Oye “Fiascóo”

Es indiscutible que, o no sabes lo que haces, tu intelecto no da más de sí o ambas cosas, criticando a Sánchez por saltarse a la torera nuestro Estado de Derecho en tanto que tú haces lo mismo, pues desde el 2 de abril de 2022 que fuiste elegido presidente del Partido Popular por quienes no te conocían, creyendo poder mantener contigo una correspondencia racional te he dirigido numerosos escritos exhortándote a que exijas a los alcaldes del PP que cumplan la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública, obsequiándome con un displicente silencio que te devuelvo con mi desprecio a través de estas líneas, lo que constituye un caso indiscutible de enajenación mental que te obliga a visitar a un psiquiatra.

En la toma de posesión de sus cargos, los alcaldes del PP juraron o prometieron “guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”.

El Artículo 21.1 de nuestra Carta Magna proclama “Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”.

Consiguientemente, los alcaldes del PP, además de cometer perjurio están vulnerando la Constitución: su incumplimiento y el de la citada Ley Orgánica 9/1983 implica por tanto el ejercicio de las correspondientes acciones que impidan el ridículo español en el concierto internacional por la vulneración de la Constitución por las corporaciones municipales del PP con las correspondientes consecuencias económicas negativas para España, los españoles en general y los  católicos en particular al obligarles a solicitar autorización para ejercer un derecho fundamental que tienen reconocido por la citada Ley Orgánica 9/1983.

Por lo expuesto solicito que, como presidente de una fuerza política vital para España en los momentos actuales, respetes y hagas respetar a la brevedad posible la Constitución y la citada Ley Orgánica 9/1983.

¿Es así como intentas llegar a La Moncloa? Como no sea de visita, ya me contarás a cuantos españoles vas a engañar vulnerando y tolerando que los alcaldes del PP vulneren la ley; tu ejecutoria ahuyenta electores, a los que dices respetar, a las filas de la abstención.

Dices que te debes a más de ocho millones de compatriotas, en su mayoría católicos con los que no solo no tienes nada en común sino que, en lugar de representarles les discriminas respecto a otros colectivos que realizan actos en la vía pública sin “solicitar autorización a nadie” sino “comunicándolos a la Delegación del Gobierno” transgrediendo con ello el Artículo 14 de nuestra Constitución que determina “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

En la perorata de tu investidura como candidato a la presidencia del gobierno manifestaste “preservo en mi ideario las reiteradas ocasiones en las que, a lo largo de mi vida, prometí guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado” agregando que tienes principios, límites y palabra.

No mientas, la realidad es que tus principios son como los de Groucho Marx “estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”.

Tus límites y tu palabra están al margen de la ley como demuestra el incumplimiento de la palabra que empeñaste en la toma de posesión de los cargos que en la Junta de Galicia has ocupado desde 1991 que vives del erario público permitiendo que los alcaldes que dependían de ti vulnerasen el Artículo 21.1 de nuestra vigente Carta Magna, que establece “Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”.

Es decir que los organizadores o promotores de cualquier acto en la vía pública, incluidos los religiosos, tienen vedada la solicitud de autorización alguna para ejercer el derecho de reunión pacífica y sin armas en la vía pública por precepto constitucional.

Se te llena la boca cuando hablas de democracia y te comportas como un auténtico sátrapa mintiendo a los españoles y a tí mismo.

Como si te considerases ajeno al problema, resulta grotesco que digas que “también España vive un deterioro institucional sin precedentes con riesgo de agravarse todavía más”.

Tu proceder es incompatible con mentes racionales y sensatas, eres una amenaza para la democracia ignorando que la confianza y el respeto de los ciudadanos se ganan a través de la integridad y la adhesión a los principios que sustentan nuestra sociedad, tus hechos demuestran tu falta de respeto hacia los demás.

Te importa un bledo que S.M Felipe VI diga que “Fuera del respeto a la Constitución no hay democracia ni convivencia posibles; no hay libertades sino imposición; no hay ley, sino arbitrariedad. Fuera de la Constitución no hay una España en paz y libertad”.

Tu ejecutoria demuestra que España te importa menos que una clase de física cuántica a un mosquito. En resumen no provocas otros sentimientos más allá de la discordia y la lástima.

Desaparece del escenario político, no tienes más alternativas.

Atentamente,


2 respuestas a «Oye “Fiascóo”»

  1. Feijó es un masón( y me da que de los importantes políticamente hablando );y es objetivo de esta secta lacaya( como lo es de sus amos, de origen )atacar al Cristianismo, pese a que aparenten ir contra cualquier otra religión. A las primeras de cambio, se percibe, cuando no se demuestra, su solidaridad con cualquier creencia que abunde en su propósito. El PP es el lobo disfrazado de oveja, ya prácticamente hasta el pie de calle, desde hace mucho. En todo caso la adhesión de todos los partidos a la Agenda( a los amos NOS ), da idea de donde estamos y a donde vamos. El cante jondo de Carmeida pre/post electoral con lo de ir cerrando Madrid pone de manifiesto que la hipocresía descarada no es patrimonio solo de Sánchez.

    Es sabido que se pretende recluir la fe al ámbito privado( otra mentira, pues se perseguirá hasta en los propios sueños ); de forma que se perseguirá al verdadero cristiano, obligado a multiplicar sus talentos. No nos engañemos, en frente está el Malo, ni más ni menos, representado en sus sicarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad