Se lo tienen bien merecido

Triste y doloroso, pero cierto y, además, aunque sea todavía más triste y más doloroso, se lo tienen bien merecido. ¿Quiénes? Los obispos y muchos sacerdotes y religiosos; no la Iglesia, pobrecita, que somos todos, ellos y nosotros.

La Fiscalía General del Estado, o sea de Sánchez según él mismo afirmó, ha enviado una circular a todos los fiscales para que en breve plazo den cuenta de cuántos casos de abusos sexuales en que el denunciado es un cura o religioso tienen tramitando en sus respectivos juzgados. Como ven, estos perseguidores de la Iglesia no dan puntada sin hilo y la campaña que ahora empieza no es una simple añagaza, sino que la cosa va muy en serio. Se trata de escandalizar y desgastar aún más si cabe el poco crédito que le va quedando a la Iglesia en España. Así que, señores obispos, sacerdotes y religiosos: ¡agárrense los machos que vienen… ¿curvas? no, leches!

Está clara la villanía de los que sin ver la viga en el ojo propio, acusan y señalan a aquellos que sólo tienen en el suyo una paja. Pero ya se sabe, y no otra cosa se puede esperar, ahora como siempre, de los hijos del Príncipe de la Mentira, o sea, de Satanás. Por cierto: ¿no hay abusos en las «iglesias» protestantes, entre los mulas mahometanos, en los monasterios budistas, entre los ortodoxos?

Lo que llama la atención, y es muy triste, es que quienes conocen a la perfección quiénes son Satanás y sus hijos, lleven décadas retrocediendo, alimentándolos, dorándoles la píldora y haciéndoles la pelota. La Iglesia lleva más de medio siglo dejando que el enemigo crezca, hasta el punto de que ha conseguido corromperlo todo, hasta la propia Iglesia que se halla, por ello, sumida en una de las peores crisis que ha conocido a lo largo de su historia. Y es que nuestros pastores desde hace mucho han perdido la Fe, han abandonado la Verdad, se han mundanizado, tienen miedo, son cobardes y prefieren chalanear y que el mundo les aplauda a ser la conciencia en todo del mundo, de nuestros dirigentes y de los fieles claro que andan como ovejas sin pastor.

En realidad el escándalo de los abusos, siempre una minoría, no estuvo o está en que los haya, ínfimos en comparación con el número de sacerdotes y religiosos, sino en que nunca cuando fueron conocidos, detectados o denunciados se actuó con la rapidez y contundencia, manu militari, que correspondía y corresponde, sino… todo lo contrario, se encubrieron y se encubren. El problema no es que haya ovejas negras en la Iglesia, como en cualquier otra institución pública o privada, que siempre las hay, que conste, en todas. El problema es que una vez reconocida no se la aparte sin contemplaciones del rebaño. Ahí estuvo y está el escándalo. Ahí estuvo y está el mal proceder, la ineptitud o la corrupción de quienes teniendo la autoridad, y por ello la responsabilidad, no la ejercieron ni asumieron ni entonces ni ahora.

Por eso, y porque se lo han puesto a huevo, y porque al enemigo ni se le convence ni se trata con él, sino que se le combate y derrota, el marxismo-leninismo socialista y comunista tiene la oportunidad de herir donde más duele y más daño puede hacer y, lógicamente, no la desaprovecha. Así es que, claro, como no sólo no se le ha combatido, sino que se le ha alimentado y pactado con él, pues se revuelve y muerde. Cría cuervos…

Hay muchos ejemplos, pero baste uno esencial: fue el Vaticano, el Cardenal Parolín, su Secretario de Estado, con el visto bueno del Papa, sin duda, y en España Osoro, quienes pactaron y colaboraron con el enemigo en la repugnante y sin parangón profanación institucional de la sepultura del Caudillo. Y muchos otros ejemplos que ustedes mismos conocen. Ya ven ahora cómo las devuelve el enemigo.

Por todo lo dicho y aunque nos duela como católicos, sólo cabe decir que bien merecido se lo tienen; bien es verdad que la jerarquía y algunos más, que no nosotros.

Si al menos sirviera para que aprendieran y cambiaran de rumbo radicalmente. Pero mucho nos tememos que no va a ser así porque la soberbia les ciega hasta perderlos.

PD.- QUE CONSTE QUE NO SON ABUSOS POR PEDERASTIA, SINO POR SODOMÍA, Y LO SON POR SACERDOTES Y RELIGIOSOS SODOMITAS A LOS QUE TAMPOCO SE HA EXPULSADO (SECULARIZADO). AH,  Y NADA TIENE QUE VER SU DESVIACIÓN CON EL CELIBATO.


9 respuestas a «Se lo tienen bien merecido»

  1. Hace años conocí un caso de un joven catequista que denunció a un sacerdote porque sabía que cometía abusos con niños. Fue al obispado a denunciarlo y le dijeron que tomaban nota. Como pasaba el tiempo y la cosa seguía igual, el muchacho volvió otra vez al obispado a denunciarlo. Entonces en el obispado -que no el obispo porque no parece que estuviese enterado del asunto-, le dijeron al joven que no fuese tan pesado y que no diera más la lata, y hasta le amenazaron.
    El joven entonces entró en un estado de nerviosismo y de culpabilidad, y sacando fuerzas de flaqueza lo denunció a la policía: el sacerdote sería detenido, juzgado y condenado.
    Denunciar esos casos en el acto primero a la policía y después al obispo es lo que se debe hacer; ahora bien, que tíos y tías denuncien al cabo de los años que han sido víctimas de abusos, sinceramente habría que denunciarles a ellos por encubrimiento, porque ya han tenido tiempo para comprender la debilidad del ser humano y sacarse de una vez el trauma: si entonces fueron víctimas denunciar al cabo de los años es de oportunistas que no buscan justicia sino otra cosa, porque tiempo tuvieron para si querían ajustar cuentas, por lo legal o por lo ilegal.
    Cuando tenía 7 años me dieron una beca de estudios por huérfano y estuve interno 8 años. Recuerdo que el profesor de francés, el H. Gabriel -conocido por el Manzápulas- le gustaba tocar los muslos a los chicos, y tocaba a los que se dejaban, porque muchos de nosotros no nos dejábamos, y yo recuerdo que le hacía frente con la simple mirada; eso sí, jamás aprobé un examen de francés, ni copiando del libro.
    De ese colegio de frailes saqué para mi vida dos cosas importantísimas: el conocer y amar a la Madre de Dios, y la afición al deporte.

  2. Me parece muy buen artículo, como nos malcría el autor todos los domingos.
    Hice ayer un comentario al respecto en el artículo de D. Ramiro Grau titulado «Lola, de Garzón, instruye una Causa», que completo con lo siguiente:

    La iglesia que abusa de niños, es la iglesia roja que es la que está a favor de la homosexualidad y de abrazar el discurso cultural degenerado de la izquierda y del liberalismo. Y la cúpula de la Iglesia que ampara con su autoridad, -con el mal uso de su autoridad quiero decir- estos casos, (cuando no son ellos mismos los que también los comenten), es la jerarquía roja de la Iglesia. No lo olvidemos, que el Gobierno bolchevique utilizará estos casos, debidamente amplificados por las televisiones, para atacar a la parte sana de la Iglesia, pero que quien comete estos actos no es la parte sana sino la parte corrompida, es decir, roja, y la parte corrompida, es la que abraza al los Gobiernos del PSOE y del PPSOE que ha padecido España con Tarancón y sucesores a la cabeza, la que asume como propia la escala de «valores» degenerados de las sociedades izquierdistas y liberales. Otra cosa es que instrumentalizando a estos el Gobierno contra quien dirija el fuego sea contra la verdadera Religión.

    Ya lo dije ayer, desde tiempos del líder lusitano Viriato para acá, «Roma no paga a traidores», y el Gobierno bolchevique por intereses superiores como es dar un giro de tuerca más a la descristianización de España, de la que esta Iglesia roja y degenerada ha sido Caballo de Troya y pieza fundamental para que los satanistas pudieran asaltar las almenas, está «sacrificando» a su aliado (la iglesia de la «apertutra») para obtener un fin «superior», que es la descristianización todavía mayor de España a través de este fraude, porque claro que se pongan a criticar los abusos sodomitas, ministros que son sodimitas, es para nota.

    Las autoridades de la iglesia roja, que han venido tapando y amparando los casos de abusos, cuando se ha tratado de reprender a un párroco que daba la Comunión no en la mano sino como Dios manda, en la boca, bien que en estos casos los Obispos han ejercido su autoridad y se han puesto chulos con el párroco para imponerles la Comunión en la mano. Y como esto muchas otras cosas.
    Entonces aquí hay que distinguir dos cosas:
    – la primera la jugada del Gobierno, que está atacando a uno de los pilares fundamentales del que se valieron hace 50 años para abrir una brecha en las defensas del Cristianismo para poder entrar y tomar al asalto la Religión y la Cristianización de España. 50 años después cuando esa descristianización es ya un hecho consumado, (a la que los prelados rojos desde Tarancón en adelante contribuyeron de manera eficacísima), el Gobierno, y las fuerzas anticristianas que están detrás de ese Gobierno, no tienen escrúpulos para sacrificar a sus propios aliados con tal de obtener otro rédito más que es un impulso añadido para provocar todavía más rechazo social a la Religión Católica. Estamos asistiendo una vez más algo parecido a los combates entre anarquistas y comunistas en Barcelona, durante la guerra, o cuando un cacique del PSOE le exigía a Azaña para su pueblo tener 2 aviones de guerra, como si la guerra aérea se pudiera hacer dividiendo las fuerzas por pueblos, y se peleaba con el del pueblo de al lado que también quería otros dos aviones para el suyo.

    – pero junto a esta esta jugada maquiavélica y sin escrúpulos del Gobierno, que es perversa en sí mismo, por sus medios, por la corrupción de los mecanismos de la Justicia y la Fiscalía, y por su finalidad, hay que hacer notar también la estupidez de los prelados rojos y «aperturistas», qwue si es que se creían ellos que aliandose con el brazo armado de Satanás en España a ellos los iban a respetar. Y están recibiendo lo que se merecen, a ver si de una vez aprenden. Porque esto recuerda cuando las «Iglesias católicas» hicieron un congresos, y estúpidamente invitaron a la Ministra de Educación Celá, y esta les espetó en sus narices y en sus cerebros de tontos aquella frase de «los niños no pertenecen a los padres». Hasta para ser idiotas hay un límite y las escuelas católicas y los obispos del PSOE están ahora recogiendo la cosecha que ellos mismo no solo han sembrado sino que han sembrado, han abonado sin solución de continuidad, han regado, y han corrido con un bastón al que los ha alertado que eso era un suicidio. Todo esto recuerda lo que les ocurrió a los comunistas alemanes cuando Berlín fue tomada por los soviets en mayo de 1945. Los comunistas alemanes salieron a la calle con los carnets del Partido Comunista en la mano, a abrazar a los soldados del Ejército Rojo, y se encontraron con la sorpresa de que violaron a sus mujeres y a sus hijas como violaron a las mujeres y a las hijas de los demás, y a muchos de ellos los colgaron de un poste con su carnet del Partido Comunista metido en la boca, o más exactamente atravesado en el interior de la garganta, porque se los hicieron tragar. Del mismo modo que estos comunistas alemanes recibieron un baño de realidad cuando vieron violar a sus mujeres e hijas, los curas y obispos rojos, y los llamados «cristianos de base» y los «colegios católicos» vana empezar a darse un baño de realidad y le van a ver la verdadera cara al monstruo que ellos mismos, -en su estupidez unos y en su perversa maldad otros-, han creado y han amamantado a sus pechos, porque a ver si nos enteramos una vez de que Roma no paga a traidores.

    1. De acuerdo con VD. sin nada ni que añadir, ni objetar.
      En lo referente a los «colegios católicos» queda muy claro que han dejado de ser «colegios» y «católicos».
      Fui durante el bachillerato al colegio de los Marianistas de San Sebastián, ejemplar en su enseñanza religiosa y formación general. Hoy el Colegio ha cambiado de nombre, no se sabe si es o no religioso y se adhiere al ideario NACIONALISTA, olvidándose de que S. Sebastián es ESPAÑA. Y no es que el Obispo – ya saliente – Munilla sea un nazi sino que las «instrucciones» que siguen los colegios religiosos en el País Vasco vienen de mucho más arriba y, siguen las directrices NAZIS de esos OKUPAS jesuitas descreídos y maricones que se han apoderado de NUESTRA Iglesia Católica y Romana.

  3. De acuerdo en su totalidad con el artículo de Juan Cruz y sobre todo la Post Data en la que se destaca que TODOS los casos son de SODOMÍA, es decir cometidos por MARICONES.
    Estos maricones son legión en la Iglesia sin que Obispos, Cardenales y Papa incluido hagan NADA para remediarlo ya que más del 60% de ellos son MARICONES y/o MASONES. Mientras Francisco no haga nada por expulsar de la Iglesia a TODOS los MARICONES, el problema seguirá.
    A pesar del elevadísimo número de curas MARICONES, los niños sodomizados son muy pocos, cosa extraña. Señalar que, es curioso, en los colegios de monjas no suceden estas cosas, lo que facilita aún más su resolución.
    En lo que a este humilde comentarista se refiere, NUNCA he visto ni conocido un solo caso de SODOMÍA o de acoso sexual en el Colegio católico en el que hice el bachillerato, ni tampoco en otros colegios a los que iban mis amigos.
    Lo que SÍ veo en las Iglesias de Bélgica a las que acudo, que el número de curas maricones es ENORME. NO quiero decir que sean sodomizadores, sino que son MARICONES.
    Resaltar que en Bélgica HAY muchísimos sacerdotes maravillosos que nos dan un ejemplo de FE, apostolado y testimonio de que la Iglesia sigue viva a pesar de todos los pesares y de nuestros dolores.
    Íñigo Caballero
    Donostiarra y carlista desde que nací

    1. Yo afortunadamente no he estudiado en ningún colegio religioso y por tanto no puedo decir que me encontrara o me dejara de encontrar un supuesto de estos, pero poseo 3 testimonios de terceros:

      – En un oratorio de un colegio salesiano de Andalucía, uno de los «seminaristas» que estaban internos en el colegio y que asistía al oratorio de monitor tuvo que echar a uno o varios maricones que estaban allí revoloteando a ver qué pillaban, uno de ellos monitor también. Que tuviera que ser él el que los expulsara y no el Director del Colegio da que pensar, porque la actitud anodina es la regla general de toda la cúpula de la Iglesia, desde la más pequeña a la más alta, porque su vida light les tiene acostumbrados al «laissez-faire, laissez-passer» , como hemos podido comprobar por trillonésima vez en el escandalo de la Catedral de Toledo y el video lascivo, y como yo mismo pude ver con mis ojos siendo joven en un colegio marista que fue a recoger a un sobrino y una puerta metálica que daba portazos por el viento le pilló las manitas a un niño, y yo creo que le fracturó la articulación del dedo corazón, y el padre no se quién, que era allí una autoridad, que estaba allí el chaval llorando de dolor se acercó a él y no le hizo ni caso y fui yo quien se llevó al chaval con su madre para que lo llevara al médico.

      – Un joven salesiano en un seminario regido por sacerdotes belgas en Lubumbashi (República del Congo), no sabemos qué vió allí entre otras muchas cosas (como que los negros no tenían derecho a mosquitera, en un país donde el paludismo es endémico, mientas había mosquiteras de sobra en el almacén y muchos otros desprecios más a la población indígena) que se quejó al superior del seminario, y el superior no tuvo otra que ponerle la maleta en la puerta y echarlo dejándolo a su suerte en un país como el Congo. Ya en España y enfermo de paludismo, lo denunció por escrito al Papa Juan Pablo II y éste no hizo absolutamente nada, de modo que el salesiano se salió de la congregación, y volvió a la vida civil. Lo que pasó no lo sabemos porque sólo se lo contó a su madre (y esta murió llevándose consigo el secreto), pero por algunos indicios y detalles todo apunta a que los belgas eran maricones y ejercían como tales. Los que hablan de Juan Pablo II como «San» Juan Pablo II que se lo apunten.

      – El tercer dato es que hace unos años, una compañera de trabajo, que a día de hoy está fallecida por cáncer, entró un día en mi despacho para decirme que estaba en shock porque después de no se cuántos años de casada su marido le había dicho la noche anterior y sin venir a cuento que el cocinero del colegio salesiano de su localidad, abusó de él cuando era niño.

      Es decir casos hay, otra cosa es que sea un fraude que estos casos, que hay que imputar a la Iglesia podrida que es la Iglesia roja, luego se manipulen para a quien hacer daños es a la Iglesia pura y santa. Pero lo que está claro es que en la actualidad la sodomía no se combate ni siquiera para afear la conducta, porque ya nadie se atreve a alzar la voz contra ella, porque los que podían hacerlo que es la Iglesia, no solo no lo hacen sino que la jerarquía simpatiza con ella, por decirlo suavemente. Y partidos como VOX, en esto como en tantas cosas, mantienen un discurso que no difiere sustancialmente del de la izquierda.
      Y luego está la Fiscalía del odio en funciones de policía política comunista.

      1. Vivo en Bélgica desde hace muchos años y conozco los DESMANES de este país que presume de «democrático» en el Congo Belga y donde el Rey Leopoldo en persona, en sus empresas (congoleñas) se dedicaba a cortar manos y brazos como el más sádico. En mi comentario anterior señalo la cantidad de curas maricones HOY en DÍA que pululan en las parroquias belgas.
        Y vuelvo a repetir que, extraordinarios sacerdotes ejercen un apostolado maravilloso basado en la Tradición de la Iglesia y da gusto ir a sus misas.
        Por otra parte, en la mayoría de colegios católicos belgas en alguno de los cuales he dado clases de Matemáticas gratuitamente, NO HE VISTO ningún caso de sodomía. Además, la enseñanza es buenísima. Y lo que escribo no es de hace veinte años sino de hace nada.

  4. La Iglesia Católica está recibiendo el «agradecimiento» del gobierno comunista, por su sumisión total a él, la práctica prohibición de la celebración de misas, procesiones, semana santa, etc., durante estos dos años de PLANDEMIA.
    Desde luego Omella, junto al «Papa» Francisco, están hundiendo a la Iglesia en el fango, en la ignominia y en la cobardía…

Deja una respuesta

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad