Rezo del Santo Rosario por hombres en Madrid

Somos hombres que deseamos cumplir la voluntad de María, nuestra Madre y Reina. Queremos hacer exactamente lo que ella nos ha pedido a todos nosotros y nos pide constantemente. Su voluntad es la de su Hijo, Jesucristo, que es nuestro Señor y hermano. El cumplimiento de estos mandamientos sirve a la mayor gloria de Dios para que Sus hijos puedan estar con Él por la eternidad. Esto significa nosotros, nuestras familias y todas las personas que quieran aprovechar Su gracia.

¿Por qué «masculino»?

Creemos que nuestro papel, es decir, el papel de los hombres en el plan de Dios, es proteger a todos aquellos que Dios nos ha dado aquí en la tierra para la vida eterna. Así como San José fue el protector terrenal de la Sagrada Familia, también nosotros tenemos la tarea de defender la santidad de nuestras familias y seres queridos. Queremos hacerlo juntos, en una comunidad de hombres. En esta unidad, fortalecemos nuestra identidad masculina y virtudes masculinas.

¿Por qué el «Rosario»?

Esta es la voluntad de nuestra Madre y Reina. De manera consciente, eligió este camino para santificarnos a todos, salvar a los pecadores y proteger a sus hijos. Ella lo ha recordado muchas veces a lo largo de la historia. Y especialmente en los últimos siglos en Lourdes (1858), Gietrzwałd (1877), Fátima (1917), Akita (1973), Kibeho (1981), por nombrar sólo algunos de los muchos lugares del mundo que han tenido una gran alegría viendo el rostro de la Señora Inmaculadamente y Pura.

La voluntad de nuestros padres, que nos dejaron su herencia, también es importante para nosotros. Queremos cumplirlo también en la presente generación como san Juan Pablo II (Totus Tuus), Cardenal Stefan Wyszyński («Lo pongo todo en María»), San Maximiliano María Kolbe (Caballero de la Inmaculada), muchos otros grandes santos a lo largo de los siglos y, finalmente, San Juan, el apóstol de Cristo, a quien Jesús mismo entregó este testamento al morir en la cruz.


2 respuestas a «Rezo del Santo Rosario por hombres en Madrid»

  1. Eso que han hecho este grupazo de hombres no tiene parangón. Lo malo es que no lo seguiremos, unos por no poder físicamente hincar las rodillas en tierra, bien por edad, ora por enfermedad, ora por lejanía, ora por……, aunque todo eso, excepto el arrodillarse, se puede subsanar por luchar en cada localidad para lograr esa mancomunidad. Deseo que se haga.

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad