Putin: La cuestión ideológica

Putin ha planteado su causa como un enfrentamiento político-cultural entre “occidente” (un término a revisar, y que en lo esencial abarca también a Rusia) y un conjunto euroasiático que a mi juicio tiene escasas posibilidades a largo plazo. En política no basta tener razón, es precisa la fuerza y, desde luego, la de Rusia es inmensamente inferior a la de la OTAN, un factor no definitivo, pero de peso evidente. A la larga o no tan a la larga  es probable que en occidente surjan amplias grietas entre Anglolandia y la UE. Pero,  a la larga también, será imposible homogeneizar políticamente a Rusia, China e India. Dejo aparte imponderables como un derrocamiento de Putin, que abriría un vacío político inmenso, o un cambio radical de política, incluso una guerra civil en la propia Usa, o una oposición abierta de Francia y Alemania a las exigencias useñas.

Hay sin embargo un punto ideológico, más allá del político,  abordado y poco desarrollado en el discurso de Putin. Hoy, en occidente parece haberse asentado la ideología lgtbi, que incluye feminismo, abortismo, inmigracionismo y, precisamente, odio al propio occidente y su historia y cultura, en especial a su raíz cristiana, además de la leyenda negra sobre la Era Europea. Usa y la UE se encuentran hoy bajo el poder de unos perturbados que intentan extender su perturbación intelectual y sexual sobre toda la sociedad, pretendiendo dictar los sentimientos de la gente. En el odio manifiesto de la UE y la OTAN a Rusia hay un elemento inconfesado pero que salta a la vista de quien quiera examinarlo, y es la resistencia de Putin a dicha ideología. Yo no creo que Rusia, por muchas razones,  represente algo así como una tabla de salvación al respecto, aunque su resistencia es muy positiva. España debería ser capaz de trazar y seguir su propio camino. Hoy por hoy parece imposible, pero al menos debe señalarse su necesidad.

Para piomoaes


2 respuestas a «Putin: La cuestión ideológica»

  1. Efectivamente, Putin a desafiado las exigencias mundialistas de una élite a quien nadie se atreve a llamar por su nombre, ocultándolo bajo eufemismos como “anglo useños”
    Lo cierto es que estas “fuerzas oscuras” que empujaron a Alemania a la guerra para, primero derrotarla y luego controlarla y llevarla a la “obediencia” están repitiendo el procedimiento con la Rusia de Putin.
    En el convencimiento de que son los “elegidos” y por ello pueden pastorear a la humanidad.
    Con dos herramientas de su creación y control: la “social democracia” para el llamado primer mundo y el marxismo puro y duro para los pueblos en vía de desarrollo.
    La Rusia post comunista desobedece las dos “directrices”

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad