Presentación de la Asociación TAS-Raíces y del libro «De ETA a EH Bildu. Las pieles de la serpiente» en Huesca

Fdo. Vaquero

«La afirmación de que ETA se ha disuelto admite matices y plantea interrogantes muy serios que nunca han sido aclarados»Fernando Vaquero ha presentado el libro «De ETA a EH Bildu. Las pieles de la serpiente» en el salón azul del Casino Oscense dentro de un acto doble en el que también se ha propiciado la puesta de largo de la Asociación TAS-Raíces en Huesca, bajo la conducción de Fermín Civiac, diputado autonómico por VOX.

El autor de la «Biografía no autorizada del PNV» y de «De Navarra a Nafarroa: la otra conquista» ha arrancado su exposición con el nombramiento como candidato número 1 para las elecciones europeas por Bildu de Pernando Barrena, etarra  navarro condenado y beneficiado por los procesos indulgentes sucesivos al reconocimiento de su pertenencia a ETA. Tras recorrer el camino hacia ese 3 de octubre de 2018 en que la banda terrorista anunciaba que dejaba «la acción política» para ejercerla desde otras organizaciones, ha puesto en tela de juicio la percepción de políticos y periodistas de que ese paso representaba la normalización política en «Vascongadas y Navarra, y en el resto de España».

«¿Seguro que ha sido así?» Ha aseverado que en las dos comunidades autónomas «seguimos padeciendo de manera casi inconsciente muchas secuelas psicosociales fruto de décadas del terrorismo perpetrado unilateralmente por ETA y sus apoyos», con la ramificación capilar con su agenda activista y el silenciamiento. «En los bares hablan en voz alta los de siempre y en las calles vocean los de siempre, y ocasionalmente se siguen produciendo actos de kale borroka protagonizados por los de siempre». Y se reproduce la advertencia: «No te metas en política», y es que se perpetúan las dinámicas sectarias, ha agregado.

Desde el Estado, ha agregado, no se realizan esfuerzos para el esclarecimiento de los 379 delitos no resueltos, lo que en la izquierda abertzale suscita una sensación de invulnerabilidad. Cuando se pronuncia una reclamación de justicia, ese entorno la califica de «políticas de venganza y comportamientos revanchistas».

Ha afirmado Fernando Vaquero que «no se han producido caídas de caballo camino de Damasco, no han pedido perdón, no se arrepienten de nada. A lo sumo, y por obligación, muestran y siempre tras mucho insistir, pesar. No tienen conciencia de haber transgredido líneas rojas». Y ha sentenciado con las últimas palabras del comunicado de 2018, apelando a su «honestidad y responsabilidad».

Tras un recorrido por la actividad etarra desde 1951, con pasos intermedios como la autodenominación como Movimiento de Liberación Nacional Vasca o su calificación de socialista, ha remembrado la ocupación en la sociedad a través de partidos políticos con distintos nombres (Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, Partido Comunista de las Tierras Vascas, Acción Nacionalista Vasca o Sortu), organizaciones juveniles o sindicales (LAB), feministas, infantiles, euskaldunizadores, medios de comunicación (Egin, Gara, Herria…), organizaciones internacionalistas o municipalistas, comisariados políticos como KAS, establecimientos hosteleros como las herriko tabernas, los locales juveniles o gaztetxes, entidades de «su memoria»… Ha contrapuesto los perfiles de Arnaldo Otegi y Rufino Etxeverría, al primero de los cuales se ha blanqueado.

«ETA es la vanguardia del pueblo vasco», siguen reivindicando, a la par que sus señas de identidad, el socialismo, la independencia, la reunificación de Euskal Herria, la euskaldunización, y en función de cálculos de coste-beneficio optaron durante décadas por las «tácticas que les acercarían a su propósitos últimos. Por eso optaron por el terrorismo. En estos cálculos, no ha habido ni un ápice de humanidad, ni de ética democrática. Eso sí, han aprendido, corregido y rectificado numerosos errores tácticos. En definitiva, Sortu no es ni nunca será un partido democrático al uso. O, si existe alguna duda al respecto, volvamos al principio de la democracia y a Pernando Barrena que, en 2016, con 34 dirigentes de Batasuna» fueron condenados hasta dos años de prisión e inhabilitación tras reconocer que actuaron subordinados a ETA.

La generosidad de la justicia, ha agregado, no ha significado que hayan condenado el terrorismo de ETA ni que hayan contribuido al esclarecimiento de «uno solo de los casi 400 asesinatos pendientes de resolución».

Ha alertado de la nueva generación de activistas que consideran «aburguesados» a los actuales dirigentes abertzales. Y ha concluido considerando un error considerar que Oskar Matute o Mertxe Aizpuru son moderados. «¿Publicarán las actas de los encuentros de los sucesivos gobiernos españoles? Da la sensación de que chantajean al Estado».

TAS RAÍCES

José Luis Morales

José Luis Morales, presidente de TAS-Raíces, ha explicado el nacimiento de TAS Raíces, cuyas siglas obedecen a Tradición, Acción, Solidaridad. Partió de una particular inquietud al constatar que había surgido el movimiento de los indignados y el Gobierno de Rajoy no había abolido las políticas de izquierdas. «La nuestra es la unión de personas con principios y valores comunes, un baluarte en la lucha cultural que está en manos de la extrema izquierda».

Ha aludido a cinco aspectos clave en la asociación que se extiende a Huesca y cuya vocación es llevar a otros puntos de España: «La defensa de la soberanía nacional frente a las élites que provocan una pérdida de libertades, todo de espaldas al pueblo como la Agenda 2030 que nos han impuesto, y con el peligro del mismo derecho a la vida con la pretensión de una drástica reducción de la población mundial con la ayuda de la robótica, las máquinas y la tecnología».

Segundo, la unidad de acción de las personas y grupos que piensan como TAS RAíces, con unificación de objetivos y fines. En este sentido, ya hay organizaciones hermanadas en Cataluña, Valencia, Álava, Madrid y Palencia. Tercero, el apoyo en las bases de las clases populares como agricultores, ganaderos o funcionarios de prisiones.

El cuarto eje es la recuperación del «control de la calle con presencia para no dejarla en las manos de la extrema izquierda, de la Cultura (ha criticado la politización de los Goya), de los medios de comunicación y de la educación para evitar el adoctrinamiento para crear una máquina de fabricar votantes de extrema izquierda».

La seña de identidad es el activismo, camaradería y seriedad, con presentaciones de libros, conferencias y un acto principal que es el aniversario del atentado de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza.

Fermín Civiac, que ha presentado el acto, ha recordado el «hito» que ha representado la derogación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón y valorado que TAS Raíces «hace un importante esfuerzo para contar la verdad, porque hay otros que se empeñan en ocultarla».

Ha aludido a leyes como la abolida, junto a otras como la de víctimas de violencia de género, la ley trans que «deroga la verdad biológica» o la anunciada de protección de la infancia que va a ser «tan dañina como la de libertad de género con la retirada de la patria potestad en miles de familias».

También se ha referido a la «batalla cultural» que se ha sutanciado en torno a la supresión del Festival Periferias. Ha afirmado que recaudó en la última edición 5.000 euros, que divididos entre veinte significa que habría habido trescientos espectadores: «Es imposible encontrar una foto con público, si acaso con algún concejal».

Tras elogiar a TAS Raíces y al autor del libro que se ha presentado, ha concluido que «no están dispuestos a que haya una brecha en su hegemonía cultural desde la Guerra Civil, la Transición, ETA o Cataluña, y hay que combatirlo en los medios de comunicación y en la educación».

Para eldiariodehuesca


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad