«Reconquista. La historia prohibida», de Philippe Conrad

Philippe Conrad

Nacido en 1945, el historiador e hispanista francés Philippe Conrad, antiguo redactor jefe y director de las revistas parisinas Histoire Magazine y Nouvelle Revue d’histoire, acaba de publicar en Ediciones La Tribuna un libro de título tan evocador como rotundo: Reconquista. La historia prohibida, con un elogioso prólogo de José Javier Esparza. Recibe a La Tribuna del País Vasco en su casa, cerca de París.

LTPV: Su vida profesional como historiador le ha llevado a interesarse por temas muy diversos. Ha publicado una veintena de libros y cerca de 1.000 artículos en varias revistas históricas. Sus dos temas principales son la Primera Guerra Mundial y la historia de España. Es autor de una biografía de Franco y de los ensayos El Dorado. Oro en la jungla y Al-Andalus : l’imposture du mythe du «paradis culturel». Acaba de publicar Reconquista. La historia prohibida, una versión española ampliada, actualizada y completamente revisada de una obra que usted publicó en francés hace unos veinte y tantos años con la prestigiosa editorial parisina Presses Universitaires de France. ¿Cuándo y cómo comenzó su vocación de hispanista?

Philippe Conrad: Mi interés por España se remonta a mucho tiempo atrás, a principios de los años sesenta del siglo pasado, cuando era alumno de liceo y había elegido el español como segunda lengua extranjera, que pronto sería la primera en el bachillerato y en las clases preparatorias. Entretanto, en 1962, a los diecisiete años, había obtenido una beca de la UNESCO para estudiar el arte románico catalán. Después de Cataluña, en los años siguientes descubrí toda España, lo que confirmó mi interés por el país, su cultura y su historia. Varias áreas en particular llamaron mi atención: la historia contemporánea y la tragedia de la Guerra Civil, la epopeya de la América hispánica y, por último, el periodo medieval.

LPTV: ¿Por qué dedicó un libro entero a la Reconquista, la epopeya española y europea que hoy es objeto de tanto debate, cuando no de una negación absoluta?

Ph.C.: En primer lugar, me sorprendió que no existiera ningún estudio exhaustivo en francés sobre este importante episodio de la historia ibérica. No teníamos el equivalente de las grandes síntesis dedicadas a las Cruzadas orientales, y desde muy pronto me propuse abordar esta cuestión algún día.  Pude hacerlo en los años noventa, cuando se me brindó la oportunidad de escribir un libro para Presses Universitaires de France, en su famosa colección Que sais-je? (en 1998). También tuve la oportunidad de dar varias conferencias y escribir numerosos artículos sobre el tema para revistas como Spectacle du MondeHistoire Magazine y la Nouvelle Revue d’Histoire. El libro que ahora publica Ediciones de la Tribuna se inscribe en esta continuidad.

LPTVParece que hoy en día hay más críticos de la Reconquista que en el pasado, sobre todo en los círculos académicos. ¿Qué opina de sus trabajos?

Ph.C.: Los universitarios franceses parecen haber decidido de una vez por todas que la Reconquista no existe, ya que la consideran una construcción ideológica consustancial a la «novela nacional» española, a la que ahora se critica duramente por transmitir una historia «nacionalcatólica» de España que se equipara automáticamente con el pasado franquista y, por tanto, se descalifica sin apelación. Dicho esto, mientras que los historiadores medievales franceses que se ocupan de la historia de España siguen siendo extremadamente conformistas, cautelosos y prudentes en este ámbito, hay una serie de investigadores, especialmente en España, que, en los últimos años, han desafiado dicha lectura partidista e ideológica del tema inspirada por la izquierda. Los tiempos en que un autor podía escribir, hace unos treinta años, «La Reconquista que nunca existió» parecen haber pasado a la historia. Pienso en particular en los tres magníficos volúmenes dedicados al tema por José Javier Esparza, que me ha hecho el honor de prologar el libro que acaba de publicarse.

LPTV: Su libro invita al lector a una amplia reflexión histórica y política sobre las aportaciones cristianas, judías y musulmanas a la formación de la nación española, pero también pone de relieve el carácter efímero de la armonía multicultural de las tres religiones. ¿Qué lecciones podemos extraer de ello? 

Ph.C.: Cualquier reflexión sobre la Reconquista conduce naturalmente a preguntas sobre la identidad de España. Conocemos el clásico debate entre el ensayista Américo Castro y el eminente medievalista Claudio Sánchez Albornoz, que discreparon sobre las proporciones respectivas de la herencia cristiana, la aportación musulmana y el componente judío en la particular alquimia que dio origen a la nación española. Algunos han intentado ver en la coexistencia de estos diferentes componentes el origen de un feliz multiculturalismo, resumido en la civilización andalusí tal y como se desarrolló en el periodo omeya. Se ignora así la dhimmitud impuesta a cristianos y judíos en al-Andalus y las diversas formas de discriminación de que fueron objeto. Los grandes historiadores actuales -pienso en particular en Serafín Fanjul, Rafael Sánchez Saus y Darío Fernández Morera- han documentado ampliamente todo esto y han desmontado el «mito» del paraíso multicultural andalusí.

LPTV: ¿La relectura de la Reconquista forma parte hoy de una vasta batalla ideológica? 

Ph.C.: El debate sobre esta cuestión se produce en un contexto muy concreto de cuestionamiento de las historias nacionales, en nombre de una Europa bruselense desarraigada de sus raíces y de una visión globalista que pretende abolir las diferencias y las identidades. Esta situación se da también en Francia, donde «acoger al otro» implicaría, según algunos, renunciar a lo que, a lo largo del tiempo, ha constituido la identidad particular del país. Ya en el siglo XIX, un político liberal español reclamaba que la tumba del Cid estuviera «doblemente cerrada», y hoy activistas islamistas exigen que la Mezquita Catedral de Córdoba vuelva al culto musulmán. Todo ello es el resultado de una metódica deconstrucción que lleva varias décadas en marcha y que forma parte de la ideología «woke» que ahora está a la ofensiva.

Fuente La Tribuna del País Vasco


2 respuestas a ««Reconquista. La historia prohibida», de Philippe Conrad»

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad