Por qué hay que votar a VOX

La situación de España es cada día más lamentable y que nadie se engañe porque no tiene solución a corto ni medio plazo; en buena medida porque quienes tienen el mandato constitucional directamente del pueblo soberano a través del artículo ocho de la Constitución, no van a poner coto a tanto desmán porque hace mucho que decidieron elegir la vía de la traición y de la cobardía.

Así pues, hay que votar. Y hay que hacerlo porque los enemigos de España lo hacen sin titubear, porque hace mucho que entendieron de qué va esto, hace mucho, o sea, medio siglo ya, que se dieron cuenta analizando con objetividad por dónde iban a ir en esta época los tiros. Los otros nunca se enteraron, o no nos enteramos; así nos ha ido y nos va.

¿A quién votar, entonces?

A la izquierda nunca, desde luego. Porque la izquierda española lo es desde siempre anti-nacional y anti-española, tarada, anormal incluso para la izquierda mundial, estúpida, demagógica, criminal –ahí está toda su historia–, anti-democrática, anti-católica y anti-clerical, totalitaria, anacrónica, revolucionaria… en fin, para qué seguir. Con ella lo que hay que hacer es procurar su destrucción y desaparición de la faz de España.

A la «derecha», o sea, a esos PP y C,s liberales que ni ellos mismos saben qué son… tampoco, porque son peores que los anteriores, pues si aquellos son lo que son, al menos no lo ocultan, pero éstos sí. El PP, y UCD y AP, han sido el problema de verdad, los culpables de que la parte sana de nuestra patria, o sea, la que no quiere ver a la izquierda ni en pintura, se haya corrompido, relativizado, aburguesado, adulterado y… para qué seguir. Votar PP y C,s es traición de lesa patria.

Queda, por lo tanto VOX. Sí, sí, con sus defectos, errores e indefiniciones. Pero hay que reconocer que han surgido y se han consolidado con todos, todos, en su contra. Que vienen intentando hacer lo que dicen; otra cosa es la falta de escaños. Que les hemos oído y visto hacer lo que ni se decía ni se hacía desde hace medio siglo ya. ¿Defectos? Qué obra humana no los tiene. Además, Abascal ha sido toda una sorpresa revelándose como un líder honesto, valiente, que cree en lo que predica, dispuesto a dejarse la piel y que se ha hecho con el control… casi total, de VOX evitando derivas ultra-liberales nocivas. Por todo ello hay que votar a VOX.

¿Otras opciones? Pues sinceramente no las hay, por mucho que se empeñen los de ADÑ, que siguen sin darse cuenta ni asumir el tiempo que les ha tocado vivir, cuál es el campo de batalla y cómo enfrentarse a enemigos tan poderosos; aún reconociendo su honradez.

Hay que aprender a votar. Hay que poner más cerebro que sentimientos.

La situación es la que es, aunque quisiéramos otra no se da ni se va a dar. Por eso el 10-N hay que votar y votar a VOX, para consolidarle, para evitar que derive, para impulsar su programa que es impecable, para combatir a este engendro que nos está dejando sin patria, sin creencias, sin nada.

A ver si aprendemos de los de enfrente, de los enemigos, que lo han hecho muy bien, todo hay que reconocerlo. Gana una batalla quien menos errores comete, no se engañen, porque todos los cometemos pues somos humanos.

Compartir

2 thoughts on “Por qué hay que votar a VOX”

  1. Respecto del comentario a principio del artículo referido a las FFAA:
    «…quienes tienen el mandato constitucional directamente del pueblo soberano a través del artículo ocho de la Constitución, no van a poner coto a tanto desmán porque hace mucho que decidieron elegir la vía de la traición y de la cobardía». Yo creo que si las Fuerzas armadas no son capaces ni de protestar respetuosamente pero con firmeza en un despacho, mucho menos van a salvar a la Patria, pero es que además para que las FFAA puedan salvar a la patria es preciso primero como requisito «sine qua non» cortar el grifo de la propaganda roja que le va lavando el cerebro a la gente con sus mentiras y también con sus fullerías, porque el Gobierno con las televisiones adoctrina no en campaña electoral sino todos los días del año porque para promover la imbecilidad social todos los días es campaña electoral en todos los frentes (cine, series de televisión, publicidad donde todas las «parejas» de los anuncios publicitarios son interraciales, a través dela noticias, manipulando unas, sobredimensionando otras, ocultando las que no interesan, etc. etc. etc. etc.), y luego está la marrullería, habrá o no habrá pucherazo electoral, pero los trampas con el censo electoral, el haber intentado despojar de su derecho al voto a los Guardias Civiles y policías nacionales destacados en Cataluña que ha tenido que salir al paso una decisión del Tribunal Supremo porque la intención del Gobierno era impedir que estos votos desfavorables all PSOE no pudieran llegar a las urnas, el ordenar maniobras a la Legión justamente el día 10 para que no puedan votar, la situación de acoso a los españoles de Cataluña que no tienen garantizada la libertad de voto sobre todo en las localidades pequeñas, y un largo etc.
    En este clima donde los sondeos electorales dan una expectativa de voto de 123 escaños al PSOE y unos 90 al PP, se ve claramente que la gente está por votar a BARRABÁS (y añadámoles a esto los votos de Podemos, de ERC de Bildu y PNV, etc. etc), será preciso primero terminar con este clima de imbecilidad social, porque de los contrario todo lo que bien intencionadamente pudieran hacer las FFAA caería en saco roto. No doy dos duros por las FFAA que esos tienen el cerebro tan lavado que serían los últimos de quienes esperar nada como colectivo (otra cosa es personas concretas que no se identifican con el grupo), pero es que además en las actuales circunstancias sería incluso contraproducente. La Anti-España lo sabe muy bien y por eso tiene ala gente intoxicada en su propaganda mentirosa.
    Por lo demás el artículo me parece, como siempre, impecable.

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*