En Las Tablas sí se predica el Evangelio

Nos lo dijeron y lo hemos visto: en la parroquia de Santa Soledad Torres Acosta, en el barrio de las Tablas de Madrid, se predica y practica el Evangelio,…

Compartir
mm

Da gusto cuando en vez de denuncias y quejas, que suele ser lo normal, recibos buenas noticias; bien que las denuncias son casi más que necesarias mientras el ser humano se empeñe en aprender más y mejor de sus tropiezos que de sus éxitos, pues éstos le llenan de soberbia, que le ciegan, mientras que aquéllos le inyectan jarabe de humildad que le cura.

Nos lo dijeron y lo hemos visto: en la parroquia de Santa Soledad Torres Acosta, en el barrio de las Tablas de Madrid, se predica y practica el Evangelio, de ahí que no den abasto, que no sólo se llene en las horas de Misa, sino que se abarrote de futuros católicos, o sea, de jóvenes que no tienen miedo a la cruz, que no van por el qué dirán, que no se esconden, que quieren oír lo que de verdad dijo Jesús, el único que tiene palabras de vida eterna.

Al frente de la misma está desde siempre el P. D. Ignacio Andréu, quien ya hace años tuvo que asumir la responsabilidad y el reto de hacer la iglesia y, con ella, la parroquia, que no es lo mismo; lo que logró por su esfuerzo y, no cabe duda, por la Gracia de Dios que nunca falta a nadie, pero aún menos a quien a Él ruega y… con el mazo da; que hay que tener la mirada en el cielo, pero los pies en la tierra.

Hombre de fe, se nota que cree, que ya es un decir para los tiempos y curas que pululan por estos páramos de España. Hombre de oración, pero también, y estos es lo que marca diferencia, de acción. Hombre directo, práctico, que no pierde el tiempo ni se anda por las ramas. Que desde el ambón, o fuera de él, dice las cosas a la cara sin cortarse un pelo, con valentía, y con corrección, que lo cortés no quita lo valiente. Sabe que estamos hartos de palabrería, sabe que el que quiere ser católico de verdad no tiene temor a lo duro, a lo varonil, a la lucha, al sufrimiento, que ya está bien de zarandajas y de distorsionar las palabras de Nuestro Señor que siempre dijo la verdad, cruda y dura, y nos advirtió de lo que hay más allá y de cómo ganarlo o perderlo… por eso acabó donde acabó, y por eso… venció.

En la parroquia de Santa Soledad Torres Acosta, aún con un equipo reducidísimo –el párroco, D. Ignacio, y dos sacerdotes más, D. Pedro y D. Jorge–, especialmente para un barrio grande, nuevo, joven, lleno de niños y adolescentes, el programa pastoral es extensísimo. Hay una verdadera predilección, una gran devoción, por la adoración al Santísimo –los primeros viernes de mes todo el día, todos los viernes después de la última Misa y todas las tardes antes de la última Misa– y eso se nota; que la fuente, el motor de toda vida espiritual sana, sólida y firme es Nuestro Señor en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad presente verdadero y real, substancial, en tan divino y Santísimo Sacramento.

Más. Prácticamente siempre hay sacerdotes confesando; y eso, como hemos dicho, que sólo son tres, por lo que para prestar servicio tan esencial invitan a algún cura amigo. Y es que la confesión es el sacramento que nos permite volver a Dios, soltar las ataduras del pecado, recuperar nuestra paz interior y gustar de la misericordia divina de verdad, de su patente bondad. ¡Cuán grande y magnífica es la confesión! ¡Cuántas almas se convierten por la confesión! ¡Qué gran don el de la confesión! Y qué maravilla que haya curas que se den cuenta de lo necesaria que es, y que al estilo de muchos de los grandes santos dediquen horas y horas a confesar y no se dejen liar por asuntos mundanos que, aunque sin duda necesarios, si se quiere siempre se pueden relegar.

¿Y la celebración del Santo Sacrificio de la Misa? Pues impecable, cuidadísimo, serio, solemne hasta donde el Novus Ordo lo permite, con fe, fe y fe. Se nota, se ve, se siente, que la vida espiritual de estos curas y de la parroquia gira en torno a la Misa; se ve, se nota, se siente, que las ovejas tienen buenos pastores. Da gusto que se exijan y que exijan. Aquí no se permiten tonterías ni blandenguerías, aquí hay católicos recios. A una señorita un poco ligera de ropa –nada para muchos otros cura y laicos–, se la invitó, discretamente, con suma caridad y exquisita amabilidad, a ir a ponerse alguna prenda un poco más a tono con el lugar y la ceremonia; y lo entendió; y no se molestó; y lo hizo; mérito del cura y mérito de la joven, que así es como se aprende a ser católico y se hace Iglesia.

¿Y los polluelos? Pues la catequesis con cerca de 900 chavales, que ya dijimos que el barrio es joven. Ahí están. Si se les pusiera a todos juntos formarían un batallón; si en fila, darían la vuelta al Bernabéu o al Wanda. Ahí están bulliciosos, inquietos, pero atentos, conscientes poco a poco de que están aprendiendo lo más importante que van a aprender en su vida; niños y jóvenes, todos ellos. ¿Y cómo  tres sacerdotes pueden con tanta tropa? Pues pidiendo refuerzos. En la parroquia ayudan en asunto tan vital grupos de entusiastas Heraldos del Evangelio y de chicas del centro de la Obra del barrio que se dejan las pestañas, la vida, y alguna vez la paciencia, dando el alma por predicar el Evangelio, que eso y no otra cosa es la catequesis, que ya está bien de convertirla en una guardería o en club para ligar. Que ya dijimos que el barrio es joven y son los jóvenes los que también asumen su responsabilidad con la misma seriedad que sus pastores. Que ser joven no significa ser tonto. Que Iglesia somos todos; la pena es que algunos, siéndolo, no lo parezcan.

Un detalle, en realidad una prueba del algodón de lo que venimos diciendo: el grupo de Scout Católicos que se ubicaba en la parroquia –porque D. Ignacio es de los que sabe que la parroquia no es «su» parroquia, sino de la Iglesia, por lo que acoge a todos aquellos que con seriedad quieren formar parte de ella– se ha ido porque… D. Ignacio les dijo que lo de dormir juntos chicos y chicas no es válido, no es de recibo, no es católico hasta que el matrimonio santifique dicho «sueño». Lo dijo en público con un par de… como lo dijeron los apóstoles en su momento. Y les dijo a los padres que sacaran a sus hijos de semejante grupo porque podrían ser scout, pero no católicos. Y se fueron los chavales del grupo y el grupo de la parroquia; como debe ser, que a menos bulto más claridad; que más vale menos como Dios manda, que muchos como quiere el Diablo; que tomen nota nuestro obispos, a ver si… se quieren enterar.

Por último un aviso público del párroco, que aunque de hierro es humano y tiene sus gustos: si alguien le invita a comer a su casa, cosa que acepta siempre que puede pues sabe que es también una muy buena oportunidad para predicar el Evangelio, que no le ponga queso, por favor, que lo odia… con perdón.

¡Enhorabuena! Sólo así recuperaremos a la Iglesia y a España.

 

Compartir

62 thoughts on “En Las Tablas sí se predica el Evangelio”

  1. Me gustaría añadir que además de los Heraldos del Evangelio y las chicas del Opus Dei hay mucha mas gente dejándose la vida para que salga adelante: catequesis, coros, caritas y grupos de todo tipo. Gente que no pertenece a nada y que a lo mejor pasa desapercibida, pero que sin ellos no sería posible llegar a todo.

    1. !Muy cierto¡
      Yo también soy feligresa. Además, tenemos una barandilla corrida alrededor del altar, que sirve de reclinatorio y que muchos utilizamos para comulgar de rodillas. Nuestros sacerdotes nos enseñan a conocer y respetar la liturgia.

    1. Estimado seguidor: No se pilla al que se oculta, como tampoco al ladrón, al corrupto o al que miente hasta pasado un tiempo. Seriedad y rigor en los comentarios. Por cierto, el uso de groserías, tacos y demás descalifica a quien los utiliza. Saludos cordiales

    2. Desde el conocimiento de haber formado parte del grupo scout con 2 de mis hijos, lo de dormir juntos era en realidad una anécdota comparado con el desdén hacia el carácter catolico del grupo. Este grupo en concreto es un negocio del que vive Carlos y su familia. Un sacacuartos que en nada fomenta los valores propios de los scouts y mucho menos los catolicos. Criticaban la iglesia, como tal, a cada momento y la democracia brillaba por su ausencia. Ellos mismos dijeron que querian pasarse a asde, la rama no catolica, pero estoy seguro que no les dan grupo porque en realidad no lo son. Me da pena el actual consejero, fundador del grupo, que seguro que lucha por mantenerlo vivo y espera tiempos mejores. Ahora están por Valverde y no se lo recomiendo a nadie. Hay otros muchos grupos como pinar, san agustin o santiago apostol en la zona, incluso en el propio valverde, donde no hay los malos rollos de orion. Llevan al menos 4 cambios de barrio en menos de 8 años… Muy indicativo. Son peseteros hasta la usura y ensucian el buen nombre de los scout. La verdad, me sorprende que les permitan seguir usurpando el espíritu scout para hacer negocio y saltarse los valores a su antojo. El parroco de la tablas deberia haber actuado antes y pedir la titularidad del grupo por el bien de los chavales, es mi unico pero. Quizás aun esté a tiempo

    1. Estimado seguidor: Los insultos ¿cuáles? De la «misa» más de lo que hemos escrito, se lo podemos asegurar y demostrar. Cristiano… intentando serlo, no como usted que va de ello y alardea.. de lo que carece, como sabe. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: No sólo como en el XVI, sino como durante dos mil años, menos los periódos en que la degenarción de las costumbres terminó por dar al traste con la civilización cristiana. Hoy, donde la permisividad es absoluta, en contra de lo que la Iglesia siempre predicó, ya vemos cómo vamos. Y es que ser tan moderno, como usted es… lo má antiguo y pasado de moda que hay. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: Sí, que pena que pudieran estar en ella mil curas más como esos cuatro, pero no hay vocaciones, ni muchos como ellos, porque la mayoría se dedican a otras cosas que no son, precisamente, predicar el Evangelio, TODO el Evangelio, como hacen ellos. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: malo, muy malo mentar a la bicha aunque sea para hacer una mala broma. Cuidado, no sea que aproveche ese resquicio y se le cuele. Más inteligencia, por favor. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: Parroquia de todos, clro, por eso acogen a todos los grupos católicos que así lo desean y que quieren ayudar de verdad. Incluso acogieron a los Scout «Católicos» Orión (nombre, Orión, tan «católico» para el gurpo lo dice todo)… hasta que se les vio el plumero. Saludos cordiales

        1. Estimada seguidora: gracias por los malos deseos… de los que se debería confesar. Por otro lado, los Scouts no ponen firmes a nadie. Saludos cordiales

          1. Estimado sr/sra: calma y sosiego. En la vida no todo es blanco o negro, y no sé por qué me ha tomado por enemiga. Hay una errata en mi comentario, quose poner “los” en lugar de “os”, pero me da la sensación de que ambas me valdrían. Poner firme no tiene por qué ser malo.

          2. Muy señor mío. Sepa usted que la organización del movimiento Scout es mucho más grande de lo que usted se imagina, y que, a pesar de haber tenido una mala experiencia con un grupo scout, o con unos pocos scouts (que no es usted quien la ha tenido, por cierto, habla en nombre de otros..) NO tiene usted el derecho de faltar a toda una gran organización que se deja la vida para educar a nuestros niños y poder crear futuras buenas personas y cristianos. Desde luego debería cuidar sus palabras, y más aún estando en un medio público digital, pues mucho daño hacen a quien dedica horas y horas a hacer a nuestros niños mejores personas y dejar el mundo mejor de como lo hemos encontrado. Desde luego no es de buen cristiano ir desacreditando a toda una organización mundial para alimentar el ego de unos pocos. Es una vergüenza y de poco cristiano, el señalar con el dedo a quien le hiere y lapidarlo públicamente a costa de mucha otra gente y de los propios niños. En su conciencia queda. Buen día

          3. Estimado sr.: sobre su atento comentario, decirle lo que sigue: 1) los datos en el artículo fueron y están confirmados de forma fehaciente, 2) si sigue el hilo de los 59 comentarios anteriores al suyo, verá que contestamos a todos de forma clara y conveniente, 3) a raíz de ello, recibimos un correo del jefe de Orión en un tono «elevado» solicitando una reunión «cara a cara», 4) le contestamos que sin pegas, 5) no aceptó quedar, 6) fuimos nosotros entonces los que le urgimos a una reunión con él, 7) nos remitió a la dirección de los Scout de Madrid, 8) quedamos con el presidente que nos atendió magníficamente, 9) investigamos sobre Orión por nuestros medios, 10) fruto de ello fue este artículo: https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/grupo-scout-orion-muchas-preguntas-sin-respuesta/, 11) nadie de Orión ha rebatido ni una palabra de lo dicho en él. Nuestra conciencia está más que tranquila, porque todos los datos están contrastados y porque lo que decimos es verdad. Y lo decimos porque, precisamente, se lo merecen los que sí hacen el bien y sí hacen bien su trabajo, así como los niños y jóvenes que no se merecen que algunos se aprovechen de ellos. Si los Scouts católicos quieren ser lo que dicen ser, deben también asegurarse de que todos los que se les unen lo hagan con las mismas intenciones. La verdad nos hace libres, no ocultar por sentimentalismo o remilgos la mentira. Enseñen eso a los niños y jóvenes y verán cómo cambian la soceidad hoy tan decadente, precisamente, porque abunda la mentira y el encubrimiento. Mil gracias. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: Difamar, calumniar… antes se coje a un mentiroso que a un palomo cojo. ¿No ha pesando que a lo mejor estuvimos allí y.. ? Vaya, vaya… cuidado no haya pruebas «técnicas» de que no insultó a nadie. Hoy en día hay que ser más cuidadoso a la hora de calumniar. Saludos cordiales

          1. Venga, no se haga de rogar. Por lo que me cuentan y lo que leo aquí tiene bastante miga, y si el mensaje es digno de los apóstoles, ¿por qué esperar?

          2. Estimada seguidora: tranquila, todo llega en esta vida. No se ponga nerviosa, parece que la que ha perdido la calma y el sosiego es usted. No se altere, mujer –u hombre, que no sabemos si lo de «Blanca» es pseudónimo–. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: Pueden porque quienes las ayudan son multitud de jóvenes de grupos y movimientos católicos de verdad que sí quieren arrimar el hombro y lo hacen y bien, no como los de Orión, que parece que lo que lwes gusta es andar por… las estrellas. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: Hombre, con ese pseudónimo ya sabemos qué esperar. Dejar la parroquia fue lo mejor para ella. Fin de la respuesta. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: ¿Cómo sabes que el innombrable está en mí? Soberbia, soberbia… lo de la mejilla también, tal y como alardeas de ello… seguro que de ello careces. Saludos cordiales

  2. Alucinante.Un barrio sin parroquia, hay que tener el carnet de católico recio para pasar. Si los que van piensan y son como el que escribe semejantes barbaridades ni me extraña que siempre estén confesando.

    1. Estimado seguidor: Bendito sacramento el de la confesión, cuánto más se practica más gracias se recibe, Pobre de aquel que no lo haga cada menos, cuando menos. Saludos cordiales

        1. Estimada seguidora: no se trata de ser más pío, nadie lo ha dicho ni nadie ha alardeado de eso. La confesión es uno de los sacramentos que hoy más se han abandonado y que más debemos frecuentar, aún cuando nos creamos sin pecado mortal. Es básico, porque la gracia que prodiga ayuda a no pecar y… a ser más pío. Por lo menos cada quince días… hágalo, ya vera como cambia de forma de pensar y de actuar. Saludos cordiales.

          1. Estimada seguidora: pues nos nota mal ¿no será que es usted la que comienza a pensar si no se habrá equivocado? Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: cuidado con ese sesgo luterano. No sólo el Evangelio es nuestra fuente, está la Tradición y los Santos Padres. Lo de «sólo la Biblia» fue la punta del puñal con el que Lutero hirió a Cristo en su Iglesia y a partir de ahí lo fue hundiendo hasta la empuñadura. Ojo, de verdad, con todo el corazón, cuidado, eso de «en qué capítulo del Evangelio» huele a azufre que apesta. Acuda a un buen sacerdote a que le aclare las ideas. Y mucha oración y penitencia. Saludos cordiales

    1. Estimada seguidora: busque en los múltiples tomos de teología moral escritos por doctores y santos de la Iglesia; busque donde dice que nuestros primeros padres se sintieron desnudos después de pecar; donde se habla del innato sentido del pudor; donde se dice que el que evita la ocasión evita el pecado; donde se dice que un padre o una madre no se bañan con sus hijos; donde se dice que a partir de una tierna edad cada uno se baña sólo; donde se dice que a partir de los dos años (+/-) en la playa o piscina se usa bañador; donde se dice que igualmente los wc son diferentes para niños y para niñas, así como las duchas si es que tienen que ser comunes; donde se dice que el sentido común y la razón debe regir nuestros actos, bien que suele ser el menos común de los sentidos; donde se dice que… no somos de piedra. En fin, si a estas alturas no tiene claro algo tan básico, tan simple, si no ve a dónde nos ha llevado esta sociedad permisivamente engañosa tan «moderna», de verdad, de corazón, vuelva a catequésis y, más aún, hable con los sacerdotes de Las Tablas o de cualquier otra parroquia –que no sea de las que ahora aceptan, toleran o promueven la sodomía como algo normal–, y ellos, con su mayor autoridad y mejor saber se lo aclararán en profundidad y… mucha oración y penitencia. Saludos cordiales.

      1. ¿Se puede ser más exagerado? No. Usted parece tener la mirada sucia y tal vez debería hacérselo mirar. Dormir no es estar desnudo, sodomizar, ducharse juntos, ni nada de las tontunas que dice, es dormir. No sé lo que hace usted al dormir, pero las personas normales, duermen.

        1. Estimada seguidora: primero, no es cuestión de suciedad de miradas ni de pensamientos, es cuestión de sentido común y de experiencia de la vida, así como de la realidad que vivimos hoy; segundo, usted preguntó dónde lo ponía, y se lo hemos dicho, claro que como no le conviene, lo rechaza; suele suceder con los que sólo admiten lo que piensan ellos y preguntan o bien para que se les confirme o bien para acusar si la respuesta no les satisface. Pues nada, usted siga permitiendo o practicando lo de dormir juntos chicos y chicas en las acampadas, pero luego, más adelante, no se queje, como hoy se quejan muchos cuando ya no tiene remedio. Eso sí, como les dijo D. Ignacio directa y públicamente, eso no es católico, será lo que sea, pero no es católico, y por eso, y otras cosas, les cerró las puertas. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*