¡Pobre Legión, traicionada por sus cobardes mandos!

Nadie nos lo tiene que contar porque hemos asistido en persona a la patética y penosa inauguración del monumento a La Legión en Madrid, acto incalificable que sirve para corroborar, una vez más, aquello de que lo que mal empieza, mal acaba.

Para llegar a esta inauguración hubo que recorrer un larguísimo camino minado y lleno de todo tipo de otras trampas porque ningún politiquillo –en España no hay políticos– de ningún partido lo quería realmente, porque por arte y parte del  agit-prop socialista y comunista tan en alza desde hace décadas la Legión está demonizada y porque los mandos militares, especialmente los más altos, no tienen lo que hay que tener, ni siquiera como militares. Lo que ha ocurrido es que la cosa era tan evidente, chocante, injustificable y estúpida que al final no les quedó más remedio y el proyecto de la Fundación Museo del Ejército, entidad civil, salió adelante. Parece mentira que haya calado tanto el estigma contra La Legión; bien que por otra parte lógico por el carácter antinacional no sólo del PSOE y de los comunistas varios desde siempre, sino también del PP por su innata cobardía, así como por la propia cobardía de los militares que no la han defendido, como tampoco los «legias», haciendo que su Credo sea hoy agua de borrajas.

Encargada la estatua, cuya realización es inmejorable, y valga por ello nuestra felicitación tanto al bocetista, Ferrer Dalmau, como al escultor, Salvador Amaya, su ubicación dio también mucho que hablar porque tanto por parte del Ayuntamiento como por Defensa, o sea, por Margarita Robles (a) «la mofletes» y «la mangui», que es quien manda, y vaya si manda, quisieron un lugar tan discreto que… ni se la viera. Sólo que al final no les quedó otra porque la cosa cantaba demasiado. Para elegir el día de inauguración también hubo lo suyo, porque en vez de hacerlo el día de las Fuerzas Armadas con la Legión en Madrid para el desfile, se ha preferido una fecha anodina, discreta y laboral, o sea, de tapadillo en lo posible, lo que lo dice todo.

El lugar elegido, en la confluencia de la calle Vitruvio, junto al edificio del Estado Mayor, con la Castellana, lo fue porque se consideró que sería más fácil de vigilar al ser zona de seguridad plagada de cámaras y con regular presencia policial de uniforme y de paisano, más la propia de paisano del Estado Mayor, y ello porque se da por hecho que no van a tardar en vandalizar la estatua.

Además, hubo también polémica a la hora de cómo orientar la escultura, ya que se consideró que el legionario con la bayoneta calada y en actitud de iniciar el avance no debía apuntar hacia las horrorosas esculturas de Largo Caballero e Indalecio Prieto que están justo enfrente, al otro lado del paseo de la Castellana, no fuera a herir la sensibilidad de los frentepopulistas actuales; y eso por mucho que dichos dos personajes fueran criminales reconocidos y asesinos en masa. El asunto lo zanjó, al parecer, el Delegado de Defensa en Madrid, Col. José Javier Fabón Zurita, quien tuvo la gran idea, por la que seguro que le han felicitado, de que se girara un poco la estatua hacia el sur de manera que ahora la bayoneta legionaria apunta a… la nada. ¡Lo que hace lo «políticamente correcto»!

El acto en sí de inauguración ha sido deslucido, escueto, pobre, pacato, cutre y… o sea, como querían tanto Ayuntamiento como Defensa, es decir, sobre todo Robles y sus chicas; chicos en su derredor tiene muy pocos.

Melchor Marín

Han asistido unas 400 personas en orden y concierto como corresponde, durando exactamente quince escasos minutos todo incluido, habiéndolo presidido el alcalde junto con el Gral. Jefe de la Legión, Melchor Marín, el cual estaba arropado por los cuatro Coroneles jefes de los Tercios, disminuidos por no decir discapacitados con que en la actualidad cuenta dicha unidad. Por supuesto ni una Compañía legionaria, ni bandera, ni banda, ni música ni… la cabra.

El discurso de Almeida fue penoso, diciendo sin decir, hasta el punto de ni nombrar a Millán Astray, para qué decir de Franco, haciendo como única referencia, y de pasada, a la actuación de La Legión en la guerra de Marruecos, omitiendo «la otra» que fue en la que La Legión se cubrió aún y realmente mucho más de gloria. Todo un discurso al mejor estilo pepero, cobarde hasta la hez y el vómito.

Ah, y no olvidemos la repetición, cual loro, por parte de Almeida, de la frase «políticamente correcta» y sumisa a la ideología de género que no puede faltar de las «damas y caballeros legionarios», seña también de identidad de los peperos, tanto o casi más que de los otros. Hasta tal punto de absurdo llegó en esto Almeida que dijo varias veces lo de las «10.000 damas y caballeros legionarios muertos», cuando todos sabemos que legionarias, que sepamos, todavía ni una y mucho menos en combate.

Durante el himno nacional. Después, durante el de la Legión, en corrillo de cháchara con el alcalde «haciendo la carrera»

Durante él, así como durante el himno nacional que toco una gramola, porque ni siquiera la banda de música de la Policía Municipal apareció con sus lustrosos uniformes de gala, los cinco jefes supuestamente legionarios permanecieron cual convidados de piedra, sobre todo porque a su término, y siguiendo órdenes estrictas de Robles, no se atrevieron a decir ni pío, o sea, a contestar con otro discurso de agradecimiento a la ciudad de Madrid, capital de la nación y de la Patria, España, no al alcalde, como es de rigor, de educación y señala siempre el protocolo en este tipo de actos. Allí permanecieron los cinco  –¿cómo dice?, ¿que por… te la hinco?– firmes y solemnes con cara de haba, la mirada perdida en el vacío y aparentando lo que está claro que no son, es decir, legionarios.

Dado por terminado el acto, un grupo de unos cincuenta veteranos de La Legión, perfectamente uniformados y encuadrados, entonaron a voz el grito el himno legionario que ni la gramola del Ayuntamiento había previsto, y que todo el mundo escuchó con atención y respeto menos… joder, joder y joder, claro, el General y los Coroneles «legionarios» que se dedicaron a hacerle la rosca al alcalde, departiendo con él amigablemente, lo que fue toda una falta de respeto al himno, a la Legión y a los veteranos; a los cuales tampoco fueron a saludar, sino que tuvieron que ser algunos de ellos los que se les acercaron abriéndose paso entre la gente y las vayas de seguridad que les rodeaban. Escandaloso, vergonzoso, hiriente, muestra de que estos mandos «legionarios» están para lo que están, o sea, para parecer, fingir y sobre todo «hacer la cerrera», teniendo de legionarios lo que quien esto escribe de obispo. ¡Qué asco!

Otro detalle: el Delegado de Defensa en Madrid, el Coronel ya citado más arriba, como el acto había sido declarado estrictamente civil, andaba de paisano camuflado entre el público. Penoso y patético también.

Lo único bueno del acto, fuera de la escultura, lo mejor de todo, fue cuando presenciamos como un paisano se acercaba al Gral. Melchor Marín, le estrechaba la mano con fuerza y sin dejar que la soltara le espetó en toda la geta: «General, mientras ha sonado el himno de La Legión se han dedicado ustedes a parlotear con este politiquillo, lo cual es una falta de respeto a la Legión imperdonable que lo dice todo de ustedes, muy mal, muy mal, y allí están los veteranos y ustedes siguen aquí de cháchara con éste pajarito sin ir a saludarles, muy mal, muy mal». El General, ojiplático y demudado, pálido como el pedestal del monumento, que no daba crédito, sólo logró balbucear, cual disco rayado o loro de repetición: «Muchas gracias, muchas gracias, muchas gracias, muchas gracias, muchas gracias». De risa, si no fuera para llorar.

¡Pobre Legión! No se merece tanta humillación, ni tan malos mandos, porque vasallos, o sea legionarios, los hay y buenos. Esta es la calidad de los Generales y Coroneles de hoy, y además de la Legión. Apañados estamos.


56 respuestas a «¡Pobre Legión, traicionada por sus cobardes mandos!»

  1. Otro árticulo para enmarcar de Bernal Díaz del Castillo y El Español Digital.
    Cómo escuecen las verdades, qué enanos son los políticos, y no me refiero a la escasa estatura física del Alcalde de Madrid, y qué mal hacen los militares sucumbiendo a la comida de coco del discurso de los enemigos de España, que lo son también de La Legión, y canjeando el honor militar por la vida acomodaticia de las sociedades izquidistas y liberales, como aquellos jefes tribales que cambiaban a sus hijas o ricos tesoros a cambio de un espejo o un collar de cuentas sin ningún valor en comparación con el enorme valor de lo que ellos entregaban, olvidando con esta actitud de vasallaje lo que Calderón ya señaló en su famoso soneto, que en el militar no es el vestido el que adorna al pecho, sino el pecho al vestido.

    1. Yo creo que la legión es un ejército de primera linia
      Es un ejército para la defensa de España
      Eso no tiene que ver con ninguna formación política
      Pienso como legionario que ciertos políticos no nos vean como algo que los representan
      Somos una fuerza militar y no un partido político

      1. Legia, si La Legión es, según sus palabras, «un ejército para la defensa de España», no puedes decir que no tenga nada que ver con ninguna fuerza política, porque esa «indiferencia» política tiene un límite que es la defensa de España, es decir que no puede posicionarse, en su pretendida neutralidad política, del lado de los enemigos de España, como viene haciendo hasta ahora.
        En cuando a que no tiene nada que ver con ninguna formación política, eso es tan así que la actual Legión, por no tener nada que ver, no tiene que ver ni con ella misma, con la Legión genuina creada en 1920.
        Por lo demás no se preocupe, antes morirán defendiendo a España la mujeres, armadas con unas tijeras como en 1808 que «los legias», sacando pecho, mientras las mujeres se enfrenten solas contra los mamelucos, los nuevos mamelucos muchos de los cuales llevan uniforme, vosotros estaréis tomando leche de pantera en la cantina o cantando el novio de la muerte en el patio de armas. Eso ha quedado claro, con los de uniforme no se puede contar para la defensa de España, salvo excepciones muy contadas a título individual, lo cual es una desgracia hasta cierto punto, porque viendo el «nivel» doctrinal y el desconocimiento de los enemigos interiores que tenéis la mayoría de vosotros, casi hay que darle gracias a Dios.

        1. Muy bien. Así están las cosas. La verdad es que así estuvieron siempre desde 1.808 excepto el paréntesis desde mayo de 1.936 (Navarra/Mola/ capitanes de Pamplona) hasta inicio de los setenta.

    1. Si esto del Rey Juan Carlos fuera verdad, situaría al Rey Juan Carlos como el monarca más miserable y rastrero de la Historia de España de todos los tiempos, hasta el punto que Fernando VII a su lado es Carlos V.

      1. ¡Hombre!, claro que lo es. Lo peor que ha pisado el suelo de España desde que se fundó alla por el tiempo de Leovigildo. Los hijos de Witiza, el obispo don Oppas y el conde don Julián fueron unos tipos honrados, rectos y patriotas al lado del sucesor de Franco a título de Rey

    2. Defensa estudia cómo borrar a Franco de la historia de la Legión
      https://www.elmundo.es/espana/2022/11/07/63695a22e4d4d81b2b8b45b8.html
      https://twitter.com/elmundoes/status/1589908642291122176

      Veteranos de la Legión advierten a Defensa que acudirán a los tribunales contra el posible cambio de nombre de la Iª Bandera ‘Comandante Franco’
      https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/defensa/veteranos-legion-advierten-defensa-que-acudiran-tribunales-posible-cambio-nombre-ia-bandera-comandante-franco/20221108231146474647.html?utm_campaign=buenos-d-as-tu-bolet-n-diario-del-confidencial-digital&utm_medium=email&utm_edition=202211090200&utm_source=newsletter

      Creo que la cópula militar y los de las órdenesmilitares, etc, van a dimitir (el más macho igual hace como Balduino)

      1. No sera la primera vez que se cambia el nombre ya le cambiaron el que le puso el Comsndante Franco para denominarla Comandante Franco, la IX Bandera es la Comandante Franco.

  2. Todas estas quejas multiplicadas por cuarenta fue el grito que puse en el Cielo por el hecho de que Don Juan Carlos firmara la ley del aborto. ¿Pero qué esperáis cuando el lugar más peligroso del mundo es el seno de la propia madre y el rey que nos hemos dado sanciona el peor de los crímenes? ¿Qué horrible injusticia se ha cometido contra estos o aquellos, contra los soldados y monjes de vocación, contra los ancianos víctimas de la plandemia, contra los más desfavorecidos… que no se haya cometido peor con los más inocentes en el vientre de sus madres? No habrá justicia en el mundo hasta que no se haga justicia a estas criaturas.

  3. Es la hora de la nación, España, secuestrada por los traidores, los partidos políticos, hay que organizarse, como pueblo llano, que quieren quitarnos el alma, la canalla, y sus siervos.
    Un saludo de paz

  4. Si partimos de la base que llamar cobarde a un militar, es la más grave ofensa que se le puede infligir, este artículo, ya desde su título, me ha resultado muy triste.
    Aún compartiendo muchas de sus razones.
    Efectivamente, faltó la presencia, entre otros elementos, de una compañía de honores -o al menos una sección- de legionarios con una “banda de guerra” (banda de cornetas y tambores, que no se asuste nadie) con redoble a paso legionario.
    Claro que entonces el acto hubiera tenido el carácter del que, precisamente, quiso privársele.
    La pregunta es: ¿en tal situación la presencia de los coroneles y el general fue acertada, para que al menos hubiera una representación militar?
    O por el contrario ¿deberían haber impuesto la presencia de una unidad legionaria, y de no ser aceptada, declinar la asistencia haciendo patente su disconformidad?
    En mi opinión la segunda opción hubiera sido la oportuna.
    Pero no debemos olvidar que La Legión -la actual- consintió con inaudita mansedumbre la profanación de la sepultura de su legionario más señero.
    Por el contrario:
    Antológica la reacción del veterano legionario afeando al general su comportamiento.
    ¡Ese si que era un legionario!
    En fin, que las durísimas palabras de Bernal Díaz del Castillo sirvan para remover conciencias dormidas.
    No olvidemos que próximamente unos altos mandos militares van a formar parte de una comisión que debe pronunciarse sobre la retirada de los restos mortales del general Moscardó del Alcázar de Toledo. Precisamente de donde tuvo lugar una numantina defensa que asombró al mundo, y que por ello todas los ejércitos había donado unas placas (hoy retiradas y escondidas) donde se rendía homenaje a la gesta del Alcázar.
    Si esos “altos mandos” de la comisión, se prestan a la ignominia, seré yo también quien les llame públicamente cobardes.
    Mis generales: no se puede seguir “tragando” más.
    Ha llegado el momento de poner los atributos de mando, y los viriles, sobre la mesa del ministro de defensa.
    Tanto si los tiene, como si no los tiene, el titular de la cartera.
    ¡¡¡Antes ser cesados que perder el honor!!!

  5. Qué curioso que en tiempos de sobredosis de información, haya que leer tanta desinformación junta. Ni siquiera he terminado de leer, pero voy a empezar con un la Asociación de amigos de nosequé no ha tenido nada que ver, el monumento lo ha promovido la Fundación Museo del Ejército por orden del Estado Mayor denla Defensa y con el beneplácito de la Ministra. Punto. Continuaré por aclarar que poner al mismo nivel al bocetista y al escultor que ha trabajado en el modelado durante meses, se ha batido el cobre en las fundiciones, ha buscado empresas de cantería, ha solucionado los mil y un problemas que surgen y hasta ha comprado las lonas que cubrían el monumento, es mezquino. Y terminaré, porque ya no me apetece leer más tonterías, que ni el Coronel Fabon, ni la Ministra deciden donde se pone un monumento. Son los técnicos municipales los que proponen los sitios para luego ser aprobados o no por la Comisión del paisaje.

    Dejen de elucubrar que erigir un monumento público no es comprar una mesa en Ikea. Ni se imaginan los factores que deben confluir para que un proyecto llegue a buen puerto, y les aseguro que los fines y diretes, lo único que han hecho es entorpecer todo

    1. Estimad seguidora: pues si sólo es eso lo que tiene que corregir… termine de leer antes de criticar. Corregido lo de Asociación por Fundación, mero error sin más importancia, lo demás debería usted argumentarlo, porque si no cae en lo mismo que critica, o sea en elucubraciones. ¿Es usted familiar de Amaya? A cada cual lo suyo, al bocetista y al escultor se felicitan, no se les pone nada más que en su sitio a ambos. En cuanto a todo lo demás no sigue leyendo, y se deja otras cosas atrás, porque sabe que son verdad. Lo que se refleja es vox pópuli y más aún en defensa. Saludos cordiales

    2. No ha leído, como Vd. mismo, misma o misme afirma, por consiguiente no ha entendido el artículo y como tal responde por los cerros de Ubeda. Por el puesto o cargo, o de alguien cercano, que tiene en Castellana 109 se entiende el motivo de su respuesta.

    3. Si como afirma no ha leído el artículo queda en evidencia al criticarlo, porque es prueba de que habla de lo que no sabe.
      No se entiende, salvo que sea usted la mujer de Amaya, que si el autor aplaude la escultura, encima le eche la bronca; y digo yo que aplaudir también a ferre por el boceto no quita mérito a Amaya, luego menos aún se entiende su ¿ataque de cuernos?
      Este monumento ha traído polémica desde el principio porque ningún político lo quería, Robles incluida, algo que viene estando en los medios desde hace mucho, lo que el autor refleja, luego tampoco le eche la bronca.
      Lo dicho, señora ¿familiar de Amaya? se le ve el plumero. A lo mejor tiene miedo de que dada la polémica no le encarguen otro trabajito y se tenga que ir al paro, ja, ja, ja.
      Estuve allí y salvo lo del paisano todo lo demás es cierto, incluido que mientras los veteranos cantaban el himno de la Legión el general y los coroneles estaban haciendo la rosca a Almeida
      Señora, por favor, más coherencia

    4. Vemos como cada día que pasa, el siguiente es más gordo el destrozo. Así en esa inaguración del monumento a la legion se han excedido aplicado el calificativo mas grave que se le puede aplicar a un militar COBARDE
      Esa escala de calificacion, llegará al máximo si la cúpula militar permite sacar a MOSCARDO del Alcazar

    5. Pues como han dicho otros, yo también: no comente y menos critique si no ha leído TODO el artículo en el que se felicita dos veces, una al final done usted no llegó, al escultor familiar suyo seguro. También afirmo lo que dice el autor sobre la polémica de principio a fin que ha rodeado el asunto. Qué fácil le hubiera sido al Ministerio de defensa y a la Legión pagar el monumento, publicitarlo a lo grande, inaugurarlo a lo bestia con una Bandera, banda y música y la cabra, pero no ha habido criadillas legionarias por parte de sus pintamonas de jefes para forzar que el primer y único monumento a la Legión en la capital de España se haya hecho como corresponde. El general y los coroneles a la reserva ya: cobardes, sí, como dice el título, cobardes, como los anteriores y los siguientes.
      Señora váyase a paseo

  6. CAMARADAS HONORABLES:

    Ese instante del héroe, que lleva implícito todo el valor en el acto de su ocurrencia, es la instancia absoluta de los Camaradas, la coincidencia perfecta de los que van a luchar a favor del mismo ideal. Porque, y la aclaración es evidente, el instante del héroe es un tiempo propio de Kshatriyas, de Guerreros, es decir, de Camaradas.

    Los amigos pueden darnos mucho, incluso todo lo que tienen; tal vez hasta den la vida por nosotros; pero solo los Camaradas nos darán algo mayor que sus vidas, incluso mayor que nuestras propias vidas, esto es, el ideal. Solo un héroe, o un Camarada, creerá en nosotros como héroes o Camaradas y nos ordenará seguir al ideal, nos señalará el ideal, nos revelará el ideal, nos aproximará al ideal. Ser amigo es estar ligado a un corazón ajeno. Ser Camarada es estar comprometido con un ideal; significa asumir, en el momento oportuno, la instancia absoluta del héroe; si fuese necesario, liderar carismáticamente a los Camaradas, ordenar la marcha hacia el ideal, morir por el ideal.

    Pero no siempre los héroes tienen que morir. Héroe es también aquel que lidera a sus Camaradas en el instante absoluto y los conduce directamente a la victoria. Y todos lo siguen, persuadidos, arrebatados, ganados, porque saben carismáticamente, con la Sangre, que él ha visto el ideal y se propone realizarlo. Se cumple así un principio universal de la Sabiduría primigenia; “uno conduce a los Camaradas y el ideal se realiza”.

    Un verdadero Rey aplica la función Regia, para guiar y defender a su pueblo, no se engañen más, desde la muerte de Franco se perdió todo, no tenemos guía en el barco que se dirige a los acantilados. Todo se está desperdiciando por falta de valor y sobre todo HONOR. Mis palabras es lo que me queda en este mundo antes de que me quiten de en medio, pero intentaré hacer murmurar en la sangre, a los que pueden llegar a retomar el ideal para defender a su pueblo.

    Saludos cordiales

  7. Usted puede escribir y opinar lo que quiera. Usted puede despreciar e insultar a honorables militares usando sus nombres y apellidos. Lo que usted no puede hacer es esconderse a la hora de opinar y escribir. Sea valiente y firme con su nombre y apellidos, así sabremos quien se esconde tras su firma.
    Por cierto para mandar esta respuesta yo si que tengo que identificarme.

    1. ¿Le vale a usted, Paulino, que yo me comprometa con nombre y apellidos, identificándome además como coronel de Infantería en situación de retirado por edad reglamentaria, a llamar públicamente COBARDES a los generales que permitan la exhumación de los restos del general Moscardó del Alcázar?
      Si estuviera pensando en decirme, que es muy fácil hablar una vez retirado, no lo haga.
      Infórmese primero.
      Vuelvo a decirlo: mejor es ser cesado que perder el honor.
      Y si se hubiera hecho desde hace tiempo, no estaríamos donde hemos llegado.
      De hacerse de aquí en adelante, como Fuenteovejuna, además de salvar el honor del Ejército, se podría empezar a enderezarse la senda de ignominia que se comenzó a transitar tras haber aceptado, con inaudita mansedumbre, la infame Ley 52/2007 de la memoria histórica.
      De la cual la nefanda Ley 20/2022 recientemente aprobada -y sancionada- es la metástasis.

      1. Hay algo que choca especialmente en los de tu ralea, vuestra ralea, y es el detalle de que junto al más absoluto desconocimiento de lo que es la vergüenza y la honra mostráis a la menor oportunidad lo fina que tenéis la piel para haceros sin reparos la doncella deshonrada.
        ¡Enhorabuena jabatos! que sois unos jabatos

          1. Si, mejor. Además, que cuando se tiene tarea lo mejor es concentrarse en ella, y vosotros, los de tu ralea insisto, ya tenéis bastante con intentar aprender lo que en lengua española* significan estos tres sustantivos: Honradez-Vergüenza-Honor.

            *Para ti y los tuyos «castellano» aunque no sepáis distinguir al uno de la otra.

    1. En la Academia también nos enseñaron lo que era el honor militar.
      Algunos ya lo llevábamos aprendido de casa.
      Pero repito -y no soy el autor del artículo- a quienes consientan la exhumación de los restos del General Moscardó, sin haber puesto sus cargos a disposición de la ministro de defensa en el caso de ser nombrados para “estudiar” la posibilidad de realizar la felonía, les llamaré cobardes.
      Por no considerarlos ni superiores ni compañeros.
      A ver si por “vergüenza torera” plantan cara de una vez.
      La disciplina, junto al valor, son esenciales virtudes castrenses.
      Pero la disciplina, la obediencia al enemigo, se llama cobardía y traición.

  8. De qué os sorprendeis ??
    Lo primero que hizo el socialismo fue penetrar a las FF AA con mandos dóciles o de su cuerda
    Es un proceso lento pero eficaz , aquí el resultado , solo una muestra , hay multitud.
    No esperéis otra cosa.
    En cuanto a la Legión …… veremos lo que tardan en disolverla.

  9. Es muy triste y de cobardes; entre los que me incluyo, el ser incapaz de identificarme como español, en las dos regiones más benificiadas económica y legislativamente, de España, desde hace más de setenta años. Me escudo en los muchos años de mi edad, cuando debería mostrame como una persona que ha tenido la imensa suerte de haber nacido en un lugar del planeta Tierra en el cual la LIBERTAD del ser humano ha sido fundamental, a pesar del gran número de seres hunanos que las diferentes organizaciones terroristas, lideradas por ETA, nos la han querido arrebatar ( una vez más)

  10. Estoy totalmente convencido de que este hermoso país que antaño era envidia de todos los demás países del mundo por las glorias y guerras que había ganado gracias a sus valerosos ejércitos hoy en día se ha convertido en un país antimilitarista y si aún goza de tener una partida en los presupuestos generales del estado es gracias a que pertenecemos a la OTAN, por cierto organismo que tiene a nuestra gloriosa Legión como uno de los mejores cuerpos del mundo,
    Desde la llegada al gobierno del señor Zapatero comenzó el declive de nuestra nación no siendo relevante su paso por el poder político del señor Rajoy que no fue capaz de frenar la falacia que se estaba cociendo en las cocinas socialistas, que no era otra que dejar a nuestro país con un pequeño ejército de combate y un gran ejército de servicio (UME) y no critico la contribución con nuestro país de esta gran unidad si no que la alabo, pero como ex legionario que soy y solamente llegue a obtener el empleo de Cabo, la Legión dejó de existir como tal el día que se firmó la disolución de la Academia de mandos legionarios, hay era donde se fraguaron los verdaderos mandos legionarios y hasta hace pocos años pasaron por la Legión mandos del arma de Infantería y de Caballería que cuando ascendieron y tuvieron que abandonar sus Tercios donde estaban destinados lloraron como niños y salieron con sangre legionaria en sus venas, quiero recordar a D.Tomas Payas Sierra, General Subinspector de la Legion cuando yo me incorporé y a D. Juan Luis Sanz de Merlo, Tcol de Caballería del Grupo Ligero de Caballería en Fuerteventura donde estuve a sus órdenes. Y a muchos otros más que pasaron por el Tercio donde yo estaba destinado
    Ese fue el final de la verdadera Legión española el día en que sus mandos legionarios desaparecieron

      1. Cierto, lo que me pregunto es lo que le dirá el legionario que se «aliste», permítame la risa, después de que la legión haya desfilado el día del «orgullo» con su nuevo uniforme recién estrenado, y de cuya confección «marranita» tiene ya enviados los correspondientes patrones a la modista-camionera de su confianza.
        Es un secreto de estado, del estado del llevárselo crudo en el que están, pero le adelanto la primicia. La camisa seguirá teniendo el bizarro corte traicional, pero ahora de mucha más prestancia porque llevará un lindo festón azul cielo bordado en la pechera; bonito detalle ¿no le parece? Ahora, que si linda quedará la camisa, del complemento ya no le digo nada, porque causará sensación en Mons, donde ya no sólo llamarán a la legión «mejor unidad del mundo» como dice un entusiasta por ahí; que ya se ve cómo al parecer la academia de mandos ha sido sustituída por la escuela del buen cipayo donde lo primero que enseñan es la posición adecuada de la «singüeso» a la hora de lamer…, Vd. ya me entiende. Pero me estoy yendo por las ramas, la prenda del nuevo uniforme que causará sensación será sin duda ¡el tu-tú! el tu-tú rosa o lila, para los mandos, que lucirán los mejores cipayos del mundo, junto con zapatitos de tacón y, como es natural, maquillaje de combate perfumado por Christian Dior. ¿A qué es bonito el nuevo proyecto de marranita verdad? Si a eso le unimos el desfilar regordíos y como si fueran con prisa a cobrar un premio de la lotería, ese día del «orgullo» va a quedar para la historia. La historia, su historia, de la que la legión de ahora, la de Vd., ha borrado ya como es natural, que para eso saben disciplinadamente obedecer, no sólo a los que fueron sus fundadores y primeros jefes, Millán Astray y Franco, que comparados con la piara del macarra y marranita no eran más que unos tuercebotas sin estilo ninguno y siempre tan ordinarios ¿verdá usté?, sino que de un plumazo lo ha hecho igualmente con el periodo de mayor gloria que esa unidad haya alcanzado y que jamás volverá a alcanzar como fue el de su actuación durante la Guerra de Liberación 1936-1939. ¡Qué gran virtud la de la obediencia a la hora de cubrir de gargajos a quienes no les llegaréis ni vosotros ni la gentuza que os manda a la suela del zapato!
        Desde luego llamativo será el nuevo uniforme legionario, pero es que además tendrá la virtud de adecuarse perfectamente al nuevo credo, el que como bien sabemos estrenó la legión, su legión, el 24 de octubre de 2019 en Cuelgamuros, bien cerquita del Madrid donde ahora han puesto eso que inauguró «carapolla» el otro día.
        Allí, ese día y para más escarnio bajo la cruz que preside el lugar, encabezada la ceremonia por un mierdecilla mandilón que se dice jurista de prestigio, también de los mejores del mundo o del universo ya puestos, la legión esa a la que se refiere Vd. tras cubrirse de deshonor y ¿por qué no? de mierda, al fin y al cabo la ceremonia la presidía un mierda al que le asomaba el mandil bajo las bragas; allí, digo, en ausencia como corresponde a los valientes del viva quien vence, y tras ser profanada la sepultura de un soldado español muerto cuarenta años antes, ese «credo leegionario» al que Vd. se refiere convertido en papel de estraza destinado ya tras su uso común a la limpieza posterior, dio paso a otro «credo», nuevo credo este que es el que ahora rige en esa que en Mons, insisto, llaman al parecer mejor no se qué del mundo, y cuyo «espíritu» primero y único trata de los lameculos y los carreristas, cipayos contentos, que por servir a España, a cuatro o seis mil Kmts. de distancia con triple paga más la perspectiva de ascensos y sinecuras varias tras el jubiloso retiro, hacen lo que haga falta, como corresponde a los serviciales mozos de cuadra y mamporreros del amo anglo.
        ps.-Por cierto, un suponer, y ahora que estamos en guerra, si Putin que es tan malo tomara Gibraltar, a la hora de retomarlo, los del tu-tú y el nuevo credo lameculista, ¿qué harían?, no me responda porque hacerlo es demasiado fácil: ser los primeros en aparecer por allí para reponer la union-jack en su sitio.
        Valga, por fin, este comentario como respuesta igualmente a «solideo gloria» que, en cuanto a lo primero, lo encuentro un tanto despistado, porque si es cierta la gloria no lo es menos el honor, que es precisamente lo que aquí brilla por su ausencia por mucho que trate, en vano, de asegurar en su comentario lo contrario. De modo que: Soli Deo Honor et Gloria, que no es lo mismo.

  11. La Legion doce en su Credo y en uno de sus espirit
    us «CUMPLIRA SU DEBER OBEDECERA HASTA MORIR
    Y»Señor columnista: ¿ cuando se ha celebrado el dia de las Fuerzas Armadas en Madrid?

  12. «No hay peor descrédito que aborrecer a los mejores». Frase del célebre jesuita y escritor Baltasar Gracián y Morales que pasó a la historia tratando de crear sentencias firmes, breves y personales como «El hombre es un ser débil, interesado y malicioso» o «El mundo es un espacio hostil y engañoso donde prevalecen las apariencias frente a la virtud y la verdad».

    Aquí se trata de desmerecer, deshonrar, despreciar y desmeritar; esa es la intención, además de la desbocada forma de juzgar y degradar con el designio de hacerse un hueco en esta malograda y dividida sociedad.

    No puedo darle mi aprobación en su artículo, Sr. Bernal Díaz del Castillo.
    Su objetivo principal es descalificar a un cuerpo como la Legión tratando de echar por tierra la profesionalidad y el reconocimiento avalado por más de 102 años de gloria.

    Con respecto al discurso del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tengo que aclararle que «sí» mencionó al general D.José Millán Astray, provocando incluso una pausa forzosa con aplausos, vítores y vivas del público en señal de reconocimiento de quien, en distintas facetas de su vida, cumplió firmemente con las máximas de un Credo que había gestado.

    Esas «cuatrocientas» personas que según usted estuvieron presentes en el acto están multiplicadas por miles teniendo en cuenta que la inauguración tuvo una notable repercusión en medios de alcance nacional, por no citar la alta visibilidad en diversos informativos en televisión.

    Sobre la calidad de su artículo, un consejo: revise la ortografía antes de publicar. Tal vez, la inmediatez y precipitación puedan haber perjudicado un texto que bien parece una muy mala cobertura de fuego «amigo».

    Artículos como el suyo, honestamente, hacen un flaco favor a la Legión y su historia. Además, como espero que coincida conmigo, abre otro frente con ese erróneo contenido alejado de una realidad que, simple y llanamente, no hace más que la llama del descrédito hacia la Legión.

    1. Pues no estoy en absoluto de acuerdo, señora.
      El autor no se mete con la Legión, sino con sus penosos mandos superiores de ahora, y para mí los de antes también.
      El alcalde nombró la «calle Millán Astray» que fue lo que provocó los aplausos, no, repito, no, a Millán Astray como fundador de la Legión, que es muy diferente; menos aún a Franco, cofundador junto con él.
      El artículo, que creo no lo ha leído bien, denuncia precisamente esa cobardía de esos mandos que es en lo que se centra: no hubo discurso por su parte de agradecimiento, la polémica tan larga para su inauguración, que lo fue de tapadillo: día laborable, no cuando el desfile, sin presencia legionaria, etc.
      Todo correcto porque yo estuve allí.
      En cuanto a la repercusión mediática: ja, ja, ja.
      Además, lo que cuenta al final del paisano que se acercó y recriminó al general lo de no cantar el himno y no saludar a os veteranos es cierto porque lo vi y estaba muy cerca.
      Lo siento, señora, pero quien hace muy flaco favor a la Legión son sus mandos y usted

  13. Señor Díaz del Castillo:
    Soy veterano C.Legionario y aunque puedo compartir desazón por el infame trato que se le da a La Legion desde hace tiempo en un afán injustificable por borrarla de la historia, he de decir que sus comentarios despectivos respecto a los oficiales legionarios que estuvieron presentes y de los cuales al menos a tres conozco personalmente por haber estado a sus órdenes, me hace pensar que su falta de respeto es no solo injustificada sonó que no tiene usted ni pajolera idea de cuál es la trayectoria militar de estos coroneles y mucho menos el sentir patriota y fervor legionario que corre por sus venas.

    Me parece que estos discursos de rencor, precisamente hacía quienes de forma más abnegada y silente, como marcan los cánones de la obediencia y la disciplina militar, viven estos sucesos se los debería usted reservar a fines más productivos, que algunos estamos ya hasta laa gónadas de críticos de cine bélico que sólo cacarean desde la grada. Le recuerdo aquello de La Bastilla y del protagonismo de sus artífices, ya sabe usted lo que puede hacer si tanta necesidad tiene de acciones contundentes.

    Otrora, está claro que el protagonismo temporal de las Damas Legionarias está limitado cronológicamente por cuestiones de acceso pero le recuerdo que si no en combate, si han muerto algunas de ellas ostentando el título de DL, título que le recuerdo que se lleva de por vida y no va ligado a los cojones que cuelgan, sino a los que se demuestran.

    Imagino que ha sido usted CL para ser tan crítico con la unidad, supongo que sí currículum bélico debe ser pasmoso por tanto, nos encantaría conocerlo, de verdad.

    Vamos a ver si nos centramos más allá de PP’s, Margaritas y chuminadas campestres y vamos a simplemente disfrutar de un más que merecido homenaje a La Legion y a respetar a la unidad y por ende a sus mandos que simplemente cumplen su deber con obediencia. Ya sabe, si necesita acción, el pueblo fue aquel de aquella Bastilla, organice usted algo. Mientras tanto respete un poco a los que sirven en primera línea al servicio del país, que los ideales políticos se quedaban en la barrera

    Viva España y Viva La Legión

    1. Estimado Solideo.
      Pues éstos, como los anteriores, a lo que se han dedicado es a hacer su carrera, porque si no fuera así la Legión, sus fundadores, etcétera y ya me entiende, no estarían dónde están, ni nosotros como estamos.
      No han tenido criadillas para dar la cara por Millán Astray ni por supuesto por Franco. Han doblado el espinazo ante estos políticos, todos, que conste, que son una caca.
      El Credo se lo han pasado por la entrepierna con tal de ascender.
      Esa es la verdad que incluso usted ve, sabe y dice cuando afirma que coincide con algunas de las cosas del autor.
      Fácil les hubiera sido a éstos haber dicho a Robles que no, que en esas condiciones ellos no iban a la inauguración y si hubieran tenido que dar su cargo, que no la vida, pues a casita pero con honor.
      Más: no confunda, como ellos, la obediencia y la disciplina con bajarse los pantalones una y mil veces. Por encima de obediencias, disciplinas y demás está el honor de la Legión y más aún de España.
      En fin, que lo siento por usted pero no tiene defensa.
      Abrazos

  14. Y por supuesto FRANCO BORRADO DE LA HISTORIA MENUDO ATRASO AHORA DECIRME QUE ANTES ESTABAMOS MEJOR Y UNA MIERDA SUELDOS COMPLEMENTOS Y SOBRE TODO RESPETO A LA PERSONSA Y AL MANDO QUE OSBTENTA HABER SI OS DAIS CUENTA QUE ESTAMOS EN OTAN Y TENEMOS UNA GRAN RESPONSABILIDAD CON ESO QUE DECIS QUE OS VIENE MUY GRANDE ESPAÑA

  15. Mi modesta opinión dice , que el artículo se dedica en un 98% a criticar a todo lo que se refiere a los mandos del Ejército.¿ Desea el autor del artículo enfrentar a los legionarios con sus mando , así como al ciudadano con los mandos del Ejército ? ¿ O será por la animosidad que siente contra las Fuerzas Armadas ? ¿ Que le pasa a usted con las Fuerzas Armadas ?
    Aunque con algunas , muy puntuales, de las que dice estoy de acuerdo.

    1. No veo lo que dice, amigo.
      El autor denuncia hechos incuestionables que han rodeado el tema de este monumento.
      Denunciar lo malo de una institución demuestra un verdadero amor por ella; callarlo es traición y complicidad.
      Para sanear no queda más remedio que enfrentarse con la verdad de la herida y suele doler, pero es necesario y la única forma.
      Dar vaselina es cobardía y traición.
      Al mando se le debe exigir que cumpla, como también a los subordinados, pero no sólo a éstos, más aún a aquéllos.
      Las FFAA están mal, muy mal por la infección en muchos mandos de sociatas y comunistas, pero peor aún por la inhibición de los demás. Fue lo que ocurrió en el 36. Ojalá no se repita como entonces.
      Y claro, cómo usted, yo también coincido con mucho de lo que denuncia el articulista.
      Saludos

  16. «Grande es la fuerza del hábito. Nos enseña a soportar la fatiga y despreciar las heridas y el dolor».

    Cicerón

    «Estábamos al borde del abismo, pero hemos dado un paso hacia adelante.»

    Francisco Franco

    ¿Vamos a dar el paso a delante?

    Saludos cordiales

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad