Revista Vida Nueva Digital: ¡Hipócritas! ¡Sepulcros blanqueados!

En honor a la verdad, porque Él es la Verdad, y porque no puede mentir, Ntro. Señor llamó a cada cual por su nombre. Está tan escrito, como todo lo demás, que tachó de hipócritas y de sepulcros blanqueados a los que lo eran; extensible a los que lo son. Pues bien, ambos calificativos son aplicables al contubernio de la Fundación SM (creada en 1977 por la Compañía de María «marianistas» —si el P. Chaminade levantara la cabeza hoy…–, de la que cuelgan la Editorial SM, a la cual pertenece el sello PPC (Pensar, Publicar, Creer) –ojo al dato– y las revistas Religión y Escuela y Vida Nueva Digital que da nombre a nuestro artículo.

Alicia Beatriz Montes Ferrer

Hace muy poco, Alicia Beatriz Montes Ferrer, casada, madre de seis hijos, profesora de religión en Almeria y editora del blog Buscando Respuestas, Educando con Fe y Razón, cuyo lema es: «Dios nos ha dado dos alas para volar hacia Él: el amor y la razón» (Platón), dio a la luz un «Informe de los libros de Primaria de religión católica de SM. Ideología de Género y Teología de la Liberación Marxista» que publicamos AQUÍ por su indudable interés. Para los que de verdad están en el mundo de la educación católica lo que desvela el informe no es nada nuevo, pues el desbarre del sello SM ya desde hace alguna que otra década es más que conocido en el sentido en que apunta el título del informe, o sea, en que dicha editorial, que se dice católica, devanea teología de la liberación, cuya raíz es marxista cien por cien, y ahora también la tan en boga ideología de género. Entre otras cosas, porque las órdenes religiosas y similares, todas, que conste, los marianistas también, hace mucho que se suicidaron, de ahí lo poco y malo que queda de ellas.

Pues bien, como el que se pica es porque ajos come, se nota, a juzgar por su histérica reacción, que a la editorial SM el informe de Alicia Montes le ha picado y mucho. ¿Por qué será? ¿Por qué ha dado en el clavo?

José Beltrán

Tal ha sido el escozor, que para intentar rascarse no ha dudado en emplear un subterfugio mezquino y patético como ha sido el de utilizar a uno de sus «hijos», la revista Vida Nueva Digital, como si fuera algo distinto a ella misma, publicando por boca y pluma de su director José Beltrán Aragoneses –desde 2014 uno de los factótum de PPC–, un hipócrita, retorcido, ladino y sesgado artículo contra la profesora de religión (AQUÍ) intentando no sólo descalificarlo, sino también ridiculizarla a ella en lo personal.

Ni que decir tiene que Alicia Montes ha respondido con un comunicado en su blog (AQUÍ) en el que pone los puntos sobre las íes a Vida Nueva Digital y al tal José Beltrán.

Si leen usted los enlaces que les hemos facilitado, podrán comprobar lo que decimos, es decir, la razón, honradez y contundencia que asiste a Alicia Montes y la hipocresía de Beltrán y su revista.

Centrémonos sólo en los puntos que consideramos más importantes del artículo de Vida Nueva Digital al ser, a nuestro parecer, los que dejan más en evidencia a dicha revista, a su director y a SM en su conjunto; sus libros ya lo están desde hace mucho.

  • Libro sobre transexualidad premiado por SM

    Se dice en el titular en letra grande y resaltada que la diócesis de Almería se desmarca de un documento que cuestiona el magisterio de Francisco y los libros de religión SM; la puesta al mismo nivel de ambos es patética. Para pretender demostrarlo, insertan en el artículo una imagen del supuesto comunicado de dicha diócesis, que si se fijan bien está distorsionada no pudiéndose leer salvo los tres puntos que, eso sí, destacan sobresaliendo. Pues bien, puestos al habla con la Delegación de Educación correspondiente, su vicario, y firmante del documento, nos lo ha facilitado gentilmente, por lo que lo publicamos AQUÍ para que sí lo puedan ustedes leer (Beltrán no se ha atrevido a ello), documento que no tiene desperdicio, empezando porque se emite a petición de SM-PPC, siguiendo porque avala la calidad profesional de Alicia Montes y, sobre todo, porque su contenido, leído en su totalidad, no sesgada y torticeramente o sacando párrafos de contexto, como hacen Vida Nueva Digital y José Beltrán, pone de manifiesto que la diócesis de Almería, como no podría ser de otra forma, no entra en el debate, respeta la libertad de cada cual a opinar y desea que todos se esfuercen por trabajar por la mejor y más ortodoxa educación religiosa católica de nuestros niños y jóvenes. En ningún momento el documento descalifica a Alicia Montes –no es ningún comunicado, como pretende Beltrán, pues ni siquiera está colgado en la web episcopal–, sino que incluso aplaude la pronta y diligente corrección de su único error al confundir, por mor de la igualdad de apellidos (Centeno), a dos personas distintas; error que Beltran y su revistita le echan en cara como si de pecado mortal se tratara.

  • Más de lo mismo

    El director de Vida Nueva Digital aprovecha dicha confusión, así como unos errores mecanográficos para zaherir a la autora –elevarlos a la categoría de ortográficos tratándose de una profesora muy cualificada demuestra la mala baba del plumífero–, sin tener la honestidad de poner de relieve que dicho error fue corregido de inmediato, por lo que no tendría ni que haberlo mencionado; lo que pasa es que para SM-PPC y Beltrán los errores y los pecados no basta con corregirlos y confesarlos, sino que hay que purgarlos hasta lo indecible, actitud luterano-calvinista muy propia, por otro lado, de la ideología de género y de la teología de la liberación de la que sin duda tanto saben ambos.

  • Sobre el resto del artículo, más de lo mismo, es decir, sesgo, retorcimiento, exageración, salidas de contexto y fuera de tono, en fin, todo un entramado malicioso urdido para confundir y desacreditar a Alicia Montes a la que sólo les ha faltado sentenciar a la hoguera por hereje y antipapista, actuando de la misma forma a como nos tiene acostumbrada la ideología de género y la teología de la liberación, o sea, el marxismo que no cesa, de todo lo cual Vida Nueva Digital y Beltrán deben saber mucho; más les hubiera valido encajarse una rueda de molino en el cuello y arrojarse al mar, o sea, callarse, respetar la libertad de opinión de los que no piensan como ellos y… hacer examen de conciencia adoptando un sincero propósito de enmendar la dirección que desde hace décadas, porque no es nuevo como hemos dicho al principio, llevan no pocas de sus publicaciones.
  • Activistas y organizaciones LGTB se felicitan tras el anuncio de la editorial SM: se retirarán de la distribución todas las guías «homófobas» (para ellos, claro)  Biología y Geología – Sexualidad, vida y salud, de 3º de la ESO. La dirección de SM han asegurado que este libro, con contenido intolerante y discriminatorio, “presenta un planteamiento incompatible con nuestra línea editorial, que sigue un criterio riguroso de respeto a la dignidad de las personas”.

    La «prueba del algodón» es que Beltrán y su revistita en ningún momento argumentan, sólo acusan, lo que les deja en evidencia. Se resguardan en el visto bueno de la Conferencia Episcopal Española, como si la CEE no pudieran equivocarse o no haberse dado cuenta –¿por no haber leído el estudio de Alicia Montes?– de lo que subyace en los libros de SM. Acusan a Alicia Montes de poner en duda (¿cómo?) aspectos del ecumenismo (no es la única), de la Doctrina Social de la Iglesia (¿cómo?) o de su «acción caritativa» (no lo explican) e, incluso –¡ay, cuánto escozor!– también a la encíclica Laudato si del Papa a la que consideran «pilar de su magisterio» (¿?), o sea, todo un despropósito, que culmina cuando se nombra a Leonardo Boff, cuyos antecedentes «penales» todos conocemos, así como su cercanía al Papa, nunca desmentida… allá él.

Y es que, para SM, PPC, Vida Nueva Digital y Beltrán, todo gira en torno a lo «políticamente correcto», a la ideología de género y a la teología de la liberación y, al negocio por encima de todo, o sea, a que «la Iglesia debe pedir perdón a los homosexuales», a que si un homosexual «acepta al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarle», a que «para ser un mal cristiano es mejor ser ateo», a que «una cosa es una mujer que quiera ejercer la prostitución porque le gusta y otra cosa son las chicas esclavas… (la prostitución) es una opción libre para ganar dinero o lo que sea…» o, mejor aún, a la Pachamama, diosa de la Madre Tierra, porque de otra forma… no venderían un libro.


Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*