Qué hacer contra la invasión migratoria; y algo más sobre el Almirante «Memo» López Calderón

Dedicado especialmente al Capitán de Navío Eduardo Bernal Pourtau.

Almirante «Memo» López Calderón

Primero sobre lo segundo del título.-

Al Almirante «Memo» López Calderón  (AJEMA) y sus funestas declaraciones en contra de la propuesta de VOX de que la Armada defienda España de la invasión migratoria –vulnerando la «neutralidad política» sin que por ahora se le haya sancionado–, le he dedicado dos artículos AQUÍ y AQUÍ (y la propia web uno tercero dirigido a un comentarista bravucón que no ha vuelto a dar señales de vida, pero ya se sabe que perro ladrador… AQUÍ).

Olona

El primero de ellos fue muy polémico, bien que ninguno de los polemistas, o sea, de los que me pusieron verde, fueron capaces de argumentar nada de valor en contra de mis opiniones, limitándose a intentar «matar al mensajero». Poco después de tal artículo cundieron en varios medios otros que me dieron la razón. Pues bien, para terminar con este penoso asunto, AQUÍ les dejo el enlace de la intervención de la diputada Macarena Olona (VOX) en la Comisión Mixta de Seguridad Nacional del Congreso –que no tiene desperdicio y ruego que no se pierdan–, en la que, aunque sin nombrarlo, pone a caer de un burro al Almirante «Memo», pues además de darle sopa con onda, nos lo descubre como un farsante, mentiroso e hipócrita, porque tan alto cargo militar no puede ignorar lo que Olona nos recuerda que es, en síntesis, que tanto la Ley Nacional de Seguridad 36/2015, como la Directiva de Estrategia de Seguridad Nacional aprobada en 2017, ambas en vigor, señalan expresamente que la inmigración ilegal es una «amenaza a la seguridad nacional», lo que obliga a las FF.AA. a intervenir en defensa de nuestra seguridad que es parte de lo que han jurado.

Y ahora sobre lo primero del título.-

En mi segundo artículo, un tal «Eduardo Bernal» (¿les suena?) ha colgado un comentario –ya colgó algún otro en el primero– con el siguiente reto: ¿Podría usted explicarme como se lleva a cabo ese bloqueo? Por la información que he leído, las embarcaciones salen de más de 5 sitios a lo largo de la costa africana. ¿Considera viable/práctico mantener durante meses 5 buques de la Armada en permanencia frente a esos lugares con otros 5 buques preparándose para darles el relevo? ¿Cómo debe proceder el buque que vea al «enemigo»? ¿Les conmina a no seguir su viaje? ¿Con que autoridad? ¿Y si no le obedecen? Descartado el hundimiento ¿o no? ¿Remolca la embarcación o embarca al «enemigo» en el buque de la Armada y los entrega en el puerto más próximo?
¿Cree usted que Marruecos y Mauritania, que, cito sus palabras «han planificado perfectamente esta invasión», estarán dispuestos a recibirlos? En caso afirmativo ¿no cree que es más viable/práctico llevarlos en avión a esos países inmediatamente después de llegar a Canarias?
Sinceramente creo que la exigencia del bloqueo es una ocurrencia para la galería. Tiene que haber otras maneras de resolver esto.

Pues ahí va (en síntesis por razón de espacio), lo que hay que hacer, invocando las normas legislativa recordadas por Olona, si somos de verdad soberanos, independientes, celosos de nuestra integridad territorial y de nuestra seguridad nacional y… españoles y más aún militares que han jurado defender a España:

  • Llamar a consultas a nuestros embajadores en Rabat y Nuakchot (medida pendiente de revisión cada 15 días).
  • Mandar a los embajadores marroquí y mauritano en Madrid a sus respectivos países (medida pendiente de revisión cada 15 días).
  • Informar a los gobiernos marroquí y mauritano de que España bajo ningún concepto ni circunstancia va a recoger más «inmigrantes» que procedan de sus puertos y playas (costas), exigiendo que den a tal decisión amplia publicidad entre sus ciudadanos, además de cortar de cuajo dicho flujo.
  • Amplia campaña de información para que llegue el mensaje a quien pueda interesar.
  • Cierre de los consulados propios y de dichos países, respectivamente.
  • Cancelación de todo programa de ayuda de cualquier tipo actualmente en vigor con tales países.
  • Cierre de las ONG,s que actualmente «rescatan» o asisten a inmigrantes ilegales.
  • Campaña policial sobre los ciudadanos de dichos países en España para comprobar la legalidad que avala su estancia y actividad; caso de no tenerla deportarlos de inmediato a sus países de origen.
  • Poner en marcha la operación «Hispania» para la que se movilizarán todos los efectivos útiles de la Armada y del Ejército del Aire –retirándolos de cualquier otra labor, incluida la pantomima de la Operación Indalo, como señala Olona, en la que, como en otras, nuestras FF.AA. NO defiende a España, sino que hacen el paripé mientras se destruye–, con la misión de: a) interceptar y abordar toda nave, del tipo que sea, que se detecte en aguas internacionales o nacionales españolas entre Marruecos/Mauritania y Canarias/Estrecho sospechosa de portar inmigrantes ilegales exigiéndole los documentos oportunos que avalen su ruta, puerto de salida y de destino, y carga o pasaje, b) toda aquella nave que no obedezca o se compruebe que no reúne los requisitos legales exigibles será considerada «pirata», siendo de inmediato conminada a volver a las costas africanas y en caso de que no obedezca será abordada, inutilizados sus motores y dejada al pairo dando cuenta de su posición a las autoridades marroquíes y mauritanas para que, si quieren, procedan a su rescate, declinando España toda responsabilidad sobre la suerte de sus ocupantes y c) toda aquella que logre burlar lo anterior y se detecte en aguas territoriales españolas será remolcada a aguas internacionales procediendo como en el punto b).
  • Informar de lo anterior a la comunidad internacional.
  • Además, se llevarían a cabo ciertas acciones secretas contra Marruecos y Mauritania que por dicho carácter lógicamente no vamos a desvelar aquí.
  • No ceder ni un milímetro en nada hasta que Marruecos y Mauritania impidan totalmente la salida de inmigrantes ilegales de sus costas.

No hay otra forma. O consideramos lo que ocurre como lo que es: una agresión en toda regla de Marruecos y Mauritania, un casus belli, y aceptamos el reto y respondemos como corresponde, o esta guerra, este combate, que lo es, estará tan perdido desde ya, como lo estuvo desde el 20 de Noviembre de 1975 el de ETA por lo mismo y el del secesionismo vario igual, es decir, por ese «no caer en la trampa» (el traidor del Guti dixit), por no aceptar el reto, por no cumplir con nuestros deberes, que fue, y ahora es también, en realidad, caer en ella y rendirse. Luego no nos quejemos. Si así lo hacéis, la patria os lo recompensará, si no, os lo demandará.


9 respuestas a «Qué hacer contra la invasión migratoria; y algo más sobre el Almirante «Memo» López Calderón»

  1. Totalmente de acuerdo con su brtillante exposición.
    Hoy leo en la pensa digital que el gobierno -o desgobierno-, ha dado UNA SUBVENCIÓN DIRECTA DE 30 MILLONES DE EUROS A LA CRUZ ROJA, PARA PAGAR LOS AVIONES FLETADOS para traer a España a miles de inmigrantes ilegales, «limpiando» un poco las Canarias de esa «tropa».
    ¡Por eso decía el desgobierno que ellos no sabían nada!
    Por lo visto les están proveyendo de pasaportes falsos, o credos ad hoc para la ocasión, con nombres simulados o reales, los pocos que realmente lleven alguna documentación, y así dejarles circular libremente por España. EN DEFINITIVA, UNA «legalización» ENCUBIERTA de gente en muchos casos, procedente del hampa, la delincuencia,el tráfico de personas, de drogas, etc.
    Creo recordar que he visto ese artículo en EL CORREO DE ESPAÑA…
    Gracias de nuevo, repito, por su brillante exposición. ¡Lástima que nos lea menos gente de la que sería deseable, a ver si la población empieza a despertar de una vez, antes de que sea demasiado tarde!

    1. Con permiso de ustedes, y haciendo publicidad gratuita de EL CORREO DE ESPAÑA, el artículo en cuestión fue publicado ayer, y se títula así:
      INVASIÓN INMIGRANTE Y AGENDA 2030: ASÍ PRTENDE MARLASKA REGULARIZAR A TODOS LOS ILEGALES.
      Por José Miguel Pérez.
      Ruego lo lean, estudien y mediten, PUES VALE LA PENA.

  2. Desde luego que hay mucho que hacer. Sobre todo diplomáticamente, pero también en las costas. Se me ocurre remolcar a la fuerza las barcas y cayucos hasta aguas territoriales de marruecos (como se dice en el artículo). También sería efectivo construir campos de refugiados donde estas personas que asaltan nuestras fronteras (no se les puede calificar de «inmigrantes») estén recluidos con todas sus necesidades básicas suplidas hasta que se aburran y decidan volverse a su país. Se acabaría el efecto llamada y las jugarretas agresivas del vecino del sur. También sería vital una ley en la que se prohiba tener papeles de ningún tipo ni en el presente ni en el futuro (sobre todo permiso de residencia y permiso de trabajo) a todo aquél que entre violentamente en nuestro país asaltando nuestras fronteras; también frenaría al máximo el efecto llamada. Ideas hay muchas (¿para qué tenemos al CNI y a todo el aparato burocrático del Estado?), pero es realmente difícil hacer NADA teniendo a tu gobierno y a tus políticos en contra, por no hablar de la Unión Europea (que ya está abriendo expediente a Hungría y Polonia por estos temas). En manos de la masonería globalista, los de siempre.

    En todo caso, aunque sea muy difícil hacer algo constructivo para defender España por parte de los militares en activo (en este caso la Armada) esa realidad no les legitima a sus pobres mandos para decir cosas sin sentido ó que justifican lo injustificable aceptando la mentira de los políticos. Si no puedes decir nada «digno», entonces mejor callarse, salvo que quieras hacer el ridículo y bajarte los pantalones frente a la mentira.

    Decir que «la Armada “moral y legalmente” está para recoger a los refugiados» es un absurdo, porque todos sabemos (y el almirante el primero) que esas embarcaciones no llevan NINGÚN refugiado. Es seguirle la corriente al falso argumento de este gobierno y a la agresión directa de Marruecos, que me parece que tiene mucho que ver con el tema del Sáhara de reciente actualidad.

    Aunque echando la vista atrás, el panorama es realmente espantoso… recordemos entre otras cosas la emigración masiva musulmana a cataluña hace décadas, facilitada por la generalitat porque no hablan español ó los millones de regulaciones de inmigrantes ilegales hechas en secreto por los gobiernos del PP sin pedirnos ni opinión a los españoles.

    Lo que mal empieza y mal se hace, mal acaba.

  3. Hay un error de concepto en los mandos militares que apoyan a los políticos que están destruyendo a España.
    España cuando fue grande no lo fue porque combatiera con superioridad. Esto es habitual entre los norteamericanos que por cada compañía de fusileros enemiga ellos oponen una o varias brigadas o una o varias Divisiones, y no precisamente de fusileros. Hasta donde yo sé, España no ha luchado en superioridad jamás. Pero España tenía algo muy importante con lo que suplía su inferioridad en número de hombres y medios, y era la implicación en el combate. Creo que fue en Loja (hablo de memoria) que el Gran Capitán en una incursión sufrió una emboscada sarracena y le mataron el caballo. Su escudero, Valenzuela de apellido (como el famoso General de la Legión) no dudó en bajarse de su caballo y cedérselo al Gran Capitán, consciente de que a pie en tales circunstancias, su señor no sobreviviría a la emboscada, aunque a él el gesto de fidelidad le costara la vida, como así ocurrió.
    Esta pequeña escena muestra algo que se ha perdido en España que es que incluso cuando se sufre una emboscada España antes combatía, lo hacía a caballo si tenía caballo o lo hacía a pié. Los oficiales como el Gran Capitán estaban a la altura de las circunstancias, pero los soldados también lo estaban. En este artículo se cuenta (y es verdad porque yo he leído el comentario ene l artículo del 30 de noviembre del Almirante Memo) que un militar de los que defienden al gobierno podemita dice:
    ¿Podría usted explicarme como se lleva a cabo ese bloqueo? Por la información que he leído, las embarcaciones salen de más de 5 sitios a lo largo de la costa africana. ¿Considera viable/práctico mantener durante meses 5 buques de la Armada en permanencia frente a esos lugares con otros 5 buques preparándose para darles el relevo? ¿Cómo debe proceder el buque que vea al «enemigo»? ¿Les conmina a no seguir su viaje? ¿Con que autoridad? ¿Y si no le obedecen? Descartado el hundimiento ¿o no? ¿Remolca la embarcación o embarca al «enemigo» en el buque de la Armada y los entrega en el puerto más próximo?
    ¿Descarto el hundimiento?, ¿Por qué hay que descartar el hundimiento?, dependerá de que opongan resistencia o no. Si oponen resistencia por qué un militar se pone él mismo el límite, Es que en los ejércitos las armas están solo para hacer molinillos en los desfiles?

    Realmente estas son las palabras que debe hacerse un soldado profesional que ha pasado por una Academia de oficiales y que se supone que debería tener una formación ?
    Se imagina nadie que el Capitán de Submarinos Günten Priem le hubiera dicho a nadie que qué qué puedo hacer yo contra los ingleses, ¿hay que hacer uso de las armas?

    Se imagina nadie que el Teniente Rudolf Witzig del grupo paracaidista que asalto la fortaleza holandesa de Eben-emael se hubiera preguntado ¿pero se puede disparar?
    Se imagina que cuando Franco salvó a Melilla tras la ofensiva enemiga que siguió al Desastre de Annual, que los legionarios cuando fueran a asegurar el muelle hubieran preguntado «Mi Comandante descartamos dispararle al enemigo si aparece, o no?
    Un militar no puede hacerse las preguntas derrotistas que se hace esa persona, porque un militar la actitud que tiene que tener no es la de decir «aquí no se puede hacer nada» porque si el Duque de Alba hubiera dicho en Lepanto aquí no se puede hacer nada, entonces la historia de Europa habría sido muy diferente. Falta combatividad. En este tema y en todos los demás, porque en la operación Atalanta contra los piratas somalíes, se está eludiendo lo principal que es buscar las bases de los piratas y destruirlas, y ello incluye los despachos de abogados Gibraltareños y londineses donde se pagan los rescates, y no dejar ni al apuntador o llevarlos ante un Tribunal que de verdad impusiera las penas que estos canallas merecen, que en caso de la piratería (con hechos dramáticos de barcos que han sufrido verdaderas pesadillas de manos de esta gente como el capitán de barco que le violaron a su hija de 12 años una y otra vezs durante meses), la pena no puede ser otra que la horca, porque todo lo demás son cuentos, o que hace Israel con sus enemigos, o que han hecho los EEUU, valga la redundancia, con el General iraní Qasem Soleimani?

    España lleva con Marruecos recibiendo un golpe tras otro, siguiendo la «estrategia de Gutiérrez Mellado «no caigamos en la provocación». La guerra de trincheras de la 1ª Guerra mundial ocurrió porque no estaba Gutiérrez Mellado allí, porque cuando el enemigo hubiera hecho una carga a la bayoneta (con aquellas bayonetas Manlincher de 70 cm. delongitud), Gutierrez Mellado habría dicho «el enemigo nos ha tomado como objetivo, lo cual es un honor para nosotros, pero no les disparemos, no caigamos en la provocación», y cuando el enemigo hubiera llegado a las trincheras las habría asaltado a placer, porque el contrario, para no caer en la proveocación,no sehabría defendido siguiendo al estratega icono de la actual doctrina militar imperante en España, que es una doctrina que parece ideada no por nosotros sino por nuestros enemigos.
    Yo no digo que lleguemos a las manos, sobre todo ahora que hemos abandonado nuestras capacidades militares, pero en cuanto que nos repongamos lo que está claro es que el recular y dejar la iniciativa a Marruecos no surte efecto, y podríamos probar con tomar nosotros la iniciativa. A lo mejor si en lugar de atrincherarnos en Melilla, lo que se hace es exigir a Marruecos terriotorio para que la ciudad pueda expandirse legítimamente y estar todo el tiempo dando la tabarra con este tema, a lo mejor cambiaban un poco las tornas.
    Devolver emigrantes marroquíes aunque pudieran estar legalmente cada vez que Marruecos haga algo que consideremos lesivo. Hay 3 millones de Marroquíes en España, si Marruecos empezara a recibir devuelta a esta gente, no cobrara una ayuda de España ni de la UE porque España combatiera las ayudas y los acuerdos comerciales que se hacen para perjudicar a los agricultores españoles, franceses italianos y griegos porque Marruecos sin ser miembro de la Unión Europa goza de los privilegios comerciales como si fuera país miembro sin serlo.
    Combatir la ideología anti-Española que practica todo el mundo incluida la Fiscalía que persigue implacablemente a quienes alertan del peligro islamista en España.
    Ilegalizar las ONGs, meter en la cárcel a sus dirigentes y cargar sobre todos los que han propiciado esta situación el coste económico de todo esto, y albergar en su casa a los ilegales que vayan entrando. Si la Diputada Ana Oramas que ha defendido la inmigración ilegal y que hay que tener caridad con ellos etc. etc.. tuviera que tener en su casa a 5 ó 6 inmigrantes, y como ella todos los demás, incluidos los voluntarios que echan por encima las mantas en el muelle, y se tuvieran que llevar a su casa 5 inmigrantes y buscarse la vida a ver dónde los acuestan y a sufragar de su bolsillo los gastos. Seguro que en una semana desaparecen los voluntarios.
    Y esto debe incluir a los políticos, a los jueces que han perseguido a los españoles, a los Fiscales del odio que cuando tuvieran en su casa 5 individuos de estos y les violaran a sus hijas, lo mismo ya empezaban a tener otra percepción del problema.
    Modificando el Código penal para que lo que sea delito no sea defender a España y a la Europa Cristiana, como ocurre ahora bajo el disfraz del «delito de odio», sino que lo que sea delito es todo lo contrario. Y entre esos delitos el de llegar ilegalmente a España, y en lugar de llegar y que te manden a un hotel de 4 estrellas y una pulsera «con todo incluido» es decir a gastos pagados, que llegues y te detengan, te pongan unas bridas y te internen en un campo para delincuentes de esta naturaleza y donde se responsabilice también al Estado de donde provengan.
    Y mil medidas más como se han apuntado en el extraordinario artículo y en los comentarios.
    Es decir, devolver el golpe, cosa que España nunca ha hecho y ese es el principal error, porque los delincuentes buscan víctimas, no contrincantes y España con el tema de Marruecos (al igual que con el separatismo) viene comportándose como víctima que se deja robar, en lugar de hacerlo como contrincante que ya veríamos si Marruecos (o el separatismo) es capaz de aguantar el intercambio de golpes, o hace como hacen los delincuentes cuando se les hace frente, que es salir corriendo.

    El art. 3 de la Ley 37/2015 de Seguridad nacional define la seguridad nacional comomo:
    «A los efectos de esta ley se entenderá por Seguridad Nacional la acción del Estado dirigida a proteger la libertad, los derechos y bienestar de los ciudadanos, a garantizar la defensa de España y sus principios y valores constitucionales, así como a contribuir junto a nuestros socios y aliados a la seguridad internacional en el cumplimiento de los compromisos asumidos.»

    En el art. 4, 2º se definen los principios básicos que deben guiar la Seguridad Nacional:
    «2. Los principios básicos que orientarán la política de Seguridad Nacional son:
    -la unidad de acción,
    – anticipación,
    – prevención,
    – eficiencia,
    – sostenibilidad en el uso de los recursos,
    – capacidad de resistencia y recuperación,
    – coordinación y colaboración.

    El art. 10 define los ámbitos de especial interés para la Seguridad Nacional, entre los que se encuentran la seguridad marítima y la seguridad sanitaria,que la entrada masiva de cayucos infringen:

    Artículo 10 Ámbitos de especial interés de la Seguridad Nacional
    Se considerarán ámbitos de especial interés de la Seguridad Nacional aquellos que requieren una atención específica por resultar básicos para preservar los derechos y libertades, así como el bienestar de los ciudadanos, y para garantizar el suministro de los servicios y recursos esenciales. A los efectos de esta ley, serán, entre otros, la ciberseguridad, la seguridad económica y financiera, la seguridad marítima, la seguridad del espacio aéreo y ultraterrestre, la seguridad energética, la seguridad sanitaria y la preservación del medio ambiente.

    La estrategia de la Seguridad Nacional está desarrollada por el Real Decreto 1008/2017 por el que se aprueba la Estrategia de la seguridad nacional. Su Capítulo 4 Regula las amenazas y desafíos a la Seguridad nacional y dice, respeto de la vulnerabilidad del espacio marítimo:
    «Los factores que amenazan la seguridad marítima se concentran fundamentalmente en dos grupos:
    1.- primero, aquellas amenazas derivadas de actos intencionados y de naturaleza delictiva,
    2.- y segundo, otras accidentales debidas a las condiciones naturales del medio.
    Entre el primer conjunto se encuentran actos como la piratería, el terrorismo, los tráficos ilícitos, actos contra la conservación del patrimonio cultural subacuático, LAS REDES DE LA INMIGRACIÓN IELGAL POR VÍA MARÍTIMA o la explotación incontrolada de los recursos marinos, como por ejemplo la pesca. La piratería y la criminalidad organizada en el mar en el Cuerno de África y en aguas del Golfo de Guinea, así como EL AUMENTO DE FLUJOS MIGRATORIOS IRREGULARES POR VÍA MARÍTIMA , con trágicas consecuencias humanitarias, reafirman la importancia estratégica esencial del espacio marítimo, prioritario para España, y refuerzan la necesidad de su protección.»

    Es decir que donde el personaje que está al frente de la Armada decía que «lo moral y legal» era ayudar a estos cayucos (no eran estas sus palabras pero sí el sentido de sus palabras) para blanquear al Gobierno y meterse en política para arremeter también él contra VOX, Macarena Olona ha dado la lección jurídica que no es eso ni lo moral ni lo legal, sino que lo moral y legal está en las normas jurídicas que acabamos de transcribir y que lejos de darle la razón al Almirante se la quitan de plano, porque la Ley y su reglamento van en una dirección (la dirección de la Seguridad Nacional de España), y el Sr. Almirante va en la contraria, en rumbo de 180º, bien porque desconoce algo que en el puesto que está no debería desconocer como es la Seguridad Nacional, o bien porque conociéndolo, prefiere ignorarlo y hacerle el juego al Gobierno de la ETA y al Rey de Marruecos. Y ahora que salgan todos esos militares rojos, que de militares solo tienen el uniforme y que de la vida militar lo único que les interesa son las mieles del figureo, los privilegios sociales y económicos, y la pista de baile del Casino de oficiales de Cartagena, a decir que mi comentario es deleznable. Porque la verdad ofende.
    Enhorabuena al Autor, porque el artículo y sus razonamientos son impecables.

    1. Desde mis escasos conocimientos en materia militar, y aplicando simplemente el sentido común, que posiblemente es el menos común de los sentidos, pienso lo mismo que usted.
      De cualquier forma, y desde la nefasta reforma de esa ministra de defensa que luego se suicidó, según dicen, y que fue elegida para el cargo por Zapatero ¡por ser mujer, y estar preñada! (un gran tontolaba, el tal Zapatero), se ha limitado, cuando no impedido, la entrada en la AGM de los hijos de militares, basándose mucho en tener unas altas calificaciones, aunque luego no tegan ningún espíritu militar, pues no lo han mamado, ni en su casa, ni en ningún sitio.
      ¡Y encima les hacen estudiar una carrera civil, COMO SI LA CARRERA MILITAR NO TUVIERA EL BRILLO NECESARIO Y SUFICIENTE COMO PARA PODER CODEARSE CON CUALQUIER LICENCIADO O GRADUADO UNIVERSITARIO!
      En otras palabras, se ha pretendido DESMILITARIZAR EL EJÉRCITO, y hacer que sean solamente funcionarios de uniforme, ninguno o casi ninguno de los cuales tendría los huevos -y perdón por la expresión-, DE SACRIFICAR SU VIDA POR EL INTERÉS SUPERIOR DE LA PATRIA.

      1. D. Ramiro extraordinario comentario el suyo, extraordinario.

        Efectivamente un oficial militar no precisa carreras, porque la mayor carrera de todas, es la carrera de las armas, que ahí no hay cuentos ni plagios, porque se demuestra poniendo la vida encima del mostrador, y manteniendo el tipo cuando lo sensato a lo mejor sería salir corriendo. Y esto nos recuerda la famosa poesía de Calderón de la Barca cuando, en uno de los versos, dice que en el militar no es el vestido el que adorna al pecho sino el pecho al vestido. Y esto es lo mismo, no es la carrera civil la que adorna al militar sino el militar a la carrera civil, Pero les han inculcado a los militares el complejo de inferioridad para que busquen la aprobación social en carreras estúpidas que nada aportan, (la Universidad española se ha convertido en un negocio más, la actividad academia e intelectual verdaderamente universitaria ha pasado a un muy tercer o cuarto plano, de lo que se trata en las últimas décadas, como en el Urbanismo, es el negocio, esa es la triste realidad y que se salve el que pueda) cuando son los universitarios los que tienen que aprender de la vida militar donde se dan todas las controversias posibles y todas las soluciones frente a tales controversias.

        En uno de los comentarios de los militares infectados por la propaganda roja, decían algo así que cómo se atrevía nadie a criticar al Almirante, del gobierno, que no de la Armada, (al menos no de la Armada de D. Álvaro de Bazán, D. Luis de Requesens y del Duque de Alba hermano de Felipe II) cuando tenía no sé cuántos cursos. El culto a la titulitis, que ya vemos en qué consisten los títulos y cómo se obtiene en las universidades para los rojos y para los políticos (caso Doctorado de Perro Sanchez, caso cursos de Pablo Casado y Cristina Cifuentes, caso Dina Bouselham, caso Iñigo Errejón en la Universidad de Málaga por la cara, caso Monedero, o la propia Carmen Calva que que no tiene ni pajotera idea de Derecho Constitucional que intelectualmente es un mendrugo y ahí está la tía en la Universidad de Córdoba dejando a la Universidad a la altura del betún con sus ocurrencias y su ignorqancia de cuestiones básicas).
        Qué error más grande este culto a la titulitis por la titulitis, máxime con el nivel que hay en la Universidad española que se mueve entre el fango y el lodo.
        Yo me pregunto, el Héroe de Cascorro (Eloy Gonzalo) cuando su compañía estaba cercada por 3000 insurrectos y era preciso destruir una construcción (bohío) desde donde les hacían bajas sin posibilidad de devolver el golpe, y se ofreció voluntario para morir por la Patria y por su unidad , y se ató una cuerda a la cintura para que sus compañeros de armas pudieran recuperar su cadáver y no cayera en manos del enemigo, y cogió la lata de gasolina para destruir el bohío enemigo desde donde más los hostigaban, cuántos cursos de «lenguaje no sexista» y de «Gutiérrez Mellado el Príncipe de la milicia», o los masters de «Derechos Fundamentales» que dan algunos militares y que luego esos mismos militares, no otros sino justamente esos mismos, en su trabajo y en sus funciones violan los Derechos Fundamentales, con lo cual de nada me sirven sus cursos si no se los aplican a sí mismos en el cumplimiento de sus funciones, porque el movimiento se demuestra andando y obras son amores y no buenas razones, y sé de lo que estoy hablando y por eso lo digo y no doy nombres y detalles porque en España no hay justicia que ni está ni se la espera, pero que si las cosas cambian espero ser testigo de cargo.
        Cuántos cursos tenían los soldados de la División azul, o cuántos los defensores del Alcázar de Toledo que pareciéndoles poco lo de resistir allí metidos, todavía les sobraba arrojo para salir de noche a Toledo, en descubiertas, en lo que es una «defensa operativa» en una ce cuyas salidas capturaron el jefe del Partido Comunista de Toledo. O el Capitán de Gimnasia que de noche se descolgó para llegar a las líneas de España (porque las líneas Nacionales no eran otra cosa que las líneas de España, las otras eran las de los rusos y la Komintern, aunque en ellas hubiera muchos españales engañados luchando en ellas, pero luchando siguiendo los designio de Stalin, como los afrancesados luchaban siguiendo los designio de Napoleón, y nadie llamó guerra civil a la Guerra de la independencia por mucho que en el bando de los franceses hubiera también no pocos españoles afrancesados, entre ellos los propios reyes traidores Carlos IV, su esposa y su hijo el futuro Fernando VII el peor rey de todos los tiempos hasta que llegó Juan Carlos), o los del Cuartel de Simancas cuántos cursos en plan rojo tenían cuando cuando por radio dijeron aquello de «disparad sobre nosotros que el enemigo está ya dentro».
        Cuántos cursos tenían los de la posición de Tifaruin en la guerra del Rif, cuando cercados, sin agua, y guardando la última bala para ellos mismos, mandaron la despedida por heliógrafo de que ya no podrían resistir más, y por heliógrafo también recibieron la respuesta de: «Resistid que Franco va en vuestra ayuda». Y la respuesta no se hizo esperar: «Si Franco viene, resistiremos». Y Franco fue y los liberó. Siguiendo la «doctrina» actual de no hacer uso de las armas, de no hacer nada de pedir permiso para todo al NOM, pues los de Tifaruin todavía estarían allí esperando, porque según la doctrina actual de los militares de pacotila, no se puede hacer nada. El enemigo sí puede hacer lo que le venga en gana que tiene barra libre para cometer toda clase de tropelías que no pasa nada, somos nosotros los que no podemos hacer nada. A lo mejor los que dan cursos en el CESEDEN están para que los cursos, -los de verdad-, se los den a ellos que están muy necesitados de lo principal, de espíritu militar, que eso no se obtiene por la UNED, ni en la compraventa de la Juan Carlos I.

        «(…)
        y si es honrado,
        pobre y desnudo un soldado
        tiene mayor calidad
        que el más galán y lucido;
        porque aquí a lo que sospecho,
        no adorna el vestido al pecho,
        que el pecho adorna al vestido;

        Y así, de modestia llenos,
        a los más viejos verás,
        tratando de ser lo más,
        y de parecer lo menos.
        Aquí la más principal
        hazaña es obedecer,
        y el modo cómo ha de ser
        es ni pedir ni rehusar.

        Aquí, en fin, la cortesía,
        el buen trato, la verdad,
        la fineza, la lealtad,
        el honor, la bizarría;
        el crédito, la opinión,
        la constancia, la paciencia,
        la humildad y la obediencia,
        fama, honor y vida son,
        caudal de pobres soldados;
        que en buena o mala fortuna,
        la milicia no es más que una
        religión de hombres honrados.»

        Pedro Calderón de la Barca.

          1. Sr. Anónimo, todo eso está muy bien, pero no aporta nada. Estamos en lo de siempre, sólo pueden atacar con descalificaciones absurdas (ni me creo lo máximo ni padezco ninguna diarrea mental), matar al mensajero porque el mensaje no les gusta, pero son incapaces de articular una argumentación razonada. Han sido «deshabilitados» en la voluntad y en la mente por la doctrina enemiga y carecen de capacidad combativa, ni militar ni ninguna otra. Del discurso manido de la anti-España, con sus mantras, no saben salir.
            No sienta pena por mí, yo sí sé por qué arriesgo y por qué, si las cosas siguen avanzado en el camino que va, moriré o acabaré en prisión por un falso delito de odio o de no sé qué se inventen, en cambio ustedes sí que no saben nada, y si el enemigo a quienes sirven decide llevarlos a Paracuellos, (por aquello de que «Roma no paga a traidores» y esto no ha cambiado en 2000 años, y si no vea lo poco que le ha servido al rey Juan Carlos servir a los enemigos de España que ahora que ya no les es útil), ustedes no sabrán por qué mueren, porque han perdido la moral militar si es que cuando entraron en el Ejército (o la Armada) todavía se enseñaba eso, o todo ha sido sustituido por el C1 en inglés, el culto al NOM y a la propaganda angloamericana/PSOE.
            En la escaramuza que yo relataba en uno de mis comentarios, en las fases finales de la Guerra de la Reconquista, que el Gran Capitán sufrió una emboscada en Loja (Granada) donde le mataron el caballo, y su escudero Valenzuela (del mismo apellido que el Teniente Coronel Valenzuela de la Legión que murió en combate en1923, y que yo por error dije General, y no era General sino Tte. Coronel) , el Gran Capitán se hizo cargo toda su vida de la familia de este Valenzuela, y cuidó de sus hijas, y se preocupó de su porvenir. Eso es una doctrina, también una doctrina militar, porque además de demostrar el sentido del deber y del Honor del Gran Capitán, es que tiene también un efecto directo en la moral de los soldados. La doctrina en cambio que impera en la actualidad , en el Ejército del PSOE/PP, al que ustedes sirven y con el que ustedes se identifican, consisten en que a los 45 años echar a la calle a los soldados profesionales, despues de 20 ó 25 años sirviendo. Son dos concepciones MORALES de la milicia:
            – En la concepción militar que representa el Gran Capitán, éste se preocupa de sus subordinados (amén de muchas cosas más)
            – En la concepción militar actualmente imperante, que es la propia de las sociedades izquierdistas y liberal, el factor humano de los ejércitos es considerado solo carne de cañón, (sentido materialista de todo, también del factor humano de los ejércitos), a los 45 años a la calle, o cuando un soldado pierde las piernas porque van en un BMR por Afganistán porque el dinero para un vehículo blindado adecuado se gasta por los políticos en putas, cocaína o en ayudas a Marruecos, el Ministerio de Defensa, le vuelve la espalda.
            Por tanto no sienta pena por mí, sienta más pena por usted mismo que ve la realidad igual que la veo yo, y sin embargo a usted todo lo que a mí me parece mal a usted le parece bien, y entonces es usted más merecedor de pena que yo, porque está usted bastante más «enfermo» que yo.

            Como escribió el profesor mejicano D. Toribio Esquivel Obregón:
            «Sólo la verdad puede salvarnos, y para exponerla dos cosas son necesarias:
            – la primera, el estudio con un ánimo humilde, abierto a la acción de la verdad y dispuesto a posponer nuestras personales concepciones ante la evidencia de los hechos;
            – y segunda, la decisión de decirla no obstante las amarguras que ella pueda traernos».
            Un cordial saludo y quede mañana con sus compañeros para jugar al golf mientras España se desmorona (que es verdad que a lo mejor no está en su mano evitar ese desmorone, pero por lo menos no debería contribuir a ello defendiendo a los enemigos de España o dando la cara por ellos o sosteniendo lo insostenible).

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad