PSOE: «100 años de honradez» (?), capítulo 79.868: la Seguridad Social «universal»

El verdadero rostro de la Seguridad Social “universal”, del PSOE: ataúdes para todos.
España es el país con mayor número de muertos en relación a su población,
(lo que se tapa con imágenes de limpiadoras o pinches de hospital bailando)

Lo “universal” en la asistencia sanitaria socialista es que si tienes más de 70 años, (de 80 para arriba que Dios te coja confesado, si es que ello es posible con la deserción de los Obispos) más vale que ponga una vela a Santa Gema, porque en algunos hospitales tienen instrucciones de no echarte cuentas.

El robo del oro del Banco de España durante la guerra se lleva la fama, pero tiene tela el timo o el fraude que después de 35 ó 40 años cotizando a la Seguridad Social, que ahora solo por la edad a las personas de edad avanzada le nieguen la asistencia sanitaria que tienen más que pagada, y les dejen morir, sólo porque el Gobierno actual se gaste el dinero en crear Ministerios absurdos como el de “Igual-dá”, para comprar los votos para su investidura y en Direcciones Generales de políticas “palanca” para enchufar cargos, y solo porque los Gobiernos de la democracia desde Suárez para acá sin excepción, pero especialmente los socialistas,  han preferido gastarse el dinero en colocar miembros del partido,  y políticas y subvenciones absurdas de toda índole, incluido promover el separatismo, financiar el bilingüismo y promocionarlo allí donde no exista,  sostener televisiones separatistas y seguir pagándole el sueldo al inhabilitado  Quin Torrá,  y a Puigdemont y su gente después de huidos, poner ricas a la ONGs, atraer inmigrantes de todos los colores (bueno, de todos los colores no, especialmente subsaharianos y moros), hacer cambios de sexo por la Seguridad social a costa de luego no disponer de algo tan básico como mascarillas, ni batas, ni respiradores porque la cuestión ideológica transexual pesa más que la sanidad real de los españoles, desmembrar España en 17 Comunidades Autónomas,  colocando políticos en 17 parlamentos y 17 Consejos de Gobiernos con sus Consejerías, Direcciones Generales, Secretarias Generales Técnicas, asesores, Jefes de Servicio, Delegados y Delegaciones provinciales etc. etc. etc,  en lugar de tener debidamente dotados los hospitales y adecuadas sus capacidades a la población, como hubiera exigido la acción de buen gobierno, en lugar de vivir durante décadas, con escasas excepciones,  como en el tema de los pantanos, de las rentas de lo que construyó Franco, recién salido de una guerra, sin cobrar impuestos y a base de mucho sacrificio y de mejor buen gobierno y administración, y con mucho menos, en una época que los españoles no sabían lo que era la presión fiscal porque no la padecían, y en una época donde no se contaban con los fondos de cohesión y la ayuda de la Unión Europea.

En la fotografía uno de los muchos nombramientos en fraude de ley, y de las Direcciones Generales no menos fraudulentas y absurdas (entre otras muchas como la Dirección Gª de los Derechos de los animales (art. 10 RD 452/2020) en un país donde los niños no tienen derechos: porque antes de nacer los abortan en masa, después de nacer los condenan a la pobreza infantil dadas las condiciones laborales de los españoles, y de adolescentes los prostituyen incluso en centros “tutelados”?), creadas únicamente para colocar perroflautas sin ninguna preparación de nada y para cuestiones absurdas al margen de ningún interés general,  en los que el Gobierno despilfarra el dinero, mientras los hospitales están carentes de los más básico. Luego lo querrán arreglar congelando todavía más las pensiones y quitándole a los funcionarios las pagas extraordinarias. Este es el motivo por el que los hospitales están abandonados desde hace años: los políticos están “a lo suyo”.

Nótese la fecha del nombramiento (29 de enero, en plena crisis del coronavirus en China e Italia), nótese que la medida se ha tomado “previa deliberación del Consejo de Ministros”, es decir con premeditación y alevosía. Nótese quién firma el Real Decreto de nombramiento: Pablo Iglesias. Y nótese el papelito del Rey de sancionar el RD con su firma, el Rey no está para nada, parece que se lo haya tragado la Tierra y que su papel de Jefe del Estado se haya reducido a la nada, pero para sancionar normas injustas y contrarias al interés general de los españoles, para eso sí está. Como vemos, mucha “República”, y muy poca “Salud”, en las decisiones del Gobierno.

Un titular de un periódico (en este caso la Voz de Galicia), haciéndose eco de las condiciones en que trabaja el personal sanitario que carece de lo más indispensable. El resultado 26.000 sanitarios infectados, el 15% del total.

En la foto un sanitario muestra a sus compañeros como construirse con medios de fortuna (una bolsa de basura) un mandil impermeable para protegerse a falta de batas de hospital. Es la situación de guerra sin el desgaste previo de una guerra, que se padece en los hospitales españoles, sólo por la falta de dotación de los hospitales para despilfarrar el dinero en otras cosas como hiciera Zapatero, y por la falta de algo tan elemental como la previsión para situaciones de esta naturaleza.

Nadie ha explicado tampoco por qué para limpiar las playas de chapapote cuando el accidente del barco Prestige, había buzos para los voluntarios, y ahora los profesionales sanitarios se las tienen que ingeniar con bolsas de basura porque carecen de todo. “Salud y República”, mucha “República” y muy poca “Salud”.

En la foto, a falta de camas o de sillones donde poder acomodar a los enfermos, a los infectados se les tumba en el suelo en los márgenes de los pasillos esperando ser atendidos.

La famosa asistencia sanitaria “universal”.

Los últimos serán los primeros, y que verdad es. De la Seguridad social “contributiva”,  es decir, de los que cotizan y sus familias o beneficiarios, y la sostienen con sus aportaciones (trabajadores y empresarios), se ha colgado la “no contributiva”, es decir la de aquellos que han gozado de la misma a cambio de nada. Al final éstos últimos han acabo teniendo más peso y más derechos que los primeros, pues los gobiernos rojos por beneficiar a estos últimos están llevando a la quiebra a la Seguridad social de los españoles, y por sostener a los segundos despojar a los primeros de su derecho.

Teniendo en cuenta que el Gobierno ha dado instrucciones a la Guardia Socialista Republicana (lo que antes era la Guardia civil y que de aquélla sólo tiene el nombre que debe ser actualizado, para no confundir lo de ahora con la verdadera Guardia civil del Duque de Ahumada) que se permitan los desplazamientos de musulmanes para el ramadán. El 24 de abril empieza el ramadán y si ellos tienen la libertad de reunirse para el rezo que se le ha negado a los católicos incluso en Semana Santa por aquello de la igualdad de todos ante la ley, la pregunta es ¿si los moros enferman, tendrán también preferencia sobre los españoles en recibir cuidados médicos?, ¿Meterán en  la cárcel por delito de odio a los médicos que atiendan por riguroso orden y atendiendo al cuadro médico que presente el paciente, sin preferencia para los moros?, ¿Actuará la Fiscalía de oficio por delito de odio, -o incluso de apología del genocidio-, (aunque no venga a cuento, pero eso da igual), si hay algún familiar que pueda protestar si a su padre le quitan el respirador para dárselo a un marroquí que ingrese después?, ¿Pedirá la Fiscalía de 2 a 8 años de cárcel al que proteste?

La prensa extranjera, -allí donde no llega la mano del Gobierno y sus cómplices para impedirlo-, publica imágenes de cómo en los hospitales españoles se amontonan las bolsas con cientos de cadáveres a diario. Estas imágenes no se ven en España, las que sí se ven son la de los muertos en EEUU que es lo que le interesa al Gobierno para mantener a la población en el lavado de cerebro.

Una parte nada desdeñable de la culpa de lo que está ocurriendo no sólo la tiene el gobierno y sus socios, la tiene también la oposición. Una oposición servil al PSOE, tan roja o más como él en lo fundamental,  que ahora se demuestra una vez más, (como en 2017 se demostró con el proceso revolucionario separatista de Cataluña, y tantas otras veces, antes y después),  en toda su crudeza,  lo nefasta que ha sido para España la inexistencia durante décadas de una verdadera oposición a la extrema izquierda que ha permitido a ésta campar a sus anchas durante 50 años, espolvoreando con toda impunidad y sin contestación posible dado el monopolio de los medios de comunicación en manos de la anti-España, la lluvia ácida de la propaganda mentirosa y de la corrupción de las costumbres,  porque el “PP” y “Ciudadanos” han sido el mismo perro con distinto collar, los socios del PSOE para todos los desafueros: adopción como propio del discurso amoral y político de la izquierda, “Ley de Desmemoria, Falsificación y Manipulación  Históricas”, condena del Franquismo y profanación de la tumba de Franco, nombramiento de Carrillo como hijo predilecto de Gijón, orgullo gay,  aparentando para su electorado un falso Cristianismo cuando ellos están en otra cosa menos en la Defensa del Cristianismo (que se demostró por enésima vez cuando en el Congreso de Escuelas Católicas del pasado mes de noviembre invitaron a la Ministra Celá a que tomara la palabra,  y vaya que la tomó a estos idiotas),  fomento del separatismo Catalán y Vasco, y en el caso del PP además promoción por su cuenta del separatismo gallego y mallorquín, pérdida de la conciencia nacional, bolchevitización de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad, potenciando su incapacidad mediante su politización izquierdista y la pérdida de su condición y espíritu militar de darlo todo por la Patria, siendo los políticos un pésimo ejemplo por su mala conducta,  control férreo para asegurar la falta de libertad de expresión y la represión de los militares y policías que puedan exteriorizar crítica contra el actual estado de cosas,  promoción de mandos rojos según el modelo estalinista de todo por el partido y no por la Patria, dispuestos a lo que sea por un cargo o un ascenso,  y negándole a las FFAA las capacidades necesarias, entreguismo a poderes extranjeros con pérdida total de una concepción de España como Nación soberana, corrupción a todos los niveles, incluida la desaparición en los depósitos policiales de los alijos de droga incautados, entrega de las televisiones a la extrema izquierda y aseguramiento de que gocen del monopolio cultural para el lavado de cerebro de la población, y un largo y penoso etc.

A la izquierda una noticia periodística del Ministro Marlaska, abogando por la censura previa y la persecución de la disidencia. El valor de esta noticia es cuádruple:

  • Por un lado, evidencia la falta de democracia real de los políticos de extrema izquierda. Pedían libertad de expresión para engañar a los incautos, pero ellos son profundamente antidemocráticos e impiden la libertad de los demás. El delito de odio es un invento de la extrema izquierda para impedir que los que verdaderamente sufren el odio ideológico e incluso físico, puedan hablar y defenderse.
  • En segundo lugar, la capacidad que tienen de llamar a las cosas como les da la gana: “delito de odio”, monotorización”. Es el Estado policíaco estalinista en estado puro.
  • Demuestra también la inoperancia del PP y su incapacidad para combatir el comunismo cuando no su plena complicidad con la extrema izquierda: Grande-Marlaska, hasta su nombramiento como Ministro del Interior del actual Gobierno de Pedro Sánchez, era el vocal a elección del PP en el Consejo General del Poder Judicial. Gracias a la inoperancia del PP, el PSOE y sus socios han venido campando a sus anchas y tenían todos los miembros del CGPJ: los que elegía el PSOE y también los que elegía el PP, porque el PP elegía miembros tan rojos como para ser nombrados luego Ministros en un Gobierno  de extrema izquierda PSOE-Podemos.
  • Demuestra también la realidad de lo que es el Poder Judicial hoy en España. Este señor es Magistrado nada menos que de la Audiencia Nacional, y este es el respeto que tiene por los Derechos Fundamentales y por el pluralismo político. Un Poder Judicial fuertemente ideologizado en el sectarismo de la extrema izquierda que ha dejado de ser garantía de legalidad y Justicia, y que lejos de ser la solución es parte del problema, quizás el peor problema de todos los que tiene España, porque con este problema no es posible resolver todos los demás.

Nada se conseguirá en España mientras el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional y la Audiencia Nacional (por ser optimistas, que no lo somos) esté en manos de esta clase de jueces. El compromiso con la Justicia como ideal es tan inexistente que recordemos que cuando el CGPJ tuvo que informar sobre si la “información vaginal, éxito asegurado” era una candidata adecuada para ser Fiscal General del Estado, en plena crisis con Bolivia reclamando su Fiscalía entre otros a Baltasar Garzón, pareja de la candidata, a Zapatero,  y al Vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, entre otros, por su posible relación con el narcotráfico de Evo Morales, el CGPJ se implicó y se mojó tan poco en la Justicia como ideal y en su buen nombre e imagen internacional, que se limitó a informar que cumplía los requisitos de antigüedad, en lugar de informar desfavorablemente, entrando en cuestiones de fondo,  como hubiera sido lo procedente.

La regeneración de España pasa por un Poder Judicial compuesto de personas íntegras, independiente, que cumpla el mandato del art. 117, 1º CE, es decir sometido exclusivamente al imperio de la Ley, que sea garantía de legalidad y Justicia, y donde los que no sean de extrema izquierda tengan derecho a no ser discriminados y a obtener la tutela judicial efectiva (art. 24 CE).

Zapatero y su Ministra de Sanidad Trinidad Jiménez. Si nefasta fue la labor de Trinidad Jiménez como Ministra de Exteriores, como Ministra de Sanidad (2009-2010) no fue aún peor, porque peor es imposible. Las consecuencias de unos Gobiernos, de, -en palabras del Catedrático de Economía Roberto Centeno-, “indigentes o escombreras mentales”, la están pagando ahora mismo los españoles.

Palacio de Hielo de Madrid, los ataúdes se preparan para los centenares de muertos diarios. La foto es clandestina ya que en los telediarios se sacan las fosas comunes que se abren en Nueva York, pero se censuran las imágenes de los muertos en España. Realmente es muy “universal” la asistencia sanitaria cuando gobierna el PSOE: ataúdes para todos, a falta de plazas UCI, respiradores y atención médica. “Salud y República”, decían los rojos, y lo repite ahora el Ministro de Consumo del PCE Alberto Garzón, de “República” estamos bien servidos, pero de “Salud” está la cosa bastante regular viendo el despliegue de ataúdes.

¿Se imagina nadie si esto estuviera ocurriendo gobernando el Partido Popular (ya si fuera VOX sería la guerra civil otra vez) , la que habría formada, y la diferente actitud que tendrían los medios de desinformación?, con Ferreras y el Wyoming a la cabeza

Si esto es así, con una sola infección por virulenta que sea, en qué situación estaríamos si estuviéramos en guerra y el enemigo bombardeara nuestras ciudades, nuestras comunicaciones y líneas de abastecimiento, nuestros centros de producción (si es que en esta España de “camareros”, diseñada por el comunismo y la masonería, nos quedaba algún centro de producción), y hasta los hospitales estuvieran bajo el fuego del enemigo.

Esta epidemia pone de manifiesto la incapacidad de la España roja para las situaciones de emergencia. Después de 40 años de antifranquismo en España, a plato único mañana, tarde y noche 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año, e instruyendo a la juventud únicamente en el uso del preservativo, y en el consumo de opiáceos,  España está indefensa y sin ninguna preparación.

Un coche fúnebre, el verdadero símbolo de la Seguridad social “universal” en el Gobierno rojo PSOE-Podemos.

Franco era muy malo, la gente (engañada por la propaganda roja unos, y por su propia estupidez y miseria moral otros) quería gobiernos de izquierdas, de esos que sus gerifaltes van luego a la “Ruber Internacional”. Pues ya tienen lo que querían. Lo malo es que los que no querían este engaño también están muriendo y están pagando por su culpa, por la dictadura de los mentecatos, justos por pecadores.

“Unidas, podemos”… podemos llevar al otro mundo a media España con nuestra ineptitud y mal gobierno. Un mal gobierno del que son cómplices las televisiones.

“Habla pueblo habla, tuyo es el mañana”. (¡cómo han engañado a la gente!)

Si tienes 70 años o más, deciden por ti, no tú, y no deciden nada bueno. ¿Hubieran votado los españoles la Reforma política en 1976 si hubieran podido saber lo que se les iba a caer encima?


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*