!.

          Por cierto, tú, rata BLASFEMA, al Padre Malachi -Requiescat in pace + -, no le llegas ni a a suela de la sandalia.

          Tú, a duras penas, te quedas en PAPÓLATRA descerebrado; en «groupie» del asqueroso FALSO PROFETA.

          Para terminar, por supuesto que Dios sabe distinguir a los suyos. ¡Faltaría más!.

          ¿O acaso pensabas tú que es casualidad que Éste NO te haya bendecido ni con el Don de la Fe, ni con el del Discernimiento…?.

          Dios, NO reparte sus dones a lo tonto y a lo bobo. Sabe bien quién lo merece; y quién, no.

          Si tú no has sido bendecido con ellos -que NO lo has sido-, ¡por algo será!.

          Durante el Aviso, cuando Éste te muestra el que será tu destino eterno, es decir, el INFIERNO, verás más claritas las cosas.

          Aunque cuando lo verás todo bien claro será cuando llegue el momento del Arrebatamiento, y Dios te deje aquí, en la Tierra, para que te chupes el terrible Gran Castigo previo a la Parusía.

          Lo dicho, FARISEO HIPÓCRITA, vuelve debajo de la piedra de la que vives -en PECADO, por supuesto-.

          Los integrantes del Remanente, del Resto fiel de Cristo en la Tierra, NO tratamos con HEREJES PROTESTANTES -por no decir SATANISTAS CRIPTOJUDÍOS-, como tú.

          ¡¿Quién como Dios?!.

          Iesus Christus Deus Filius Salvator. +

          1. JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA, JA… ME PARTO, CRUZADO DE PACOTILLA.
            VUELVE CON TU EJÉRCITO REMANENTE DE CHIFLADOS NEOCONES SEUDOTRADIS. SOIS LA VERGÜENZA DEL NEOCATOLICISMO JUANPABLISTA.
            MENUDO MAMARRACHO.

        3. «ME PARTO, CRUZADO DE PACOTILLA.
          VUELVE CON TU EJÉRCITO REMANENTE DE CHIFLADOS NEOCONES SEUDOTRADIS. SOIS LA VERGÜENZA DEL NEOCATOLICISMO JUANPABLISTA.
          MENUDO MAMARRACHO.»

          Vuelve tú, pero al ARMARIO, despojo (sub)humano. O, mejor, al puto «cuarto oscuro». Éste, a buen seguro, está lleno de MODERNISTAS tragaleches como tú.

          En él, rata ROJA, podrás poner en práctica la ASQUEROSA «teoría de la liberación».

          Puedes estar seguro de que esos SODOMITAS disfrazados de sacerdotes católicos te tratarán como tú te mereces. Es más, cuando acaben contigo, vas a tener más puntos de sutura en el ojal que el puñetero monstruo de Frankenstein, en todo el cuerpo.

          En su defecto, también puedes dedicarte a poner en práctica el MASÓNICO/SATÁNICO «ecumenismo» que predica el FALSO PROFETA, es decir, tu adorado Bergoglio, en la MEZQUITA más cercana a tu puto domicilio.

          Epílogo: a mamarla, a Parla, saco de mierda marxista.

          Yo, ya tengo perro. Y «perrona».

          Además, si alguna vez cambio de acera yo -que va a ser que NO-, me buscaré «machos»; no precisamente maris, como tú.

          1. Administrador: modere, por favor. Este CRUZADO tiene realmente un cable cruzado. ¿De dónde demonios llega a semejantes conclusiones? Personajes como este majadero perruno degradan a la Iglesia Católica (que no Neoiglesia criptojudía del Vaticano II, a la que el iluminado se adhiere atacando a Bergoglio y defendiendo a Juan Pablo, olvidando que el primer gran apóstata fue el segundo, recuérdese Asis…)

        4. «¿De dónde demonios llega a semejantes conclusiones?.»

          Lee y aprende, analfabeto funcional. Que salta a la vista que andas bien falto de lecturas, tú.

          «Personajes como este majadero perruno degradan a la Iglesia Católica».

          Tú, por el contrario, HEREJE BLASFEMO asqueroso, no puedes hacerlo. Y no lo puedes hacer por la sencilla razón de que NO formas parte de ella.

          Por cierto, para auténticos PERROS, pero de SATANÁS, los de tu puta cuerda, patética CHACHA de la luciferina MASONERÍA.

          Si, estando a cuatro patas en la logia, miras hacia atrás y ves cuatro huevos colgando, no te asustes. Dos, NO son tuyos.

          A buen seguro, son de un JUDÍO CABALISTA, es decir, de un SATANISTA, que te está chafando las almorranas a modo.

          ¡A chuparla!, RATA de CLOACA.

          1. Te has retratado a las mil maravillas con tu abyecto comentario final, en las antípodas de lo católico. Nada más que decir, repulsivo excremento de Belial.

        5. «Te has retratado a las mil maravillas con tu abyecto comentario final, en las antípodas de lo católico. Nada más que decir, repulsivo excremento de Belial.»

          Tú, despojo (sub)humano repugnante, llevas haciéndolo desde la primera vez que me ladraste, ergo vete a tomar por el culo de una puta vez.

    1. Estimado seguidor: ¿insultos? ¿Cuáles? Y ya ve que nuestra política de comentarios no puede ser más abierta, no hace falta ni registrarse. Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad