¿Qué pasa en nuestra FFAA? Pues despropósitos y más despropósitos

Pues pasa que están como están y son, en realidad, lo que son, nada que  er con lo que nos venden o intentan vender.

Aquí van algunas de las cosas que pasan y que cada cual saque sus propias conclusiones.

  • Esto es a lo que se dedica la «famosa» UME cuando, como suele ser normal, no tiene nada que hacer: La UME clausura las conferencias sobre «soledad no deseada» (¿?) en el Credei de León. (AQUÍ).

  • Col. Fuente Cobo

    El Coronel del Ejército de Tierra Ignacio Fuente Cobo, no tuvo nada mejor que hacer, tampoco, que dar una charla en León, junto con el embajador norteamericano en Madrid, Jon E. Piechowski, con título tan infantil como cursi como «Defensa y yo», organizada por la Cátedra de Seguridad y Defensa ‘Almirante Bonifaz’, en la que siguiendo instrucciones del amo, o sea, de dicho embajador, y sin tener nada que ver con el objeto de la charla, abogó por que España «interveniera activamente en la guerra de Ucrania»–¿sabe este individuo lo que eso significaría?– y además justificó el genocidio palestino que desde hace ocho meses lleva a cabo Israel en Gaza calificando tal crimen de necesario como forma de «defensa proactiva de Israel» (¿?)  –¿tiene de verdad una idea clara de lo que está haciendo Israel allí?–, al tiempo que se mostró conforme con la opinión expresada por el embajador estadounidense según la cual «nuestro principal enemigo es China», así como con su sugerencia de que «había que aprovechar el conflicto en Taiwán para llegar a una confrontación con China» (¡!), apelando además, y por si fuera poco, a una«militarización», pues según Piechowski «es importante que coincidiendo este año con el acto de conmemoración del 75 aniversario del establecimiento de la OTAN, todos los países vean la necesidad de aportar recursos en Defensa».  Todo lo cual además de ser la «historia oficial» falsa de toda falsedad que nos siguen intentando vender en lo referente a la guerra de Ucrania y Gaza, supone también una agresión verbal de parte de un mando militar español en activo, el Col. Fuente Cobo, contra una nación, China, injiriéndose en sus asuntos internos, ya que Taiwán está reconodia incluso por los EEUU como parte de China –¿lo sabe este funcionario de uniforme?–, país con el que sepamos no tenemos ningún contencioso o por lo menos ninguno para utilizar tan graves términos. Toda una irresponsabilidad de parte del Col. Fuente Cobo, quien, sin duda, hace méritos para «hacer la carrer» y llegar a General aún a costa de que los españoles mueran en las planicies ucranianas y además en el bando equivocado, en una guerra injusta, provocada por los intereses nortamericanos.

  • Gral. Lara

    El Gral. Juan Antonio Lara, hasta la fecha director del Hospital Militar de Zaragoza, a pesar de ser causa y foco de numerosos escándalos allí (AQUÍ y AQUÍ), ha merecido, no sabemos si precisamente por ello, el honor de ser ascendido a General de División y, además, nombrado inspector general de Sanidad de la Defensa.

  • Entre 2011 y 2023 se han registrado entre miembros de las FFAA: y que conste que en accidentes 198 soldados muertos, 543 retirados por heridas irrecuperables y 2.312 de media y menor consideración, además de 11 suicidios, todo  lo cual muy posiblemente está relacionado con un notabilísimo descenso en la formación e instrucción del personal, en su nivel intelectual, teórico y práctico, en su disposición para servir con eficacia, y en el descenso también en barrena que se observa desde hace mucho del mantenimiento del material de toda clase. ¿Tendrá algo que ver la afluencia de mujeres con tanto accidente? Y es que, como a la hora de conducir, siempre se ha dicho que mujer al volante, peligro constante, así como que ellas crean los accidentes y los demás los sufrimos.
  • Entrega de los premios Ejército 2023… ¡a ver esas manos! ¿forzadas o consentidas?

    La Academia General Militar convertida en puti club. Tras el oportuno procedimiento judicial a raiz de la denuncia de una cadete contra otros dos por abusos sexual contra ella, uno de los cadetes ha sido expulsado y el otro absuelto, pero el caso es que los dos cadetes aseguraron que el trío que se montaron con la cadete en su camareta fue consentido, lo que negó la cadete que dijo que fue forzado. En cualquier caso un puti club y degeneración pura y dura, porque el trío existió, ya que ninguno de ellos lo ha negado y los tres lo han reconocido; si lo fue forzado, degeneración, y si lo fue consentido, más degeneración todavía.

  • Mujeres en las FFAA: España posee en proporción el mayor número de mujeres en las FFAA de todos nuestros «aliados»: 16.045 mujeres, lo que supone el 13,1% del total de efectivos, siendo muy significativo que el aumento de las mujeres que se viene observando no lo es en la tropa –en Tierra del 14,1% al 13,9%, en el Aire de 19,2% a 18,8%, tan sólo en Marina se mantuvo de 17,5% a 17,7%–, sino en los cuadros de oficiales y suboficiales. Por ejércitos se distribuyen así: Tierra: 8.729 (11,4%); Marina: 3.021 (14,2%); Aire: 3.088 (14,4%) y ahora los Cuerpos Comunes: 1.207 (38%). Asimismo, se ha duplicado el número de Coroneles mujeres pasando de 26 a 56 en tan sólo tres años.
  • Las FFAA siguen perdiendo cuadros de mando: de 2022 a 2023 pasaron de 40.805 a 40.605, es decir, 200 menos, disminuyendo desde hace años poco a poco pero constantemente, siendo significatuvo que en términos absolutos, el descenso en el número total de oficiales y suboficiales se centra en los hombres, que en dos años han perdido 924. Militares de tropa (hombres y mujeres) siguen su descenso lento pero continuo: 77.489 (2021), 76.156 (2022) y 75.805 (2023).
  • En el Ejército del Aire: prevé realizar dos ciclos de ascenso para capitanes del Cuerpo General. El primer ciclo contará con 11 capitanes evaluados, para 60 vacantes previstas. En el segundo con 42 capitanes, para 74 vacantes previstas. En ambos casos “No hay más personal que cumpla condiciones” de forma que el déficit es abrumador. Asimismo, se realizarán dos ciclos para ascenso de sargentos 1º. El primero comprenderá a 13 para 96 vacantes de brigadas. El segundo ciclo para sargentos 1º contempla evaluar a 234 suboficiales para 500 vacantes. Mismo déficit abrumador. En el ciclo 2023-2024 sólo iban a ser evaluados 88 capitanes para el ascenso, cuando hay 177 vacantes previstas, y 147 sargentos 1º para 438 vacantes. Es decir, que faltan capitanes y sargentos 1º que cumplan las condiciones para el ascenso: tener el tiempo cumplido en determinados destinos y haber cumplido los tiempos mínimos requeridos para el ascenso. En el Cuerpo de Intendencia el número de evaluados es de 7, frente a 26 vacantes previstas. En el Cuerpo de Ingenieros, se evaluará a 3 capitanes para 17 vacantes. ¡¡Desolador!!


6 respuestas a «¿Qué pasa en nuestra FFAA? Pues despropósitos y más despropósitos»

  1. Es un ejército para repartir madalenas. Las Fuerza Armadas de la Señorita Pepis. Yo suprimiría la Artillería, por aquello de romper cosas y estropear al enemigo. De vivir Gila lo nombrarían teniente general honorario. Que pena decir esto. Cuando tenía 15-20 años no opinaba igual.

  2. Desde Fontainebleau y Godoy, no es que no sirvan para nada es que siempre han estado contra la nación, suelen guerrear entre ellos
    y quien siempre se lleva la peor parte es la nación, en cada conflicto que juegan entre ellos- a los “indios” – llevan siglos especializandose en divertirse violando y matando civiles( le tienen especial manía a los más indefensos mujeres y niños)
    La mitad deberían estar en Texas y la otra mitad en Tel Avív.
    Por supuesto nadie sabe sobre quién estoy escribiendo, el titulo de la película se llama
    Una nación con Syndrome de Estocolmo

  3. pasa cuando hay adoctrinamiento anti español en las aulas, pasa que el ejercito se ha convertido muchas veces en un evita el paro sin tener vocacion, pasa que estan mal pagados, pasa que los mandos superiores son unos politicos mas

  4. Como en otras muchas cuestiones que tratan sobre las distintas áreas estructurales del Estado, en las FFAA lo que está pasando no es ni más, ni menos, que lo que está pasando en las demás áreas mencionadas. Y ello dentro de lo que está sucediendo a nivel general en el mundo hoy en día, y qué afecta especial y particularmente a eso que durante siglos se ha llamado Occidente.
    Por supuesto, este Occidente de hoy en día ya no es el Occidente cristiano de siglos anteriores.

    En mi opinión, más que hablar de qué es lo que pasa en las Fuerzas Armadas habría que plantearse la pregunta acerca de cuál es su función actual. Porque nos encontramos ante una situación que literalmente las ha dejado y no operantes en muchos aspectos.

    1.- Se plantea en el artículo la creciente presencia de la mujer en los ejércitos. Desde mi punto de vista esto viene sucediendo como consecuencia de ese cambio que se ha producido en la sociedad civil sobre el papel de la mujer. De esposa y madre, ha pasado a ser una «mujer empoderada», pero el empoderamiento significa necesariamente el debilitamiento del papel del hombre. Por causas múltiples, y por ello no se puede simplificar ningún tipo de análisis, las mujeres han querido ocupar el espacio de los hombres. Pero la diferencia entre ellas y los otros es algo evidente tanto a nivel físico como mental. Y es que el hombre y la mujer son perfectamente complementarios y miembros del mismo género humano, pero no son iguales en todo, en la prueba la tenemos en la capacidad maternal de ellas, que el hombre no tiene. También hay diferencias en las formas de pensar e interpretar el entorno y las consecuencias posibles de ello. Dicho de otra manera, se ven y entienden las cosas de una forma distinta. Pero, como digo, el conocimiento de este fenómeno requiere del análisis de múltiples factores.

    2.- En este tema influye muchísimo también la injerencia permanente del Estado en la vida social, porque ha pasado de ser un Estado que vela por la seguridad y la paz y el orden, a un Estado intervencionista absolutamente en todo, transformándose en un Estado totalitario, que todo lo vigila y todo lo controla. Y en este sentido ha tomado partido por las mujeres, no por todas las mujeres, si no por las feministas y sus tesis o por lo que podríamos llamar «hembrismo» por oposición al machismo del que acusan ellas a los hombres. Esa ingeniería social practicada contra las mujeres, es lo que ha llevado en parte este cambio que muchos no entienden, lo cual es perfectamente lógico así como no necesariamente asumible.

    3.- Si bien en los siglos XIX y XX lo que primo fue un grado de cientificismo creciente, desde los años sesenta del pasado siglo se inició una carrera de desarrollo tecnológico como no se había visto nunca en toda la historia. Se disfrazan muchas novedades, llamadas «avances», bajo una apariencia de ciencia, pero qué en realidad no es sino desarrollo tecnológico, porque lo que hacen es mejorar la efectividad de lo que ya existe desde hace años y que dejó de ser una novedad científica. En estos términos, podemos plantearnos para qué sirven los ejércitos, cuando estamos viendo cómo con una tecnología de desarrollo creciente el papel del ser humano va perdiendo importancia. Tenemos ejemplos ya muy claros en la misma guerra de Ucrania. Es verdad que todavía las tropas de los ejércitos en conflicto juegan un importante papel, pero al mismo tiempo estamos asistiendo a la acción de esos aparatos llamados drones que son capaces de alcanzar objetivos lejanos sin pérdidas humanas, al tiempo que causan grandes daños. En resumen, el creciente desarrollo tecnológico aplicado guerra, con su consiguiente informatización, acabará convirtiendo a los ejércitos en estructuras con poca dotación humana, pero muy sofisticados en lo material. En mi opinión no tardaremos mucho en ver, como algo normal, aviones caza o carros de combate sin tripulantes. Grandes barcos de guerra con tripulaciones reducidas formadas no por militares, sino por especialistas altamente cualificados en sistemas informáticos.

    Nuevamente vuelvo a recurrir a la idea de que todos estos temas deben de ser tratados desde enfoques múltiples. Y salvo que haya por las razones que sean, un retroceso tecnológico importante, posiblemente no volvamos a ver Fuerzas Armadas como aquellas que antaño eran las que garantizaban nuestra soberanía. Lo que prima hoy en día son las alianzas como el caso de la OTAN, junto con una tecnificación muy desarrollada dentro de los sistemas de ataque y defensa (véase el caso de que hoy nuestro Ejército del Aire, también lo es del espacio. ¿Pero qué espacio, ni niño muerto, si lo único que tenemos es algún satélite suelto de comunicaciones?) Así el patriotismo queda relegado a un papel propio de nostálgicos, de inadaptados a las nuevas circunstancias, a esa descalificación infumable que es la de tratar a quienes no piensan como ellos de «fachas», «ultras» o lo que se quiera, mientras que los descalificadores pasan por moderados que, y que se me permita, mean colonia de marca, algo que, obviamente, es falso de principio a fin.

  5. Como la canción de Les Luthiers…
    » se baten todos bien sobre el fuego de metralla y se sirve a la patria o bien en el molde…»
    No les queda nada con la que se avecina…lo que es entrar en guerra y coger la baja médica por apretón…

  6. La degradación moral y material del Ejército un objetivo por el que trabaja a diario la izquierda desde hace más de cuarenta años. Lo mejor sería disolverlo antes que veamos mayores aberraciones de mano ideología de género.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad