Para los españoles de bien

Eduardo Olivares, viejo camarada de Fuerza Nueva, y patriota donde los haya, en una desgarrada pero realista carta pone el dedo en la yaga. No pudo ser, y por ello, y más aún por España, hay que rendirse a la evidencia y apoyar a quienes pude que sí lo logren; no hay más alternativa y, además, puede que sea la última oportunidad.

Compartir
mm

Queridos camaradas y amigos:                  (aquí la carta en PDF)

Como sabéis llevo toda mi vida, de una manera o de otra, participando en la política, en un momento que nos decían que éramos la extrema derecha y los peores nos llamaban “guerrilleros de Cristo Rey»; os prometo que nunca conocí ese grupo como tal. Pero sí conocí toda la tramoya de aquellos tiempos que a partir de 1975, para nosotros, fue un verdadero martirio y os garantizo que las izquierdas no fueron nuestro peor enemigo.

Fueron muchas batallas, muchas dificultades y muchísimo falso testimonio, y llegó el momento que Blas Piñar tuvo que arrojar la toalla y hoy a mis 72 años cumplidos, por una parte le comprendo, aunque nosotros queríamos seguir luchando; no pudo ser.

Desde entonces, hemos estado desangelados, buscando volver a lo que fue y que no pudo ser, cada día se constituía un grupo nuevo más de lo mismo, la situación era desesperante, por todo ello, la izquierda mediocre, mafiosa y sin escrúpulos, apretaba cada día más. La derecha que cortejaba y tonteaba con el poder, era cobarde, profesional, e inconsciente, convirtiéndose en un gran enemigo de España. La desilusión era grande, el temor mayor y la esperanza muy debil.

Rajoy, no estaba dispuesto a defender ni a España, ni a los que con gran ilusión le votaron consiguiéndole la mayoría absoluta, con el fin de solucionar los desmanes que la izquierda, antidemocrática y antiespañola, tenían organizado. Rajoy, con gran soberbia, no dimitió, entregando España a la izquierda radical, antidemocrática y antiespañola. Gracias, Rajoy.

En este tiempo, las mejores figuras que tenía el PP, Rajoy los boicoteo, obligándoles a dar un paso al lado.

¡¡ALBRICIAS!! No todos dieron el paso al lado, hubo un joven vasco, que había sufrido en sus carnes el sufrimiento del terror por amar a España, que dijo NO, NO y NO: Santiago Abascal.

En principio nadie le hacía caso, no era peligroso, era un chaval, pero lo que no midieron eran las ganas de luchar que tenía, la constancia y el momento tan crítico que esos demócratas de pacotilla estaban organizando.

El resultado: Vista Alegre lleno; la próxima, las Ventas.

Le comparan con Blas Piñar, y no estoy de acuerdo, por ello quiero analizar esta comparación.

VOX, ha presentado un partido llamado VOX, ha subido al estrado a sus ejecutivos que han contado su futuro trabajo que precisamente es lo que siempre hemos pensado todos, y al final Santiago Abascal ratifica, una por una, todas las actuaciones, y además explica por qué ha nacido y por qué luchan. O.K. Santiago

F/N, en ningún mitin ha presentado a sus ejecutivos, nada más había uno, era muy grande, Blas Piñar; Juan Servando Balaguer, (yerno de León Degrelle ) segundo en las listas electorales de F/N, me definió a Blas, al cual adoraba, como el “Curro Romero de la Politica», ni decir tengo que era sevillano.

Blas, que llenaba muchísimo más las plazas de toda España, nos romantizaban sus discursos, criticaba los desastres que había en el momento, y nos hablaba de una manera preciosa de España, de Jose Antonio y de la victoria de Franco, pero nunca expusimos un programa de gobierno que convenciera a todos sus seguidores que eran muchos, por lo que poco a poco se nos fueron, porque otros con mentiras y trucos de magia mafiosas les convencieron.

VOX, presentó partido.

F/N, presentó a Blas Piñar.

Tenéis que reconocer que personas como yo, y, otros muchos de mis tiempos, nos emocionara ver un final de mitin, con la bandera de España en alto y todos con gran respeto oímos el himno nacional.

Disculpándome por mi atrevimiento a lanzar estas letras, os abrazo a todos con un ¡Arriba España! ¡Viva Cristo Rey!

Eduardo Olivares

Compartir

5 thoughts on “Para los españoles de bien”

  1. Lo cierto es que no me extraña. Si algo caracteriza los tiempos, es la mediocridad elevada a los altares. Sí, esos, en los que hicieron morada los demonios una vez fueron desalojados sus legítimos poseedores, que dijo aquel.
    ¿Para qué rebatir? Santiago frente a Blas… Don Blas, aunque él autor quiera camuflar la imposible comparación bajo la especie de sus respectivas formaciones, una nacida en lo retiro espiritual. La otra, tomando cañas. Lo cierto es que hace años, meses, incluso días, habría jurado que no viviría lo suficiente para leer tal cosa, y eso que siempre sospeché que el Sistema haría a VOX y al patriotismo lo mismo que hizo con AP y FN en 1982. En ambos casos, con un auto-golpe de estado de por medio.
    Son los enanos gusoneando, porque no hace falta recordar, ¿o sí hará falta?, que Abascal, recién desalojado (como los altares) de su puestecito en la comunidad vasca y en la Fundación pseudopepera (aunque de esto tardó algunos años más), soltó aquello de «nosotros no tenemos nada que ver con los cachorros de Blas Piñar». Y hete aquí que tenía razón, porque con los viejos de Don Blas, parece que sí.
    En fin, mal menor, última oportunidad, se nos acaba el tiempo… todo muy manido y ahora aderezado con que VOX tiene programa de gobierno, dicen, no como FN. Programa. ¿Para qué insistir en que ni José Antonio ni Franco, ni Santa Isabel, ni Felipe II, lo tenían? ¿Se necesita programa cuando ya se sabe como acabará la Historia?
    Está bien, adelante con VOX. Adelante con su constitución y su rey y sus fuerzas armadas, y su guardia civil ¡qué viva! (quitando cruces), y hasta sus vigilantes jurados con barbas hister-icas.
    Adelante con su puesto al lado de los causantes del problema (12-O en Barcelona). Adelante con su tibio aborto, con su Europa de naciones y su democracia sin Ohm. Adelante con su judeoTrampa y su escudo manchado de Lis. Adelante con Sertorio, con el lugarteniente de Viriato, con Teodomiro, Casio y Opas, con Antonio Pérez y el Príncipe de la Paz, y con Adolfo Suárez y este ejército tan parecido al de 1808, al de 1868 y hasta al de 1931. Todos ellos, Santos Patrones del Mal Menor. Y también, ¿cómo podremos negarlo después de votar al mejor de los males?, con la tibia Jerarquía temporal y espiritual.
    ¡Adelante pues por el camino positivista, oportunista y cínico! Adelante siempre, y cuando sentemos a Abascal en su escaño, ¿apostamos ya cuánto tardará en olvidarse de los fachas que le encumbraron?
    Pero yo prefiero la España reducida a la silla de montar de Pelayo, cargada de principios, que a la de Vistaalegre, cargada de mensajes.

  2. Comparto bastante de lo esencial del comentario de Tralla más arriba publicado, pero como réplica a la carta de D. Eduardo Olivares (“Para los españoles de bien”) me parece tremendamente injusto.
    Creo que la Justicia, como valor ético y Jurídico está desaparecida en España desde hace más de 50 años, y DEBE SER REIVINDICADA, aunque desgraciadamente en mi caso lo haga sin el talento de D. Blas Piñar (que en paz descanse), ni de D. Antolín Gil de la Pisa, ni de D. Juan Servando Balaguer, ni de D. Francisco Bengala, ni de Nacho Larrea de la hora del café, ni de tantos otros.

    No tengo el gusto de conocer a D. Eduardo Olivares y tampoco soy de VOX, independientemente de que en las próximas elecciones pueda votarles (o no).
    Veo el ascenso de VOX (que para mí, tal como se vaticina, no es tal ascenso, porque obtener un diputado, o dos, o tres, en el Congreso podrá resolver la situación laboral o personal de quienes obtengan el escaño pero no resolverá nada para España parlamentariamente hablando), y veo cómo los grupos de «ultraderecha» (para entendernos) se sienten ofendidos que ellos llevan en la brecha muchos años y ahora la gente va y vota al primero que llega, que en este caso es VOX. Y de ahí el comentario de Tralla (o al menos así lo interpreto yo).

    Sobre este debate entre VOX y los partidos de la llamada ultraderecha, yo quisiera hacer la presente reflexión.

    Ideológicamente el pensamiento de José Antonio (que no es solo su pensamiento sino también su ejemplaridad y su profundo sentido ético y de servicio a España), de Onésimo, de la Falange, de Alternativa Española, y de todo lo demás, que ahora se presentan como ADÑ (o eso creo), le da cien mil vueltas a VOX, pero en actividad política y eficacia, VOX le ha dado mil vueltas a ADÑ.

    Mientras los de ADÑ estaban cayendo en la trampa del enemigo con lo de la “pseudobravuconería” de la librería Blanquerna, de pagar el precio de 4 años de cárcel por unos empujones mal dados, que ése no es el camino (porque un tanque no se ataca de frente, ni una trinchera enemiga se asalta haciendo ruido), porque lo único que consigues es que metan a tu gente en la cárcel (y la generosidad de estar prestos al servicio que se les mande de los camaradas no debe ser nunca usada como carne de cañón, porque eso dice muy poco de los jefes), mientras en Cataluña por agresiones de verdad en la Universidad de Barcelona pocos meses después la Fiscalía no ha movido un dedo, porque en este caso las agresiones, (éstas sí de verdad y ahí están las imágenes), las han cometido los separatistas y la izquierda, valga la redundancia, y en España no hay Justicia y en consecuencia la Ley no se aplica por igual para todos, sino todo lo contrario: cuanto más motivo, menos aplicación, y cuanto menos motivo más aplicación y una aplicación además más severa, como ha ocurrido en Blanquerna y en tantos casos.
    Mientras todo esto ocurría, VOX en lugar de perder el tiempo y darle pábulo al enemigo haciendo estas cosas estériles (que no sirven para nada más allá de darle al enemigo pretextos para ejercer la represión más despiadada porque 4 años de cárcel por un empujón resulta a todas luces un disparate, es convertir a los camaradas en carne de cañón, y un matrimonio joven, con un niño recién nacido, que se tengan ambos que separarse de su hijo para ir a la cárcel, y ya nadie se acuerda de ellos porque los rojos ayudan a su gente, los no rojos le vuelven la espalda a los suyos), ha formado un equipo jurídico y de modo eficaz (porque la eficacia militar como el movimiento, se demuestra andando) ha asestado un golpe y ha parado el golpe separatista de Cataluña (otra cosa es que el Gobierno del PSOE lo haya vuelto a poner en marcha), que si no es por ellos ahora mismo Cataluña estaría ya segregada de España.
    ¿O es que le cabe a alguien la duda de que habría ocurrido viendo lo que vemos de la clase política oficial?

    Porque cantando el “Cara al Sol” de 20-N en 20-N, y a guardar la bandera en un cajón, o peor aún en el trastero para que no estorbe, hasta el año que viene o hasta la siguiente efemérides; o con los programas de radio de DN de Miguel Blasco soltando por esa boquita toda esa palabrería desagradable y grosera (y de epítetos a raudales) para analfabetos mientras España se nos desangra en nuestros brazos, no se detiene el proceso separatista en Cataluña.
    Entonces a mí hay muchas cosas de VOX que no me gustan, muchas, y otras más que además de no gustarme me dan pavor porque España ya no puede acumular más traiciones, pero hay que reconocerles que gracias a su cúpula el pulso vital de España todavía late, mientras los demás pierden el tiempo en tonterías, en discursos vacíos, zafios y barriobajeros, y en hacerle el juego al enemigo. Porque si alguna conclusión debemos sacar de todo esto es que el camino a seguir no es Blanquerna sino lo que ha hecho VOX sin sufrir ni una baja.

    Es verdad eso, -y yo también veo la diferencia-, que señala Tralla en su comentario, entre el retiro espiritual de FN (de Blas Piñar más exactamente) en contraposición al “tomando cañas” de VOX, pero siendo esto verdad, la pregunta de hoy, que desde 2014 D. Blas Piñar ya no está en este mundo, es ¿dónde está el retiro espiritual hoy de la ultraderecha, que en lo ético son, especialmente los jóvenes, en una gran proporción con honrosas excepciones, naturalmente, como la mayoría de la gente corriente de ahora (copas, tatuajes, y un sentido ético bastante relajado, por decirlo suavemente, en un porcentaje nada desdeñable). Es decir el “retiro espiritual” brilla por su ausencia, lo que hay es “tomando cañas”. Hay una falta de estilo evidente, consecuencia de la mediocridad de los cuadros en términos generales y hasta donde yo conozco (hay gente muy buena como el Jefe juvenil Fernando Maqueda y algunos otros, pero hablo en términos generales), y la aún mayor mediocridad de la gente corriente, y sobre todo de la lluvia ácida de la propaganda roja que nos empapa y nos intoxica en los esquemas de la anti-España, que a veces se pierde la consciencia de ello.

    El golpe de Cataluña no empezó el 1 de octubre de 2017, ni con la convocatoria y ulterior celebración del referéndum, ni con la declaración institucional de independencia del Parlamento Catalán, etc. etc., sino que empezó mucho antes, por ejemplo, (entre otros muchos acontecimientos que podrían citarse), cuando en las calles de Bélgica y de París, en 1963 se manifestaban contra España a favor de Julian Grimau, el policía chekista que había sido capturado en España y que se le juzgaba entonces por sus terribles crímenes, que tantas personas había torturado y asesinado en la retaguardia roja durante la llamada guerra civil española, y nadie se encargó de decir en España y fuera de España de modo que TODOS lo oyeran y quedara constancia, que Grimau era un canalla, y que esos que se manifestaban en Bélgica, en Holanda, y en Paris contra el ajusticiamiento legal y legítimo de este canalla eran unos hipócritas (como D. Blas Piñar, con su artículo “Hipócritas” publicado en 1962 ,tuvo el valor de reprochar a los norteamericanos por su activa implicación en la expansión del Comunismo) porque 18 años antes estos mismos que ahora se manifestaban le habían pegado a las mujeres y las habían humillado, las habían paseado medio desnudas o desnudas enteras y pelado al cero en plena calle y pintado cruces gamadas en sus frentes entre bofetones y patadas, y habían asesinado a mansalva a la masa social de sus propios compatriotas que de no haber sido exterminados en 1945-46, se habrían manifestado (o habrían podido hacerlo) a favor de Franco, aunque de este genocidio no se hagan películas.
    Y estos antecedentes, porque de aquellos polvos vienen estos lodos que ahora presenciamos en Cataluña y en toda España, continuaron con multitud de acontecimientos que se dejaron pasar sin hacer nada. Tanto en acontecimientos de relevancia evidente como de otros aparentemente triviales, como cuando más recientemente al FC Español pasó a denominarse FC Espanyol, y a su estadio le pusieron el nombre del criminal de guerra Luis Companys, lo mismo que a una de las más importantes avenidas de Barcelona, hechos que pasaron totalmente desapercibidos.
    Todo esto se aceptó sin más (al igual que tantas cosas como la entrada de Alberti, Ignacio Gallegos, Carrillo, y la Pasionaria en las Cortes en 1977, y un larguísimo etcétera), porque España venía sufriendo desde antiguo, (incluida en las postrimerías de la España de Franco donde el rojerío en la Educación campaba a sus anchas, y al frente de RTVE estaba Adolfo Suárez), un proceso de aculturización en todos los ámbitos (en su Historia, en su Cultura, en su lengua, en sus valores, en sus instituciones, etc, que al mismo tiempo se sustituía por el discurso del enemigo, recuerdo por ejemplo las entrevistas en TVE a Mariano Constante que no hubieran sido posibles si no se hubiera olvidado el exterminio de cristianos en la zona roja a la que este Mariano pertenecía) que caía como una especie de lluvia ácida silenciosa sobre toda la sociedad , aparentemente imperceptible pero que empapaba corazones y mentes. ¿O es que acaso Alberti, Carrillo, Ignacio Gallegos y la Pasionaria habrían podido regresar como héroes a España si los españoles hubieran estado al tanto de los crímenes de estos elementos o del asunto de la “Fundición Pasionaria” que cuenta el extraordinario y olvidado escritor Joaquim Borrás en su libro “6000 mujeres”?
    ¿Hubiera sido posible que Tarradellas hubiera podido regresar y ser recibido por Suárez (y por la masa de la España engañada), como el “Honorable Tarradellas” en 1977, y el Rey Juan Carlos I otorgarle el título de Marqués de Tarradellas en 1986, si la población no hubiera sufrido el proceso de aculturización y hubiera estado al tanto de su implicación y complicidad en su calidad de Conseller de Finanzas (Ministro de Hacienda) de la Generalitat Catalana de Luis Companys, en el cobro de un elevadísimo rescate y posterior asesinato de más de 300 maristas, que los Superiores de la congragación Marista desde Francia habían pactado con la Generalitat para que dejaran salir de su clandestinidad a más de 300 maristas que se encontraban ocultos en Barcelona para evitar ser asesinados durante la guerra civil/holocausto de cristianos en Cataluña. Y que tras pagar los Maristas el fabuloso rescate, Companys y Tarradellas en lugar de cumplir su parte, lo que hicieron fue primero concentrarlos en un barco en el puerto de Barcelona, pensando los maristas que los llevarían a Francia, y acto seguido sacarlos del barco donde los habían concentrado, y ordenar su exterminio?
    ¿Hubiera sido posible este regreso como “Honorable Tarradellas” si los españoles previamente no hubieran sido víctimas de este proceso de aculturización, amnesia colectiva planificada, y lavado de cerebro?.
    ¿Hubiera sido posible que 40 años después todavía le hayan puesto recientemente al Aeropuerto de Barajas el nombre de “Aeropuerto Adolfo Suárez”, y su hijo todavía se pasee por los medios, con la temeridad y falta de sentido del ridículo que da la inconsciencia y la ignorancia de las cuestiones más elementales de las cosas, como si su padre hubiera sido un gran hombre?
    ¿Hubiera sido posible que Bertin Osborne entrevistara en su casa a este hijo de Adolfo Suárez y se pudieran decir las sandeces que se dijeron en esta entrevista, si el auditorio a quien iba dirigida no fuera una masa de desinformados ?

    En la Semana Santa pasada el Obispo de Alicante tuvo el valor de tolerar que el Subdelegado del Gobierno rojo del PP (que había mandado a las fuerzas de la Guardia civil a Callosa de Segura (Alicante) para impedir toda posible reacción del pueblo, y asegurar que el Ayuntamiento talibán de PSOE-Podemos pudiera arrancar la Cruz de los caídos), diera sacrílegamente el pregón de la Semana Santa en la Catedral de Alicante. ¿Es que los feligreses que en su ignorancia y en su falta de coherencia cristiana asistieron al acto como si tal cosa en lugar de pedir la excomunión de los responsables de semejante escarnio, lo habrían hecho y hubieran tolerado tal mofa si no sufrieran tal proceso de aculturización y lavado de cerebro agravado por su escasísimo nivel y poca categoría como cristianos y por el mal ejemplo de los obispos y los prelados rojos?

    Nosotros vemos con claridad este proceso de aculturización cuando lo sufren otros, por ejemplo cuando lo sufren cierta clase de sudamericanos (los más ignorantes y por tanto los más vulnerables) que les ponen a sus hijos nombres anglosajones por colonización cultural de las películas angloamericanas (Kevin García, Johnny Alejandro, Elisabeth Martínez, etc.) pero tan ridículo como esta práctica es cómo España ha renunciado a sí misma y ha adoptado como propio el discurso de sus enemigos seculares, y de hecho aquí se pueden encontrar estatuas y monumentos de sus peores enemigos, como a José Rizal, a Simón Bolívar (que además de saquear las tierras de los indígenas al derogar las leyes españolas que los protegían, firmó un decreto mandando exterminar a todos los españoles del Perú, Colombia y Venezuela, y de hecho fueron exterminados, aunque de este genocidio, como no sirve a la causa de la propaganda roja, pues ni se hacen películas ni se enseña en las escuelas), etc. etc. No alcanzo a comprender cómo todavía en la puerta de Preciados, o del Congreso de los Diputados, no han colocado ya una estatua de Francis Drake o del almirante Nelson, porque ya puestos. De hecho Zapatero, con su Ministra de Exteriores Trinidad Jiménez, quiso distraer en plena crisis económica casi un millón de € para dárselos en concepto de indemnización a los descendientes de los moros de Ab-del-Krim que tantos españoles habían asesinado en el desastre de Annual durante la guerra de Marruecos. Las ayudas no se daban a los descendientes de los legionarios muertos en estos hechos (Annual, Tufaruin, Barranco del lobo, Monte Gurugú, etc) sino a los descendientes de los moros enemigos que los asesinaron. Esto sólo pasa en España. Lo que da idea, además de la clase de gente que está en el poder en España (y ante quienes se cuadran los mandos militares sin ningún escrúpulo, más pendientes del Boletín Oficial de Defensa que del Servicio a España), del nivel de aculturización que sufre España en todas sus clases, incluido en la Jefatura del Estado, en su clase política corrupta y vendida al enemigo hasta la saciedad, en su cúpula religiosa (porque en las bases, aunque sea en determinada proporción, todavía quedan curas de verdad, aunque sean cada vez menos), y en el seno de sus Fuerzas Armadas, pero también en su Educación Primaria, Secundaria y Universitaria, en su clase periodística, y en todo lo demás. Y ya del español de a pie, el pobre, ni hablamos, la intoxicación y el lavado de cerebro que sufre sin ser consciente de ello.

    La izquierda y los enemigos de España, (valga la redundancia), posee desde hace más de 50 años en monopolio los medios de comunicación (especialmente las televisiones y toda la producción y distribución de cine y televisión), con las que esculpe y modela a su antojo y sin la oposición de nadie, (ni siquiera de la Iglesia que ha desertado de su magisterio y de su faro moral) la opinión de la gente inocente, inconsciente e ignorante, que en España, -como en Suecia, y en todos lados-, son el 90%, y toda su propaganda mentirosa lleva 50 años cayendo como una especie de lluvia ácida sobre los españoles, empapando sus mentes y envileciendo y empozoñando sus almas, que se tragan sus mentiras (y sus estándares sociales y antiéticos) sin que nadie alce una voz de réplica y para aportar otro punto de vista que desenmascare la falsedad y la aneticidad del discurso rojo de la Sinagoga de Satanás. No siendo bastante, incluso se han hecho leyes para que opinar en contra de esto sea delito de odio, que también la Fiscalía se está “cubriendo de gloria” con este tema. Durante siglos la Iglesia se ha opuesto a tanta iniquidad, pero últimamente ha desertado de esta tradicional actitud contra Satanás.
    Una de las grandes falsedades que se han impuesto en España como si fuera verdad, -mentira elevada a dogma por razones de propaganda-, es el carácter “pacifista”(?) de la izquierda y violento de la España Nacional, cuando la realidad ha sido siempre y es muy otra, como lo sabemos muy bien quienes la hemos sufrido, pero que se ha podido comprobar con total nitidez en estas semanas atrás en Cataluña (o hace una semana en Alsasua) con la agresión a los policías de paisano que se habían manifestado en Barcelona, y con las contra manifestaciones de la ultraizquierda para boicotear manifestaciones legalizadas en favor de la unidad de España o en defensa del idioma Español (que los tontos que le hacen el juego a los rojos llaman “castellano”, cuando el castellano es el idioma que hablaba el Cid, no nosotros), y que las autoridades rojas han hecho prevalecer las contramanifestaciones ilegales y violentas de la ultraizquierda sobre el derecho a manifestarse legalmente de los españoles, y que al final los mossos de escuadra les han impedido que culminen el recorrido, cediendo a la violencia de los ultraizquierdistas, haciendo prevalecer la contramanifestación ilegal no autorizada (que son una constante para impedir que los demás puedan manifestarse pacíficamente) sobre el derecho constitucional a manifestarse de quienes habían obtenido una autorización gubernativa para ello conforme a los principios y derechos constitucionales. Y luego se dice que España es un “Estado de Derecho”, cuando no puede merecer tal consideración cuando el Derecho cede ante la violencia de los grupos ultraizquierdistas, que sistemáticamente tienen la costumbre de ir a reventar las manifestaciones legales de los demás aprovechando la impunidad de la que gozan en España.
    Lo acabamos de ver también en Alsasua con el carnicero de Alsasua allí paseándose después de haber asesinado cobardemente a cerca de una veintena de personas, el cura rojo tocando la campana para impedir que se pueda oir a los que se manifiestan pacífica y legalmente, el de la motosierra haciendo ruido gratuito, y el resto de los ultraizquierdistas contramanifestándose de forma violenta, con la impunidad que los caracteriza, porque la Fiscalía del odio ante todos estos actos de violencia en general y los gritos de “¡españoles, hijos de puta!”, en particular, ni está ni se la espera, porque por lo visto la Fiscalía sólo está para los de signo contrario, que por muchísimo menos le falta tiempo para actuar y para pedir más pena que la propia acusación particular de Podemos, como es el caso del Fiscal del odio de Jerez, que debe ser otro como la Ministra de Justicia, contra un Brigada de la Guardia civil de Cádiz.

    El PP ha hecho mucho daño a la idea que la gente corriente tiene de lo que la plebe llama “la derecha”, porque ha atraído para sí, con la patraña del voto útil (que “luego” ha resultado ser el más inútil de todos los votos posibles) el voto de España para luego inutilizarlo, hacerlo estéril y llevarlo a una vía muerta donde no produzca ningún efecto ni ningún fruto, para así tirarlo por el fregadero. Recordemos que Rajoy, nada más ganar las elecciones con mayoría absoluta, en lugar de derogar la Ley de Desmemoria, Falsificación y Manipulación Histórica de Zapatero, lo que hizo fue que otorgó el Collar de Isabel “La Católica” a Zapatero y a sus Ministras mamarracho, -está publicado en el BOE de 31 diciembre 2011-, y si ganaran ahora otra vez, se lo volverían a otorgar a Perro Sánchez y a Carmen la de Cabra-, y recordemos que siguió perpetuando las leyes y las políticas de Zapatero y que de los 100.000 abortos al año con Zapatero pasamos a 140.000 con Rajoy.
    Por eso es tan importante que la gente no siga votando de buena fe al PP, que ha venido siendo y es el Caballo de Troya de la ultraizquierda pero disfrazado de otra cosa.

    El daño que el PP ha cometido ha sido por partida doble:
    • todo lo que ha hecho el PP ha sido para servir a la subversión, (en Galicia la inversión lingüística en contra del Español la encabeza desde tiempos de Fraga y ahora con Feijoó el Gobierno regional del PP, y en todos los temas, incluido el aborto que se presenta falsamente como el derecho a decidir sobre el cuerpo, para las mujeres, cuando esta no es la realidad de lo que verdaderamente es el aborto https://www.youtube.com/watch?v=q_qykHTLbl0&t=14s )
    • pero ha tenido el efecto añadido, además, de encima servir para desacreditar a la imagen que la gente corriente tiene de “la derecha”, con el perjuicio y el descrédito que ello ha supuesto para ella de cara al gran público.

    La guerra de las ideas, entre el monopolio de los medios de comunicación en manos de la anti-España por un lado, entre el voto estéril y falso del PP que ha sido el PSOE, ERC y Podemos disfrazado, y entre la ultraderecha inepta hasta la saciedad desde que desapareció en 1982 Fuerza Nueva (y ya antes, porque en 1982 desapareció porque D. Blas estaba ya cansado de tanto traidor dentro de sus propias filas), ha llevado a que en España no haya más discurso cultural e ideológico que el discurso de la ultraizquierda al que ha contribuido la derecha tibia a modo de Caballo de Troya.

    Ante este panorama, que podemos calificar de DESOLADOR, VOX ha venido a romper de alguna manera esta situación. Su olor a «PP» en algunas (o muchas) cuestiones apesta,
    [por ejemplo no puede ser que la falsificación de la Historia sea mala en España pero buena en Alemania, o no puede ser, como dijo Javier Ortega Secretario General de Vox, -(cuya formación ideológica, a decir por las cosas que a veces suelta, parece que cabe no en el cajón de arriba de una mesita de noche, -como dijo el historiador Ricardo de la Cierva respecto de la biblioteca del “periodista” Moncho Alpuente, en metafórica alusión a que no se había leído un libro de Historia en su vida-, sino que en el caso de Javier Ortega Smith cabe en una caja de pastillas Juanola a decir por muchas de sus declaraciones sobre el “fascismo” o sobre Miguel Bernad de Manos Limpias, cuando todo indica que esto último tiene toda la pinta de ser una operación mafiosa de las cloacas del Estado, que VOX podría sufrir igualmente en el futuro)-, en Ceuta, que hay que dotar a la Legión de medios antidisturbios para defender la frontera, como si no fuera bastante el maltrato que sufre la Guardia civil como para que también lo sufra para su total indefensión también la Legión, y como si las fronteras se defendieran con medios antidisturbios, este tío si no es un merluzo lo disimula muy bien cuando se expresa de esta forma], pero en otras de mayor entidad hoy por hoy son la única bandera que ha sido levantada para salvar a España en la desesperación del momento presente.
    Vienen del PP, sí, pero también HAN DESENMASCARADO AL PP, y gracias en buena parte a VOX el PP ya no puede seguir engañando a su electorado con la impunidad con la que lo viene haciendo desde 1977 (y desde 1982 sin que le estorbe nadie), de hecho desde que VOX está en el candelero el PP, por la cuenta que le trae está tratando de cambiar su discurso zapateril.

    Yo no he estado nunca en un mitin del PP, pero sé que en los primeros años de la Transición se daban vivas a Franco, hoy, 40 años después, el PP ni se ha molestado en oponerse y votar no, a la profanación de la tumba de Franco. Ahora el PP ha quedado totalmente al descubierto (siempre lo estuvo porque a buen entendedor pocas palabras bastan, pero me refiero para la gente corriente), y esto se lo debemos a VOX (y al propio PP naturalmente por el descaro de tantas actuaciones miserables, entre las que podemos destacar el nombramiento con sus votos de Carrillo como hijo predilecto de Gijón, o la actitud miserable de Pio García Escudero posicionándose con el senador perroflauta de Podemos por Valencia Carles Mulet, en contra del propio Alcalde del PP de Pajares de la Laguna, en Salamanca, hasta el extremo de echarle la fiscalía encima por resistirse el valeroso alcalde a cambiar la Calle del Coronel Moscardó, cuya gesta del Alcázar se estudia en todas las academias militares del mundo menos en España que a rojos, a miserables, y a traidores no nos gana nadie).

    No me parece mal que se critique a VOX, lo que me parece mal es que los que lo critican, lo hacen desde la mediocridad o desde su sillón sin aportar nada eficaz. De los rojos tenemos mucho que aprender, por ejemplo cómo cuidan de su gente cuando alguno va a la cárcel, en nuestras filas el que va a la cárcel queda abandonado a su suerte ya en el proceso judicial. Y todos estos que critican a VOX no proponen, ante los motivos reales de crítica, por ejemplo lo que hicieron los rojos durante Franco con el Sindicato Vertical, que es que se infiltraron en el sindicato y muchos de los Enlaces sindicales de entonces (enlaces y más que simples enlaces) eran en realidad miembros de CCOO (Comisiones Obreras) del PCE. Es decir una solución puede ser criticar, quedarse fuera incluso del voto, y hacerle ascos a VOX, pero otra también puede ser tratar de influir en esa organización para que corrija su hipotética deriva pepera y prosionista, porque eso también depende mucho de la masa social de sus bases o aparentes seguidores, porque no se puede perder de vista que la gente que se está acercando a VOX, la que ha llenado el acto de Vistalegre, está más cerca de cantar el Cara al Sol que de esta deriva pepera. Y esta realidad de la masa social de VOX me parece muy importante más allá de la hipotética línea “oficial” del partido.
    Lo digo por si nadie había caído en la cuenta, que las trincheras no se asaltan llegando con panderetas para que el enemigo si está distraído le dé tiempo a preparar sus armas, sino arrastrándose sin hacer ruido.

    La masonería y la izquierda, valga la redundancia, a nivel mundial lleva desde 1945 lavando cerebros de forma impune, y en el caso España además desde la Transición la izquierda masónica, en régimen de monopolio, campa a sus anchas y produce todos los años al menos 1 película sobre la guerra civil, que por el contenido falso y sectario de las mismas, tales películas no pueden tener otra finalidad que la de sembrar odio y envenenar y adoctrinar a los espectadores en el antifranquismo. Y además de estas películas sobre la guerra civil produce también el resto de las demás (4 ó 5 películas como poco todos los años que además las pagamos todos, más las producciones para las distintas televisiones) que adoctrinan a la población en una doctrina más solapada que la de las películas de la guerra civil, pero tremendamente efectiva para la degeneración de las costumbres y para el acoso y derribo de la moral y los valores cristianos.

    En 2016 se estrenó la película de falsificación histórica “1898”, sobre la gesta de Balet, en la guerra de las Filipinas, presentando a los héroes españoles (que la propia Filipinas honra como propios cada 30 de junio por una Ley que así lo establece), como villanos, mandados por una capitán presentado todavía más villano, y por un cura cocainómano. La película está cofinanciada, entre otros, por 13TV que es tanto como decir por la Conferencia Episcopal (que vergüenza les debería de dar si la tuvieran).
    Todo una falsificación de la Historia real.
    El Ejército, como institución, si existiera, aunque sólo fuera a nivel de Academias, “no sabe, no contesta”, no los vayan a cesar.

    En este momento el director de cine ultraizquierdista Alejandro Amenábar está terminando la película «Mientras dure la guerra» solo para desacreditar al fundador de la Legión Millán Astray con el incidente de 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca con Unamuno, tergiversando, como es natural en la izquierda, lo que verdaderamente ocurrió y dijo Millán Astray en este suceso.
    [Para quien no lo sepa el 12 de octubre de 1936, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca de la que Unamuno era Rector, tuvo lugar un acto por la Hispanidad, donde el fundador de la Legión Millán Astray, en réplica a la actitud egoísta y miserable de Unamuno, gritó la manipulada frase: “¡Muera la intelectualidad traidora!, ¡viva la muerte!”, y que la propaganda roja, con la maldad y la hipocresía que la caracteriza, silencia el adjetivo “traidora” para suplantar el verdadero sentido y presentar falsamente al fundador de la Legión ( y a lo que él y ésta representan) como enemigos de la racionalidad y la Ciencia, (incluso de la “inteligencia” porque en ocasiones la falsedad ha llegado hasta el extremo de sustituir en la frase de Millan Astray la palabra “intelectualidad” por “inteligencia”, para dar el efecto aún peor de que Millán Astray estaba en contra incluso de la “inteligencia”, porque hasta este extremo de falsedad llega la manipulación de la propaganda roja).
    Este acto hay que enmarcarlo en el contexto en que se produjo: 12 de octubre de 1936, cuando el alzamiento del 18 de julio se había producido tres meses antes, los barcos fletados desde la URSS llegaban a los puertos de la República atiborrados de tanques T-26 soviéticos y ametralladoras Maxim y Deyarev, y la guerra mostraba su faz más terrible.
    Ocurrió que después de Unamuno intervino el Catedrático de Literatura D. Francisco Maldonado de Guevara, quien en su intervención criticó el egoísmo de regiones traidoras a España como calificó a Cataluña y País Vasco, por su separatismo y por su posicionamiento tras el Alzamiento con la España roja, después de gozar durante siglos del privilegio con el que habían sido tratadas por el Estado, donde la industrialización y las inversiones junto con la mano de obra de otras regiones allí explotada, le habían otorgado un bienestar de privilegio respecto del reto de las regiones de España.
    En concreto las palabras del Catedrático de Literatura don Francisco Maldonado de Guevara que indignaron a Unamuno fueron:
    “Dos pueblos industriales y disidentes… explotadores del hombre… los cuales a costa de los demás españoles han estado viviendo hasta ahora… en un paraíso de la fiscalidad y de los altos salarios… cánceres en el cuerpo de la Nación. Este Movimiento Salvador de España sabrá cómo exterminarlas, cortando en la carne viva, como un decidido cirujano libre de falsos sentimentalismos.”

    Cualquiera de nosotros suscribiría hoy mismo este análisis, sin embargo Unamuno, que era natural de Bilbao se sintió ofendido y sin corresponderle porque él ya había intervenido, volvió a tomar la palabra y se puso a despotricar contra el Alzamiento Nacional (a pesar de que él era el primero que se beneficiaba del mismo porque el Gobierno rojo de Madrid lo había destituido el 22 de agosto como Rector de la Universidad de Salamanca y la España del Alzamiento lo había mantenido en el puesto).
    Ya a Millán Astray, y a muchos otros de los presentes, le había sentado mal que en una ocasión como aquella, que se conmemoraba el día de la Hispanidad, y de las actuales circunstancias de una guerra, Unamuno hubiera gastado su primera intervención en hablar egoístamente de sí mismo y de su cese como rector de la Universidad de Salamanca decretado por el Gobierno rojo el 22 de agosto (sin ninguna virtualidad práctica porque Salamanca estaba en la Zona Nacional y se le había mantenido en el cargo sin solución de continuidad), pero que encima en su segunda intervención despotricara del Alzamiento resultaba totalmente intolerable. Ante este panorama, Millán Astray que sabía la sangre que la juventud española estaba derramando en esta guerra tanto como combatientes, como perseguidos en las ciudades bajo el control de las autoridades rojas, con miles de muchachos dejándose la vida frente a las hordas rojas, con cientos de miles de españoles torturados y asesinados en la retaguardia, amenazados de muerte, robados y saqueados, desplazados o sin hogar, y mujeres violadas de las peores formas. Con la canalla del Kominter y los Brigadistas profanando los más sagrado de la Patria. Con un Gobierno criminal y mafioso a las órdenes de Stalin, gobernando a la mitad del país y desbalijando bancos, Hacienda Pública y a la gente corriente. Con toda la economía y la industria destruidas o gravemente amenazada, etc. etc.. Millán Astray explotó contra Unamuno que había iniciado su intervención de forma egoísta refiriéndose a su cese por el Gobierno rojo, que parecía que era lo único que le importaba en esta guerra mientras la gente moría en el frente o era torturada en las chekas y asesinada en la retaguardia, y después encima se atrevía a criticar al Alzamiento, y por ello gritó esa frase “¡Muera la intelectualidad traidora!, ¡viva la muerte!”, que ahora no sólo se saca de contexto sino que se suplanta su verdadero sentido para generar en el espectador el rechazo y el odio hacia lo que el fundador de la Legión representa.]
    Esta película no tiene más finalidad que la de engañar al espectador, adoctrinarlo en la propaganda mentirosa del antifranquismo, y provocar odio y rechazo contra el fundador de la Legión mediante la suplantación de la Verdad por la mentira, y la manipulación de un suceso histórico que quedará totalmente deformado y que se impondrá para el público por encima de la Verdad, por la fuerza de las imágenes cinematográficas, que quedarán en la retina de los espectadores como si fuera pura realidad.

    Además de esta película se esta rodando otra sobre el fotógrafo rojo Boix, pero de esta no se puede comentar nada porque en España las leyes inquisitoriales prohíben la libertad de expresión en esta cuestión, (y el lavado de cerebro sobre esta cuestión, incluso en las propias filas nacionales, resulta tan penoso como lamentable). Pero su finalidad es la misma. Resulta que los que perpetraron el genocidio del tremendo holocausto de la persecución religiosa en España, desde el momento que son detenidos por los alemanes tras huir de España, se convierten por arte de la propaganda, en héroes y en santos, y los países cómplices de sus delitos de lesa Humanidad, que los apoyaron primero y después de sus crímenes les dieron asilo y cobijo de impunidad, son también los “buenos”.

    Quiero decir con ello que la izquierda produce para politizar a la población del orden de 4 ó 5 películas todos los años (y ya series de televisión, ni hablamos) siempre desde el punto de vista de los rojos y de la lucha contra el Cristianismo en su doble significado de religión y de sistema de valores, y la Fundación Francisco Franco por ejemplo todavía no ha producido, (que yo sepa) en sus 40 años de existencia ni un mal documental sobre nada. Y quien dice la Fundación F. Franco dice la Conferencia Episcopal que tiene medios para hacer muchísimo y no mueve un dedo por la defensa de la Cristiandad. Y como éstos todos los demás.
    Entonces antes de criticar a VOX hay que hacer un examen de conciencia por qué VOX se ha puesto por delante, a lo peor es que la «ultraderecha» (para entendernos) lleva durmiendo en los laureles desde 1982 o gastando la pólvora en salvas, y los de las copas o las cañas en lugar del retiro espiritual se puede decir lo mismo de ellos que de la cúpula de VOX, y por tanto que no se queje si otros hacen lo que ellos no hacen o si recoge frutos que otros no siembran.
    Hace 40 años estaba Blas Piñar, que él solo valía y vale (porque él habrá muerto pero su ejemplaridad vivirá siempre) más que todos juntos de todos los tiempos, y estaba Juan Servando Balaguer , y en otras formaciones hermanas había otra gente también con valía, pero es que hoy día no hay más que gente de segunda.
    Lo que tiene que hacer ADÑ en lugar de criticar tanto a VOX, y lo que tiene que hacer VOX en lugar de criticar a la España Nacional y a la Alemania de los años 30, es buscar el entendimiento, porque para la salvación de España se necesitan las fuerzas y los votos de ambos, por eso Franco unificó a la Falange y a los requetés porque si se pone en plan purista y a anteponer los 27 puntos de la Falange a la realidad de una guerra y a la Salvación de España, al final pierde la guerra y no se salva España, y por eso la perdieron los rojos porque al final estaban en guerra y se mataban entre ellos mismos.
    VOX es un poco como Jiménez Los Santos, ideológicamente se le puede criticar lo que se quiera y con razón, pero también hay que reconocerle que él solo está haciendo más labor contra todo lo que está pasando en España que todos los demás periodistas juntos. Y esto hay que reconocérselo, aunque políticamente tenga muchos defectos.
    En esta guerra por la salvación de España todas las manos y todas las fuerzas son pocas, dada la abrumadora superioridad en hombres y medios del enemigo. Y por tanto criticar a los que hacen algo sería como criticar a la profesora Elvira Roca porque no va a misa, cuando ella con su libro “Hispanofobia y Leyenda Negra”, y sus conferencias, ha hecho más por España y por la Religión Católica que muchos que van a misa y comulgan y luego prevarican desde sus puestos.
    A mí de VOX lo que me da miedo no es que vengan del PP (Serrano Suñer, cuando era Ministro de Exteriores y “mandó” a la División Azul al Frente del Este, venía de la CEDA, lo importante no es de dónde venía sino a dónde iba después), sino que pueda ser otro PP que ilusione a la gente, y luego la traicione, bien porque esté a las órdenes del enemigo o porque se pueda vender en el futuro. Ahora bien, tampoco nos pasemos, a ver si Donald Trump con todo el poder que tiene como Presidente nada menos de los EEUU, cada vez que le mueven el sillón presidencial en su país se ve obligado (obligado o por convicción) a viajar a Jerusalem para mostrar pleitesía y que no lo echen, y VOX que ni tiene ni la cienmillonésima parte de este poder, no se le perdone si ha defendido o defiende al Estado de Israel, que hoy por hoy no es algo prioritario por mucho que se lo parezca a algunos que desgañitan por la radio digital.

    Yo creo que más importante que el debate si apoyar a VOX en las próximas elecciones o no, es romper el telón de acero informativo y cultural en régimen de monopolio en manos de los enemigos de España y de la Civilización Cristiana. Porque estamos donde estamos precisamente por la intoxicación que este monopolio produce en la sociedad española (y en elementos clave de la misma como el Poder Judicial, la Fiscalía, el sistema educativo, el Ejército, etc). Y hay que revertir esta situación como requisito “sine qua non” para cambiar las cosas. En este sentido VOX ha venido a resquebrajar este telón de acero, y eso es lo que hace a VOX ahora mismo muy peligroso para la ultraizquierda masónica.

    No aprendemos. Lo primero de todo es librar la batalla de las ideas, tener presencia en la opinión pública, y para ello es preciso crear medios propios pero de calidad y tener producción cultural que no la tenemos, en parte porque Gallardón se preocupó de modificar el Código penal para prohibir la libertad de expresión para los que no fueran masones y de izquierdas como parece ser su caso. Mientras no rompamos este monopolio y no cortemos el grifo de la lluvia ácida de la propaganda roja en sus distintas vertientes (no sólo la política) intoxicando a la sociedad española, y a sus estamentos vitales, a esto no se le puede dar la vuelta. Y VOX, con intención o sin ella, ha venido a romper este monopolio y este estado de cosas que ahora y gracias en parte a este debate que VOX ha provocado, ya no es tan pacífico ni tan estable. Pensemos por ejemplo si no se deroga la Ley de Desmemoria, Manipulación y Falsificación Histórica, de Zapatero que Rajoy ha mantenido, la gente irá a la cárcel por defender a Franco, no habrá libertad de expresión como ya no la hay en otros temas, no se podrá ni levantar el brazo o cantar el Cara al Sol. Sólo por esto ya vale la pena apoyar a VOX, porque nadie más ha movido un dedo en este tema.

    El debate sobre si VOX sí o si VOX no, creo modestamente que lo podemos resolver de una forma muy fácil, haciéndonos dos preguntas tan solo:
    – ¿queremos que todo siga igual?, igual de mal que como hasta ahora, donde la España Nacional está cada vez más acorralada y más acosada desde todos los Poderes mediáticos y del Estado, incluso con anunciadas penas de cárcel sólo por ser “franquista”.
    – Si no concentramos los votos en VOX, ¿es que conseguiremos algo con otra opción?, o lo qué es lo mismo: ¿le robamos estos votos a alguien que podría hacer otra labor mejor?.

    Creo que las respuestas resultan obvias, o es VOX o es la nada.

    Entonces la actitud de Tralla resulta manifiestamente errónea, porque se tendría que plantear que la crítica estaría justificada en otras circunstancias, pero no en ésta, porque entre VOX y la nada, siempre es mejor VOX. Y eso lo digo a pesar de que en un momento dado puedo cambiar mi voto, pero para votar por el discurso barriobajero y zafio:
    https://www.youtube.com/watch?v=9y-PD3CM-xk
    , el posible voto por VOX, sin otro compromiso de este voto más que con España, tampoco parece a priori una mala acción a la vista de lo que hay. Eso por no entrar en lo que he dicho antes que también se puede hacer lo que hizo CCOO en el seno del Sindicato Vertical.

    En qué se traducirá realmente una presencia de VOX en el Congreso no lo sabemos, pero por encima de los hechos concretos que están por venir y por ver, resulta evidente que para la opinión pública y para los medios el efecto directo de esta presencia de VOX sería atribuir no ya a VOX en concreto sino a toda la “ultraderecha” en su conjunto, esta hipotética “victoria” o logro electoral nunca antes alcanzado. Creo que este efecto “psicológico” (que se produciría al margen de lo peperos o no que puedan ser los de VOX en su fuero interno) es un efecto directo que está cantado y que podría revitalizar a la España Nacional.
    Ya no es solamente los votos que pueda obtener sino los votos que gracias a su existencia, resta a partidos claramente de influencia masónica pero que ante la ciudadanía gozan de un disfraz de sana alternativa, como es el caso de Ciudadanos que ha venido sosteniendo al PSOE en Andalucía y fuera de Andalucía.

    Dejando a un lado que VOX además de defectos posee en su cúpula y en sus bases también cualidades, es que esta actitud de crítica no constructiva me recuerda una escena de la película “Amanecer Zulú” (que recrea la Batalla de Isandwana, en el África Austral, en 1879), cuando en el momento más desesperado de la batalla los zulués en masa están aproximándose y copando las líneas de los soldados británicos muy inferiores en número, y escaseando la munición en la línea de fuego, mandan a los chavales de las compañías a que traigan munición de los carros ubicados en la retaguardia.
    Mientas en la línea de fuego se combate ya a la bayoneta, por falta de munición, de forma desesperada ante la abrumadora superioridad numérica, en los carros de munición el suboficial encargado de uno de ellos, que no asume la realidad de la situación, -como a mi modo de ver no la asume ADÑ ni Tralla-, se niega a darle unas cajas de munición a un joven corneta, porque este no es el carro de munición asignado a su compañía.
    Ya sabemos que cada compañía debe ir a su carro asignado, como sabemos que VOX no es lo que quisiéramos, pero no es menos verdad que cuando el enemigo ha roto ya las líneas, y se combate ya cuerpo a cuerpo, con la bayoneta, y a la desesperada con la pala de trinchera, sería muy de agradecer que el suboficial de los carros de la munición se dejara de remilgos, se dejara de ponerse exquisito (porque lo perfecto muchas veces es enemigo de lo bueno) y pusiera algo de su parte para evitar la masacre final.
    Ni que decir tiene que el suboficial no entrega las cajas de munición porque no es el carro que tiene asignado y le correspondería, las líneas de los soldados británicos son rebasadas y aniquiladas, los carros incendiados, la munición para nadie, y el suboficial muerto por imbécil a manos de los zulúes.

    Llegados a este punto, (ante la realidad de que Blas Piñar no se presenta porque se nos ha ido, que ya me gustaría que se pudiera votar por Blas Piñar, que si viviera ahora joven como cuando entonces ahora sería su momento de gloria porque arrastraría hacía sí a toda España) hay que mirar al viejo lema romano: “Salus Publica Suprema Lex est”. La Salvación de la patria es más importante que todo lo demás, incluido el error o la inacción de los que están apoltronados en sus cargos y prefieren que el enemigo lo siga dominando todo antes de perder ellos su pequeño sillón o pequeño protagonismo de un micrófono o de jefes de la nada.

    Yo creo que la respuesta a nuestras dudas nos la da un fragmento del poema del Procurador en Cortes de los años 70 D. Gonzalo Pulido Castro. Mejor que leerlo, escucharlo desde el principio por ejemplo en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=Evh1sgmUYOs

    Pero ahora que es noche, negra noche,
    y el enemigo entre sombras avanza,
    hay que cerrar las filas desunidas
    y renunciar a todo por la Patria.
    El verso que se muera entre mis labios,
    otro poeta lo dirá mañana,
    pero no habrá perdón para nosotros
    si, por cobardes, se nos muere España.»

    Estamos en la situación que describen estos versos, “negra noche para España”, y “el enemigo entre sombras avanza”, peor aún, el enemigo ya lo domina todo y se permite soplarse los mocos en la bandera de España en la televisión sabiendo la impunidad de la que goza. En tales circunstancias, por favor a los pocos que todavía acuden a los carros a por cajas de munición para llevar a la línea de fuego y hacer frente al enemigo que en abrumadora superioridad ya se echa encima, no les negamos las cajas, porque esas cajas de munición si no se usan ahora terminarán incendiadas por el enemigo y aquí no sobrevivirá nadie.
    Hay que cerrar las filas desunidas y renunciar a todo por la Patria.
    Tiempo habrá de cantar cuando amanezca.

    ¡ARRIBA ESPAÑA !

    1. Estimado seguidor: agradecemos su completísimo y exhaustivo análisis y compartimos con él el ciento por ciento. La unidad es el arma contra la división que es lo que siempre busca el enemigo. Unidad no significa unicidad. La unidad es compatible y lógica entre seres humanos, aunque ninguno somos igual a otro. Ni siquiera en la más básica célula humana, el matrimonio, formado por dos, un hombre y una mujer, hay coincidencia plena, pero funciona esa unión, esa unidad, cuando ambos anteponen el bien de la unidad matrimonial y familiar a los intereses o egoísmo de cada cual. Anteponer la unidad y el bien de España a lo personal, eso fue y eso será el éxito que tanto añoramos y deseamos. Muy agradecidos por su comentario. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*