PSOE y Canarias: cuando el tráfico humano salpica a la élite

Alba Lobera ha denunciado varias veces la situación tan vulnerable en la que se encuentran muchos de los menores que han de pasar por los centros tutelados. No importa cómo sea el abuso contra una persona: tanto físico, sexual o psicológico deja unas secuelas irreparables. En ocasiones las heridas que deja no se ven, y aunque sean visibles en propio sistema parece no reparar en ellas. Son muchas las personas que se sienten dejadas a su suerte, invisibles e impotentes ante la pasividad que parece tener el Estado con ellas.

Mario Díez

Sin ir más lejos, Mario Díez narraba desde la experiencia de su profesionalidad su impresión ante el escándalo ocurrido en Mallorca; que las niñas hubieran sido prostituidas bajo la tutela del Estado era “un secreto a voces” desde hacía diez años según declaraciones publicadas en varios medios digitales, ya que “el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales no hizo nada a pesar de informes de educadores”.

Hace unos días contactó con It-Magazine Doramas, un investigador redactor y bloguero, quien también prestó su testimonio a programas como “Aquí La Voz De Europa”. Pero en esta ocasión, quiso hablar de algo más que economía y política: Doramas compartió, en una cruda entrevista, la situación latente que sus ojos percibían en las Islas Canarias.

¿Existe la Justicia? ¿Es igual para todos?


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*