El profesional de la política

Un muchacho termina el colegio y no quiere estudiar nada. Así que se lo dice al padre y éste le amenaza:

¿Ah? ¿No quieres estudiar so bruto? Bueno, pues yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar. ¿Me oíste?

El padre que es un político con mucho dinero y con amigos muy influyentes, trata de conseguir un empleo y habla con uno de los compañeros de su partido y le dice:

Rodríguez ¿te acuerdas de mi hijo? Bueno, pues terminó el colegio y no quiere estudiar más. Si puedes, necesitaría que le consiguieras un puesto para que empiece a trabajar y no esté por ahí haciendo el vago ¿entiendes?

A los tres días llama Rodríguez:

Toño, ya tengo el trabajo para tu hijo, asesor del Presidente de Gobierno. Unos 15.000 euros al mes. ¡¡¡¿¿¿ Qué bien verdad??? !!!

¡No, no jodas Rodríguez! ¡Es una locura! Tiene que comenzar desde abajo, además con mucho dinero, se va a echar a perder.

A los dos días, de nuevo llama Rodríguez:

Toño ya lo tengo. Le conseguí un cargo de Asistente Privado de un Diputado. El sueldo es más modesto, 7.000 euros al mes…

¡Nooo Rodríguez! ¡Acaba de terminar el colegio! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de volver a estudiar ¿me entiendes?

Al otro día:

Toño, ahora sí, ya está… le conseguí el puesto de Jefe de Compras en la Secretaría de Comunicaciones, claro que el sueldo es bien bajo… serán 2.500 euros mensuales nada más.

Pedro Rodríguez, ¡por favor! Consígueme algo más modesto. Está empezando… algo de unos 700 a 800 euros.

– ¡¡¡Noo, eso es imposible, Toño!!!

¿Por qué?

Porque esos cargos son por concurso, y necesitaría: currículum, inglés, título universitario, haber hecho por lo menos una maestría o un post-grado en el extranjero… disponibilidad de horario y por su puesto experiencia previa. Lo llevas claro, Toño. Trabajos así no se consiguen tan fácilmente….


Una respuesta a «El profesional de la política»

  1. Así es.
    Mi hijo, abogado, con varios idiomas, estancias en el extranjero, un master posgrado en derecho de la Unión Europea, etc., consiguió ser seleccionado para trabajar como becario -en realidad abogado, con 10 o 12 horas diarias de dedicación-, en un gran despacho nacional, con sede en Madrid, a dónde tiene que ir bien trajeado, etc., para dar buena imagen de la firma, etc.
    Su «sueldo», disfrazado de beca: 600 euros al mes.
    Sin pagas extras, por supuesto, no se vaya a mal acostumbrar.
    Y sin vacaciones de verano. BUENO,SU JEFA, UNA NEGRERA DE COLOR BLANCO, LE DIÓ FIESTA EL DÍA 14 DE AGOSTO, VISPERA DE LA VIRGEN… ¡Y esas fueron todas sus «vacaciones»!
    ¿La Inspección de Trabajo…?
    Ni está ni se la espera. NADIE EN SU SANO JUICIO VA A DENUNCIAR NADA, PUES ELLO SUPONE CERRARSE LAS PUERTAS DE TODOS LOS GRANDES DESPACHOS DE «ABOGADOS», QUE SE CAGAN Y MEAN EN LAS LELES LABORALES EN PARTICULAR, Y MUCHO ME TEMO QUE EN LA LEGISLACIÓN EN GENERAL.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad