Salvemos a los niños

Uno de los más graves ataques contra nuestra existencia son los que reiteradamente se realizan desde múltiples instituciones, con diversas formas –sólo algunas encubiertas y subliminales– y con fondos de todos, es contra los más indefensos, es decir, los niños y jóvenes, al objeto de pervertirlos y lavarles el cerebro. Por eso, es obligatorio no faltar a la cita que anunciamos y a la que nos apuntamos. Ellos son nuestro futuro; hay que defenderles.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*