«Perón. Una biografía argentina», Fernando Alonso Barahona

Fdo. Alonso Barahona

La editorial SND Editores publica un libro con el que bucea en una parte de la historia y en un personaje muy particuares ambas: Argentina y Perón. El libro «Perón. Una biografía argentina», cuyo autor es Fernando Alonso Barahona, abre una brecha seria y con rigor, en una historia y en la biografía de un importante personaje, como nunca antes.

Es difícil encontrar en la historia moderna un caso similar al de Juan Domingo Perón (1895-1974). Ganó dos elecciones, y gobernó Argentina durante una década que la transformó de forma sustancial. Derrocado en 1955 por un golpe de Estado, en el largo exilio madrileño pudo mantener una influencia permanente sobre la vida de su país, y obtuvo un nuevo triunfo en los comicios de 1973. Desde hace setenta años, el peronismo vertebra la política argentina y le imprime carácter. Conforma una síntesis de corrientes ideológicas muy distintas e incluso contrapuestas, fiel reflejo de la personalidad única y mítica de su fundador y de Evita. Eva Perón fue el alma de la política social del peronismo. Se plantearon acciones ambiciosas en un programa completo de actuación que aunque pueda ser objeto de debate en cuanto a su gestión, lo cierto es que llegó a la gente, es decir, a personas concretas que se beneficiaron de su inmensa actividad.

Ambos compartieron un destino azaroso colmado de dramatismo y misterio.

En resumen, una biografía exhaustiva de un hombre, una nación y una época que atrapa al lector como una novela y que a nadie va a dejar indiferente.

“Sin una revolución a fondo, no hay solución en la Argentina. Una revolución que alcance a las cosas, a las instituciones y a los hombres es lo que la Argentina necesita” (Juan Carlos Goyeneche)

“No hay patria sin historia, que es la conciencia del propio ser. No hay nacionalidad sin una idea, siquiera aproximada y confusa, sobre su vocación y su destino” (Ernesto Palacio)

El peronismo ha sido un verdadero misterio a develar para gran parte del mundo intelectual europeo que lo ha examinado, generalmente, desde la perspectiva del demoliberalismo en sus distintas variantes –liberal a secas, marxista y/o socialdemócrata– dando frutos confusos y erróneos que ocupan páginas y páginas de volúmenes completos que repiten al día de hoy disparates tales como fascismo criollo, totalitarismo, populismo y motes similares, corolario del desconocimiento radical de un fenómeno que por su profunda originalidad parece escapar de los prejuicios de quienes miran pero no ven, o bien, para aquellos que nos creen incapacitados a los hispanoamericanos de darnos un proyecto nacional independiente para ser únicamente imitadores sin más de todo lo que viene de afuera.

Este libro que tengo la dicha de prologar es una excepción a lo antedicho. Fernando Alonso Barahona ha estudiado el peronismo en su devenir con una lucidez realmente heroica. Y lo ha hecho de manera documentada, objetiva y seria, revelando en tal sentido que además de ser un cuerpo doctrinal con rasgos hondamente distintivos, continúa siendo una revolución inconclusa en la medida en que esa doctrina tuvo aplicación práctica en el acontecer de los tres gobiernos peronistas constitucionales (1946-1952; 1952-1955 –truncado por un golpe de Estado– y 1973-1976 –nuevo golpe de Estado–). El peronismo fue en términos históricos durante el siglo XX un proyecto de civilización que parió la Argentina como alternativa al capitalismo liberal y al comunismo soviético que habían sumido al mundo en una crisis social, económica y moral sin precedentes, asentado en un programa de democracia social, orgánica y directa, humanista y cristiana, que reconocía y garantizaba derechos y obligaciones de la persona humana cuya realización se daba sólo en una comunidad liberada que ligaba su destino al del conjunto de la colectividad.

«El peronismo ha sido un verdadero misterio a develar para gran parte del mundo intelectual europeo que lo ha examinado, generalmente, desde la perspectiva del demoliberalismo en sus distintas variantes –liberal a secas, marxista y/o socialdemócrata–, dando frutos confusos y erróneos que ocupan páginas y páginas de volúmenes completos que repiten al día de hoy disparates tales como fascismo criollo, totalitarismo, populismo y motes similares, corolario del desconocimiento radical de un fenómeno que por su profunda originalidad parece escapar de los prejuicios de quienes miran pero no ven, o bien para aquellos que nos creen incapacitados a los hispanoamericanos de darnos un proyecto nacional independiente para ser únicamente imitadores sin más de todo lo que viene de afuera.

Perón solía alardear que casi todos de un modo u otro podrían ser peronistas En el endiablado escenario argentino contemporáneo , el kirchnerismo sería la izquierda “ woke” ( y no tanto el peronismo auténtico ) . Macri y Bulrich serían el centro-derecha y Milei, anticomunista e inclasificable por sus posiciones libertarias es calificado perezosamente por su adversarios como extrema derecha.» (Ignacio M. Cloppet)


3 respuestas a ««Perón. Una biografía argentina», Fernando Alonso Barahona»

  1. El gobierno de Perón junto a Evita, transformando al país en soberanía y bien común, ese misterio que cita, proviene de la sabiduría primigenia, un misterio para los ingenuos. Tras la muerte de Evita, Perón perdió su conexión espiritual y los demonios estaban deseando tomar el poder y así sucedió. Denominar peronismo a este prodigio de gobierno, proviene de esos demonios que lo imitan, cambiándole el significado por el kirchnerismo y toda su parafernalia siguiente. El soporte del gobierno de Perón, era Evita y la orden de constructores justicialistas, los pilares y arquitectos de lo que fue una gran nación soberana. Soberanía Nacional, significa que el espíritu se manifiesta en el pueblo, en los cuatro entes de la economía, política, ciencia y religión, por eso es una fortaleza inexpugnable en todo su territorio. Tras perderse esta conexión espiritual, los demonios aprovecharon para nutrirse del resplandor de la ciudadanía que quedó desprotegida, como vampiros, drenando la sangre a todo su pueblo. En nuestro país, España, nos pasó algo parecido, pero no igual, sus pilares eran más débiles por falta de la sabiduría primigenia, Argentina llegó a resplandecer, por eso fue tan codiciada por los demonios.

    Saludos cordiales

  2. Perón y los cia/Rockefeller Rega y Gelli/P2, está todo dicho. Enésimo idealista vendido/doblegado, y puesto al servicio del marrano anglo sionismo nazi, como lacayos masones( encima con tintes esotéricos/diabólicos ).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad