Paulino Uzcudun: español, vasco, falangista y con bemoles

Una de las figuras más importantes de la historia del deporte español y una de las más injustamente olvidadas por motivos sectarios es, sin duda, Paulino Uzcudun. Fue el deportista español más prestigioso a nivel mundial hasta los años 50. Su fama mundial solo fue comparable a la del legendario portero Ricardo Zamora.

En los años 30 el boxeo era un deporte tan de masas como el fútbol, si no más. Los grandes combates en la categoría reina de pesos pesados eran masivamente seguidos por la radio por millones de personas. Un deportista español, vasco y falangista para más señas, se convirtió en figura mundial en esos años.

¿Quién fue el legendario Paulino Uzcudun?

Paulino Uzcudun Eizmendi nació en Régil, Guipúzcoa, el 3 de mayo de 1899. Fue campeón de España y sobretodo 3 veces campeón de Europa de los pesos pesados. Fue subcampeón del mundo y estuvo a punto de lograr la corona mundial. En aquellos años se enfrentó a los mejores boxeadores del mundo como el mítico Joe Louis «el bombardero de Detroit», Max Schmelling y Primo Carnera.

En su juventud destacó como aizcolari, cortador de troncos, pero después pasó al boxeo. Como boxeador sorprendió inmediatamente por su gran poderío físico, gran pegada y gran capacidad de encaje. Se convirtió en boxeador profesional en Francia, donde los combates estaban mejor pagados que en España. En 1923 conmocionó a los aficionados europeos al derrotar por K.O en el tercer asalto al campeón soviético Alexander Tourov. Inmediatamente después declaró: “Soy el primer español que ha luchado contra el comunismo”.

En muy poco tiempo sorprendió a todos al derrotar a los campeones de Francia, Holanda e Inglaterra. En 1924 se convirtió en campeón de España al derrotar al catalán Teixidor, pero su gran momento llegó en 1926 cuando se coronó campeón de Europa de los pesados, derrotando al italiano Erminio Spalla a los puntos.

En 1928 volvió a ganar el campeonato de Europa derrotando por K.O. a Ludwig Haymann. Su tercer y último campeonato de Europa lo logró en 1933 en Madrid derrotando al belga Pierre Charles a los puntos.

A principios de los años 30 peleó en Estados Unidos formando parte del equipo del manager francés Bertys. Durante esta etapa estadounidense se enfrentó a los mejores boxeadores del mundo. Derrotó a los puntos después de 20 asaltos al norteamericano Max Baer, que posteriormente sería campeón del mundo. Se enfrentó 3 veces al mítico campeón alemán Max Schmelling con dos derrotas a los puntos y un combate nulo.

El 22 de octubre de 1933 disputó el combate más importante de su carrera por el cetro mundial en Roma ante el gran campeón italiano Primo Carnera. Fue un combate tremendamente disputado en el que Paulino pudo ser campeón, aunque finalmente perdió a los puntos después de numerosos asaltos. En gran combate de Uzcudun fue premiado por los asistentes italianos con grandes aplausos en reconocimiento a su bravura. Carnera fue campeón del mundo, pero no pudo cumplir su promesa de derrotar a Uzcudun por K.O. El único capaz de tumbar a este gran vasco y español fue el super mítico Joe Louis, el Tyson de la época, el 13 de diciembre de 1935 en combate disputado en el Madison Square Garden. Nadie más en su carrera le derrotó por K.O. El coloso de ébano declaró: “Nunca me he visto obligado a pegar tan fuerte para derrotar a un adversario”.

Durante su época en Estados Unidos conoció al famoso gángster Al Capone del que años más tarde Uzcudun dirá: “Sería un gángster, pero era un tío muy simpático, gordo y alegre”. Le ofrecieron la nacionalidad norteamericana que rechazó con una frase emotiva: “Por nada del mundo dejaría yo de ser español”.

Paulino regresa en la primavera de 1936 a una España al borde de la Guerra Civil. Uzcudun era falangista de primera hora, un auténtico camisa vieja. El 18 de julio toma las armas por el Alzamiento. Se dice que formó parte de los comandos falangistas que se entrenaron para liberar en un golpe de mano a José Antonio de su prisión en Alicante, pero la operación fue cancelada por su alto riesgo y José Antonio lamentablemente fue fusilado por la República. Durante la Guerra y la posguerra Uzcudun será un símbolo de la España Nacional.

Por desgracia los últimos años de este héroe fueron difíciles como suele ocurrir con los grandes boxeadores. Vivió retirado en la localidad madrileña de Torrelaguna afectado por la arteriosclerosis que redujo su movilidad y con problemas de memoria. Murió el 5 de julio de 1985.

Sin duda, se trata de una vida totalmente de película, pero por desgracia ningún cineasta español ha querido contar esta historia. No consta que ni el PNV ni Batasuna hayan hecho jamás un homenaje a este grandísimo deportista vasco.


6 respuestas a «Paulino Uzcudun: español, vasco, falangista y con bemoles»

    1. Estimada seguidora: pues considerar que por un combate de boxeo alguien «derrotó al fascismo» es lo mismo que cuando se dijo que por haber ganado España a la URSS se había derrotado al comunismo. Por otro lado, considerar a Uzcudun «fascistas» es demostrar que no se sabe ni lo que fue la Falange y ni menos aún el fascismo. Saludos cordiales

    1. Estimada seguidora: pues considerar que por un combate de boxeo alguien «derrotó al fascismo» es lo mismo que cuando se dijo que por haber ganado España a la URSS se había derrotado al comunismo. Por otro lado, considerar a Uzcudun «fascistas» es demostrar que no se sabe ni lo que fue la Falange y ni menos aún el fascismo. Saludos cordiales

    1. Estimado seguidor: afirmación tan grave y categórica o se argumenta y documenta, especialmente aportando datos fehacientes, entre otros de sus víctimas, o pone en evidencia a quien afirma tal cosa sin justificarlo, o sea, a usted, que en este caso se convierte en verdadero y probado asesino del honor y buen nombre de Uzcudun. Y es que antes se coge a un mentiroso que a un palomo cojo. Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*